Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

El comienzo de la esperanza.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El comienzo de la esperanza.

Mensaje por Invitado el Mar Ene 15, 2013 12:08 am

La noche se cernió sobre la selva urbana de Nueva York, criaturas y tinieblas despertaban de su letargo para hacer de aquel lugar un desierto de miedo y desesperación. Pero ese mal que conducía al hombre por los senderos de los pecados debía de saber que su reinado de oscuridad terminaría en llamas sagradas, al igual que la antigua biblioteca de Jericó. Ningún ser escaparía del pago por todos sus actos belicosos hacia la mayor creación de nuestro padre, el “hombre”.

Caminaba por las calles con mis ropajes( Camisa negra acompañada de una gabardina, en la parte inferior portaba unos tejanos y unas botas de color caoba) y el abismo de destrucción que veían mis ojos me hacia llorar….

- Porque…porque padre, tanto dolor injustificado….(pronuncie mientras las lagrimas recorrían mi rostro)
Ancianos azotados por la mano del tiempo yacían en las esquinas desnutridos deseando que la muerte se los llevase pronto y les ahorrara un sufrimiento innecesario. Niños robando para poder comer y sobrevivir en aquel decadente lugar, mujeres vendiendo su cuerpo a maleantes por un puñado de dinero….era horrible. Que fue del jardín… de la bondad y la fraternización entre hermanos, pues todos somos hijos del mismo padre.

-Porque!!!! Porque los abandonaste a su suerte..ellos no estaban preparados…( dije con desesperación mientras me arrodillaba en el suelo, apenas la gente me prestó atención pues estaba acostumbrados a que hombres más fuertes se derrumbasen de aquella manera).

Mientras seguía arrodillado en el frio y sucio suelo una niña se me acerco. Como un haz de luz en plena oscuridad, Ella llena de bondad y amor me ofreció una manzana un tanto deteriorada, mire a la niña con mis ojos llorosos. La muchacha tenía alrededor de 7 años; su pelo era rubio y sus ojos azules, tenia harapos como ropa. Sucia y hambrienta me miraba con una sonrisa para que estuviera feliz.

-Toma ( dijo la niña con una voz dulce y melódica) si tienes hambre te sentirás mejor.

Sonreí al mismo tiempo que abrace a la muchacha, la cual correspondió al abrazo, aun así de estar sorprendida por aquel acto inesperado. Ella tierna mente me beso la frente mientras seguíamos abrazados, era como si su mentalidad fuese la de una mujer adulta, pues lo que había vivido fueron solo momentos duros y ella sabía que yo necesitaba en ese momento amor y ternura.

-Gracias….pequeña….dime cómo te llamas?( proseguí con palabras cortas y breves, ya que el dolor me impedía hablar bien).

-No tengo nombre, mis padres murieron cuando yo nací y me criaron los vagabundos…se me conoce como Elena ( me dijo aquella hermosa niña con una sonrisa de humildad y inocencia).

De repente un grito surgió de la oscuridad, provenía de una voz fuerte y desgastada por la bebida.

-Niña!! De vuélveme lo que has robado!!!( dijo un camorrista mientras caminaba en la oscuridad y se dejaba ver con los pequeños rayos de la luz de la luna).

El hombre era de estatura media, corpulento y con aspecto irlandés. Tenía el pelo rojizo como el fuego y los ojos verdes, sus ropajes eran sencillos pero intimidantes. Pues vestía con unos tejanos rotos y una chaqueta tejana sin magas que dejaban ver sus fuertes brazos, a los ropajes le acompaña unos guantes de motorista y unas botas militares.

Mientras aquel pusilánime se acercaba hacia nosotros con intenciones hostiles saco una pequeña navaja de frió acero de la cual pensaba usar contra ambos. La pequeña niña llena de valor se encaro al hombre y le dijo.

-Bruto esta manzana es mía y haré lo que quiera con ella..Hum!!( parecía que no tenía miedo pero en realidad estaba aterrada pues su mano se apretaban fuerte mente en mi gabardina negra).

La bestia aparto unos cuantos escombros del suelo con sus botas y se puso delante de la niña, todo sucedió muy deprisa y yo por desgracia aun estaba en estado de shock por todo lo acontecido hasta entonces. Así que el animal se percato de mi estado y hundió su navaja en el pecho de la niña…ella sollozo. Cayo en mis brazos acompañada de un leve gemido, “la manzana rodó por el suelo”. La niña me miro mientras salía sangre de su boca y me sonrió…

El mundo había cambiado mucho se había vuelto más oscuro y lleno de personas no gratas, pues un acto de tal atrocidad solo podía ocurrir en estas circunstancias…por desgracia la avaricia del hombre y su arrogancia no tiene fin..

Yo lleno de odio y cólera golpe al malhechor raudamente con una de mis alas y el cayó al suelo asustado por el golpe. Pues él no había visto quien le había golpeado y eso le incomodaba. EL bruto e hizo un pequeño estruendo al caer y me maldijo de mil formas diferentes mientras miraba a todos lados en busca de quien le había golpeado, pero por desgracia mantenía la navaja en su mano de forma hostil.

-Maldito…..Desgraciado, También acabare contigo!!!!!( dijo con un odio profundo hacia mi).

Utilice mis alas como escudo y así poder atender a la pobre niña que yacía en mis brazos, notaba como la vida la abandonaba y debía de hacer algo pues la muerte estaba al acecho. Mis alas de color blancas dejaron caer algunas de sus plumas por el golpe que había realizado, haciendo esas plumas un leve circulo a mi alrededor.
Con valor y amor coloque mis manos en la herida de la pequeña y un leve aro de luz blanca comenzó a surgir de mis manos. Por suerte la navaja no había penetrado ningún órgano vital y gracias a ello podía intentar salvar a la niña, poco a poco el corte comenzaba a sanar y la sangre desaparecer.

Pero por desgracia aquel acto me debilitaba y me sentía como extasiado por la luz bendita que emitían mis manos. Durante un par de minutos mantuve las manos hasta que finalmente su herida se cerró por completo. La inocente criatura se agarro a mis ropajes como si yo fuera su padre , pues la pobre niña solo ansiaba cariño y amor así que la abrace fuerte mente y le dije…

-Tranquila, estas a salvo….cuidare de ti aun que sea mi última obra en esta tierra( pronuncie con voz temblorosa y algo deteriorada, pues apenas tenia energías).

Desgraciadamente el bruto se levanto con intenciones de venganza y se dirigió hacia a mí con el arma empuñada….
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la esperanza.

Mensaje por Invitado el Mar Ene 15, 2013 3:18 am

Con los últimos rayos de sol escondiéndose tras las ruinas de los altos edificios, de aquella ciudad que tiempo atrás había sido algo así como el centro del mundo. Mi cuerpo regreso del sueño diurno al que me obligaba mi condición de vampiro. Regreso a la vida… a la no vida de un ser de la noche, un señor de la oscuridad.

La luna, como un trazo de color plata plasmado por un artista de renombre sobre un lienzo oscuro, brillaba... no con su más intensa belleza, pues no estaba completa. De ahí que ella misma, día tras día luchaba para crecer hasta su tamaño real, el cual la hacía verse dueña y señora plateada del oscuro cielo que reinaba.

Bajo esta luz, que ahora me acompañaba… mis pasos resonaban sutiles, con débiles ecos distantes en las calles, en las destrozadas calles, de aquella zona de la ciudad destruida. Poca gente, muy poca vivía en aquellas zonas, pues los peligros eran constantes, sin embargo había escuchado que… sin adentrarse mucho en aquel lugar de penumbra, se podía encontrar un suburbio. Al parecer algunos humanos sobrevivían allí. Y según mis informadores; es allí donde podía encontrar el rastro de algo de suma importancia para mí.
En un callejón, oculto en las sombras, como si estas mismas quisieran seguirme por siempre otorgándome su velo para protegerme, detuve mis pasos, allí mismo, un silencio realmente efímero me rodeo, esfumándose cuando vi con mis ojos de vampiro, un pequeño asentamiento humano, decadencia a cada palmo del terreno. Se aferraban en seguir allí… pero yo a aquello no lo llamaría ni sobrevivir.

Pronto salí de mis pensamientos cuando un hombre joven, de cuerpo atlético, clavo sus rodillas en el suelo, tan pesado por lo que veía que hasta la misma vibración del golpe de su rodillas en la tierra llego a mi cuerpo inmortal. Allí presencie y escuche, pues aun a cierta distancia mi sentido del oído me permitía hacerlo. Un acto de humanidad absoluta, tanto por parte de la joven niña, como por parte de aquel misterioso joven. Seguí con atención todo el dialogo, seguí con atención mezclado con sorpresa como aquel humano de cabellos rojizos caía al suelo tras hundir el frio metal en el delicado cuerpo de la niña. Llamo mi atención como, al parecer nada lo golpeo. Reconozco que el olor de la joven sangre hizo que mis incisivos crecieran, pero mantuve mi humanidad y aun con ellos algo crecidos conseguí dominarme. Vi como los ataques de aquel humano no surgían efecto en la unión del joven y de la niña, como si algo detuviera o se interpusiera entre el agresor y los agredidos.

Algo que no había visto hasta ahora era aquel joven que sostenía a la niña herida, algo hacia con sus manos, pues sentí como la vida regresaba a la niñita; era algo que lo debilitaba, tanto que ahora había quedado a merced del asesino.
Con un movimiento de celeridad propio de los de mi raza y aprovechando que los cristalinos ojos de Elena se posaban de nuevo en su salvador… me coloque frente al hombre vestido con tejanos y de musculosos brazos.

-no mereces vivir humano, no mereces ni que te dé la oportunidad de redimirte (mi voz sonó lúgubre y oscura)

Mis manos tomaron su rostro y su cuello crujió con un ahogado sonido. Acompañe su cuerpo inerte con una facilidad inhumana, hasta dejarlo tendido en el suelo.

-¿cómo está la niña?

Pregunte fríamente al desconocido que la sostenía entre sus brazos. Mi cuerpo les daba la espalda, pero mi rostro comenzó a mostrarse lentamente sobre mi hombro derecho.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la esperanza.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 16, 2013 6:25 am

Era tan extraño ver a una niña sola en estas tierras, sentí su aroma a lo lejos y lo seguí a distancia, estaba ahí por una única razón, encontrar un rastro perdido de una parición. Al seguirla mire que luego un hombre se le acerco y no puede evitar mirar toda la escena, ese hombre no era común, obviamente algo en él era diferente. Trato con mucha ternura a la niña, protegiéndola, todo parecía normal, mirando la escena de lejos no tenia nada más que hacer que mirar, la niña estaba a salvo con el hombre. Me disponía a retirarme cuando mire a lo lejos ese extraño hombre acercarse, no pude evitar notar que todo eran tan extraño, no era normal ver humanos, una niña un hombre y ahora otro agresor en el mismo lugar. No me causo mucha confianza y mas cuando mire que el agresor se lanzo sobre la niña, en ese mismo momento un vampiro se apareció, no me habia percatado por completo de su presencia pero ahí estaba sujetando al hombre con fuerza, por el cuello. Me quede a mirar la escena, cerca del lugar, sabia bien que quizás se darían cuenta de mi presencia en breve, pero en ese mismo momento no interesaba, todo fue tan rápido el hombre extraño habia hecho algo para sanar a la niña, que poder podría tener para hacerlo. Un aura angelical quizás, definitivamente no era nada que haya visto antes o por lo menos algo que recordara en mis doscientos años de existencia. Respire levemente al mirar la escena, sangre de la niña y luego el vampiro matando al hombre, interesante sangre con sangre, me pregunte quizás tanto ruido podía bien hacer que algún demonio o monstruo se acercara.

- No creen que llaman demasiado la atención … es una zona de riesgo –mencione apareciendo frente a ellos, hice una señal de silencio mientras los invita a alejarnos del lugar pues era obvio que algo se acercaba, bien podían ser devoradores, canes del infierno o Berserker. E ese lugar no estábamos seguros en ese mismo momento, tanta sangre derramándose habia llamado la atención. Me acerque a donde estaba Samael y le propuse ayudarlo con la niña, para poder alejarnos del lugar antes de que algún demonio se acercara.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la esperanza.

Mensaje por Invitado el Vie Ene 25, 2013 10:21 pm

(De repente surgió de la oscuridad, un poderoso hijo de la maldición de Kain se dio a conocer entre todos los presentes. Poderoso fue su movimiento que solo se asemejaría al parpadeo humano, el sanguinario y poderoso vampiro salto en el aire rodeado por oscuridad y algunos cuervos..hasta que finalmente como un poderoso felino toco el suelo sin ruido alguno..”Impresionante”. Aquel hijo de la noche, devorador de sueños humanos agarro al humano con pinta de irlandés para hacerle entender de que solo era un desprecio humano y que su vida frágil y débil llegaría a su fin. EL humano tembloroso gimió durante unos pocos instantes, pues la fuerza del vampiro hizo que la tráquea se cerrase y que poco a poco fuera perdiendo el sentido..

Chasquido…Inerte y sin vida alguna aquel humano había abandonado nuestro hogar, el hogar de nuestro padre celestial , para pagar sus deudas en el infierno….Finalmente y con delicadeza como si de una pluma se tratase acompaño al caído sin vida al frio suelo y allí acabaron sus días de maldad).

Yo me percate de las escena y observe al vampiro cual me miraba de reojo con una mirada desafiante, me percate como sus colmillos se guardaba y sus ojos color rubí volvían a su estado natural. La verdad es que tenía un aspecto que imponía respeto, pues no era el típico vampiro descontrolado por la sed de sangre, sino más bien alguien frio y un tanto manipulador…

Cuando el vampiro me pregunto por el estado de la niña yo la observe y parecía que dormía, notaba el latir de su corazón así que estaba todo correcto. “Pero como era posible que aquel frasquito de inocencia pudiese dormir en aquel momento o es que tenía miedo y se hacia la dormida”.

-Parece que está bien…se salvara.(Pronuncie con un tono de alegría mientras asenté la cabeza en dirección al vástago) Gracias por salvarla a ella… es admirable viniendo de alguien de tu esencia…( finalice ahogando mis palabras mientras sonreía al observar a la niña dormir).

(Sus pasos eran rápidos y delicados; ella era la señora de la luna llena, hija de la toda poderosa Gaya. La hermosa mujer con la cabellera dorada como el sol y su hermosa silueta se dio a conocer hacia a los demás, paso a paso con aquellas delicadas pero fuertes piernas se acerco al pobre y triste ángel.

Ella tenia un porte magnifico y sus ojos azules penetraban en el corazón de los hombres hechizándoles para así sucumbir a su encanto, se detuvo delante de aquellos dos hombres tan parecidos pero tan diferentes al mismo tiempo y con su dulce y delicada voz en tono su sugerencia).

Note como la presencia de aquella hermosa mujer se dio a notar delante de mí, imponente pero sensual, pronuncio unas palabras al mismo tiempo que se mantenía alerta por las circunstancias acontecidas. Asombrado me quede al ver que aquella hermosa mujer también me quería ayudar, algo desconcertado también ya que ninguno de los dos eran hijos del señor. Si no bestias desencadenadas por maldiciones opuestas; así que al principio dude, pero realmente aquellas bestias tenían más corazón que muchos otros humanos por lo tanto no tenía otra opción si quería que la niña sobreviviese al momento.

-Gracias…haaa ambos( dije con un cierto tono de incredulidad) cierto señorita deberíamos de proseguir…un mal augurio se aproxima y nosotros somos su objetivo(Pronuncie con la intención de contestar a la hermosa mujer. Al morir mis palabras de mis labios observaba a mi alrededor, sentía que alguien o algo nos observaba).

Despacio pero atento me acerque poco a poco hacia la mujer con una sonrisa amistosa, mis intenciones eran nobles…pues hacia mucho que no trataba con humanos así que seguramente el cariño de la mujer seria más favorable para guiar a la niña hacia la luz. Además había que contar de que no era muy ducho en las conversación ajenas a nuestro señor , así que seguramente ella calmaría mejor a la muchacha cuando despertase.” Pero había un problema…el ser al que había poseído su cuerpo sentía un cosquilleo mas allá del amor que podía sentir yo hacia todos las criaturas del señor”…que sería…será aquello a que los humanos le llaman atracción…

-Si…pudierais llevar a la muchacha aun estoy algo débil y no quiero ponerla en peligro( comente con cierto nerviosismo “ demonios que estaba ocurriendo…esto de ser mortal era agotador…Hambre, sed, amor y muchas otras necesidades”. Acostumbrado a los lazos entre mis hermanos y nuestro señor el creador, esta situación era bastante agotadora).

De repente una visión recorrió mi mente en cuestión de segundos. Una escena se alzaba ante mí, un mundo esclavizado bajo una sombra infernal…la cual obligaba a la humanidad a que la amase a base de pecados y recompensas blasfemicas. De repente la visión continuo; mostrándome un desierto de arena negra del cual grietas surgían del suelo cual arboles intentaban escapar de sus raíces y un cielo rojo “ Ensangrentado por la sangre de ciento de victimas”. Un estruendo tras otro se escuchaba desde el interior, como si de truenos se tratasen…parecía que el mundo pedía a gritos despertar.

Un estallido de lava salió de unas de las grietas acompañada por algunos relámpagos rojos que caían a su alrededor..( una escena totalmente diabólica)

De aquel flamante estallido de lava surgió un fuego negro y rojizo…los colores del pecado y la oscuridad. Del fuego surgió una mano en estado de descomposición que señalaba mi rostro…

-cogniscere regnum dolor( “ Pronto conocerás el reino del dolor”, pronuncio una voz tenebrosa y aguda) vitam hominis mox venit finem( “ La vida del hombre pronto llegara a su fin”, prosiguió la tenebrosa voz acompañada por una carcajada maquiavélica)

Nuevamente abrí los ojos y me di cuenta de que estaba delante de la señorita y al lateral del vampiro.

-Ufff….(suspire) Solo ha sido una visión oscura ( susurre para mi mismo).

Con delicadeza deje a la niña apoyada en el suelo y recostada con una pequeña montaña de escombros, tenía fuerzas para cargar a la niña…pero no las suficientes para poder cargar con ella y luchar.

-Bien salgamos de este lugar perdido de la mano de dios( Pronuncie con cierto toque de ironía).
(Por desgracia no todo iba a ser tan sencillo, pues alguien se había propuesto que no saliéramos con vida de aquel lugar así que comenzó a mover sus fichas).

-(el sonido de una carcajada que nos rodea a todos) Crees… que podrás huir…que equivocado estáis ….estos son mis dominios y en ellos habéis firmado la sentencia de vuestra muerte( Prosiguió una voz profunda, que curiosamente surgía del hombre sin vida que yacía en el suelo. “sin vida”).

EL irlandés se levanto de tal forma que sus rodillas no se doblaron, era como si su suelas estuviesen enganchadas al suelo. Su cuello aun seguía roto por lo que su cabeza colgaba hacia el lado izquierdo, sus ojos estaban cerrados y el tono de su piel era casi tan pálida como la del vampiro.

De repente como si los parpados del ser desaparecieran unos ojos totalmente negros y con estrías grisáceas se abrieron observándonos a todos. El ser recompuso su cuello con un fuerte y rápido movimiento hacia atrás, miro fijamente al vampiro mientras este a su vez se quedo impactado por la imagen y parecía no concebir lo que veía…pues el ya estaba “ muerto”.( COLABORACION CON LUCA Y PERMISO DE SU PJ)

-Lo siento…pero..tienes que morir( dijo el monstruoso irlandés acompañado con una sonrisa).

EL irlandés golpeo al vampiro con la parte posterior de la mano en la cara y a su vez el se alzo para enfrentarse a la leí de la gravedad. El vampiro levantado dos metros del suelo se dirigía en una dirección aleatoria de la cual acabaría chocando contra unos restos de escombros.

Como si el tiempo se detuviese todo paso muy lento pero a su vez mas rápido que un parpadeo. Yo sabía que no me quedaban fuerzas para luchar contra ese ser, pero si podía apoyarles con mi vida, así que con un último esfuerzo me dispuse a detener la caída del vampiro dejando sola a la señorita con la niña.
Hice un pequeño salto ayudado por mis alas y medio planeado con las pocas fuerzas que me quedaban me deslice rápidamente hacia el vampiro. Una vez pegado a él lo abrace con mis brazos y cerré mis alas para que el golpe fuese contra mí y no contra él.

-Tranquilo yo velo por ti( pronuncie con una voz dulce y tranquilizadora).

Al ver que el vampiro perdía velocidad lo deje antes para que no me acompañase a los escombros, así que el vástago cayó al suelo y yo atravesé unos escombros de hormigón con vigas de hierro, obviamente perdí el conocimiento.

( Ahora solo ellos dos podía resolver el enfrentamiento contra aquel monstruoso ser diabólico….)

-Bien ( pequeña sonrisa) quien es el siguiente( Pronuncio el demonio mirando a la chica).

La mano del irlandés cambio drástica mente; pues sus dedos se hicieron mas largos y de las uñas brotaron unas zarpas negras afiladas como cuchillas, a su vez que las uñas caían como parte de un leproso.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la esperanza.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 30, 2013 12:32 pm

El hombre resulto ser mucho mas amable que el vampiro, al parecer estaban aún intentando entender lo sucedido, me pareció extraño que el hombre me mirase tanto, parpadee mirándolo, entonces me acerque a la niña, en ese momento el hombre que al parecer estaba muerto se puso en pie. En eso me acerque ala niña cubriéndola con mi cuerpo, pero ante tanta acción que prosiguió la cargue y la lleve a un lugar algo mas alejado y alto como para poder protegerla, era un demonio el que teníamos en frente, pero como habia llegado la niña a ese lugar, respire algo agitada mirando la acción, el demonio se enfrento entonces a Luca y a aquel hombre desconocido. Respire levemente mirándolos y negué, la verdad ya lo tenia presente, en territorio de demonios no podíamos esperar menos.

- Matar … cosa de demonios, hasta de vampiros –me quede mirando, cuidando a la niña para evitar que algo malo le sucediera, respire levemente y me mantuve quieta, estaba mirando sus movimientos- Quédate quieta tenemos que prepararnos … ellos se lanzaron al agua primero –entonces mire todo el desastre, el demonio tenia mucho poder para saber que se podría hacer, pero tenia que ser cautelosa, entonces saque mis garras de licano preparándome para luchar no iba a dejar que me maltratara, ni mucho menos que lastimara a la niña o a cualquiera. Entonces vi como los lanzo contra el piso, estaban heridos, el demonio habia atacado con toda su fuerza, no podíamos darnos el gusto de dejarnos tratar así, pero estaba aun mas molesta, era evidente que habíamos llamado mucho la atención y mas en ese mismo momento, mire a mi alrededor. El hombre irlandés entonces empezó a regodearse de como trato a los dos hombres, preguntando quien seria el siguiente a enfrentar, antes de que pudiera hacer algo levante un trozo de escombros y se lo lance.

- Callate demonio … lindas armas … eres demonio, monstruo o alienígena … aun así no importa –entonces me pare sobre uno de los edificios esperando que reaccionara, al ver que salía de los escombros me lance sobre el con mis garras para arañar su pecho y rascarlo, lanzando zarpadas grandes contra el, intentando así entretenerlo un poco mientras el ángel y el vampiro se reponían y hacían algo para, no podríamos vencerlo solos, teníamos que hacer equipo. Peleaba con el en mi forma humana pero con mis garras de licano, usando mi fuerza y agilidad para procurar lastimarlo lo mas posible, lo lanzaba contra lo que podía, tomando sus brazos y piernas, eso me ayudaría a enfrentarlo y aturdirlo sin tener que lidiar mucho con sus garras y cuchillas, las cuales procuraba esquivar con agilidad. Me preocupaba la niña pero tenia también presente que lo más importante en ese mismo momento era eliminar al demonio irlandés, para poder salir de aquel lugar.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la esperanza.

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 02, 2013 7:51 am

La dura piel del reverso de la mano humana que ahora controlaba la entidad demoniaca, golpeo mi rostro de una manera contundente y feroz, su fuerza hizo temblar los huesos de mi rostro, y hasta note como mi cerebro se movía ligeramente dentro de mi cabeza. El crujido de mi nariz fue sinónimo de rotura. Partida se encontraba bajo la energía de aquel golpe que me transporto con fuerza unos metros hacia atrás. Notaba como el viento cargado del lugar me cubría por completo y mis ojos veían una mezcla de tendido eléctrico, algunas luces y finalmente el cielo mientras miraba hacia arriba y esperaba la caída al suelo.

Fue entonces cuando notando el sabor de mi propia sangre… algo me acuno entre sus brazos y unas palabras se dirigieron hacia mí. Reconozco que aquel hombre que ahora sabia bien lo que era me salvo de un buen golpe. Sus alas me protegieron; no las veía peo notaba como algo no dejaba que el viento meciera mis ropas en mi caída. Fue entonces cuando el mismo ángel me soltó para ser solo el que se llevara la peor parte del encuentro con aquel poderoso muro de material resistente.

Caí al suelo ya habiendo perdido gran parte de la energía del golpe recibido, lo que me permitió rodar hacia atrás, para luego deslizar mis pies frenando mi cuerpo. Ahora me encontraba con una rodilla en el suelo y una mano en esta superficie también. Con la cabeza ligeramente agachada mire de reojo sobre mi hombro. El ángel había desaparecido bajo la gran nube de polvo que se formo por los escombros del muro, esta estaba llegando a mí lentamente. Fue cuando las voces del demonio y de la dama que había identificado como lycano se hicieron presentes.

Con el dorso de mi mano limpie la sangre de mis labios al mismo tiempo que notaba como la regeneración de mi nariz hacia su efecto, colocando esta con un par de sonidos crujientes. Valore las opciones del encuentro tan inesperado que habíamos tenido. Seguramente el ángel estaría a salvo.

Vi como la dama de cabellos dorados protegía a la niña entablando combate con el poseído humano. Me fije en la joven criatura, se encontraba de pie allí mirando como el combate entre un ser desconocido y una lycano se llevaba a cabo por ambos con gran destreza y habilidad. Su cuerpo frágil, la mostraban indefensa, sus pupilas se movían intentando seguir cada movimiento, su puño cerrado por la tensión no abandonaba la altura de su pecho y el poco aire que se atrevía a cruzar el lugar le mecía los cabellos enmarañados.

Mi rostro fue ganando altura, mi cuerpo se incorporo lentamente. Mis ojos como el rubí se hacían notar bajo las sombras de mis facciones, mis incisivos afilados amenazantes y mis garras listas para desgarrar la piel de aquel humano poseído.

Con un gran movimiento de velocidad digno de un vampiro, me coloque tras el demonio sosteniéndolo por sus brazos haciendo que le fuera casi imposible usarlos. Digo casi imposible pues su fuerza era mayor de lo que me esperaba. La cuestión es… ¿Por qué no había notado que era un demonio desde un principio? Algo raro había en aquel ser.

Sosteniendo sus brazos mis palabras sonaron

-deberías de saber que ya estoy muerto… y el siguiente serás tu

Mi voz sonó algo gutural. Mis ojos cazaron los de la dama la cual combatía con él. Mi mirada fue de colaboración. Ambos sabíamos que lo que éramos pero también sabíamos que nuestro máximo enemigo ahora era ese ser salido de algunas de la muchas rupturas de la zona.

-no sois dignos de enfrentaros a mi… mas como yo vendrán ¡no soy el único!

Las palabras del demonio se hicieron muy presentes, no las note como las palabras de alguien vencido, percibí en ellas la amenaza de algo más poderoso que el.

-vamos acaba con el
(forcejeaba enérgicamente con el irlandés)

Dije a la mujer de garras y de cabellos dorados como el sol que yo no podía contemplar.

¿Qué sería de aquel misterioso hombre?… ¿de aquel ángel?

¿entendería mi mirada la lycana?


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la esperanza.

Mensaje por Invitado el Mar Feb 05, 2013 4:53 pm

Justo cuando estaba por lanzar un nuevo ataque el vampiro se habia incorporado y sostenido al irlandés, respire con calma al escuchar sus palabras, los muertos como el siempre tenían la manía de mencionarlo de cuando en vez supongo que eso los hacia sentir mas poderosos, inmunes a la vida, poseedores de una no vida mantenida con sangre. Rápidamente mire hacia a mi alrededor intentando ubicar al otro hombre que habia desaparecido, la niña estaba aun a salvo en lo alto del edificio, ya un poco mas consiente, quería ubicar un lugar sagrado también, ese seria un buen lugar para intentar sacar a los espíritus de un hombre.

- Dignos?? … mas bien somos libres decidimos a quien queremos golpear y con quien combatir … demonio o no ahora veremos que tanta pelea das –mencione respirando algo irónica porque la verdad me estaba molestando un poco tanta palabrería por parte del demonio y tan poca acción, cerré mis ojos entonces como intentando que mi mente y mis pensamientos se centraran en la madre tierra, necesitaría su ayuda para acabar con un demonio o por lo menos exorcizar a ese demonio que tanto se jactaba de su poder, pero la verdad que tanto un cuerpo podría soportar un la posesión de un demonio. Me lance a darle un par de golpes mas de impacto que de fuerza, golpeándolo con las palmas de mis manos los mismo causaban una vibración en el cuerpo del hombre, la misma que lo impulsaba hacia atrás, di tres golpes, uno con cada palma y uno ultimo con ambas, para al final lanzar una fuerte patada en su rostro intentando dejarlo inconsciente. Parte de las vibraciones pudieron tener un leve impacto en el vampiro, pero bueno que culpa podía tener y si algo le pasaba a este después de todo él se ofreció a sujetar al hombre mientras lo golpeaba, le di con mucho fuerza al irlandés lo mas que pude como para desgastar un poco el mortal cuerpo.

- Sera mejor que lo sueltes porque si eso no sirvió no vamos a ganarle solo con golpes … donde esta tu salvador –mencione mirando al vampiro antes de usar mis garras para crear una especia de ráfaga de viento que tenia por objeto lanzar un golpe de impacto que enviara al irlandés contra el muro mas cercano. Detestaba que los vampiros leyeran los pensamientos de las personas y era algo que generalmente no me agradaba hacer, pero le permití al mismo hacerlo, pues no muy lejos habia logrado mirar un terreno sagrado, los escombros de una capilla que nos permitirían tomar una ligera ventaja en caso de que el hombre que parecía ser un ángel no apareciera. Necesitaba en ese caso que el vampiro dejase su capitulo de héroe para en medio del combate llevar al demonio a ese lugar, creo que repetí mas de 5 veces las imágenes del lugar y lo que intentaba planear en mi mente para que el vampiro pudiese mirarlo y así entender lo que procuraba hacer.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la esperanza.

Mensaje por Invitado el Vie Mar 01, 2013 9:26 am

Un cielo negro cubierto por un manto de polvo se cernía sobre nosotros y sobre aquel lugar, algo pero que ese demonio sucedería de eso no había duda, pero… ¿qué sería?, ¿Qué había pero que todos los demonios sueltos de aquel lugar, quizás lo que había venido a buscar fuera la clave de todo, ¿alguien mas sabría de la existencia de lo que sabía yo que allí se encontraba?

Fui arrancado de mis pensamientos cuando la licano profirió una serie de bueno movimientos de combate contra el dorso y el rostro del demonio, los cuales poderosos los note en mi cuerpo casi como si me los lanzara a mí. No dudo de que así seria en otra ocasión pues que esperar de un licano cuando ve o huele a un señor de la noche.

Tras esto las palabras de la dama de cabellos dorados preparo un ataque del cual aun no tenía constancia y del cual tomaría un buen apunte mental para luego incluirlo en mis diarios. Pude notar como la mente de la joven se abría voluntariamente a mí para mostrarme sus intenciones, gracias eso pude soltar el cuerpo humano poseído por el demonio y alejarme con celeridad lo suficiente para que su poderoso golpe no lastimara mi cuerpo inmortal.
El cuerpo del humano fue lanzado lejos de allí, todo y que el demonio intento zafarse del ataque igual que yo no lo consiguió.

-buen truco (dije condescendientemente) la pregunta es… (La mire de soslayo)…déjalo

Con celeridad me acerque al demonio que se incorporaba lento pero como si al parecer no le hubiese pasado nada, antes de que pudiese articular mas palabrería mis dagas con incrustaciones de plata aparecieron (las llevo guardadas a la espalda bajo la chaqueta) guiadas por mis manos, rebanando la cabeza del ser del averno… bueno más bien la del humano.

En situaciones así no podía perder el tiempo en crear el sello dele hexagrama de salomón para mandar al demonio lejos de allí así que como tampoco sabía exorcizar mucho la primera reacción fue la que me pareció más llevadera.
Mirando a la joven licana con mi rostro ensangrentado y mientras con un frasco de acero de uno de mis bolsillos tomaba sangre de demonio, conteste a su última pregunta.

-debe de estar por entre aquellos escombros (señale alzando mi mentón y señalando)
Justo en medio de la confusión del combate y cuando el cuerpo decapitado del hombre tocaba el suelo tras haberlo soltado; una vocecita sonó tras de mí.

-ha perdió esto señor

La niña de antes estaba tras de mí, pero… ¿Cómo era posible? Utilice mis sentidos y pude ver que su esencia y su olor era muy similar a la anterior pero no eran iguales. Mi mirada se poso en la otra niña mientras guardaba el frasquito.

-¿Gemelas?

Dije en un tono muy bajo de mi voz, a lo que ella me respondió muy débil

-nosotras sabemos donde esta ese lugar

Mi vista se clavo en sus ojos y sugestionando su mente mi voz sonó

-ahora… en este momento obedecerás mis palabras… las cuales te dicen que me guíes hasta allí.

Mire de reojo a la dama de cabellos rubios ¿vendría conmigo?

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la esperanza.

Mensaje por Invitado el Lun Mar 11, 2013 1:59 pm

No me admire en lo mas mínimo ver que las intenciones del vampiro eran claras, algo mas que pasar por aquí era lo que lo traía a la Zona Cero, un lugar de constante peligro. Tras matar al demonio, mire su rostro ensangrentado, pensando que después de todo para los vampiros eso es lo normal matar y destajar, respire hondo, en un suspiro aletargado, mis golpes le habían servido de para atontar al hombre, no al demonio. Habia entendido mis palabras pero mi mente estaba un poco dispersa pues la verdad ese pobre mendigo no era mas que el recipiente de un demonio, pero aun así era demasiado matar al hombre, habia otras formas de lograr lo que buscaba sin una decapitación, tenia prisa eso era evidente. Mire a la dirección que el vampiro señalaba y pero no mire nada en absoluto, habia desaparecido el benefactor, eso me hacia pensar, el cielo nos a abandonado también, la niña apareció entonces detrás del vampiro, me mantendría alerta a lo que pudiera venir.

- Tal parece que lo son … –mencione sin mirarlo pues estaba concentrada en encontrar el aroma del ángel que nos habia acompañado, no sentía nada en absoluto, así como habia aparecido, habia desaparecido, esto era realmente extraño, mire entonces el lugar donde la niña estaba, estaba aun sentada donde la deja. Todo esto mientras el vampiro tenia una corta conversación con la gemela de la niña, claro que no deje de escuchar a distancia las palabras, claro esta que el buscaba algo, pero que podía ser. Me acerque entre tanto a la niña y la cargue mirándola, no tenia intenciones de dejarla sola y menos con un vampiro, no me agradaba mucho la idea de tener que ir con las niñas y el vampiro a quien sabe donde.

- Siempre solucionas tus problemas con decapitaciones y oportunismo … o es solo cosa de la ocasión –mencione acercándome con la niña en mi espalda, pues le habia pedido que se sujetara de mi espalda par air junto a su gemela y a Luca, me habia localizado cerca de ellos a una distancia prudencial- Gissiel Earhart … Croatana –mencione presentándome, después de todo es mejor hacerlo, pero no me agradaba mucho el hecho de presentar mis títulos y demás, eso tenia mínima importancia a mi parecer- Que es lo que buscas en la Zona Cero, si se puede saber … por cierto no es un truco es cosa de control, se aprende con el tiempo … resulta mas eficiente que andar decapitando y matando … supongo que eso es normal en un vampiro –agregue mientras dejaba a la niña en el piso para luego sacar una manzana de mi ropa y partiéndola por la mitad darle una de ellas a la niña junto a mi y ofrecerle otra a su gemela. No era la primera vez que me topaba con un vampiro, podía ser dura a momentos pero la verdad no era irracional y si el vampiro tenia algo que hacer en este lugar, en la medida de lo posible lo vigilaría, después de todo uno debe mantenerse cerca de las cosas que pueden representar un riesgo para los demás.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la esperanza.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.