Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

El regreso de un alma Oscura -Privado Evangeline, Jeremias-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El regreso de un alma Oscura -Privado Evangeline, Jeremias-

Mensaje por Invitado el Miér Ene 09, 2013 3:39 pm

Fecha: Junio 20, 2014
Hora: 03:00 AM
Lugar: Catedral, Zona Cero

Desde el día en que Azuka había sido despertada, había buscado la forma de despertarlo, a él, quien le dio la vida como dhampir, y luego se la quitó para convertirla en la vampiresa que había sido todo aquel tiempo, hasta el momento en que los demonios se mezclaron en el entorno, y comenzaron a cambiar lo que ella era, en esencia, en carne y en poder… pero bueno, de momento seguía siendo lo que se supone debería de ser, los cambios, si existían… pero ella estaba haciendo todo lo que estaba a su alcance por dominarlos tan pronto como se presentaban, convirtiéndolos en una fuerza más… evitando que de alguna manera pudiesen llegar a ser una debilidad…

Hacía poco más de dos meses atrás que los susurros, que sentía como palabras dejadas en el viento para ella, se volvieron más frecuentes, y mucho más audibles… hace poco más de un mes que los susurros dejaron de serlo, transformándose en frases completas, indicándole cosas, y vaya que reconocía aquella voz… la sentía, era tan parte de sí como él lo era…. Las búsquedas para encontrarlo habían continuado durante todos esos años, y ella, siguiendo las indicaciones de aquellos susurros que casi podían rosar su piel, dio con unas antiguas catacumbas, por un instante pensó que se trataba de él… pero no, al entrar pudo sentir que el ser que descansaba en aquel letargo era otro, muy preciado para ella; su querida amiga Evangeline…

Ella comprendió en ése mismo instante lo que estaba sucediendo, él necesitaba que ella regresase, pues el cuerpo que alguna vez habitó ya no existía más en la tierra, durante la destrucción de antiguos habían dado con su lugar de reposo, destruyendo su cuerpo, dejando su milenaria esencia como un alma errante… y solamente ellas dos juntas tendrían el poder suficiente para otorgarle un nuevo cuerpo a aquel oscuro espíritu vampírico…. Y pronto los preparativos para despertar a aquella vampiresa de platinado cabello fue llevado a cabo, con sangre de demonios de por medio Evangeline estaba en pie nuevamente; y aquella misma noche de su resurrección, en el último piso de los laboratorios subterráneos Azuka le había contado todo esto, y que debían de encontrar la forma de darle un nuevo cuerpo… desde ése momento los preparativos habían dado inicio…

A decir verdad fue algo bastante laborioso para las dos, pues tenían muchas cosas más sobre sí… pero ellas eran capaces de eso y mucho más, al tiempo que las investigaciones y planes en distintas ramas iban avanzando, a su vez las investigaciones de lo oculto y la ciencia, mezcla ideal para conseguir lo que buscaban… consumar el alma de aquel viejo vampiro en un cuerpo nuevo, lamentablemente esto implicaría que las habilidades que poseería en el mismo no serían las mismas que tuvo en antaño… pero ya buscarían la forma de recuperar las mismas, eso lo daban por sentado…

Un elaborado ritual había sido planteado, la zona cero sería el sitio ideal para llevarlo a cabo, pues estaba plagada con magia, después de todo fue el sitio donde el portal infernal había sido abierto por primera vez, por ende, la concentración de energía ahí era óptima para llevar a cabo todo lo que habían planeado tan meticulosamente…. Durante todo el principio de la noche, varios espiritistas protegidos por un buen escuadrón vampírico comenzaron con los preparativos, el sitio debía de tener la concentración energética y mágica ideal… unos veinte vampiros instruidos para esto, y bajo las instrucciones de las vampiresas, utilizaron su propia sangre para plasmar el lugar… una antigua catedral de toda clase de símbolos arcanos, vampíricos antiguos… y otros tanto que difícilmente reconocerían, parte de la investigación de las vampiresas… era la mezcla necesaria para que todo aquello funcionara…

Claro está que ellas eran la pieza final para que eso se llevase a cabo… y bueno, el sacrificio optado para todo aquello… es un hecho conocido que Azuka es capaz de controlar mentes débiles, darles órdenes para que hagan lo que ella les dice… ésta noche no sería la excepción… habían tomado a un precioso vampiro de unos doscientos años de edad para ello, el joven de largos cabellos negros, ojos azules, una alta estatura y piel exquisitamente blanca, sería utilizado como envase para el alma de aquel ser, el padre de Azuka…

Como para ir a una fiesta importante, el atuendo que llevasen todos los presentes también debería de ser el adecuado… especialmente para las sacerdotisas, que deberían de ir completamente adecuadas para tal festividad… todos iban cubiertos por gruesas túnicas negras, y debajo de las mismas Azuka llevaba toda clase de símbolos dibujados en su piel, además de prendas negras que dejaban gran cantidad de su marmórea piel descubierta, pero tapada a su vez por la túnica…

Tunicas:


La hora adecuada para que todo diese inicio estaba por llegar, así que fue hora de partir hasta el sitio indicado, donde varios vampiros y espiritistas estaban esperando… el sitio estaba iluminado por una enorme cantidad de velas negras, el bello sacrificio caminaba con ellas, vestido también con prendas ceremoniales, pero blancas, dejando la blanca y perfecta piel de su torax esculpido y brazos torneado visibles…. Una vez que entraron a la catedral, entraron por el camino central, llegando al sitio indicado para el sacrificio, quien estuvo de pie frente a un altar, donde posteriormente debería de acostarse…

Azuka sacó un frasco de debajo de la túnica, dentro del mismo un líquido de color carmesí estaba perfectamente conservado… la sangre de Jeremias Von Doom, que Azuka tenía en su poder, guardada como un gran tesoro, que fue depositada en un cáliz, que las vampiresas utilizaron como tinta para gravar el cuerpo de aquel vampiro con simbología similar a la que cubría los pisos, paredes y techo de la catedral…. Ellas bebieron un sorbo de la sangre cada una, dejando un par de gotas de su propia sangre caer en lo que quedaba en el cáliz haciéndose un corte con una daga ceremonial, al tiempo que pronunciaban unas palabras en un lenguaje ya perdido, mezclándolas con la de Jeremias, para luego hacer a aquel vampiro sentarse en el altar, y que sostuviese el cáliz en sus manos, para hacer que bebiese el contenido cuando el momento preciso llegase…

Frasco:

Cáliz:

Era tiempo para que la gran fiesta diese su inicio… era tiempo de invocar el alma de Jeremias… que ésta destruyese la que habitaba aquel cuerpo vampírico que debería de ser el suyo propio… el ritual había dado inicio ya… las vampiresas comenzaron a pronunciar las palabras, aquellas palabras que hicieron toda la simbología del lugar comenzar a brillar… todos los vampiros y espiritistas del lugar les seguían en algunas partes específicas de lo que recitaban… pronto todos podrían ver aquella ancestral alma oscura… el alma del vampiro saldría de su propio cuerpo, para comenzar a pelear contra el alma de Jeremias… y esto se haría visible para todos los ahí presentes…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El regreso de un alma Oscura -Privado Evangeline, Jeremias-

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 12, 2013 3:17 am

Hace tiempo que los susurros del pasado se hacían mas presentes en la mente de la mujer de cabellos plateados de forma bastante contradictoria…la oscuridad era creciente a cada momento en su mente y es que parecía que el propio Jeremías la estaba susurrando al oído através de esa conexión que poseía con Azuka, era algo totalmente inconcebible hasta entonces para ella..pero estaba claro que los mensajes en forma de visiones y palabras claves, era obra de ese viejo ser…donde tenía que buscar y que, abriendo las paginas de los libros en los párrafos indicados, y resaltar las palabras claves….y es que su propio despertar estaba unido a este vampiro de poderes extraordinarios, y es que no se podía pasar por alto eso, ya que a pesar de que su cuerpo ya no existía, su “ser” aun estaba ahí, perturbándolas…haciendo que lo busquen…que tengan todo para un despertar casi imposible…él guió a Azuka hasta ella…porque conocía demasiado bien quien era ella y que conocimientos tenía…era lo normal…era el Sire de Azuka y entre ellas había una conexión de lo mas especial, que hacia que la mente de ambas este unida…conociendo a la perfección el conocimiento una de la otra y las posibilidades de ambas, como sus ambiciones y capacidades…Evangeline, siempre supo que Jeremías la miraba con cierto recelo por esa unión, ya que la obsesión con su hija crecía día a día, haciéndose cada vez mas pesada para la relación tan estrecha que mantenían las dos mujeres…pero para él, Evan era como una fuente de conocimiento y almacén de saber, además de una especie de protectora especia de su querida Azuka…de hecho, siempre la uso en tiempos pasados…pero esa época se acabo hace mucho tiempo…De hecho, antes de su letargo ya hubo un enfrentamiento indirecto con Jeremías en el que Evangeline salió “victoriosa” gracias a que era la parte primordial en los planes de Russell y el “infierno azul”, además de porque sabía que si algo la pasaba, su quería vástago, podía sufrir consecuencias bastante severas por culpa de lo que las dos mujeres hicieron antaño, esa unión que las seguiría por toda la eternidad, mientras las dos seguían siendo fuertes, si una perdía el control y sucumbía, la otra casi no tenía opciones de mantenerse cuerda o pero aun …Y Jeremías lo sabía, sabía que enfrentarse a Evangeline o hacer que despierte de aquel letargo no era algo positivo para él…pero por lo visto tan solo en esa unión con su vástago, el podía renacer…era “divertido” que su “alma” negra buscará el sitio en el que la vampiresa estaba confinada….y es que se suponía que era un sitio totalmente aislado…la chica no dejo pistas de su sitio escogido para el descanso…Pero, esto no eran las únicas preguntas que se hacia la vampiresa…y es que aun no entendía como consiguió sobrevivir a lo que paso en la superficie…sin que los demonios la hayan encontrado y la hayan hecho cualquier cosa…o algún cazador de trofeos, no recogería su cráneo para ponerlo de adorno en alguna estantería…

Las manos blancas recorrían los antiguos escritos egipcios….mientras su mente buscaba cosas necesarias para hacer que este momento, que el despertar de un vampiro mas que peligroso para las dos mujeres se lleve a cabo….por esa lealtad ciega de Azuka hacia aquel que hizo de ella, lo que era hoy en día…Por unos instantes los ojos azules de la mujer se cerraron de nuevo…analizando la situación…sopesando los pros y contras…mientras bloqueaba ese pensamiento hacia su amiga…no quería ofenderla…ni hacerla sentir mal… además antes necesitaba analizar cada cosa…sin duda la revelaría esas dudas…esa inseguridad…pero aun no era el momento… con un suspiro frío la chica acogió un bolígrafo y empezó a escribir una serie de símbolos de las lenguas muertas…y es que tenía que crear un conjuro único…algo que no se ha hecho hasta entonces….para ello, la vampiresa llevaban estudiando todos los textos antiguos de religiones y creencias milenarias….uniéndolas en uno…para crear algo casi imposible…pero el “imposible” no existía para su mente…lo lograría y mas con la ayuda única de su amiga…q era un ser de gran inteligencia…belleza… y conocimientos…de las que las dos tomaban nota a cada momento…Los estudios sobre todo esto, llevaban durando un mes…eran intensos…la sangre de Jeremías se había clonado, para tener suficiente para un ritual único….además los cálculos de cuando, donde y que seres sería los elegidos….se estaba llevando con sumo escrúpulo…de hecho, varias expediciones eran enviadas a la zona cero, para confirmar que una de las catedrales era apta para este evento…llevando ahí todo lo necesario de antemano…mientras las dos mujeres se preparaban en el territorio cainita…escogiendo al vampiro adecuado, y es que no era una tarea fácil….ya que tenía que ser compatible con la esencia de aquel ser de edad casi imposible…para los tiempos en los que estaban…y es que tras la “muerte” de todos los antiguos…las únicas con la edad superior a la normal eran ellas dos…encontrar a alguien compatible era demasiado difícil….demasiado tedioso….pero hubo suerte con uno de 200 años,…. un joven peculiar… y de físico similar al que tenía el vampiro en su momento de “vida”... Este vampiro fue preparado y entrenado todo este tiempo sin su conocimiento,… para ser el perfecto anfitrión de Jeremías… Y es que tan solo se le dijo que era un ritual necesario para que los Hijos de Caín consigan un poder superior… y puedan reabrir los portales que Russell una vez intentó mantener,… para llegar a ese objetivo q casi todos los miembros del clan perseguían de una u otra forma…

Al fin llego el día señalado…un día demasiado largo…pero provechoso y es que desde la primera hora de la mañana las dos vampiresas han sido sometidas a toda clase de rituales hechos por los espiritistas….los dibujos de símbolos místicos eran dibujadas en sus perladas pieles con esmero y todo protocolo para que tengan poder necesario…. y es que las cosas tenía muchos matices para que este despertar pueda ser efectivo…cosas que las dos tenían que cumplir a todo detalle como la ropa…como rituales de los espiritistas…como la sangre y la limpieza de los que iban a ser sacrificados…Evangeline, tan solo observaba con tranquilidad su piel cubierta con símbolos…una sensación de familiaridad y calor hacían que se estremezca…y es que la sangre dentro de ella…la decía que debería limitar al vampiro que iban a despertar esa noche…los ojos de Evan tomaron un matiz morado por unos momentos…cuando las escritura termino y su cuerpo quedaba totalmente marcado….unas ropas negras, de finas telas…fueron acomodadas sobre ella con las manos de las sirvientas…y vasallos preparados para este momento e instruidos….tras ello una capa de tela gruesa negra se poso sobre sus hombros y tapo su cabello y parte del rostro….en ese momento…la decisión de la vampiresa se hizo patente….no dejaría que Jeremías tenga todo el poder del antaño….y que ahora solo tenga el poder de un vampiro de 200 años…era lo más sabio…una competencia como él…contra ellas dos seria una lucha mortal…y más porque sabía que el vampiro quería tomar el poder…de ser él quien lleve a los hijos de Caín, a pesar de su amor y obsesión por Azuka…el poder le cegaba mucho más….no permitiría que él sea un obstáculo…o peligro para ellas…y mas cuando la telaraña se estaba concluyendo….se estaba preparando con esmero para aquella presa q ansiaban…

Con tranquilidad y paso firme las mujeres y toda la escolta de innumerables vampiros, espiritistas….y demás se movió hacia la zona indicada en el territorio de los demonios…cerca de donde se abrieron los portales con tanta eficiencia…ahí la magia era mas fuerte…hasta la vampiresa podía sentir el cosquilleo de algo raro en su piel…mientras los susurros de la naturaleza eran inexistentes…tan solo el olor a muerte…el olor a odio…a deseo de la venganza por parte de los espíritus que las rodeaban…se hacia patente…pero era una bella y magnifica sensación de la que la chica disfrutaba demasiado….

Al fin llegaron al sitio indicado…un ambiente de tensión…y olores peculiares lleno los sentidos de la vampiresa…mientras los preparativos se llevaban a cabo…y es que todo tenia su momento y su lugar…todo tenía q hacerse con la precisión del mejor cirujano para que nada salga fuera de lo normal….y ella iba a impedir algo…iba a “capar” a ese vampiro…dejándole con poderes interiores de un ser de 200 años…tan solo tenía que borrar una de las secuencias en que estaba sobre su cadera….pero no quería que nadie se de cuenta…y a Azuka se lo revelaría en su momento…ya que en ese momento, la vampiresa sabía que su amiga podía no entenderla…y es que Evan oía a Jeremías en la mente de ambas…leía entre líneas…sus susurros…sabía lo que él pretendía y no le parecía lo correcto…Azuka debía seguir siendo la líder por el bien de todos…el volver de las reglas mas estrictas del clan…el volver poder antiguo…impediría que las cosas avancen…que todo tome sentido, todo lo q estaba haciendo…de hecho, todos sus experimentos se tacharían de herejía hacia los antiguos mandatos….y no solo ella podía quedar expuesta…cosa q no permitiría…..con cuidado la mujer froto su muslo con la tela tosca que estaba a su alcance…sintiendo como el recorrido mágico q estaba sobre su cuerpo se interrumpía por unos momentos…y se volvía a retomar pero con una energía fría…diferente…..sabía que lo que pretendía estaba funcionando…

Poco a poco, el ritual avanzaba…la sangre de Jeremías estaba corriendo….las palabras en susurros empezaron a sonar como eco de los tiempos paganos….haciendo que aquel sitio sagrado antaño…se llene con expresiones mas paganas y mas oscuras de toda la humanidad llamando la esencia de aquel ser ancestral…de aquel q hizo que el mundo tiemble por mucho tiempo….todo se lleno con una luz mística…ya que los símbolos empezaron a tomar fuerza y brillar…iluminando el camino de aquella alma oscura…haciendo que sea palpable y que recorra las paredes de aquel edifico….como la oscuridad mas completa…como un ser espectral…preparado para devorar el alma débil de aquel joven vampiro….que las miraba con toda su confianza sosteniendo aquel cáliz…..en el que el contenido empezó a hervir…y un humo misterioso lleno toda la estancia…la pelea estaba a punto de comenzar….el horror y la oscuridad hicieron mella en los espiritistas…pero aun así…todos permanecieron en su sitio expectantes…ya que a excepción de las dos vampiresas nadie sabía exactamente lo que se estaba haciendo ahí….y que es lo que estaba pasando….

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El regreso de un alma Oscura -Privado Evangeline, Jeremias-

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 19, 2013 3:35 am

Soy quien las susurra, soy el que las guía y ahora es el momento en el que me ¡despiertan!

Desde que me quede en letargo, me uní aun mas a mi único amor y obsesión, Azuka. Pero algo fuera de mi control, hizo que unos malditos bastárdos aniquilen mi cuerpo físico. “Malditos cabronazos!” Y desde entonces, estoy buscando la forma de volver a la vida. Tan solo dos personas son capaces de hacer ese milagro. A una de ellas, ya la tenía localizada, Azuka nunca desapareció de mi campo de visión. Pero a Evangeline, ha sido demasiado complicado de encontrar, no dejo señas de su paradero y tuve que buscar los rastros de esencia. Además en aquel momento ella no tenía esa unión con Azuka, lo que dificulto su búsqueda. Aun así la encontré. Y ahora que están juntas, me despiertan a mi en este sitio. Una catedral que profanar. Un sitio de gran poder no solo religioso, sino pagano. Aquí me siento fuerte.

Observaba todo el ritual, mientras recorría aquel espacio. ¡Cánticos, magia y sangre, que más puede pedir un vampiro! Vi como, un vampiro debilucho, se sentaba en el trono estaba claro que ese sería mi nuevo cuerpo. Una observación, lógica debido a que su mente ni siquiera sabía en que consistía este acto. Mire con excitación los cuerpos medio cubiertos de las vampiras. ¡Que vampiro, humano o demonio, no las deseaba! ¡Perfectas! Y encima inteligentes, tenía demasiada ansiedad por tomar ese cuerpo y poder de nuevo tener entre mis manos a Azuka. Una mujer sublime en todo lo que era. Ojos azules de belleza insuperable, profundidad incalculable y frialdad más ardiente. ¡Perfecta! Estaría aquí tan solo describiendo lo atractiva y única que es. Pero, aun he de revivir.

Cuando el vampiro tomo de aquella copa, mi sombra oscura se poso sobre el cuerpo de él, las almas de ambos lucharon. Una guerra feroz, en la que él no tenía opción alguna. Suprimí su alma al máximo, ¡la elimine! Con un ansia, tome posición de aquel cuerpo. Mientras este convulsionaba. Tirando la copa al suelo. Y elevándose en el aire, para caer después sobre el asiento.

Abrí por primera vez mis nuevos ojos, tenía sed. ¡Horrible sed! De hecho, no veía más que ¡sangre! Pero el cuerpo, no me obedecía. Algo no iba bien, no tenía poder de antes. Y no tenía sensación de ser libre. Mire a los lados buscando ayuda. Pero no la encontraba. Un poder fuerte estaba azotando ese cuerpo y mi alma. Los cánticos aun estaban en proceso. Aun había ritual que terminar. Note como un fuego poderoso recorría este cuerpo nuevo y aun desconocido, mientras los cabellos tomaban el color rojo. Intenté hablar, pero no pude. Intenté moverme y tampoco. Intenté saber que pasaba y nada, mi mente estaba nublada por la sed. Pero no solo por la sed, algo no era como debía ser. No sabía que era.

No me quedaba de otra que quedar ahí a la espera de lo que pasaba a continuación.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El regreso de un alma Oscura -Privado Evangeline, Jeremias-

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 19, 2013 5:01 pm

Los símbolos de todo el sitio emitían una luz demasiado gutural… las luces que podrían verse en un portal al infierno probablemente; el alma de aquel que alguna vez había sido su guía se había materializado, era una escena encantadora el ver como aquella oscuridad palpable escudriñaba en todo el lugar, hasta finalmente llegar sobre aquel vampiro sacrificio, que se levantó en el aire, cuál cristo en la cruz mientras su alma era eliminada por la de Jeremias luego de una interesante pelea… todo aquello era demasiado terrorífico, el ambiente era inclusive más pesado del que se podía percibir con demonios al lado, y los espiritistas, al igual que algunos vampiros un poco más jóvenes, estaban evidentemente pasmados, totalmente paralizados sus cuerpos, aunque sus bocas seguían con los canticos, que no debían de detenerse.

El alma milenaria ingresaba en aquel joven cuerpo finalmente, y al mismo tiempo que esto sucedía, los símbolos y los canticos hacían lo suyo, para que el alma fuese aceptada por aquel cuerpo, haciéndolo suyo… al mismo instante que el alma del padre de la vampiresa de cabellos azabache entraba en el cuerpo, las luces se hicieron tan brillantes, que lograron cegarles por sólo un segundo, pero ése segundo después la luz se disipó, volviéndose una luz verdosa; pero algo más sucedía, los símbolos iluminados hechos con aquella sangre de vampiros¬ comenzaron a moverse, como si de cadenas algo extrañas se tratase… las mismas se movían lentamente, mientras las vampiresas seguían con las palabras, llegando hasta los vampiros que habían donado su sangre para poder dibujar toda la catedral…

Los vampiros se vieron sumamente sorprendidos, no sabían que era lo que sucedía, y algunos trataron en vano de escapar, pues al hacerlo aquellas cadenas de luz se movían mucho más rápido, logrando aprisionarles… una vez que había capturado a todos los vampiros que donaron su sangre, la luz verde se extendió por completo por sus cuerpos, comprimiendo los mismos cada vez más, hasta que exprimió sus cerebros, músculos y huesos… convirtiéndolos en enormes masas de sangre… sangre que comenzó a correr por el suelo, techo y paredes, llegando lentamente hasta el cuerpo con el alma de Jeremias que flotaba en el aire, cubriéndolo completamente… la sangre fue absorbida por el cuerpo lentamente, dejando a su paso tras desaparecer, ya no más al vampiro que fue usado como sacrificio… los cabellos eran rojos, y hasta su fisiología había cambiado, era completamente la del dueño del alma que ahora lo habitaba… tal y como Azuka lo recordaba.

Pero solamente su físico era el que la vampiresa recordaba, algo en él había cambiado, ella se daba cuenta de esto en el mismo instante en el que el ritual terminaba… algo no estaba bien, su esencia si era la misma, pero difuminada, su poder, no era el mismo, había decrecido monumentalmente… y si bien su poder de vampiro seguía siendo mucho más fuerte del que cualquiera de los ahí presentes, le calculaba sin más el poder de un vampiro de cuatrocientos años de edad… esto no estaba bien, no!!... el ritual estaba perfectamente escrito, no debería de haber sucedido algo como esto bajo ningún concepto, él debía de tener el mismo poder de los milenios sobre sí, ¿Qué había fallado?, eso no estaba bien, no debía de haber fallo alguno… él estaba ahí, frente a ellas, pero… no era el mismo del que había vivido prendada los primeros años de su inmortal existencia… ahora, con el poder demoníaco que corría por sus venas… es probable que ni él podría hacerle frente, cosa que la desanimaba mucho, pues recordaba las exquisitas batallas que tenía con él, de las cuales había aprendido muchísimo, aunque nunca hubiese sido capaz de ganarle…

La vampiresa con su mente se dirigió a todos los espiritistas del lugar de que salieran de la catedral inmediatamente, y que cerrasen las puertas desde afuera tras de sí, Jeremias despertaría con una sed abrumadora, y no pretendía dejarle tomar la vida de sus preciados espiritistas, por lo que tenerlos fuera del lugar sería lo más pertinente… no obstante, quedaba una buena cantidad de vampiros que no habían sido absorbidos por el ritual como sacrificios de sangre para que el alma y el cuerpo se convirtieran en uno mismo nuevamente… y esto tampoco escaparían a la hoz de la muerte aquella noche, la mano huesuda tocaría una vez más sus rostros, sus pálidos rostros, para convertirles en cadáveres, pero ésta vez sin posibilidad de poder volver a levantarse…

-Lord Marius Alexander Jeremias Von Doom… Jeremias… padre…

Le decía lentamente con su fría y gutural voz que poseía siempre un deje de femineidad y seducción en el timbre, tan única de ella…

-Bienvenido…

Dijo una vez más, quitándose la capucha negra de cubría su cabeza, dejando al descubierto su rostro, para hablarle una vez más posteriormente…

-Adelante… aplaca tu sed… éstos son tus sacrificios…

Le decía con un ademán que dirigía su mano en extensión tras de sí, hacía todos los vampiros detrás de ellas dos… quienes evidentemente se horrorizaron con lo que sucedía, máxime al escuchar las palabras de Azuka, quienes les exponía como la cena para aquel ser de cabellera de fuego que se imponía sentado sobre aquel altar…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El regreso de un alma Oscura -Privado Evangeline, Jeremias-

Mensaje por Invitado el Mar Ene 22, 2013 6:12 am

Una lucha infame….un horror palpable…el miedo…evidente temor por las propias existencias de todos los que estaban ahí presentes…menos ellas dos….los ojos azules de las dos mujeres estaban clavados con deleite en aquel vampiro…..Y es que la fiera batalla por el dominio de aquel cuerpo…aquel templo de poder y de vida…o no-vida debería decir…era algo excitante…bello…algo diferente…una lucha brutal….en la que los sonidos de las dos almas hacían que todo el interior de los presentes vibre con la intensidad brutal de todo lo que estaba pasando….y es que el poder desprendido de Jeremías sobre aquella alma…era brutal…hacia que las vibraciones sean tan potentes y oscuras….que los presentes involuntariamente pierdan el control sobre si mismos…sobre esta sensación de pánico, horror y temor….cosas que llenaban el ser de la vampiresa con sumo placer con sensaciones casi sublimes…haciendo que sus ojos brillen con intensidad y sus colmillos se asomen de la nada…en una sonrisa infame….que plasmaba aquel placer…aquella vibrante sensación de poder…y es que no podía disfrutar mas….tan solo de esa visión oscura de las almas luchando….Era como un teatro japonés de sombras…en el que tan solo se podía ver aquellas siluetas en una intensa lucha…en la que tan solo había un ganador y que estaba aclamado de ante mano….La visión era grotesca….cuando una de las sombras la mas infame…la mas densa y grande partió en dos a la mas débil….haciendo que se esfume por completo de aquel sitio….perdiéndose en las arenas del tiempo…sin ir a ningún lado…..ni infierno…ni cielo….solo el perderse y ser olvidada para siempre….un destino cruel…..un destino horrible para cualquier ser….y es que todos buscaban lo mismo…ser perpetuos..queridos y recordados…..mmmm pues bien…este nunca lo sería….nadie se acordaría de su nombre…nadie lloraría por el….y nadie le recordaría….una pena?, no en absoluto…de hecho esa sensación de poder que ella junto con Azuka eran las culpables de ese hecho…era algo magnifico…era algo satisfactorio….ese sadismo era lo más preciado….y admirado…..La vampiresa podía sentir como los que las estaban rodeando consideraban la opción de salir corriendo…pero porque estas mentes débiles siempre eran tan cobardes…con toda su determinación Evan domino a todos los que querían dejarlas rompiendo el ritual….haciendo que permanezcan en su sitio y prosigan con los cánticos…cosa que hicieron si ninguna perturbación visual para nadie….y es que dominar mente era cada vez mas fácil con las nuevas habilidades que poseía y pocos podrían notar ese control…a excepción sin duda de Azuka…su preciosa amiga…que parecía embelesada viendo como volvía Jeremías…

La luz era tenue…pero a la vez era suficiente…era sugerente y mágica….creando aquel ambiente único que tanto tiempo llevo de su estancia en este mundo…un estudio exhaustivo y que ahora daba frutos…pero ella no estaba dispuesta que este vampiro milenario haga trizas todos los planes que ellas tenían en marcha y menos aun que manipule a Azuka…de hecho…esta ultima parte era mas que considerada por la mujer de cabellos plateados….y aunque no podía odiar del todo a Jeremías por lo que Azuka sentía por el…no quería decir que le aprecie en lo mas mínimo….de hecho…sus actos estaban inclinados a dominarle…ha hacer de el, alguien mucho mas débil…alguien que no tenga mas remedio que someterse a ellas y como mucho tomar un asiento en el consejo de los vampiros…esos seres secundarios q creían tener poder y que creían que podían manipular a Azuka o a ella, aunque ciertamente, casi nadie sabia nada sobre Evangeline….solo que era una simple científica….pero si que la temían…y es que a muchos de ellos, ella ya les dio el toque de atención…creando en su mente un tormento imposible de obviar….y es que no quería que nadie sepa de sus andanzas…y sus múltiples planes y experimentos…q tan solo una persona conocía a la perfección….Azuka….Y ahora con la presencia en escena de este vampiro las cosas tenían una pinta aun mas complicada….Evan conocía bien a Jeremías…sin ese velo de amor que tenía su amiga sobre los ojos…conocía bien sus formas y su pensamiento clasista cerrado y nada progresista…además que conocía bien lo poco que ella le gustaba a él….de como hace tiempo busco la rotura del vinculo junto a su propio Sire Russell….cosa que hizo que su fidelidad a ese ultimo merme sobremanera y que en los últimos días antes del letargo era patente por su parte…pero que su Sire trataba de arreglar estando a su lado en cada momento dándola todo de si…aun así no era suficiente para Evangeline…la demostró desconfianza hacia lo que ella consideraba y la mente….siempre había tenido bastante admiración por Russell pero con esas ultimas acciones hizo que ella deje de verle en esa luz sublime que suelen ver los vástagos a los Sires….y es que no merecía mas de ella….Evangeline, hizo todo por él…de hecho, creo las tumbas masivas de cadáveres….calculando a la situación de las estrellas de los templos para que sea una estrella invertida perfecta con el numero de cuerpos exacto para que el levantamiento de Mammon pase a la perfección….estaba claro que había mas cosas que ella tenía que haber hecho para que no pase lo que paso…pero por aquel entonces ya estaba decepcionada….y encima ese hechicero blanco….Pero realmente, el actual estampa de la vida y de lo que era ella….estaba siendo algo magnifico….algo mágico…y algo totalmente placentero….al menos para ella…el fin del mundo era lo mas bello que ha contemplado nunca…pero ahora esa belleza podría ser mermada con aparición de una oposición a sus actos….mmmm pero aun tendría que verlo…y sin embargo ya ha tomado precauciones……

Las divagaciones de su mente, cerradas en este caso a Azuka…eran amplias mientras seguía pronunciando las antiguas palabras de poder para que la toma del cuerpo de aquel vampiro sea completa….de hecho la lucha terminó…..con la evidente victoria de Jeremías…..podía sentir su poder antiguo y potente…que se hacia cada vez mas palpable en el aire…para todos los presentes….y es que era demasiado fuerte…..Y al fin, el vampiro tomo el cuerpo de aquel joven….en ese instante la luz cegó los ojos azules de la mujer….dejando un brillo blanquecino en la retina por algunos instantes…mientras volvía a la normalidad…toda la simbología que estaba escrita con sangre tomo un tono verduzco…cosa que no la sorprendió ni lo mas mínimo…ya que conocía bien que todos los que han donado su sangre para esta acción serían sacrificados….una leve perdida teniendo en cuenta la clonación…pero, aun así el efecto visual era impresionante…delicioso y ansiado para la vista de aquella mujer…mientras el silencio tomo el relevo de aquellas canciones del despertar….Poco a poco las luces se acercaron a todos los vampiros elegidos atándoles con una especie de cadenas q les llevarían a un digno fin…por alguien que era mucho mas superior a ellos….les ataba a si….con sangre….Evan dejo de controlar las mentes débiles…ya que no era necesario…no bahía escapatoria para ellos…tan solo quedaban los espiritistas…pero estos estaban mas que dominados por el miedo hacia ella que por el miedo de lo que pasaba ante sus ojos…y es que ella se preocupo del hecho, para ser mucho mas temida que cualquier acción inesperada de un vampiro o ritual que ellos desconocían…..

La mujer de los cabellos plateados…seguía susurrando las palabras que estaban atando a los vampiros menores…mientras veía como intentaban escapar de su destino…apretando con mas rapidez aquellos lazos de luz a su alrededor….haciendo de ellos tan solo masa sangrienta….una visión sublime….sin duda…Los ojos azules y gélidos de la mujer observaban los ríos de sangre que fluían hacia Jeremías….que al tomar el cuerpo de aquel joven quedo suspendido en el aire…por la magia…mientras el cuerpo y el nuevo alma se estaban conociendo y adaptando por así decir….pero para ello, hacia falta ingente cantidad de sangre….y esta debía de ser vampírica….y junto con las palabras y hechizos escritos en la piel de ambas harían que el poder completo de Jeremías volvería en este cuerpo y potenciaría este alma…..pero Evan no le daría esto…borrando no solo parte del hechizo sobre su muslo….sino….otro sobre uno de sus hombros tapados….haciendo que su poder merme hasta mínimos….solo tendría el poder que este cuerpo podía admitir….haciendo cálculos mentales…poder de unos 400 años….no estaba mal…..y aun así…era fuerte….pero ya no era poder milenario….era un casi un dios…con todo lo que tenía antes….y si ahora volvía con esto…nadie estaría a salvo….tomando Jeremías el control…ellas eran las primeras en sufrirlo…pero ahora…ya estaba mas tranquila….porque 400 años de poder en este cuerpo no eran nada contra ellas dos…y sus nuevas habilidades….La mente de la chica volvió a su observación deliciosa de los ríos de sangre que empezaron a cubrir por completo aquel cuerpo…recorriendo toda la estancia….una visión placentera sin duda…y es que un baño de sangre como este era algo que siempre deseaba hacer…daba igual tiempo, sitio, el lugar….pero no la persona….de todas formas Evan deshecho sus pensamientos mas excitantes y lujuriosos con esa visión sanguínea….mientras veía la transformación de aquel hombre a Jeremías….sus cabellos rojos…sus rasgos…

Evangeline por la conexión que poseía con Azuka sabia que esta se percataba del cambio de poder en aquel ser que tanto quería….pero de momento tenía que mantener el silencio….tan solo en el momento indicado ella la revelaría el hecho, de que era ella la culpable de aquella situación…de aquella merma de poder….de que no confiaba en él….y que lo hizo por protección de ambas ante lo que Jeremías representaba si volvía en todo su esplendor…..la vampiresa de cabellos plateados….sufría el tormento de la mente de su amiga…entendía a la perfección y es que la eran trasmitidos todos esos sentimientos de confusión….que ella quería resolver tan solo abriendo su mente por completo…pero no era ni momento…ni lugar…además que Azuka necesitaba ver lo que la propia Evangeline veía…y eso solo se daría cuando Jeremías vuelva e intente imponer su poder y control a ellas y a todos los demás…cosa que no podía permitir bajo ningún concepto….así que tan solo soporto de forma mas agónica q el dolor de los demonios en su mente aquellas preguntas de Azuka…..Pero había algo demasiado grato para Evan en todo esto…y es que había decepción por pare de Azuka…ella estaba decepcionada de esa merma de poder…puede que esto haga verla cuan peligroso sería el para ellas ahora mismo….y cuan peligroso era para todo lo que ellas estaban llevando a cabo……

La escena era mas q interesante….Evan aun seguía con las palabras sagradas…mientras los espiritistas aliviados salían de aquellas estancias…con máxima rapidez y cerraban la puerta desde fuera….con unas vigas tremendas….el miedo de ellos ahora era menor….se sentían a salvo ahí fuera….y los pobres vampiros que estaban a un a su lado…creían que los sacrificados hasta ahora eran suficientes para despertar a alguien tan antiguo…se sentían a salvo…aunque el hecho que los espiritistas salgan hizo que un cierto nerviosismo recorra las estancias…pero sin mas que un murmullo….no era patente…no era fuerte….no era importante….esto hizo que una leve sonrisa aparezca en su rostro de nuevo…mientras este estaba escondido bajo la capucha negra….su mirada por un instante bajo…..mientras aun seguía creando sonidos casi inaudibles que hilaban el alma de Jeremías al cuero nuevo….dejando que Azuka le hable….dejando que ella le de la bienvenida…..mientras ella, mantenía la magia viva….y es que hasta que no termine con todas las victimas era necesario seguir hilando el ritual…..cosa que hizo con otras dos vampiresas que estaban tras ella….y que estaban dominadas por ella por completo…para que no se asusten de forma innecesaria ante la masacre que estaba por llegar y que sin duda haría mella en sus débiles mentes….q desconocían el propósito y el numero de las victimas necesarias…..así que formo un circulo con ellas….cerrado en el que solo se miraban unas a las otras…como si nada mas existía…creando una magia ancestral….potente…vibrante….q se podía sentir en todo el edificio….mientras los símbolos empezaban a brillar de nuevo…..al abrir el vampiro los ojos…..

Evangeline podía sentir de nuevo el horror por las palabras de Azuka…era un horror demasiado grande….todos los vampiros empezaron a buscar salidas posibles de ahí….pero todas estaban cerradas por esta magia que ella y otras dos vampiresas estaban creando….y es que cerraron una cúpula de la que nadie podía salir….tan solo cuando el ritual termine….y este tenía un numero de victimas….y un punto de culminación…que consistía en que el despertado….tome su poder ultimando la unión completa de cuerpo y alma…haciendo que sean uno….hasta que esa ultima parte no se de….no era posible dejar de recitar….lo bueno, era que la dominación era algo sencillo….y lo malo que ella deseaba probar a estos seres horrorizados……mientras sus sentidos disfrutaban de ese olor a adrenalina…y desesperación….adorable situación…magnifico contexto….y genial momento….aunque la pena era que el que despertaba no era del todo de su agrado….pero aun así merecía la pena tan solo por estas sensaciones que ha sentido….

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El regreso de un alma Oscura -Privado Evangeline, Jeremias-

Mensaje por Invitado el Jue Feb 14, 2013 3:54 am

Mi alma lucho de forma brutal con la alma débil y decepcionante de aquel ser, realmente no entendía como es que habían escogido a alguien tan sumamente insignificante para tomar el cuerpo de él. No me costó en absoluto tomar aquel cuerpo, dejando el alma partido en dos. No era importante. Y yo estaba demasiado ansioso para tomarlo. Quería vivir, necesitaba vivir de nuevo. Quería saborear la sangre, amar a Azuka, matar a la gente. Todo era sed de una u otra forma. Y ahora la tendría. Poseería el poder y el control. Daría muerte a los infieles y a los indignos. Sometería a todos bajo mi yugo. Haría verguerías con todas las cosas. Y encima eliminaría aquella conexión que ya estaba de nuevo establecida entre las dos mujeres.

Entré en el cuerpo débil de vampiro. Y derepente sentí como mi propia esencia lo hacia suyo, solo podía ver lo rojo de la sangre, mientras tomaba el poder. No comprendí que estaba flotando, pero esto era algo normal. Yo era un antediluviano y mi poder era desmesurado, podía volar, telequinesis, controles mentales de todo tiempo, etc. Pero ahora solo sentía mis nuevas venas, que se llenaban con la sangre. La sed no cedía. Deseaba placeres carnales y de sangre.

Mis ojos se posaron en las figuras asustadas de los vampiros. Y como míseros humanos se escapaban por una puerta. Nos estaban encerrando, pero de verdad, creen que una puerta puede frenarme a mi y todo lo que soy. Dios de muchos siglos, vampiro y amante de los placeres más oscuros. Yo soy dios y ahora todas estas criaturas serían mi sacrificio. Podía oír el cántico. Habían hecho bien los deberes.

Al fin, mis pies se posaron en el frío suelo. Mi aspecto poco a poco tomo el habitual. El cabello se torno de color cobrizo. Mis ojos adquirieron su color habitual y hasta el cuerpo tomo la estructura ósea adecuada a lo que era mi cuerpo anterior. Mire a las mujeres encapuchadas. Reconocí sin duda alguna a la mujer más impresionante, bella, única y oscura de todas las que existen. Azuka. Mi Azuka. Quería ir y poseerla aquí mismo, pero tenía demasiada debilidad inusual en mi. Sin duda la sed y falta de sangre eran grandes en mí. Asíque tan solo la escuche. Mirándola lujurioso e infame. Ella podía ver mis deseos hacia su ser y su cuerpo. Su sangre era el elixir más delicioso. Era mi única, es decir, todos los vampiros tiene a su “único”, es el ser la sangre del cual le parece la mas dulce y adictiva. Azuka era mi único y sin duda la deseaba por encima de todo. Pero ahora tenía más sacrificios que tomar.

Sin piedad alguna me acerque a mis victimas y uno a uno los cace en la oscuridad de la eternidad que me acercaba cada vez más a la nueva no vida. Tomé el elixir de sus existencias clavando mis colmillos en sus tiernos y débiles cuellos, mientras succionaba todo lo que era mío. Desmembrando los cuerpo con placer y sadismo. ¡Era maravilloso! El olor a la muerte y la sangre hacían que me sienta bien, que al fin pueda hablar y gruñir. No tuve piedad de nadie, menos de un grupo de mujeres encapuchadas. Pero algo no estaba bien. No me sentía como siempre.

Deje todas las estancias destrozadas y llenas de sangre, llenas de muerte y cadáveres por doquier. Me acerque lleno de sangre a Azuka. Tome sus manos con delicadeza pero determinación y cierta posesión. Y es que ella era mía, solo mía. Ahora que las fuerzas estaban conmigo, en su pequeña parte, me sentí capaz de controlar ese deseo por hacerla mía y controlar todos los demás sentidos que me atormentaban por su desuso y por este cuerpo tan débil.

La voz gutural, sensual y seductora que poseía tiempo atrás lleno de nuevo esta habitación. Me sorprendí de oírme de nuevo. Pero disfrute de ello. Mientras mi mirada se hundía en el océano azul y frío de la mirada más bella de esta existencia.

-Gracias, mi querida hija. Azuka. Al fin, puedo contemplarte y tocarte. Tanto tiempo sin ello, se me hizo mas largo que una eternidad. Te ves tan bella como siempre.


Mis manos se deslizaron por sus brazos, por sus hombros y bajaron por el contorno de su cuerpo hasta la cintura acercándola a mí. Mientras mis ojos la devoraban ansioso en la cercanía. La acercaba con posesión hacia mi y mis labios. Tomando un beso pasional y sangriento. No podía reprimir ese instinto. La deje saborear todas las victimas que terminaba de consumir, sin entender que es lo que estaba saboreando en ella. Mis sentidos estaban confundidos. Estaban aun medio dormidos. Solo disfrute de aquel beso y esa cercanía alejándola después un poco de mí, pero sin soltarla. La necesitaba tener cerca y sentir. Pero entonces.

-No estoy completo, mi fuerza esta mermada. Algo no ha salido bien. Se han confundido de procedimiento.

Acuse con tono algo molesto mientras mire al pequeño coro. Reconocía a Evangeline, la más baja de todas, pero la más fuerte. Tenía dominadas a las demás, podía verlo. No veía el rostro de ella, ni nada más que una negra capa. Pero la conocía. En parte me daban ganas de ir y destrozarla, porque seguro que ella era la culpable de aquel percance. No, no lo haría. Tenia que pensármelo bien, no era un enemigo fácil y menos aun era alguien a quien enfrentar directamente. Seguro que saldría quemado. De hecho, solo hay dos seres que temo enfrentar y son Azuka y Evangeline. A pesar de ser inferiores en edad. Evan no es un vampiro corriente. Fue creada por Russell y el solo escogía a los más poderoso seres vivos. Ella era la única consideración, la única de la que él se sentía orgulloso. Siempre supe de su unión con la tierra, de su parte casi mágica. Druidas los llamaban antaño. Nunca la he visto mostrar esa parte de su poder y ninguna en realidad. Por alguna razón siempre escondía sus dones usando solo la mente. Y Azuka, mi hija adorada. La cree en el vientre de su madre, una damphir. Pero la di todos los dones cuando contemple la perfección de su ser al crecer. Sus poderes eran únicos, ser mi hija significaba tener parte de mi poder y teniendo en cuenta que ella es la primera, debería de desarrollar unos poderes extraordinarios. Fuerza, oscuridad y mente, combinación perfecta. Ella lo era. Azuka es perfecta. Combinación de las dos, letal.

-Pero tranquila, mi niña. Recuperaré lo que me falta. Ahora solo quiero disfrutar de tener un cuerpo de nuevo y poder abrazarte. Y que me ilustres sobre lo ha pasado en este tiempo que he estado fuera. Veo que Evangeline esta aquí.


Por alguna razón, quería ver la cara de la mujer que se escondía bajo la capa. Ciertamente, no sabía porque, puede que para confirmar mis sospechas. En parte quería destrozarla, beber su sangre y dejar ese lindo cadáver junto con todos los demás. Pero por otra, Azuka pondría sufrir algún daño y esto era imperdonable. Mire la silueta de Evan y después volví mis ansiosos ojos a Azuka. Esperando que me guíe en este nuevo despertar.

Me sentía extraño en el cuerpo nuevo y aun algo incomodo. Una erección molesta se hacia presente, pero no podía hacer nada. Este cuerpo joven aun no se controlaba y yo tenía que adaptarme. Aprender a controlar algo que no es tuyo es complicado y ahora estaba bastante incomodo con esa sensación de humanidad y sentimientos que aun quedaban del dueño anterior.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El regreso de un alma Oscura -Privado Evangeline, Jeremias-

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 16, 2013 8:43 am

La vampiresa podía notar como el alma del vampiro se apoderaba del cuerpo nuevo que ahora poseía, le notaba algo distinto, pero se lo atribuyó a la sed inicialmente, pues su ser estaba totalmente apoderado de una sed más fuerte que él, y la necesitaba para completar su fuerza y su poder. Aquella inmortal de cabellera azabache que magnificaba con el exquisito espectaculo que su padre las estaba dando, masacrando a aquellos vampiros que huían despavoridos… los colmillos de la vampiresa salieron a flote con aquel teatro macabro privado, y una malevola sonrisa se dibujó en sus labios rosa, que estaban cubiertos en parte por dibujos de sangre, al igual que el resto de su níveo cuerpo de marmol viviente.

Era una perfecta cacería, de un ser superior, aquel dios terrenal que ahora regresaba, probablemente deseando recobrar sus dominios y poder, pero penosamente para él, era ella ahora la reina y señora de todo, y por mucho que lo amase, no le daría más que el liderato del consejo, como mucho, pero jamás su lugar como líder… finalmente la masacre de la catedral había finiquitado, y el vampiro recobraba su antigua gloria… pero no del todo, que sucedía?... su presencia y poder no parecían ser lo que fueron!!, porqué parecía ser tan débil a comparación?... todos los calculos eran impecables, no había lugar para un fallo… esto solamente podría significar algo, sabotaje… y la única para hacerlo de forma que no dañase completamente el ritual sería… Evan…

Azuka no podía juzgar a su amiga, claro que no!!... conocía muy bien lo que ella sentía por Jeremias, y el simple hecho de que la hubiese ayudado a traerlo de vuelta la bastaba, además; noches atrás, cuando los preparativos iban a iniciar, ella le había dicho que no la dejase cegarse completamente, y que hiciese lo necesario para que sus planes que llevasen a cabo… así que solamente podía pensar que ella estaba cumpliendo con la promesa que la había hecho; pero bueno… no era un completo fracaso, su padre estaba de vuelta, y ya encontraría la forma para devolverle su poder…

Finalmente el inmortal padre de Azuka estaba de vuelta, y se acercaba hasta ella cubierto completamente de sangre… todo él era una escultural obra en color rojo, donde solamente sobresalían sus verdes y profundos ojos; la tomaba de la mano con fuerza y posesión, ella por fin sentía nuevamente el frío de aquellas manos ajenas… y fue como que si una corriente electrica la inundara, con miles de recuerdos que bombardearon su mente en una fracción de segundo… todo lo que habían vivido juntos, todo ese amor inmortal tan vívido y claro; y sabía que algo de tal intensidad penetraría en la mente de su amiga por su conexión, y que probablemente no sería algo agradable para ella quien repudiaba tanto a Jeremias.

Ahora él le respondía a la bienvenida que ella le había dado… sus palabras eran la más perfecta melodía, hacía tanto que no lo escuchaba!!, era el mejor placer para aquella vampiresa, que deseaba tanto al ser que tenía frente a sí, no obstante no era el tiempo ni el lugar; tenían toda la eternidad por delante para poder compenetrarse una vez más, de momento lo importante era que él supiese que era del mundo en su ausencia, aunque ciertamente gracias a la sangre que acababa de ingerir, ya contaba con una amplia visión de lo que había sucedido en el mundo… y como eran vampiros subordinados de Azuka de los que había consumido la vitae, ciertamente estaría ahora enterado de que era ella la nueva líder de los hijos de Caín.

Luego de un par de halagos, las manos del vampiro bajaban hasta la cintura de Azuka, acercandola hasta su cuerpo, notando un intenso fuego en la mirada ajena, mismo que era correspondido, aunque en él los instintos estaban a flor de piel… demasiado la verdad, ella podía notar con facilidad que él deseaba devorarla, pero debería de aguardar, aún no era tiempo para esto… y en un instante, sus labios, la sangre… aquel beso lleno de pasión, lujuria y deseo no se podía hacer esperar; con tal acto, las pocas vampiresas que se habían quedado con vida recitando los canticos junto a Evan, se darían cuenta de lo que este ser sinificaba para su líder, en cuanto a Evan… ella ciertamente no se sorprendería por esto… Azuka sabía que él notaría los cambios que en ella había, no obstante, quizá no tan rápido, no ahora que su nivel de poder no era el mismo que solía ser.

Entonces las palabras del vampiro, fuertes y potentes resonaban en la estancia; ya se había dado cuenta de lo que pasaba con él mismo… y es probable que su sagaz mente había llegado a la misma conclusión que ella… Azuka bajó la mirada con suavidad, pues no podía exponer a su amiga... prefería cargar con la culpa de un posible fallo, aunque ella sabía que el procedimiento era impecable y perfecto… y notó como la mirada de Jeremias se posaba sobre Evan y las demás vampiresas de túnicas negras; sin necesidad de leer su mente, sabía lo que él estaba pensando, Evan… pudo notar un deje de rabia en su rostro; pues sus instintos eran demasiado fuertes; pero se hubo controlado… pues él mejor que nadie sabía que de tocar a Evan, la propia Azuka sufriría las consecuencias.

La vampiresa pasó su mano con suavidad por el rostro del vampiro que regresaba luego de indagar con la mirada al grupo de féminas vampiricas, hasta el rostro de la líder cainita, dedicandole una suave sonrisa ante sus ultimas palabras, acercandose a él para besarlo ahora con un poco más de suavidad, apartandose luego para dirigirle nuevamente la palabra.

-Pronto volverás a ser tu mismo mi amado… y sí… sabes bien que sin ella esto no habría sido posible!!... en parte le debes este encuentro a ella, así que… espero que dejes las viejas riñas del pasado, justo ahí…

Le decía en tono atento y dulce, pero serio… sabiendo perfectamente que eran palabras vanas, pues ninguno de los dos cambiaría su posición con respecto al otro con facilidad… pero bueno, ambos eran importantes para ella, y Azuka para ellos, por lo que, al menos por ella, intentarían llevar la fiesta en paz.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El regreso de un alma Oscura -Privado Evangeline, Jeremias-

Mensaje por Invitado el Mar Feb 19, 2013 7:32 pm

La vampiresa seguía dominando a las otras vampiresas mientras, los cánticos sonaban como fondo épico a la matanza que estaba teniendo lugar…y es que el olor metálico y dulce de la sangre estaba llenando el ambiente…haciendo que el aire se vuelva turbio y deseable para las mentes frágiles de las que estaban cantando junto a ella, sintiéndose agotadas cada vez más ante aquel desgaste energético…Deseaban unirse a ese baile de la muerte que Jeremías estaba protagonizando y dirigiendo….hasta deseaban ser sus victimas…No la sorprendía…eran mentes débiles y él era mucho mas fuerte…además su sensualidad…su atracción…era alguien de mucho poder a pesar de todo….lo podía sentir….pero se alegraba de que al menos, ahora estaba mermado y que su amiga podía mantener su puesto….y controlarlo a como se le antoje…

Las voces casi angelicales de las mujeres llenaban cada rincón con las notas ceremoniales obligatorias…apagando los gritos de los que estaban siendo sacrificados de forma más atroz, para dar vida…a aquel vampiro….esa sinfonía de la existencia hacia que cada vez el control de aquel hombre de atractivas facciones y cabellos de fuego, sea mucho más sólido…quedaba poco para terminar el ritual y que al fin el cuerpo en el que moraba ahora este alma poderosa, tenga todo el “derecho” a lo que representaba esa nueva existencia…

Los ojos de la mujer se cerraron con cierta fuerza mientras podía sentir el vendaval de los sentimientos de Azuka…era como una tortura lenta, unas sensaciones completas…sentimientos que sin duda alguna la perturbaban su limpia mente, haciendo que pierda en parte el control…mientras su ser se aceleraba sin control…esa sensación la era conocida a la vampiresa, ya que …su corazón se conmovió solo una vez…por ello, el que lo hizo aun estaba pisando con firmeza esta tierra…pero sin duda alguna nunca ha sentido nada semejante a lo que compartían estos dos vampiros... Era amor puro, sublime, lleno de texturas…de razones…de locuras…de deseos…un amor que nada frenaría que nada apagaría, era un amor eterno como ellos…Y es que esas emociones que Azuka dejaba que Evan saboree gracias a su conexión eran como espinas demasiado largas y afiladas…clavándose en su carne…en su ser...en su mente….era una agonía….la perturbaba…la hacía sentir débil y casi perdiendo el control de lo que debería de estar haciendo….La mujer de cabellos plateados…podía notar como la sangre de su propio cuerpo aceleraba el paso por las venas….pero el dolor poco a poco mitigaba…se estaba acostumbrado a ese amor puro y devoto que sentía Azuka…sin duda esto afectaba a su visión hacia Jeremías. Nunca le ha odiado de verdad, no era capaz de ese sentimiento o cualquier otro, pero sin duda no le apreciaba…no le consideraba…no le daría opción…pero ahora mismo, había algo dentro de ella que deseaba darle un abrazo de bienvenida… Cosa que aborreció….por todos los medios y sentidos….Sus ojos se cerraron con cierta fuerza….mientras se concentraba…frenando el flujo de aquellas emociones y sentimientos….recobrando el control de lo que eran los propios…no entendía de porque a su mente llegaron dos imágenes…de dos hombres diferentes…uno de ellos sin duda hizo que un escalofrío recorra toda su espalda pintada con simbología variada…La fémina pudo sentir la pasión del beso que los vampiros que se estaban regalando…mientras una sonrisa ya de lo más tranquila afloraba en sus labios que no paraban de moverse en un catar necesario…y es que había conseguido dominar el flujo de emociones por completo, gracias a esa visión….que la hizo sentir más tranquila…Evangeline, sabía que su destino no era como el de Azuka…pero por alguna razón esos sentimientos hicieron que vea trazas de lo que la esperaba…como no tenía ni idea…ni porque…pero había visto su final….el principio en el que esa misma clase de emoción ahogaría lo que ella era….pero no era una mala visión…no se sentía atemorizada…o preocupada….

Por unos momentos, Evan se perdió en las divagaciones de lo que este despertar representaba….y el cuidado que tenía que tener desde ahora…en cada movimiento….sabía que Jeremías no la perdería de vista….y sabía que Azuka pensaba darle el poder del consejo…en lo que la vampiresa no estaba de acuerdo…pero que aceptaba. Sin duda, Azuka sentía demasiado por este vampiro y le daría todo lo que podría…sin sacrificar su poder….Sólo había una cosa que Evangeline temía y era un golpe desde dentro…con Jeremías como cabecilla de este….

Las palabras del hombre sonaron decididas…sin duda se daba cuenta como Azuka…que el poder que le faltaba era obra de ella…esas sospechas hicieron que bajo la capucha una sonrisa mas ancha aflorase, mostrando sus colmillos a la oscuridad de su propio escondite….En la que ella revelaba la verdad, a su querida amiga….Frases de apaciguamiento….y de cuidado, por parte de Azuka hicieron que esa sonrisa desaparezca…mientras los cánticos terminaban….y las vampiresas que estaban a su lado caían agotadas al suelo sin sentido….Toda su energía vital estaba agotada….pero aun no estaban muertas….El domino sobre ellas de Evangeline…también estaba terminado…

Con suavidad la mujer se giro hacia los dos vampiros…y se quito la capucha….para mirar a los ojos del que casi las mata a ambas….Los ojos azules se encontraron con las orbes verdes…como esmeraldas brillantes…de sed y deseo…un deseo de todo lo carnal por su amada Azuka….pero al vislumbrarla, esa expresión cambio….una mueca de satisfacción apareció en el rostro de Evan…por este hecho….

-Bienvenido, Jeremías….mmmm te ves magnifico…..he de decir, que lo más probable que no consigas volver a tener todo el poder que antes tenías….y es que según he leído, tan solo al despertar se puede conseguir el poder….después tan solo podrás tener atisbos y recuperar trazas….así que no guardes mucha esperanza…aun así…deberías agradecer estar aquí en cuerpo y con lo que se te ha dado….Digamos que no ha sido nada sencillo….Y ahora, que estas aquí….y mi misión esta terminada…creo que os dejo…a que disfruten de su intimidad, pero no se demoren el sol esta a punto de salir…y además hay demasiados demonios rondando esta zona…Por cierto, querido….no fue un fallo…..

Sus ojos azules brillaron en desafío completo….entendía que esa declaración era algo bastante importante y fuerte, y que la darían consecuencias…pero necesitaba poner los puntos sobre las ies desde el principio…y más porque sino lo hacía ahora, la relación de ambos podía empeorar….y llevar a Azuka al extremo. Por ello….no arriesgaría a su amiga….y tan solo aclararía todo ahora…para que sus caminos no se crucen más….Lo bueno de todo esto que su mansión es la que más lejos esta de todo el complejo y que nadie pasa por ahí a no ser que sea imprescindible…

-“Lo siento, querida…pero tenía que decírselo….sino esta cacería no se terminaría….Y lo sabes…”

Aclaro la mujer a su amiga…mientras la hacia una leve reverencia….y empezaba a alejarse por el pasillo con la agilidad de un felino…hacia la cerrada puerta….sus ojos estaban cerrados…ya que sabía que Jeremías haría algo….lo conocía hasta mejor que su propia hija, ya que Evan no era ciega a todas las ambiciones de aquel vampiro, no era ciega a los sacrificios que era capaz por el poder….Sus sentidos estaban alerta….para esquivar cualquier ataque…

La capa negra revelaba la marmórea piel pintada…mientras la plateada melena se mecía con tranquilidad sobre su espalda…podía sentir las miradas sobre su espalda…pero no la importaba lo más mínimo…ni si quiera las vampiresas que estaban ahí desmayadas…Ahora mismo, solo deseaba irse y ocuparse de sus que haceres…como la preparación de aquel edificio para el baile o sus magníficos laboratorios…escondidos en varias partes….no quería perder más tiempo con estupideces….y rivalidades….Aunque se daba cuenta que no escaparía de Jeremías por mucho tiempo….y que ahora mismo su sangre estaba hirviendo por su causa…también podía sentir el latir de los corazones asustado que estaban esperando fuera de las puertas….sus ojos azules seguían cerrados…mientras escuchaba….analizaba y se preparaba….

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El regreso de un alma Oscura -Privado Evangeline, Jeremias-

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:05 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.