Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

De nuevo en la oscuridad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De nuevo en la oscuridad

Mensaje por Invitado el Mar Ene 01, 2013 9:13 am

Había logrado a duras penas regresar a su hogar tras el encuentro con Dafnée. Aquella criatura le había conmovido y recordado los principios que juró tan firmemente convencido, si bien en su naturaleza no se podían encontrar tiempos para pactos. Las reglas volvían a estar rotas y sobre él caía el peso de sus culpas. Sentirse miserable no era motivo suficiente para quedarse en el suelo y no intentar encontrar la luz. Una vez más lucía una sonrisa radiante en su rostro frente a la puerta de su apartamento al otro extremo de la ciudad.

Sus dedos se movían contra la robusta puerta de madera y acero. La llave sonó entre su sucia gabardina gris llena de sangre y barro. Tenía los cabellos alborotados y el cansancio parecía abrazarlo dulcemente. Si bien, no había tiempo para lamentos ni quejas. Hizo que su puerta cediera y entró permitiendo que su ropa de abrigo acariciara los estrechos muros del pasillo.

Encendió la luz de la sala de estar que era también su dormitorio, las ventanas selladas por tablones de madera y ladrillos ocultaban la luz en su apartamento. Esa habitación era un bunquer donde creía estar a salvo de todo. Se encontraba frente a su querida máquina de escribir aún con el violín que había encontrado en las ruinas del teatro, aún con la mente en los recuerdos de noches atrás, cuando sintió que alguien o algo había estado allí.

Tomó una maleta que guardaba en su armario, colocó varios libros que tenía publicados, anotaciones importantes, un par de camisas y un pantalón así como algunas viejas fotografías de su hogar natal.

-Maldita sea.-se sentía un idiota por haber regresado, allí ya no podía estar.

Alzó su máquina de escribir y guardó en su gabardina una daga que podría ser de utilidad, después recogió lo que había amontonado y se marchó sin mirar atrás. Aquella noche se fue a un lugar despiadado, lleno de encuentros fatídicos, pero donde extrañamente se sentía seguro. Una zona alejada de su departamento, allí donde todos podían ser presas de todos.

El nuevo apartamento que tenía era una caja de zapatos, incluso una estaría aún mejor. Sólo contaba con un aseo con ducha pequeña, casi minúscula, donde no tenía agua caliente. El salón era su dormitorio, completamente oscuro y sólo ayudado por la presencia de una vela. Allí encerrado se sentía completamente hundido.

Acabó saliendo, buscando donde huir de su miseria y divertir un poco a su mente. ¡Era horrible! Además, esa maldita sed volvía a clavarse en su garganta y convertirlo en un ser sin otro deseo que un par de tragos. En una esquina encontró su primera víctima, una muchacha desorientada que buscaba librarse de los depredadores. Esta tropezó con el muchacho de cabellos de oro y sonrisa amable. Ella no duró ni dos segundos ilesa, pronto quedó reducida a recuerdos y arrojada de mala gana en un callejón.

Ya no había remordimientos, sólo existía la liberación de su alma y el deseo de seguir vivo. No tenía que pedir perdón por seguir en pie intentando no caer otra vez en la locura, el dolor y la miseria.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: De nuevo en la oscuridad

Mensaje por Invitado el Vie Ene 04, 2013 8:33 am

Me habia acercado nuevamente a la zona cero donde sucedio aquello con esa Vampira de cabellos plateados y algunos cuantos demonios, necesitaba buscar mi preciado tesoro, el collar que me habia regalado mi madre, aunque sea queria recuperar la medalla porque la cruz no me importaba ya ni lo mas minimo. Caminaba a paso rapido y miraba hacia todos lados para observar que no hubiera nadie, mire la enigmatica biblioteca y me adentre buscando nuevamente con la linterna lo que estaba buscando pero no veia aun nada.

Movi algunas cosas en el suelo buscandolo pero no veia nada aun, estaban todos los papeles y objetos lanzados en el suelo, los libros estaban desordenados, unos caidos en el suelo y otros desparramados en otros lugares.Me daba un escalofrio fuerte por todo el cuerpo a tocar todo y observandolo, recordando lo que habia sucedido ese dia, suspire, segui buscando hasta que vi algo brilloso en el lugar donde habian sacado aquel objeto preciado Evangeline, me puse a pensar como bajarlo de alli y comence a reunir algunas cosas para poder subirme y buscarla, la cadena de plata colgaba de un hilo de madera la cual estaba destruida por aque ataque de las garras y puño de la vampira por el desespero de conseguir lo que deseaba.

No sabia si finalmente alcanzaria pero si acercando una mesa y otras cosas recopiladas haciendo una montaña lo podria conseguir.Hice todo aquello con cuidado y tiempo hasta que finalmente me monte en el ultimo objeto estirando la mano para alcanzar la cadena con la medalla, estiraba los dedos como podia hasta que al fin pude tomarla pero esta se cayo al piso y me enoje soplando mis cabellos en un bufido que solte. Ahora no sabia como bajarme de ese lugar tenia miedo de caer pero me atrevi poco a poco bajando mis piernas para no terminar de bruces en el suelo.

Continue bajando hasta que pise el ultimo objeto que era la mesa lo que me quedaba era saltar al suelo y listo, tomar mi cadena e irme de ese lugar tan horrible, pero por estar pensando se me doblo el otro pies y cai en el suelo, pegando mi cabeza al suelo y la espalda-Auch-dije sobandome la cabeza moviendo mis cabellos rizados un poco, me levante como podia algo adolorida y me acerque a la cadena con la medalla en el suelo la tome y sali corriendo de ese lugar rapidamente y como estaba tan distraida corriendo, me tropece con alguien haciendome caer nuevamente en el suelo pero me levante como podia, no queria conseguirme con otros tipos de esos, esas criaturas horribles, pero cuando observe era un chico de cabellos lisos dorados y no era tan adulto.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: De nuevo en la oscuridad

Mensaje por Invitado el Jue Mar 14, 2013 8:36 am

Sus cabellos rizados parecían desprender un aroma similar a la vida, cosa que él necesitaba para mantenerse en ese mundo. Si bien, se alejó dando un par de pasos hacia atrás. Sus ojos café encerraban una mente revuelta. Su garganta rogaba por un trago mientras sus manos intentaban no agarrarla como si fuese un águila. Dio un paso hacia su derecha y echó a correr precipitadamente mientras rogaba que una víctima menos complicada se aproximara a él, si bien se detuvo y la vio como un pequeño ciervo deseando ser disparado en medio de la espesura de un frondoso bosque.

Fue hacia ella dando grandes zancadas, sus cabellos dorados estaban sucios y a penas se veían bien sus facciones en medio de la oscuridad, y pronto sus manos agarraron los brazos de la joven mientras alzaba su cabeza hacia atrás y se hundía en su cuello perforándolo para beber. Un fuerte torrente de sangre hizo que sus labios fríos tomaran cierto calor, mucho más agradable. Sus dedos apretaron con fuerza los brazos de la chica, así como hundía sus largas y afiladas uñas clavándose en sus carnes jóvenes.


Spoiler:
----

Lamento haber tardado... tuve problemas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: De nuevo en la oscuridad

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:54 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.