Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

Sombras de Batalla -Privado Evangeline-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sombras de Batalla -Privado Evangeline-

Mensaje por Invitado el Dom Ene 06, 2013 2:06 pm

Fecha: 17 de Junio, 2014
Lugar: Zona Cero
Hora: 02:04 AM

Poco más de un mes había pasado desde que la resurrección de su preciada amiga había sido llevada a cabo, desde entonces las cosas habían empezado a moverse más que nunca… y es que las dos juntas eran una combinación de temer, de mentes sagaces y habilidades notables. Su amiga se estaba encargando del área científica, y lo hacía de una manera extraordinaria… muchos planes habían sido formulados desde que estaban juntas, y muchos otros más habían sido formulados gracias a las investigaciones de Evangeline y los avances de ambas… y era eso precisamente lo que las había traído hasta la temible Zona Cero aquella noche, treinta y un días, un poco más para Azuka, desde que la metamorfosis estaba produciéndose en ambas… ahora los cambios eran cada vez más evidentes, y era eso precisamente lo que debían probar, hasta donde eran capaces de llegar en ése punto… y que tanto crecerían sus habilidades en adelante…

Desde hacía algún tiempo atrás Azuka sentía como los cambios en su cuerpo eran mucho más evidentes, además de que lo que comenzó como simples susurros en su mente, se habían vuelto frases completamente audibles, era capaz de mantener una conversación completa con aquel ser en su interior… el que le brindaba ahora todas las habilidades que estaba experimentando, sabía muy bien que él la estaba utilizando para poder dominar el mundo demoníaco, pero él a su vez se daba cuenta de que ella le utilizaba… ambos habían llegado a la conclusión de que era solamente una alianza de mutua conveniencia… después de todo, ambos tenían los mismos objetivos, así que unirse terminaba resultando la opción más lógica, de todas formas, la mente de la vampiresa era tan fuerte, que él no sería capaz de controlarla… de lo que no se daban cuenta, era de que la unión lentamente se estaba volviendo permanente, pronto Azuka dejaría de ser vampiro completamente, después de todo, las habilidades demoníacas dejaban esto en claro…

Una noche hacía como quince días atrás, Azuka estaba hablando con uno de los miembros de consejo, de varios temas, cuando se le ocurrió mencionar a Seth, haciéndole ver que él no era más que un niño consentido… ciertamente ella no iba a admitir semejantes falacias en su presencia, y una gran rabia le invadió… no se dio cuenta en que momento sucedió, lo tomó por el cuello, y su mano le comenzó a quemar el cuello, los demás vampiros alrededor se quedaron pasmados, ella le lanzó contra un muro que se rompió al impacto y se retiró luego de dejar expuesta su posición respecto a él… y que no quería escuchar un solo comentario más al respecto, además de que el hecho de que él es su hijo aún debería permanecer como un secreto para el resto del clan, por lo que rumorear que él es su hijo estaba totalmente fuera de lugar…. Al salir de ésa habitación, se daba cuenta de que, de alguna forma era capaz de lanzar energía… fuego; y claro que las cosas no se quedaron ahí, las noches siguientes comenzó a practicar en secreto, logrando producir algunas llamas… esto era algo único, y la noche presente se pondría a prueba bajo un peligro real…

La unión con Evangeline era cada vez más fuerte, tanto así que su unión trascendía de algo simplemente telepático… era capaz de experimentar ciertas situaciones un poco más físicas de su amiga, como que si ella misma las estuviese viviendo, sintiendo… y sabía muy bien que aquella bella rubia de plata estaba pasando por la misma situación; había sido capaz de sentir que la conexión que su amiga poseía con los demonios iba creciendo a pasos agigantados… hasta el punto de….. controlarles… oh si, se había percatado, darle ordenes a los demonios que tenía en los laboratorios, y éstos obedeciendo… sintiendo ante su presencia un cierto nivel de inferioridad y temor… era algo que superaba todas sus expectativas, y algo que solamente crecería… ésa noche, probarían hasta donde eran capaces de llegar…

La vampiresa estaba totalmente preparada para una batalla… llevando toda clase de armamentos, eso era una cacería para probar sus habilidades, pero más que eso, tenían un objetivo primordial por alcanzar, lo habían visto hace tiempo Evan a través de los ojos de un demonio, mostrándoselo ella a Azuka automáticamente por su conexión… Evereth, debía ser suyo, era simplemente algo que no podrían dejar pasar fácilmente… aquella noche matarían dos pájaros de un tiro… sus habilidades serían puestas a prueba, y traerían consigo un excelente trofeo…. Ambas iban vestidas con traje de batalla al estilo medieval… caballeros de antaño pero con finas curvas femeninas; Azuka por su parte llevaba una armadura de maya y metal, pero no simple acero como el que se usaba en tiempos remotos… era una aleación derivada del titáneo, aún más potente… llevaba casco, escudo y su espada…

Armadura:

Llegó junto a su amiga, adentrándose ambas hasta el territorio demoníaco, dirigiéndose ambas al lugar donde estaba aquel ser en cautiverio, dormitando… era seguro que no las esperaban, por lo que contaban con el factor sorpresa como arma de entrada para la batalla que les esperaba… las prendas que llevaban eran en apariencia sumamente pesadas, pero a pesar de brindar una protección sin igual… eran sumamente livianas, como la más fina seda…

-A por ellos preciosa…

Le dijo con el pensamiento a su amiga… lista para empezar con la diversión que les aguardaba… pasando su mano por sobre la armadura, como acariciando el colgante que llevaba protegido bajo de sí, mismo que había recuperado de los tesoros que Evan mantenía escondidos... collar mágico que le garantizaba el poder usar sus habilidades aún cuando la luz del sol apareciese, sin sufrir la más mínima quemadura... ésto por si la batalla se prolongase más de lo estimado...

Collar:

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sombras de Batalla -Privado Evangeline-

Mensaje por Invitado el Lun Ene 07, 2013 1:20 am

La respiración de la vampiresa aunque innecesaria era pausada, una costumbre innecesaria pero que la ayudaba en la percepción de este mundo, para analizar todo lo que era y lo que contenía. Además era una buena forma de controlar el tiempo que pasaba para ella de forma diferente a los humanos. Su mirada estaba puesta sobre la cama en la que ella descansaba a diario metida en la lectura de algún libro…pero hoy no eran los libros lo que llenaba las blancas sabanas de lino egipcio….sino una armadura…Una replica exacta de la que Evan había dibujado hace unos días…y es que era consciente que necesitaba algo así…para lo que iban ha hacer Azuka y ella. Ir las dos sin nadie más a la zona mas peligrosa y meterse en el nido de los demonios sin mas que sus propias manos y habilidades, no sería algo fácil. Pero se tenía que probar, al igual que Azuka.

Las luces del día bañaban su desnudo cuerpo… era una sensación calida y luminosa… diferente a la luz de la noche…una sensación demasiado embriagadora… Evangeline se miro la muñeca izquierda, una pulsera con dos gemas azul intensas brillada a la luz del sol. Dos almas de espiritistas reducidas a piedras de poder tan deseadas por los vampiros… y en esta joya eran dos…la mente de la chica recordó a las dos mujeres de las que creo esta magnifica joya, y es que ellas mismas se ofrecieron en el sacrificio para ella… Acaricio con los fríos y finos dedos aquellos eslabones dorados…que engarzaban aquella pulsera, que brillaba a la luz del sol…y es que los ojos de ella no estaban acostumbrados asíque los entrecerró un poco para graduar la vista. De repente todo se puso de color morado para ella….los hilos morados empezaron a guiar su vista, Everett…ahí estaba y ella lo sabía…Podía ver al vampiro encerrado y rodeado por los demonios que le estaban torturando. Pasaron horas hasta que ella volvió en si.

Pulsera:

Con sumo cuidado empezó a vestirse con aquella armadura hecha para ella y otra parecida para Azuka, de la aleación especial de titaneo y adamantium, la misma de su amiga…una combinación que no se ha usado antes… era liviana y resistente….de hecho ni las balas podían atravesar el metal….pero antes de tomar esa parte…Evan se puso un pantalones y una camiseta de cuero en color gris como su armadura…prendas necesarias y bien hechas, que protegían su cuerpo de heridas innecesarias de la propia armadura. La vampiresa se tomo un momento para mirarse y se dio cuenta que su aspecto era bastante medieval y hasta cierto punto tosco, si se puede decir esto de una mujer de sus rasgos. Pero realmente, siempre ha usado esta clase de ropa cuando combatía con espadas o arcos…era casi una tradición, por ello lo ha creado para ella y Azuka, una leve evocación al pasado y lo que eran ellas entonces y ahora.….Antes de ponerse el resto de la armadura….la chica recogió sus cabellos en trenzas que entrelazo en su nuca…no precisaba de ayudante para ello…aunque tenia muchas sirvientas en casa…pero no lo consideraba necesario y menos aun le gustaba que estén parloteando y menos aun tocándola alguien…no le gustaba el contacto con ningún ser…tenía que ser alguien consentido por ella, o podría pagar con su cabeza u otra parte semejante osadía. Ahora era momento de acomodar la cota de malla y todos las demás partes que ajusto con correas de cuero preparadas en sitios estratégicos….una capa roja se asomaba bajo las hombreras y era agitada por la brisa de aquel bello día que entraba con calor y colores centellantes en la habitación forrada de madera…limpia, pero con cierto desorden que le daba esa cantidad de libros por todas partes…. Evan con cuidado se puso el arco y las flechas…coloco varias dagas…después la katana de doble filo….quería probar una nueva munición especial para los demonios…que poseía agua bendita y una mezcla de hierbas contra demonios… Asíque cogió dos Berretas 92FS, modificadas a unos cargadores a 26 balas con cabeza de cristal hibrido con una aleación metálica que con contacto de cualquier liquido o impacto contra una superficie demasiado dura, se disuelve liberando la mezcla letal o es lo que esperaba la vampiresa. Aun no había tenido tiempo a probarlo. No solo cogió las Berretas, sino 8 cargadores…por si hacían falta.

Armadura:


Parecía que ya estaba lista asíque con un rápido movimiento se dirigió a la salida de su mansión…quedándose en la puerta antes de salir….mientras recorría con la mano los símbolos dorados….creando una combinación para que las puerta del laboratorio quede bloqueada si las pasa algo a ellas.

-Lestat…-susurro ella…un hombre de aspecto rudo y un poco animalesco, de gran tamaño y ojos azules apareció por uno de los pasillos, haciendo una reverencia a la vampiresa, siendo consciente que ella estaba de espaldas. Pero aun así…sabía que ella le podía ver a la perfección con sus sentidos…y es que él fue escogido por Azuka de forma personal para ella, teniendo en cuenta los gustos personales de Evangeline. Los ojos azules de la vampiresa se clavaron en el pomo de la puerta tallado con una cabeza de león…- quiero que cuides a Amber en mi ausencia y a Kael, de hecho si por alguna razón me pasa algo….tu quedas al cargo de las dos y responder con tu cabeza por ellas. Si pasa algo…y las pasa algo, tu serás quien pague por ello…de hecho no dudaré ni un momento en arrancarte la cabeza….y lo sabes….-la vampiresa se giro y se acerco al vampiro….recorriendo con sus dedos el cuello y la línea de su mentón, podía sentir el respeto de él y el miedo del que disfruto….- No me decepciones….

Susurro con su voz aterciopelada mientras dejaba ese contacto y salía con tranquilidad por aquella puerta. Y se reunía con su amiga…con la que no necesito hablar en voz alta en todo el camino….tan solo sus mentes se comunicaban sin necesidad de nada mas, intercambiando la información. Y es que últimamente las dos han experimentado demasiados cambios en su naturaleza. Y aunque ella no estaba en aquella reunión en la que Azuka casi pierde el control, si que lo vio y sintió todo a través de la conexión que poseía…quedando impresionada con todo aquel poder desatado y loco…y es que el demonio estaba dando a su amiga poderes que antes no poseía…Evangeline también podía sentir como el intentaba dominarla…pero no podría hacerlo nunca, ya no solo por la fuerza de la propia Azuka, sino porque no era poder de una mente sino de dos…y las dos mas fuertes… Pero no solo la vampiresa de cabellos azabaches experimento cambios…Evangeline, ya no era la misma…contando ya con que su alimentación ha cambiado por completo, pasando a su propia raza, lycans y demonio, sobre todo estos últimos….de hecho la sangre de demonio es la que mas dulce la sabia a una excepción….y Azuka conocía la excepción que tenía Evangeline y aunque iba en contra de todas las leyes de los cainitas…con ella se hacia una excepción…y ella lo sabía… Pero, estos no eran los únicos cambios, la vampiresa podía sentir la presencia de los demonios antes de que aparezcan, no solo esto….sino que podía comunicarse con ellos y dominarlos…esto ultimo lo notó cuando estaba trabajando en el laboratorio en el que todos los demonios se sometían a ella sin ninguna protesta…lo que facilitaba mucho el trabajo, pero que la sorprendía sobremanera y lo que tenía que perfeccionar ya que estos poderes nuevos eran fuertes y diferentes a todo lo que ella tenía antes. No eran poderes vampiricos, ya no…aunque también estaban presentes y potenciados…estos cada vez degradaban más….haciendo de ella un ser totalmente nuevo… Pero no solo era esto, y es que últimamente sus ojos cambiaban y podía ver através de los ojos de los demonios…cosas que ella aun no controlaba…y que parecían como visiones inconexas si no te paras a analizarlo y a entenderlo, ya que no eran como los ojos humanos, o de vampiro….era otra visión totalmente diferente que ella tan solo puedo descifrar pasado un tiempo. Y es que no era nada fácil pero poco a poco para ella se volvía cada vez mas claro….y esperaba desarrollar cada vez mas todo estos poderes….y en parte para esto era toda esta “excursión”….si no contamos a Everett…

Ya estaban en la zona cerco, justo ante el peligro, se suponía que era la zona mas controlada y no tenía dudas de ello, porque ya estaba sintiendo la llamada de los demonios y sus lideres, gritando en su mente obligándola a soltar una lagrima de sangre…mientras las dos mujeres se acercaban al conjunto de los edificios en los que ella sabía que estaba aquel vampiro escondido….pero había algo más, no podía aun entenderlo pero había mucho mas ahí había sorpresas sin duda…esto no sería un paseo sin mas….Observo a Azuka que recorría con sus delicados y femeninos dedos la armadura justo donde debería estar el collar, sabía que su amiga también portaba ese objeto y es que las dos joyas estaban en la primera caja metálica que la vampiresa había recuperado en la noche que conoció a Rowan.

-A por ellos, mi querida….viene una buena horda hacia nosotras…puedo oírles…pero son simples exploradores y desgarradores…..vamos a ver como van nuestros nuevos poderes….


Comento la vampiresa mentalmente con su típica voz tranquila y aterciopelada…mientras el olor a azufre estaba incrementado de forma exponencial…mientras ruidos de se hacían mas intensos y se acercaban cada vez mas a ellas….y es que el edificio en el que ellas suponían que estaba custodiado Everett…estaba aun lejos…y es desde donde ella oía a los mayores mandar a los menores para que las ataquen…el dolor de su cabeza iba en aumento…pero no la importaba…era secundario, porque cada vez lo controlaba mas…los ojos azules de la vampiresa empezaban a tomar colores morados….mientras vislumbraba a los primeros demonios que iban hacia ellas a gran velocidad….

Demonios:


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sombras de Batalla -Privado Evangeline-

Mensaje por Invitado el Mar Ene 08, 2013 11:44 am

Justo como era de esperarse, al corromper el perímetro territorial de los demonios, los mismos no tardaron en aparecer a la carga, listos para acabar por completo con aquel par de intrusas, no obstante, al parecer las subestimaban, pensando que eran no más que simples presas que no darían la talla para poder acabar con aquel grupo de demonios de bajo nivel que se dirigía a por ellas… pronto se darían cuenta del error en el que estaban, pero era mejor de ésta forma para aquel par de estatuas esculpidas en mármol cubiertas de por aquellas brillantes armaduras… irían graduando los niveles al parecer, primero con los más débiles; era probable que al lograr derrotar a los mismos, otros más fuertes fuesen mandados por los demonios a cargo para acabar con ellas… sería una buena forma de ir poniendo cada vez más a prueba sus habilidades, y de que eran capaces esas dos…

Una fuerte ráfaga hizo que la trenza azabache en la que llevaba amarrado su cabello se fuese para atrás con fuerza, el ambiente estaba cubierto de una espesa neblina blanca, que desde la apertura de los portales era sumamente característica de la zona cero… pero luego de aquella ráfaga el ambiente se puso mucho más tenso, y la neblina inclusive más espesa, esto sólo podía indicar que sus enemigos finalmente se hacían presentes. Es más que sabido que la visión de las vampiresas podrían ver a través de la oscuridad, e inclusive de la neblina; por lo que pudieron percatarse perfectamente de lo que sus instintos ya les anunciaban, las presencias demoníacas corriendo a todo lo que les daba hacia ellas, pero no era la intención de Azuka el dejar que ese grupo de demonios tan bajos les hiciese ensuciar lo brillante de sus armaduras, eso deberían de guardarlo para los jefes…

Ciertamente el bañarse con algo de sangre demoníaca podría darles un cierto empujón extra para la batalla, pero tampoco deberían de desperdiciar el tiempo en vana diversión, por lo que acabar con ellos de la manera más rápida posible sería lo más acertado en aquellos momentos, antes de que los demonios se diesen cuenta cuál era el objetivo de su visita, de eso deberían de percatarse solamente cuando fuese demasiado tarde para ellos…

Azuka escuchó la aterciopelada voz de Evangeline, que parecía la más dulce melodía jamás escuchada para ella, cada vez que tenía el placer de sentir sus palabras fluyendo para sí como una suave corriente marina por sus patrones mentales… la vampiresa de cabellera azabache concentró su energía con la de su amiga, dejando salir aquella esencia demoníaca que había estado reprimiendo, su aura cambió de inmediato, era una mezcla de rojo y negro, para explicarlo de alguna forma con colores… compartiendo aquel poder con Evangeline, gracias a la poderosa conexión existente entre ambas…

Los demonios estaban frente a ellas, pero al extender ésta esencia, éste inminente mal, sorpresivamente aquellos seres detuvieron su paso, estando a no más de cinco metros de ellas… solamente las observaban, y Azuka lo supo, pudo verlo perfectamente en aquellos ojos amarillos y negros de los demonios… era temor, uno demasiado puro; esto no sorprendió demasiado a Azuka, quien ya había visto los alcances del poder de Evangeline… pero sabía que esto era distinto, lo de la otra vez fue controlarlos, ahora ellos estaban paralizados del miedo, algo sorprendente, pero que sin lugar a dudas complacía demasiado a la vampiresa…

Ladeó la cabeza suavemente, apenas un ápice, dejando escapar una medio sonrisa… observando la expresión en el rostro de su amiga con el rabillo del ojo… ella también debería de estar experimentando aquella fuerza que su amiga le trasmitía… era como fuego corriendo por sus venas, penetrando cada órgano, se sentía más poderosa que nunca antes, capaz de hacer lo que sea… derribar un edificio de un solo golpe, hasta volar… claro que es probable no lograse esto literalmente, pero, se sentía capaz de ello y mucho más en aquellos instantes, era una clase de poder placentero y corrupto, que bien podría enviciar a cualquiera… inclusive a ella, y estaba muy consciente de esto, por lo que debería de tener cuidado al respecto…

-Voy a probar algo…

Dijo mentalmente a su amiga, dando algunos pasos lentamente, con la gracia y elegancia de una leona lista para acabar con su presa, quedando a un metro de distancia de los devoradores y lindos canes del infierno… ella como vampiresa tenía el poder para manipular las mentes tanto de humanos como de vampiros inferiores cuyas capacidades mentales eran sumamente fáciles de dominar… y ésos momentos, con aquella esencia fuera, supo que podría hacer lo mismo a aquellos demonios…. En su mente les vislumbró masacrándose los unos a los otros, al tiempo que la mirada de la vampiresa se tornaba en aquel rojo sangre tan frecuente, que lentamente se fueron oscureciendo, quedando completamente negros, pero no sólo el iris del ojo… todo, completamente era negro…

-Somos sus amas… y éstos a su lado son sus enemigos, destrúyanlos…

Dijo con una voz sumamente gutural y fuerte, que podría sonar un tanto masculina hasta cierto punto, pero siempre se podía distinguir el deje femenino en la misma…. Acto siguiente los demonios obedecieron a las palabras de la vampiresa… y comenzaron a atacarse los unos a los otros sin la menor piedad… desmembrándose y decapitándose, era una encantadora masacre… al menos no perderían su tiempo y energías en estos seres inferiores a comparación con los que les esperaban…

Volteó su cabeza hasta donde su amiga se encontraba, aún con los ojos completamente negros, dedicándole una macabra sonrisa…



-Vaya sorpresas…

Le dijo con el pensamiento nuevamente, regresando su mirada a la masacre, disfrutando de la misma mientras ríos de sangre negruzca comenzaba a inundar el suelo que ellas pisaban…
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sombras de Batalla -Privado Evangeline-

Mensaje por Invitado el Miér Ene 09, 2013 11:23 pm

La agitación en el aire era constante…y es que entrar en el territorio de los demonios, de hecho en la parte mas protegida….hizo que una sensación de infame fuego infernal la envuelva y es que el poder de las dos mujeres estaba despertando, un poder diferente al vampírico puro….haciendo que una sensación de fuegos fatuos arda dentro de la mente de las dos…y es que Azuka se disponía a desatar algo…algo diferente… cosa que ninguna de las dos aun ha experimentado….Las llamadas en la mente de la vampiresa se hacían intensas y fuertes….podía olerlas a la perfección…entender cada palabra de aquel lenguaje antiguo…desconocido de hecho para muchos…era una lengua dolorosa…que hacia que con la cercanía del que la susurraba los ojos de ella se llenen de lagrimas de sangre…pero aun el dolor no era casi ni perceptible…aunque ciertamente, resultaba incomodo…pero Evangeline limitaba ese dolor, para que no pase bajo ningún momento a la mente de Azuka…ya que era tan solo su carga…algo personal y diferente….era una de esas pocas cosas que no compartiría nunca con ella…y es que no deseaba que ella sufra esa agonía innecesaria….pero si que la dejaba ver toda la información de lo que esas palabras la dejaban y lo que la decían…era una cosa selectiva y necesaria…Evan nunca fue alguien compasivo…pero con Azuka era diferente…siempre la cuidaba….era una relación demasiado diferente…no eran familia…no eran amigas sin mas….no era relación de sumisión de una a la otra…sino que eran como dos partes de una misma “alma”…siempre lo han sabido…de hecho las dos eran demasiado diferentes….pero a la vez muy iguales….

El ambiente era bastante tétrico, oscuro…con toques de azufre, por no decir mas que toques…hacían que una intensa niebla acoja con cuidado cada parte de esta parte de la ciudad…y es que era lógico…ya que aquí la concentración demoníaca era superior a la cualquier otra…era una niebla que hacia que el ambiente de aquel sitio se haga demasiado pesado para los humanos…dudaba que alguno podría aguantar semejante saturación en el aire….Evangeline respiro por unos instantes para valorar la composición del aire 2 H2S + O2…… + CO2 ….había una concentración casi letal para un humano si respiraba algo mas de tiempo este aire…ella lo sabía porque lo podía diferenciar…y es que llevaba tiempo practicando este “arte” de control del ambiente…para saber que es lo que se podía usar del mismo para su beneficio…realmente, era un sitio bastante explosivo…y altamente inflamable…pero ni ella….ni los demonios eran demasiado propensos a algo como esto…a no ser que se provoque una explosión contratada de alguna cosa….que dañe a los demonios….pero ahora las cosas se basaban lo primero en probar sus habilidades…esas habilidades que las dos podían percibir una en la otra…y que querían explorar…pero no solo esto…había mas de un objetivo en este momento…uno de ellos…era la lucha sin duda alguna…además las dos adoraban el olor a muerte y la visón de la sangre…además el oír la agonía de sus victimas…o ver como la vida se escapa de entre sus cuerpos…mientras ellas lo disfrutan….ambas eran de gran sadismo y grandes amantes de lo estrambótico en el arte de la guerra, tortura o la sangre….Evan conocía bien los gustos de su amiga….entendía de porque las dos siempre han ido a semejantes cosas juntas…sin mas escoltas que una de la otra…confiando ciegamente en que ninguna de las dos permitirá a la otra caer en la oscuridad y el olvido del tiempo…. Un viento casi tormentoso…hizo que la negra trenza de Azuka se caiga hacia su espalda…la vampiresa de cabellos plateados observo con deleite la figura de aquella vampiresa de líneas perfectas….que estaba a su lado con este traje tan único…tan evocador a los viejos tiempos…que una sonrisa se escapo de sus labios…mientras sus trenzas y su capa roja eran agitadas….por la misma ráfaga cruel y tormentosa…que hacia vibrar a voluntad la tela y los mechones sueltos del cabello de la mujer….realmente…era como un presagio de que esto sería un cambio en lo que eran las dos y en la percepción de todo este mundo. De hecho, las dos han cambiado demasiado como para no darse cuenta que el momento era de ellas…y que sus planes eran una telaraña muy fina pero demasiado resistente y buena para ambas…Los ojos de la vampiresa brillaron….mientras podía vislumbrar a la perfección las figuras que avanzaban hacia ellas…el hecho de que la visión vampírica era una de las mas superiores…hacia que esto no sea ninguna sorpresa para ellas…la mirada azul de la mujer brillo ante la expectativa….mientras saboreaba la posibilidad de desmembrar de forma tranquila y paulatina a aquellas bestias…pero…no tenía tiempo para hacer tal cosas…demasiados objetivos…Además podía oír en la mente la conversación continua con aquella bella mujeres que tenía a su lado….y es que las dos coincidían en el placer de simple lucha…pero las dos eran conscientes que no tenían demasiado tiempo…por no decir, que era menos aun del que creían…. Si eran demasiado lentas…podría darse el caso de que su objetivo principal desaparezca en la oscuridad de los tiempos…y no lo permitirían…

Las dos energías de las mujeres empezaban a tomar solo un cáliz oscuro y único…de hecho la vampira estaba dejando a la mujer de cabellos azabaches tomar parte de su poder…amasando las dos voluntades…las dos fuerzas en una…para liberar del todo el poder demoniaco que Azuka encerraba dentro de si…bajo toda esa protección que las dos habían tomado, para que el demonio no pueda controlar a la bella líder de los Cainitas…ni a la mano negra de la misma….al tener ese vinculo que las unía por el resto de los días una a la otra…como una promesa fiel de que esto lo que las dos trataban era algo sublime y oscuro a la vez…y que no se volvería a dar en ninguna generación…ya que solo ellas se podían entender así…solo ellas podían conectar así…solo ellas se podían complementarse así..creando un ser perfecto con la esencia de las dos…creando un poder fuera del alcance con las dos….creando el aura y el karma mas oscuro que se pueda percibir o sentir….nadie era inmune a esa sensación en este momento…ya que el poder amasado por los años de ambas era demasiado grande…y con demasiadas aristas…

Azuka estaba llena de poder de ambas…mientras los atisbos de la naturaleza en este lugar…quemada por toda la presencia de los demonios…estaba llorando en los susurros que le llegaban a la vampiresa y es que….a pesar de su oscuridad creciente…no estaba desvinculada de la esencia que Russell la ha dado…esa esencia de antiguos pobladores de la tierra…que conocían mucho mas que los que llenaban ahora esta tierra sin respeto…sin conocimiento…perdiendo su poder en estúpidos juegos sentimentales…sin desarrollar nada de las antiguas enseñanzas….los susurros agitaban la mente de la chica…enseñándola como algunos demonios intentaban hacerlas una trampa moviéndose por los flancos…para atacarlas desde atrás….cosa que hizo que Evangeline vuelva a sonreír…ya no solo por la magnifica y potente visión de cómo Azuka paralizaba a aquellos patéticos seres inferiores….sino ante la expectativa de que más seres querían probar el poder de ellas…y es que, a pesar de que tenían que avanzar la chica de los cabellos plateados deseaba probar el control mental que descubrió de forma tan casual y de la que estaba disfrutando todo este tiempo…haciendo que los demonios del laboratorio sigan sumisos todos sus ordenes….una cosa demasiado divertida….La vampiresa sabía que una parte de ese control…que crecía día tras día…también era porque se había preparado un coctel de sangre duplicada de varios seres…entre ellos de los demonios que capturo….como del corazón del ser que elimino con John…o el demonio que arrastro hacia el laboratorio tras su encuentro con Rowan….y hasta la propia sangre del lycan…y de algunos de los vampiros mas antiguos….una mezcla potenciada…en la que el poder de ella y de su amiga aumentaba de forma exponencial…hacinado que las dos tengan esas habilidades demoníacas, lycans y de los vampiros mas antiguos….y es que la ciencia era una maravilla…y mas en manos ambiciosas como las de ella….

Los demonios estaban paralizados por el miedo…ese miedo que las dos mujeres ya habían visto en ocasiones anteriores…pero esta vez era mucho mas potente…mas fuerte…mas salvaje y brutal…que no dejaba que se muevan más….Evangeline sintió un deleite en todos sus sentidos…que se llenaban de placer y anticipación…y es que era un poder corrupto, oscuro… y que tentaba con ser usado una y otra vez…probando todas sus opciones…guiándose solo por el…Oh…si! Autentico poder de los demonios….demasiado tentador y ansiado…para las mentes como las de ellas…pero ninguna de las dos sucumbiría al menos, ahora eran fuertes…incorruptas para algo así…a pesar de su placer personal...las dos eran conscientes de lo que representaba y como frenarlo…además el sentido común de ambas era demasiado fuerte…

Evangeline oía a la perfección a su amiga…sonriéndole tan solo en respuesta…mientras su mente se aliaba con la de ella…mientras las orbes azules veían a aquella mujer de belleza intrigante…única…caminar de esa forma tan femenina....llena de sensualidad, poder…y toque de misterio que hacían de ella una “obra de arte” digna de admiración completa…no perdía ni un detalle en aquel momento…La mente de Azuka dibujaba una escena muy tentadora…que Evan reproducía en la suya…mientras veía como el demonio se presentaba a la cita en la que las dos le han preparado…el cambio en la mujer de cabellos azabaches era evidente para su amiga…que no necesitaba verla los ojos u oírla para saber que ya estaba ahí…tomando el control que ellas le dejaban…enseñando parte de su poder…y de su mente…esa mente que tan solo era para Azuka…o es lo que él creía y que terminaba siendo de las dos….un fino equilibrio de las dos…que hacia la unión potente y poco corriente…

El poder de las tres criaturas se culmino por completo…mientras una masacre entre aquellos seres empezaba a dar lugar…llenando el ambiente con sangre…cuerpos desmembrados…auídos de dolor y agonía mas extrema…mientras las fauces demoníacas solo buscaban mas victimas….llegando así a matarse todos entre ellos…quedando tan solo uno….en pie…..

Azuka…hablo….con esa voz peculiar…desconocida pero tan placentera para la mente de Evan…haciéndola vibrar con esas notas de poder…y satisfacción…los ojos de la vampiresa tomaban un tono rojizo al ver tanta sangre…excitando los sentidos de la misma…que observaba con placer aquella masacre brutal…que salpicaba de sangre todo…mientras se mordía con delicadeza el labio…pero el fin ya estaba ahí…quedaba solo uno….pero no era solo uno…había otra horda a sus espaldas…una horda no tan grande pero si que era importante…era el “plan b” de los demonios, por si ellas se deshacían de la primera parte….no se daban cuenta aun con quien les estaba visitando…

Los ojos de la vampiresa empezaron a turbarse y tomar un color morado intenso…mientras seguía en la misma posición que antes…pero su mente ahora recomponía el poder que había estado probando en el laboratorio….de hecho empezó a ver a todos los demonios caminando a su lado y obedeciendo cada cosa que ella o su amiga diga…su mente resonó con una vibración de su propia voz….

Ojos:

-Más que sorpresa…pero espera….mmmm tengo otra más…

Los susurros de la naturaleza la indicaban que los demonios ya no estaban destrozando más y que la eran leales…en ese momento a las espaldas de la vampiresa apareció una horda de los mismos seres que antes…acercándose con tranquilidad y gruñidos de respeto…mientras se sentaban tras ella, mirando a Azuka…..haciendo que el único superviviente de la masacre anterior….se pose sumiso a los pies de la vampiresa de los cabellos azabache… reconociéndola como su dueña…

-Creo que tenemos “mascotas” nuevas…. Y espero que útiles…

Susurro con voz aterciopelada…no necesitaba hablar mas alto…sabía que Azuka la estaba oyendo…através de la mente…mientras los ojos morados brillaban a la tenue luz que empezaba a asomarse tras la niebla…que poco a poco empezaba a disiparse por toda la acción de este lugar y por la suave brisa que agitaba con determinación todo el lugar y a ellas….

Pero no era el fin ni mucho menos…los demonios estaban furiosos y Evan lo podía sentir…no quedarían así…mandarían mas tropas…de hecho muchas mas…pero ellas ahora tenían que avanzar mas…y tenían “carne de cañón” para hacer que este avance sea mas rápido…y lo menos problemático posible para ellas…

-Tenemos que movernos…


Solo dijo ella…mientras empezó a avanzar por las oscuras calles…llenas de escombros…restos de seres de a saber que razas…y un olor horrible a podredumbre, azufre…y gases tóxicos de toda clase…sin duda ser vampiro en este momento era una gran ventaja…Las calles eran estrechas…llevándolas a una zona mas abierta….

El sonido de ellas con sus nuevas y obedientes mascotas…era de un ejercito demasiado bestial…una visión bella para Evan….q disfrutaba de la monstruosidad de este momento…saboreando esa sensación de poder y control….sobre todo control…y control de la mente de estos seres demasiado primitivos… pero brutales…Al fin, llegaron a la zona mas abierta…ahí ya las estaba esperando la segunda oleada….de demonios…estaba claro que eran algo mas preparados que los primeros…pero…con lo que ellas se adjudicaron…esto sería un juego de niños de nuevo…o es lo que ella esperaba…aun asi saco las pistolas cargadas….ya que había que probarlas…esperando el ataque de los nuevos demonios para ordenar a los que ellas dominaban que los ataquen….cosa de estrategia sin duda alguna…ver como se mueve…la velocidad y demás era primordial…para después poder reflejarlo todo en sus archivos…q guardaría sobre este momento….un estudio exhaustivo de todo esto…los demonios guardianes y demás…para poder saber que esperar en las siguientes “excursiones” de extremo placer…como esta….
Demonios 2:


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sombras de Batalla -Privado Evangeline-

Mensaje por Invitado el Dom Ene 13, 2013 12:16 pm

Azuka se percató de que la mirada en su amiga también era distinta, observando aquel color morado tan peculiar y poco común en sus bellos ojos, la escuchó claramente en sus pensamientos cuando le anunciaba que lo que acababa de suceder no sería la única sorpresa, al parecer algo más se iba a presentar para ellas esa noche… las primeras de muchas cosas inesperadas que experimentarían aquel par de vampiresas… todo inesperadamente se tornó calmo, muy calmo en aquel lugar plagado de cuerpos de demonios y ríos de su sangre.

La vampiresa sintió una nueva horda demoníaca acercarse, pero no tenían intenciones de ataque, por el contrario, una postura de total sumisión fue evidente para la rubia y la morena… y ante los ojos de la segunda, el único superviviente como gran campeón de la batalla que acababa de efectuarse, se postraba ante ella, reconociéndola como su ama; fue en éste instante que Azuka supo, que éste ser le serviría incondicionalmente de ese instante en adelante, sin importar nada, ni su propia vida… le tenía un inminente respeto, y evidente ciego servilismo. Viró su rostro hasta la presencia calmada de la nueva horda, y les observó sentados tras de Evangeline… ahora tenían su pequeño escuadrón privado de demonios, esto sin lugar a dudas les sería beneficioso para poder adentrarse más en aquel hostil territorio demoníaco.

Pronto la niebla se disipaba ante sus ojos, la brisa era mucho más tenue… era como si la naturaleza misma estuviese a su favor, evidentemente inconforme con aquellos seres del infierno que vinieron desde un sitio ajeno a éste, a reinar en el lugar que no les corresponde, devastando todo a su paso… dejando inerte e inhóspita toda a aquella tierra donde alguna vez hubo un enorme parque con lagos y árboles frondosos, con muchos edificios a su alrededor, conviviendo en un total equilibrio… cosa que ya no existía, la balanza estaba en contra de la madre naturaleza, del planeta y los seres que lo han habitado durante tantas generaciones.

Era evidente que lo que acababa de suceder no era sino solamente el comienzo de una gran batalla que todavía les quedaba por delante, y estaban en contra del tiempo, porque si bien en ése momento es probable que a los demonios superiores ellas dos les parecían no más que insignificantes juguetes, cuando se percatasen de que eran realmente competentes, podrían inclusive tratar de huir con aquello que ellas habían ido a buscar, cosa que no podían permitir, afortunadamente aquellas dos sabían perfectamente, gracias a los tantos susurros en la mente de Evan y al ser que hablaba claramente en la propia de Azuka, que para tratar de huir por medio de alguna clase de portal que les permitiese transportarse a una enorme distancia, tendrían primero que preparar el mismo, y para esto duraban algún tiempo de suficiente consideración… por lo que si se percataban tarde del potencial de ellas dos, es probable no tuviesen tiempo suficiente para poder preparar el portal antes de que ellas dos lleguen hasta ellos y el premio que ha de ser de ellas…

Escuchó con claridad las últimas palabras de su amiga, que fueron audibles también para sus pequeñas mascotas, asintiendo solamente, de forma muy sutil, para comenzar a avanzar luego…. Una interesante idea cruzó por la mente de la vampiresa, si bien correr no sería un problema para ellas, el hacerlo sobre monturas sería más que bueno, ya que las mismas les protegería de alguna clase de ataque imprevisto, optando entonces por tomar a uno de los enormes perros del infierno como su canino e infernal corcel personal, acercándose hasta el mismo, quien bajó su cabeza y cuerpo, sabiendo perfectamente lo que la vampiresa ya le había emitido con el pensamiento, montándole entonces… comenzando a andar junto a aquel enorme batallón infernal a una velocidad abrumadora por las calles de lo que alguna vez fue una aglomerada ciudad, ahora el sitio estaba completamente devastado, plagado de olores bastante molestos, probablemente tóxicos para aquellos que estuviesen realmente vivos, para quienes necesitasen los pulmones, a la visión habían vidrios, edificios derruidos, basura y cadáveres por doquier, esqueletos, cuerpos en proceso de descomposición a saber de qué clase de criaturas…

Tras unos momentos de transitar tras aquella enorme velocidad las vampiresas y su ejército llegaron a un sitio más amplio, lo que fue una plazoleta de un boulevard, donde las esperaba la siguiente horda de demonios, lo cierto era que éstos eran un poco más listos que los anteriores, por lo que ante ellas solamente se presentaron unos cinco demonios solamente con la misión de cortarles el paso, mientras que el resto de ellos estaban escondidos dentro de lo que alguna vez fueron locales comerciales, edificios de varios pisos que rodeaban aquella plazoleta en la que se encontraban, listos para emboscarles en el momento menos imprevisto para ellas.

La vampiresa observó cómo su preciosa amiga de platinados cabellos sacaba sus pistolas, lista para destrozar los cerebros de aquellos seres, no obstante, Azuka gustaba de la batalla cuerpo a cuerpo, el sentir el acero de su espada bañada en plata atravesar los cuerpos de los enemigos, no obstante había sido algo previsora ante esta misión que se auto habían adjudicado, por lo que había recubierto su preciada arma con una capa de plata nueva, pero no cualquier tipo de plata, había fundido para esto una de sus preciadas reliquias, el anillo de San Pedro, un tesoro secreto y especial que habían quitado a los templarios mucho tiempo atrás junto con otros tesoros… éste artilugio había sido obsequiado a San Pedro por el mismo Jesucristo, y había sido bendito por el mismo Jesús con el espíritu santo… por lo que está de más el mencionar la clase de poder divino que tenía éste objeto sobre si, por lo que de alguna forma la espada de Azuka ahora estaba “santificada”, su filo sería un veneno mordaz para los demonios que probasen su filo…

-Cuidado, hay más en los edificios…

Dijo para que su ejército fuese capaz de escucharles, en cuanto a Evan no sería necesario, pues estaba segura de que ella también se había percatado de esto… ambas estaban listas para una masacre, ésta vez sí tendría, al menos ella un poco de contacto más directo contra estos seres, aunque claro, también probaría el dominarles, quizá y alguno de ellos tendría la mente y voluntad lo suficientemente débiles como para ser dominados por las vampiresas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sombras de Batalla -Privado Evangeline-

Mensaje por Invitado el Mar Ene 15, 2013 1:40 am

Sensaciones…sentidos….olores…formas…todo era tomado en cuenta por los ojos fríos e inquisitivos de la mujer de los cabellos plateados q se encontraba ahí plantada ante una nueva prueba en el camino…y es que esa fascinación tan típica en ella por todo lo macabro…por todo lo fuera de lo común la embriagaba por completo…y mas cuando contemplaba a Azuka a su lado montada sobre esa bestia infernal….hacia q una leve sonrisa aparezca en sus labios…y es q se veía tan propia, tan oscura…tan digna de ser la “reina” de todo este sitio…ella lo sabía….su visión majestuosa….no nublaba en absoluto el sentido de todo esto...y es que ante ellas ahora había un grupo de seres bastante diferentes, su aspecto macabro…era algo fascinante…eran como “juguetes” deseados para los ojos morados de aquella mujer, que estudiaba por momentos fascinada aquellos cuerpos tan diferentes anatómicamente hablando de todos los que ella ha tenido el placer de diseccionar y de estudiar…unas criaturas que ella, deseaba torturar hasta que sus gruñidos de desesperación llenen de plenitud sus sentidos y sus deseos… y es q tenía confianza en q esto podría ser uno de los mayores placeres de los q ella ha experimentado últimamente…Su ser analizaba todo este panorama entregándose a la oscuridad mas completa q su ser podía albergar..dejando q la domine por completo ese lado de poder y ese lado de ansiado conocimiento…apagando por completo los sentidos “naturales” q ella albergaba en su ser…escondidos a ojos de todos…menos de los de Azuka…pero ahora no la eran útiles o al menos no aquí…donde la naturaleza ya no tenía parte alguna…no tenía esperanza…ni sitio para empezar… hasta q ellas mismas no saquen toda la “basura” de aquí…y es que los demonios eran fascinantes y hasta interesantes de dominar…y mas para ella…q los estaba ahora mismo manejando casi por completo….mientras su mente tranquilizaba la llamada de los dos demonios mayores…creando de ellos…tan solo una sombra…un susurro q ahogaba…ya q entendía q para ellos…las dos mujeres eran tan solo “escoria” con la q terminarían pronto….creer esto era sin duda pretencioso….pero era entendible…ya q dos vampiros sin mas no sobrevivirían a esto…nunca!

La patética y tétrica estampa de aquel lugar…hacia q su ser se estremezca por completo al son de una brisa oscura que recorrió por unos instantes el lugar, barriendo con dedicación…el pavimento…creando dibujos imposibles en el…con los restos que almacenaba esta parte del territorio….pero no era esto lo q la estaba llamando la atención…sino q los seres estaban escondidos por los edificios… y ella lo sabía, sin necesidad ni de verlos…ni de oírlos….podía sentirlos…esa sangre suya…tan oscura hacia que pueda percibir a cada uno de ellos…como si fueran parte de ella…parte de ese paisaje q era su mente….podía oír a cada uno de ellos…como a un ser diferente, como a alguien q necesita un trato especia….sus labios se curvaron con delicadeza en una sonrisa bastante evocadora a lo q era ella antaño…pero q hoy en día ya había perdido…estaba evolucionando…pero no solo ella…Azuka, también estaba cambiando…por completo…las dos ya no eran las de antes…ninguna de las dos poseía la misma vibración en este mundo…ahora eran mucho mas potentes…eran diferentes…su poder había crecido…su alma, si es que poseían alguna…era cada vez mas oscura, vil….sádica….ninguna de las dos se sometería a lo q eran antes…no dejarían que las absurdas limitación las guíen en un camino de pequeñas victorias…cuando pueden hacer grandes guerras llevándose todo para si….sin conformarse…sin apenarse por algo….todo era grande en ellas…absolutamente todo…y ahora mas q nunca…se daban cuenta de lo que poseían y es que este ejercito sumiso tras ellas….y esta mente q deseaba poder en su amiga…pero q estaba totalmente subyugada por las dos….hacia q el poder sea aun mas potente entre las dos…era algo demasiado patente…para todos los presentes de aquella plazoleta….
Evan recorría con la mirada a cada uno de los demonios….y es que la mente común de las dos mujeres estaba analizando la situación…la vampiresa sabía de la nueva mejora del arma de Azuka…de hecho, las dos estaban de acuerdo q “bendiga” de esta forma aquel filo especial…q hiera ya no solo a los lycans…sino a los demonios haciendo de ellos un eco del pasado…solo un recuerdo….la chica sabía del amor de su amiga por la lucha cuerpo a cuerpo con armas nobles…de hecho, ella misma lo prefería sin duda alguna…pero este era el momento para probar algo nuevo…una mejora necesaria para sus guardias… ya no tanto para ellas, sino para los q las protegen día a día…los q vigilan sus perímetros…

Los hábiles ojos de la chica…habían observado un tanque de gas para la calefacción…parecía que estaba completo y nada dañado….puede q ella tenga mas que suerte esta noche, de nuevo…de hecho al parecer…el destino estaba siempre de parte de ella y su amiga…las cosas se estaban dando demasiado bien…de hecho, sabía que aun los demonios no las consideraban…pero no solo esto…sabía q las daría tiempo a llegar…era una de esas cosas q ella sabía sin mas…por unos momentos la vampiresa cerro sus ojos calculando la magnitud de aquella posible explosión y las consecuencias de esta…viendo a cuantos demonios podría afectar algo así…dejando ver a Azuka…q debería desviarse hacia la parte mas diestra de aquel patio…lo mismo ordeno a los demonios que rugían tras ella impacientes por atacar a aquellos “hermanos”…. escarbando con las patas el pavimento...dejando huellas enormes de canes infernales….eran fieros y mas ahora que la mayor parte estaban dominados por ella…dejándoles sentir el horror, la adrenalina, el miedo y la derrota mental, de todos los seres…y mas de ellos mismos…y de sus semejantes…porque aunque no era tan evidente al mirar a sus oponentes…esto no estaban nada tranquilos…como sus amos…de hecho, al ver que el pequeño ejercito se componía de demonios...hizo q un rumor evidente de desconcierto…se sienta entre todos ellos…que ella potenció con su mente...proyectando mas terror en ellos…y el sentimiento de que ellas eran superiores y ellos deberían de obedecer…haciendo q duden en este momento…lo q la vampiresa aprovecho para disparar hacia el bidón con gas inflamable….mas de 7 balas hicieron falta para abrirse paso hacia dentro….y con la octava al fin llego la chispa…nadie esperaba lo q iba a pasar a continuación…pero de repente una tremenda explosión que nace por todas las tuberías se extendió de forma exagerada por el edificio adyacente al deposito…haciendo que todas las habitaciones se llenen con el fuego…reventando por completo las ventanas….y hasta paredes…haciendo que todos los demonios que se escondían dentro salgan volando por las aberturas de aquel edificio moribundo….mientras trozos de cemento…cristales y demás mobiliario antiguo vuelen en todas las direcciones….cayendo sin discriminación sobre todos ellos….

Evan….al ver la explosión tuvo q retroceder…junto a una de las partes de su nuevo ejército…q la protegían con sus cuerpos de posibles trozos mal intencionados….mientras ella cerraba los ojos sensibles de vampiro…para no dañar la visión con semejante explosión de luz y calor….tras el sonoro zumbido q dejo en su mente un dolor y un desagradable sabor a sangre propia, ya que los oídos de un vampiro eran demasiado sensible con capacidad de oír más de lo que cualquier ser normal puede oír, por lo que sin duda una explosión de semejante índole hacia que sus canales auditivos queden destrozados y se tengan q reconstruir de nuevo…dejando q la sangre por ese destrozo llegue a los labios de ella, pero aun así….se incorporo y miro al edificio…esperando valorar los daños a sus enemigos, que muchos de ellos parecían tener trozos clavados en su piel de diferentes materiales, de los que intentaban liberarse a como de lugar, mientras las feas heridas, deleitaban la vista de aquella mujer que deseaba abrir mas la carne de ellos y contemplar hasta que punto eran capaces de resistir algo así, un sadismo de primera categoría mandaba en ella y es que estaba pletórica por el olor a sangre de demonio y más aun por la bella explosión que dejo el lugar lleno de polvo que se arremolinaba haciendo que la visión sea algo borrosa de los detalles, pero no para ella y su amiga…ya que los vampiros tenía demasiado aguda la vista…podía contemplar como el edificio había tomado un aspecto totalmente desgarrado y bello, en el que tan solo ella podía entender el posible renacer y la utilidad de lo q sería un mundo nuevo y diferente…y es que para Evan, lo q terminaba de pasar, era otro experimento mas…algo q ella tendría en cuanta para próximas veces sin duda alguna, pero ahora era el momento de algo diferente…. empezar ya con la batalla…ya que no tenían tiempo q perder….y menos aun de esta forma…

Con rapidez de su mente ordenó a los demonios sumisos…atacar a los q no las reconocían como amas….los gruñidos, zarpazos, auídos y demás se empezaron a oír en toda la plazoleta…mientras la vampiresa disparaba sus pistolas, con maestría….y es q no las ha usado aun ni una vez…pero se la daba de maravilla, porque todo el conocimiento de estas bellas armas…ella tomo de los profesionales mas selectos entre los cainitas, al tomar su sangre…aprendió a la perfección las cosas a tener en cuenta como la curvatura…el ambiente….la trayectoria y demás factores…haciendo de ella una tiradora experta…y es q no era tan diferente de un arco…q dominaba a la perfección…Los primero dos cargadores habían terminado…y ahora ella recargaba de nuevo…mientras uno de los canes se ponía ante ella para taparla de un trozo de cristal q la había lanzado uno de los demonios…protegiéndola fielmente con su propio cuerpo…pero antes de que ese cristal llegue Evan ya tenía las armas recargadas…y disparo varias veces a la amenaza…q se fragmento…haciendo q una lluvia de crista la cubra a ella y su nueva mascota…su piel perlada se lleno de cortes…rojos…llenados con una sangre oscura y potente…q hacia q los ojos morados brillen aun mas…y es q las heridas hacían q un cierto deseo de sangre aparezca en ella…muy llamativo y muy necesario….por lo q las victimas podían sentir su potente pretensión de que uno de ellos…sería su presa y q no sería tratado con delicadeza…

Evangeline, sabía q Azuka estaba a la perfección…las mentes de ambas las mantenían informadas sin necesidad ni de mirarse….por lo q las palabras no eran necesarias en absoluto…pero aun así…la necesidad de q la voz de ella llene aquel ambiente con una vibración suave y aterciopelada…creando falsa esperanza a los oponentes…era algo demasiado tentador…

-Hay q retirarse…..querida….

Esa única frase…hizo q los demonios tomen confianza…pero no era por eso…sino q la pared q tenían ellas justo ante ellas se iba a desplomar…Evan lo sabía porque tras la explosión pudo ver la grieta creciente, q se dibujaba como una sonrisa macabra por toda la superficie….a la q ahora solo le hacia falta un leve golpe para caer….y sepultar a varios de los demonios, ellas y parte de su ejercito recién adquirido….Uno de los canes se postro ante Evangeline…los ojos de la misma se clavaron en los de el…por un efímero instante…mientras se subía a sus lomos….y dejaba su frío tacto en aquel ser caliente y febril…q ahora era fiel a ella y solo a ella…La chica, seguía disparando desde aquel sitio privilegiado…dejando q los demonios caigan bajo esas balas preparadas…pero parecía q había un numero demasiado alto de los mismos…y es que no paraban de salir de los edificios adyacentes….era hora de derribar aquella pared….y necesitaba q Azuka tome precauciones antes de que ella lo haga…
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sombras de Batalla -Privado Evangeline-

Mensaje por Invitado el Lun Ene 28, 2013 12:02 pm

La vampiresa podía sentir demasiado bien el desconcierto causado en los demonios que estaban dispuestos a atacarles en cualquier momento, al percatarse de que ellas iban protegidas por un ejército de demonios… situación que fue interrumpida por la visión que le brindaba su amiga, puntualizándole que debería de alejarse hacia la derecha del lugar, donde los alcances de lo que en su mente estaban no serían tan prominentes; haciéndolo Azuka prácticamente de inmediato, pues en tales situaciones la rapidez era más que necesaria. Bajándose la vampiresa de su montura se apresuró hacia la diestra, siendo seguida por algunas bestias que atendieron a que lo hacía por algo, o si no simplemente por su instinto recién adquirido de protegerla.

En una fracción de segundo, siente ráfagas fugases volaron por el cielo en dirección al tanque de gas que Evangeline había encontrado prácticamente al llegar… no emitieron sonido alguno, pues el arma poseía un silenciador de los más sofisticados y livianos existentes en la modernidad; al final de la octava ráfaga veloz, una chispa hizo que el gas se encendiese… provocando una tremenda reacción en cadena que nadie se esperaba, por medio de las tuberías completamente llenas de gas, llevándose consigo el edificio que crecía de forma adyacente al depósito de gas; convirtiendo todo en un enorme caos y destrucción… siendo los demonios que se ocultaban dentro dispuestos a atacarlas los que recibieron el golpe más directo de aquella explosión; siendo heridos con todos los implementos que estaban dentro del edificio; desde concreto, vidrios, muebles, hasta varillas de construcción verjas y demás infraestructura del lugar.

Aquel estruendo de la explosión había logrado que sus sensibles tímpanos terminasen rotos, siendo reconstruidos prácticamente al mismo instante, viéndose obligada a retroceder, cosa que también hicieron los demonios, y su amiga Evan, pues los pedazos de escombros y el fuego se extendían por toda esa plazoleta, consiguiendo herir a quien se quedase en aquel sitio de forma evidentemente imprudente. La vampiresa se percataba de la evidente felicidad en el rostro de su amiga ante tal visión, además de que el aroma del lugar se impregnaba completamente con sangre de demonio, cosa que sin lugar a dudas despertaría los instintos más sanguinarios en Evan, si no es que su sed también… pues los gustos de la misma eran algo extravagantes, y los demonios constituían el platillo que mayor placer le brindaba al paladar.

La orden mental posterior a la caída del edificio, de su amiga hacia los demonios fue audible también por la vampiresa, quien reforzaba aquel pensamiento, haciendo que los demonios obedeciesen, consiguiendo que atacasen a aquellos que no las obedecían a ellas… siendo tiempo de que Azuka tomase su espada, para acribillar a los demonios supervivientes, quienes habían salido ya completamente de sus escondites, iniciando una encarnizada batalla entre ambos bandos… sintiendo la vampiresa enorme placer al observar a los demonios sufrir ante el contacto contra su espada “bendita”, que estaba ahora completamente cubierta con sangre demoníaca… mientras que ella no paraba, seguía atacando, y atacando, y atacando… siendo protegidos sus flancos por los demonios que fielmente le servían como perros… vaya mascotillas más útiles se habían logrado adjudicar.

Ambas vampiresas estaban extasiadas con la batalla, la sangre por doquier, el caos… y es que sus sentidos debían de estar más que alertas, porque el objetivo principal de sus enemigos eran ellas, y los demonios que las protegían, sea como fuese eran de menor categoría, y eran menor cantidad también que los que les atacaban ahora en ésta “segunda ronda”… no obstante ellas dos se bastaban para arremeter contra ellos, acabándolos con sus armas santificadas más rápido de lo que la misma Azuka se hubiese podido imaginar; disfrutando a cada instante absolutamente todas las estocadas y decapitaciones que realizaba en aquella danza sin igual… tan macabra y sangrienta como ninguna otra que hubiese visto antes.

Escuchó la voz de su amiga, y se daba cuenta que con lo que le decía los demonios que les atacaban recuperaban completamente su confianza, luego de sentirse aterrorizados con la idea de convertirse en la cena de Evangeline, o de ser masacrados sin piedad por esas dos… pero Azuka sabía a la perfección lo que su amiga quería decirle, su conexión mental le había mostrado la enorme grieta creciente por el lado contrario del edificio… era tan inestable que cualquier mínimo golpe dado en el lugar preciso haría caer a aquel gigante de concreto sobre ellos, sepultándolos completamente en aquella plazoleta.

La más indicada para golpear el punto de presión correcto, y hacer el edificio caer era la misma Evan, pues con su pistola y la aguda vista que poseía lo lograría eficazmente… Azuka simplemente se apartó, siendo seguida por los demonios… montándose ella sobre el mismo can infernal del que se había bajado antes, quien la había seguido, logrando sobrevivir a la explosión; era el momento preciso para que Evan detonase los disparos en lugar adecuado, y aplastar completamente a los demonios, justo ahora que estaban confiados, y que creían que el hecho de que ellas retrocediesen significaba simplemente una prominente victoria para ellos… es más, es probable que muchos de ellos estuviesen pensando en pedir una debida recompensa a los demonios supremos que les habían mandado hasta ahí con tal de acabarlas… por el hecho de haber completado su misión en tiempo record, y a pesar de las pérdidas de sus “compañeros” de batalla… pero no, todo sería muy distinto a lo que pensaban… y se percatarían de ello demasiado tarde…

Una vez estuvieron lo suficientemente lejos para que los alcances del edificio cayendo no les atañase, se dirigió a su amiga, quien se encargaría del resto…

-Ahora!!...

Le dijo, sin necesidad de gritar, casi en un susurro, que solamente su amiga sería capaz de escuchar; mientras que su montura y su pequeño ejército privado seguían corriendo para alejarse aún más de lo que vendría en breve.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sombras de Batalla -Privado Evangeline-

Mensaje por Invitado el Jue Ene 31, 2013 3:29 pm

Los ojos de la mujer brillaban mientras veía como su amiga se acercaba a ella…entendiendo el mensaje que la había dado…y es que una ventaja estratégica de estas envergadura era algo importante de aprovechar……la mirada penetrante de la vampiresa escudriño la pared estudiando todas las opciones…todas las probabilidades dependiendo de donde alcance el disparo….hasta que su retorcida mente encontró el punto mas doloroso….si era capaz de acertar….q lo era….habría un derrumbe en cadena…de hecho, no solo caería esa pared…sino que los edificios adyacentes…caerían como fichas de domino…pero había una pequeña probabilidad que el suelo sobre el que estaban pisando ahora no aguante…y es que bajo ellas estaban todas las catacumbas antiguas….y las líneas de metro….cosa que hacia sumamente inestable todo este pavimento…la mujer miro a su amiga…con una siniestra sonrisa…y es que el riesgo era su placer…porque no probarlo…. Y es que por los demonios que ellas iban estaban bajo tierra…que mejor forma de llegar que con un poco de “ruido”….además que mas demonios se estaban juntando tras aquella plazoleta….si al final, el suelo no aguante…que era lo mas probable…todos ellos….junto con ellas…irían a parar al subsuelo….La vampiresa estaba calculando que pasaría si el suelo se hunda…tenia claro que quedarían unos pasillos bastante limitados…pero eso no limitaría a ninguna de las dos…puede que no puedan ir montadas sobre sus nuevas mascotas…pero si que las pudrían seguir….

Una sonrisa macabra apareció en los labios de la mujer de plateados cabellos….con un certero balazo que dibujo una curva abierta…..dio en la base de aquel monstruo de cemento…..y es que no se oía la bala por el silenciador….pero de repente un sonido sordo hizo que todo retumbe….los demonios empezaron a mirarse y después a su alrededor…de repente una gran ola de polvo se empezó a levantar…la grieta crujió con fuerza….haciendo que el suelo tiemble….la gran mole empezó a deslizarse sobre si misma y hacia delante….En ese momento los demonios se habían dado cuenta que algo malo iba a pasar ahí…tras ellos…y empezaron a correr, pero era demasiado tarde…todo aquel edificio se precipito sobre ellos.....aplastándoles con gran estruendo….mientras el olor a sangre de demonio deleitaba los sentidos de la mujer…y es que al caer aquella mole…los edificios a los lados de las vampiresas y su pequeño ejercito…se movieron..primero saltando todos los cristales en una reacción estrepitosa…..obligando a la vampiresa a taparse por puro instinto mientras los cristales se clavaban en todas las partes….y después todos los edificios….empezaron a hundirse en la tierra….casi “explotando” por la presión del edificio anterior….quedando en ruinas absolutas…en cúmulos de metal…madera…cemento…aislantes…..etc.… pero lo mas impresionante era la ola que venia desde donde había caído la pared principal…y es que había creado una ola de expansión...demasiado potente….haciendo que pavimento…el asfalto y la tierra se levanten en una ola natural…..que parecía engullir el suelo…ya que tras ella se abría un boquete tremendo…..

-Todos a juntarse…cerrar los ojos…..

Ordeno a las bestias que tenia a su lado que parecían asustadas y perdidas….pero al oírla se arrejuntaron a su alrededor…la vampiresa tomo una postura casi fetal en medio de ellos…cerrando los ojos….sabia que su amiga había tomado todas las precauciones…y es que no podían evitar caer tras esa ola de polvo, escombro, asfalto…tierra y demás….y es que tras ello vendría una dura caída y ella lo sabia….por ello…tomo su posición fetal tapando los oídos y dejando de respirar…ese habito que no necesitaba realmente para sobrevivir…pero era una de las costumbres que no ha dejado a lo largo de su existencia…porque la ayudaba demasiado en los círculos que se movía antes…hoy en día, los vampiros ya no eran un secreto por lo que no era para nada primordial mantener algo así…pero para ella era algo necesario para poder simular sus “sentimientos humanos” a la perfección…además que la ayudaban a controlar mejore las condiciones ambiéntales en los que se encontraba siempre….pero ahora no era el momento de estas reflexiones…ni el momento de nada mas…..

La gran ola de poder que arrastraba y tragaba todo a su paso…elevo con violencia el cuerpo de la mujer y a todos los que estaban ahí a su lado….la mujer podía sentir como el pánico de sus nuevas mascotas se elevaba….pero al estar todas juntas, ninguna de ellas se atrevió a cundir el pánico…tan solo unos ladridos…se podían oír de forma ahogada….nada importante…hasta que la caída empezaba a hacerse demasiado larga…..culminando con un brutal golpe sobre las costillas de la mujer….que sintió su crujir al romperse…y es que había caído sobre trozos desquebrajados de aquel suelo….y a saber que mas…el olor a metano….podredumbre….humedad y demás dio en las narices de la vampiresa que respiro de nuevo…para valorar un poco mejor el sitio en el que había caído….sin duda eran unas catacumbas...cerca de las cuales pasaba la canalización y el metro sin duda no estaba lejos….tenían que deslizarse por el….para llegar al centro de aquel edificio que la vampiresa había visto en su visión…y es que los demonios escudriñaron mucho todos los terrenos….encontrando a alguien de gran valor…aunque ellos no lo supieran….era cierto….Evangeline sentía muchos golpes sobre su cuerpo…pero la armadura había servido de mucho en ello….eliminando cualquier daño…tan solo el molesto sonido tintineante….la recordaba que aun caían trozos de aquella tierra sobre ellos…o lo que fuera eso….

Al fin el polvo empezaba a asentarse…Evan sentía como las costillas de su cuerpo crujían situándose en su sitio…mientras se incorporaba y observaba a su alrededor….los perros estaban a su lado haciendo lo mismo…puedo ver a Azuka que también estaba a la perfección…las dos se miraron…no necesitaban palabras para nada de esto…y es que entre las dos a parte de toda la conexión…a parte de todo….había demasiada confianza…demasiado tiempo juntas…se conocían como nadie….se respetaban como nadie…y se entendía como con nadie mas….sus miradas azules se fundieron…sin mas muestras de emoción o mueca alguna…tan solo una mirada…era gélida por parte de las dos…pero a la vez llena de fuego…un fuego que solo ellas sentían y poseían…dominando todo….y alcanzando todo…eran poderosas en conjunto…mucho mas que cualquier otro ser….que cualquier ejercito...era una fuerza diferente a la física…diferente a todas esas fuerzas mágicas…o tratos con el mas allá….eran una fuerza de mente…de espíritu…de aprecio…de amor….porque no decirlo….si se querían a su forma algo abstracta y fuera de lo común…fuera de este sementalísimo baboso de los demás…de esas criaturas que buscaban saciar mas su cuerpo que otras cosas….era un amor platónico…poderoso y lleno de orgullo, respeto y complacencia….Los ojos de Evangeline brillaron….antes de que esa mirada cómplice se había desviado de su amiga….con suavidad la mujer se había puesto de pie….sus nuevas mascotas hacían lo mismo…..todos se sacudían de aquella capa de polvo y escombro que callo junto a ellos…..

La mujer miro a su alrededor…todo estaba destruido…todo estaba sometido al paso del tiempo y a lo que ellas acababan de montar….estaban en una estación de metro antigua…mas bien….entre esta y una catacumba destrozada…sin duda por algunos demonios que han estado buscando algún tesoro en ellas….los ojos de la vampiresa recorrieron todos los detalles…situándose….había una tren de metro abandonado….estaba justo en el camino por el q deberían de avanzar….pero no sería el único obstáculo…los demonios el “tercer grupo” estaban cerca…de hecho como ellas habían caído en alguna parte de aquel sitio…y la vampiresa les estaba oyendo en su mente…provocándola dolor de nuevo…haciéndola febril….ya que este dolor era mas potente…pero ella lo estaba controlando por completo…impidiéndose quedar atrapada por el…no dejando que su ser “llore” o sufra lo que sea….y es que el olor anterior a sangre de demonio hacia que tenga ciertas ganas de sangre…pero el control que poseía sobre si misma…era grande asíque no mostró nada de ello…tan solo estudio la situación…estudiando donde pueden estar esos demonios de tercera……

/
Uno de los perros infernales dio con su hocico en la espalda de la vampiresa….la mujer miro a la fiel mascota…que la miraba….hablándola sobre los demonios que estaban a la pared de ellas….

-Lo has oído…verdad, querida….están tras esta pared…*Evan señalo una de las paredes que aun tenían azulejos en una de sus partes….* mmmm…creo que deberíamos eliminarles antes de seguir….además en el momento que movamos ese vagón de metro…de seguro que nos oyen y atacan primero….creo q sería sabio….empezar nosotras….no crees?


Comento ella…mientras sacaba su katana…..dejando que el filo de la misma caiga al suelo…dejando un sonido metálico en los oídos de los presentes…las mascotillas las miraban esperando ordenes…

Y es que Evangeline…al igual que Azuka…sabían ya lo poco que las quedaba para llegar al nido de aquellos demonios mayores…que tanto deseaban aplastarlas….sin tener idea de que ellas estaban cada vez mas y mas cerca de aplastarles a ellos…y es que las dos se sentían poderosas …ya no por el poder real…sino porque las dos creían en su causa…y esto hacia que el premio este ya en sus manos…y ella lo sabia….miro con una sonrisa a su amiga…

-Estos “indeseables” creen que ya estamos muertas…ya que han visto como se derrumbaba toda la manzana…..creo que deberíamos de darles mas que una sorpresa….q opinas….querida….

Comento, la mujer de cabellos de plata con una lagrima de sangre en el rostro…y es que el dolor era intenso cuando se ponía en contacto con la voz de los demonios….pero cada vez era menos agónico y mas controlable…de hecho, desde que ha despertado…cada vez avanzaba mas y mas en control sobre este punto…pero ahora la información la llego casi de golpe…arrebatándola esa lagrima furtiva…..y es que había mucho que analizar…una de esas cosas era el numero de los demonios….y su forma….de hecho, eran bastantes…..mas de media docena…y eran fuertes….no eran tan tontos como los anteriores…y dominarles con la mente….no era factible…al menos no sin mas….puede que si se alimentará de alguno de ellos, podría conseguir algo…pero para ello tendía que verlos…y ahora mismo…no era posible….y lo otro…es que los jefes estaban relajados creyendo que las dos mujeres hayan perecido….cosa que las facilitaba bastante las cosas…y si conseguían avanzar sin que ellos las detecten llegarían mas que a tiempo para su propósito…

-Necesitamos anticiparnos…..creo q es el momento de usar algo de fuerza mas natural…no crees???


La vampiresa miro a la naturaleza que estaba tras ella….creciendo y invadiendo aquella estación de metro tan abandonada…esas plantas que la hablaban y la susurraban constantemente…dejando mensajes no solo a ella sino a Azuka…Evangeline sabía que su amiga sabría al momento a lo que se estaba refiriendo y que es lo que quería conseguir……y es que una infame sonrisa se dibujaba en los labios de aquella mujer…..

-El principio…..del….fin…..
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sombras de Batalla -Privado Evangeline-

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.