Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

Leaders and cheaters

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 02, 2013 7:18 am

" Equipo Alfa, en posición. El objetivo está en nuestro campo visual. Esperamos confirmación para realizar nuestro movimiento."

" Aquí equipo Omega, Equipo Alfa, esperen a que el equipo Beta confirme la posición, sin el equipo Beta no es posible obtener la victoria, sería suicidio "

" Muchos ya lo consideran suicidio, estrategia incluída, señor. "

" Lo sé, es por eso que es tan divertido llevarlo a cabo. Aguarde en su posición, Sargento, pronto el equipo Beta estará en posición"

19 de Junio, 21:00 p.m

Zona Cero.


_________________________

19 de Junio, 8:00 a.m

Fuerte humano, Base de operaciones, oficina de Victor Cavallari, comandante de las fuerzas armadas
.

Todas las miradas estaban encima del escritorio. Algunas maravilladas, otras simplemente horrorizadas. Otras no entendían y algunas se mostraban algo enojadas. Victor había reunido a sus oficiales para comentarles un plan. Tenía que tomar medidas, al menos para demostrarles a todos los que pudieran llegar a dudar de el, que el estaba a la altura de la posición que se le había otorgado. El mapa encima de la mesa era un mapa de la ciudad de Nueva York. Sin importar la época, la estructura de la ciudad seguía siendo la misma. Ellos estaban el Brooklyn y Williamsburg, mientras que los Brotherhood en Queens. En zona mas céntrica, en el Central Park, estaban los demonios. En la zona cero. Los Hijos de Caín andaban por ahí también. Pero su objetivo no era ningún Cainita, ningún Licántropo o algún " BH ". Su objetivo eran los demonios. Un grupo de demonios para ser mas precisos.

Según Victor había escuchado, ese grupo de demonios había amasado un importante suministro de comida. El motivo era sencillo, para mantener a sus humanos esclavos con vida mientras los mismos seguían excretando las sensaciones negativas de las que ellos se alimentaban. Asesinarlos, rescatar a los esclavos y tomar la comida. Ese era el objetivo principal. Uno que tendría que salir bien de una forma o de otra. Victor no se fiaba en absoluto de todo lo que rodeara al nombre PENTEX y tampoco empezaría aquél día. Él mismo iba a dirigir la misión. Ya estaba terminando de comentarle los detalles de la estrategia a sus oficiales, al momento que uno decidió romper el silencio.

- Es un suicidio. Nos pide que le demos a un grupo de excelentes soldados para desarrollar esa misión, pero ¿ No se da cuenta de que es un suicidio? ¿ Además de que usted mismo quiere ir? Lo nombramos hace menos de una semana, no es correcto, ni seguro, que el comandante abandone las paredes de la ciudadela. Si muere, me temo que ya no quedan muchos buenos aspirantes al puesto de Comandante.

- Todo buen líder, tiene que ser un buen seguidor, todo buen gobernante tiene que saber servir a los que lo siguen. Las necesidades de alimento de la gente en este fuerte, aumentan a cada día. Si no hago algo pronto, no podremos acallar mucho mas la voz del pueblo. Necesitamos el alimento que hay en esta mansión. Es imperiosa la necesidad que tenemos del alimento. Yo pienso liderar la misión para que no haya bajas innecesarias.

- Concuerdo en eso de imperiosa necesidad, pero ¿ No podemos buscar otro medio para re-abastecernos? La señora Perkins solicitó la ayuda de la nueva empresa PENTEX para ello ¿ No sería astuto considerar siquiera esa salida?

- En este mundo nadie le regala nada a nadie, Sargento, mucho menos a los humanos. En este mundo nos consideran como un bien, como algo necesario solo para la propia Subsistencia. No, no confío en todo el asunto de la PENTEX y planeo que mi desconfianza se mantenga. Saldremos de aquí a las 18:00 p.m, necesitaré a los hombres, antes de las 15:00 p.m. Con su permiso, he de ir a entrenar un poco, lo necesitaré hoy.

__________________

19 de Junio, 17:19 p.m

Fuerte humano, Búnker.


Los entrenamientos de coordinación y funcionamiento de equipo ya habían concluido hacía quizá, veinte minutos. Quizás un poco menos. Dos horas eran mas que suficiente para que el equipo funcionara como uno, para que la unidad de ellos, fuera la debilidad mayor del enemigo. Al haber alcanzado las cinco de la tarde, Victor dio por terminado el entrenamiento y los envió a todos a que se vayan a dar una buena ducha. Coordinación, ningún tipo de castigo físico. Después de todo, iban a necesitar de todas las fuerzas que les fuera posible reunir. El día iba a ser largo, sin lugar a dudas.

Por su parte, Victor también aprovechó el lapso de veinte minutos para prepararse, alistarse y por supuesto, bañarse. Una ducha de agua fría para repasar cada detalle, cada movimiento dentro de su mente. Nada tenía que fallar, no podía permitir que nada falle. La vida de todos estaba en las suyas. No podía fallarles. No como le había fallado a su mujer. Esos hombres estaban poniendo sus vidas en un objetivo casi imposible, solo porque el había considerado necesario tomar el riesgo. Mientras se arreglaba no pudo evitar mirar de reojo el anillo en el dedo anular de la mano izquierda. No pudo evitar pensar que quizás hoy se podría llegar a reunir con ella en la otra vida. No pudo evitar sonreír por aquello. Si el momento de morir llegaba, el estaría feliz de irse con su amada. Pero no era tiempo aún. No, aún había trabajo que hacer.

- Señores, primero de todo, permitan que les confiese lo honrado que me siento de ir en misión con todos ustedes. Todos son excelentes militares, excelentes carreras, honores, todo impecable. Pero es por sus corazones que me siento un hombre afortunado de tenerlos a mi lado. Y mucho mas de poder liderarlos hacia lo que será una misión exitosa.

- El honor es nuestro, señor. Nos fue dada la opción de no asistir, pero decidimos comprobar con nuestros propios ojos, de que estaba hecho el comandante. - El sargento Williams dijo aquello con una sonrisa en su rostro al momento que miraba de reojo a los demás, que no pudieron evitar hacer lo mismo.

- No será que nos lidere un inútil ¿ No ? Tendrá que demostrarnos que estamos equivocados, comandante.

- Sí, tendré que hacerlo - Dijo Victor, sonriente ante las bromas de sus subordinados. Pero de un momento a otro, tomó algo de aire y su expresión se tornó mas seria, mas severa - Todos saben lo que está en juego aquí. Son demonios nuestros enemigos, no son sencillos de matar, en absoluto, pero tengo confianza en que podremos enviarlos de nuevo al averno, de tanta herida que les ocasionaremos - Dijo y los hombres a su alrededor gritaron en aliento ante sus palabras- Unas semanas de comida hay en ese lugar, señores, una semanas de vida para todas sus familias, para sus amigos. Conocen la estrategia, no podemos fallar - Ante lo último todos levantaron su arma y gritaron el nombre del Comandante. Ya todos estaban motivados.

La hora de actuar había llegado al fin.

____________________

19 de Junio, 21:09 p.m

Zona Cero. Mansión ocupada por los demonios. Afueras de la misma.


Respiraciones agitadas en la medida justa. Ritmos cardíacos perfectamente controlados. Los pasos de los hombres que se reunían en diferentes puntos de la mansión. Una pared rodeaba la misma, una pared de ladrillos y la entrada principal era un gran enrejado. Entrar por la fuerza en un asalto directo era suicidio, tenían que usar el elemento sorpresa y las armas que tuvieran a su alcance. Los enemigos eran mucho mas viejos, mas fuertes y mucho mas rápidos. Pero no, mas listos que ellos. Todo tenía que salir acorde al plan.

El sargento Williams y el Sargento Myers no tardaron en llegar a la ubicación designada por Victor. Con ellos iba el Equipo Beta, claro estaba.

" Equipo Beta, en posición. Mas les vale no fallar, Comandante. "

" Tengan confianza, Myers, usted solo hágalo. Fuego, FUEGO "

Y así todo comenzó. Se desató el caos.

____________________

19 de Junio, 21:11 p.m

Zona Cero. Mansión ocupada por los demonios.

Hace dos minutos que todo comenzó. Muy bien, ya estamos dentro. Eso le hubiera gustado comunicar a Victor por la radio, pero no era conveniente, develarían su propia posición haciendo aquello. Hablar allí dentro no sería mas que un riesgo mas. Por lo que se manejaba con señas con el resto de sus hombres. El lideraba al equipo Omega, mientras que Johnson lideraba al Alfa. Las explosiones ya habían comenzado, dos minutos atrás ante la orden de Victor. Sí, el equipo Beta era la carnada. Estando afuera, a una distancia prudente y ocultos en los edificios que cubrían la mansión, los hombres del Equipo Beta comenzaron un asalto aparente con RPG. Las explosiones destruyeron varias habitaciones, provocando que el Caos invadiera la ya tétrica mansión. Varios demonios, salieron a contrarrestar el ataque, el resto estaba alerta, al tanto de lo que sucedía en la entrada principal. No tan pendientes de lo que sucedía en la parte trasera. Ambos equipos, Alfa y Omega, ingresaron por secciones diferentes de la muralla. El equipo Omega por la parte sur, el equipo Alfa por el Oeste.

- Si todos tienen sus balas listas, terminemos esto...

Susurró Victor por el radio al momento que se infiltraban en la Mansión. Ahora comenzaba la parte difícil.

____________________

19 de Junio, 21:13 p.m

Zona Cero. Mansión ocupada por los demonios.

El miedo era un poderoso aliado o un poderoso y aterrado enemigo. Medido, el miedo te puede otorgar reflejos, velocidad y una agilidad mental realmente envidiable. Pero si no se medía, podía hundirte en tanta emoción. Podía hundirte muy hondo, sin dejarte respirar. El segundo caso, no era el de Victor. En aquél preciso momento, un demonio de gran tamaño se cernió encima de el. Manos convertidas a su forma mas natural. Músculos deformados por tanto crecimiento indiscriminado y un rostro que no demostraba cariño, ni nada bueno. Solo odio. Aquellos dientes que el mismo exhibía eran ciertamente desagradables. El rostro del comandante era un mundo aparte. Serio, tranquilo, peligroso. El demonio se acercó demasiado y el comandante ya tenía lista su arma privada. Al momento que levantó el arma, el rostro estaba muy cerca del cañón.

Esos dientes quedaron todos esparcidos en la pared de aquél cuarto.

Al ver el enorme cuerpo ante sí, Victor puso una bala mas en la recámara y la disparó en la espalda del monstruo. A los pocos segundos, la misma explotó y dejó el cuerpo del demonio, mas esparcido que antes. Recargó y volvió a disparar. El equipo Beta se había retirado, como el plan indicaba, no hubo bajas en el mismo, tampoco en el equipo Omega. Sí, un herido en el equipo Alfa. Suspiró y cargó nuevamente un par de balas explosivas, balas bendecidas, de plata, que al explotar liberaban agua bendita. Todo un dolor en el culo sin duda. Sus hombres seguían disparando y sobreviviendo. Ya habían inmovilizado algunos demonios, pero tenía que esperar a que los que salieron, volvieran para dar por concluido el conflicto. La mansión tenía que vaciarse antes, por supuesto. Era solo una cuestión de tiempo.

_____________________

19 de Junio, 21:23 p.m

Zona Cero. Mansión ocupada por los demonios.


" Equipo Beta, puede ingresar a la mansión, todo ha terminado."

Al ingresar el equipo Beta en la mansión, encontraron a un par de hombres del equipo Alfa y a un par del Equipo Omega, acomodando los cuerpos humanos de los demonios en una pila. Una victoria poco convencional, poco barata, pero sin duda alguna, muy importante. Los Sargentos fueron al encuentro de Victor, que se encontraba en la despensa, liberando a los esclavos e indicándoles lo que irían a hacer. La comida que había allí, era ciertamente lo que Victor había escuchado. Justo lo que necesitaba.

- Solo falta el tercer paso del plan, Señores.

Dijo Victor con seguridad al momento que miraba de reojo la comida y a los esclavos que ya comenzaban a aclamar su nombre.


Última edición por Víctor Cavallari el Lun Feb 04, 2013 7:58 am, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Dom Feb 03, 2013 12:03 pm

Hora: 10:32

Mansión Evangeline: Base Cainita



La mujer de plateados cabellos acaricio su muñeca…una pulsera demasiado peculiar estaba sobre su muñeca….que ella recorrió con suavidad con los largos y fríos dedos….mientras los rayos de sol calidos acariciaban su figura femenina desnuda….la calidez del sol era algo que no la agradaba demasiado…pero sabía que era necesario soportarlo…porque tenía demasiadas cosas que hacer y las noches no eran suficientes….de hecho, terminaba de salir de su laboratorio subterráneo…donde los progresos genéticos iban a gran velocidad…como los progresos de instrumental…electrónica y demás…que ella ordeno aplicar a la base…en el momento que pasen las ultimas pruebas…y es que desde su llegada la base de los Cainitas era un fuerte que no se podía tomar….era casi impenetrable…..sus ojos estaban cansados…al igual que su cuerpo…pero nada que un buen baño y “desayuno” no puedan arreglar….

El agua se sentía tibia…y olía delicioso…y es que sus vasallos siempre la complacían en todo…cosa habitual….pero esta vez los olores eran mas intensos…..con suavidad la vampiresa se reclino sobre la bañera….mientras una de sus sirvientas empezó a dar suaves masajes sobre la marmórea piel….enjabonándola….Una mujer de su estatus ya estaba demasiado acostumbrada a todo este protocolo…y es que nacer en el y mantenerlo ante toda su especie como algo normal o mas bien como “deber”…hacia que hace tiempo deje de lado todo y lo acepte….las manos ajenas habían dejado su cuerpo como nuevo….ahora solo quedaba un suculento desayuno….La mujer salio de la bañera, para observar a un demonio….curioso pero había tomado un cuerpo humano…y se notaba que aun no lo dominaba…sin embargo…ella a el si….sus ojos se tornaron morados….obligando que se siente sobre una de las sillas cercanas….los vampiros que le tenían preso…hicieron una reverencia….y las doncellas taparon su cuerpo con una sabana blanca….que ella acogió con una de las manos….en un nudo improvisado….su paso era de un felino…mientras se acercaba a aquel hombre….que la miraba como embelezado….y es que el control mental cada día se la daba mejor…cada día era mas fuerte….en ello….Con suavidad la mano libre recorrió…la frente…y el pómulo de aquel ser….mientras acercaba sus labios a los de el….para dejar un beso en ellos…derramando la sangre oscura….la criatura parecía sentirse complacida hasta que la proyección de la mente de la mujer no empezó ha hacer estragos en aquel cerebro…dejándole ver los horrores…torturas…creando dolor extremo en todo su ser…mientras sus terminaciones nerviosas se agitaban en un dolor intenso creyendo que su cuerpo estaba sometido a las torturas mas dolorosas…esto provocaba adrenalina en el…cosa que deleito a la vampiresa…..El hombre quiso agitarse….y liberarse…pero ya estaba débil y es que casi toda la sangre ya estaba drenada….en aquel beso mortal en el que el horror y lo infame se habían mezclado….el cuerpo casi sin vida de aquella criatura quedo apoyado sobre el respaldo con la cabeza colgando….sus ojos cambiaron al azul acostumbrado….mientras q sus garras crecían…..con un rápido movimiento…la cabeza cayo al suelo…dando unos cuantos botes….en las venas no había sangre…por lo que nada quedo manchado….

La sabana cayo y la mujer se acerco a su cama donde la ropa ya estaba preparada….el sol hacia que los cristales reflejen sus movimientos….tan rápidos….en los que se podía ver como se vestía….y recogía su largo y plateado cabello….del que solo se escapaban unos mechones rebeldes….después acomoda dos de sus armas modificadas….con 4 cargadores….en unas correas que tenía puestas al muslo….su bella katana de doble hoja con filo de plata….un puñal tallado….pequeños botes con sustancias de colores….después cerro su capa en un hábil movimiento y ajusto las largas botas….en las que metió varios shuriken ….

Evan salio de forma tranquila de sus aposentos…y descendió por las escaleras abajo ya la esperaba un pequeño sequito de su guardia personal….que como siempre esperaban ser de utilidad…aunque ella siempre les dejaba a parte en los que hacerse…y es que no la gustaba tener compañía…..sus ojos se posaron sobre Lestat….

-Quiero que tan solo crean una distracción….después que todos se larguen…Lestat….incluido tu…si os detectan popular cerca….de seguro que tengo mas problemas de los que debería….son muchos demonios….y bien armados…nadie debería de darse cuenta que me he colado dentro….nadie ha de saber de esta misión….Nadie ha de saber que me he ido de aquí….y nadie ha de veros entrar o salir…como equipo….sino como grupos de rastreadores…tan solo Azuka y yo tenemos el conocimiento de esto…entendido…si, alguien se entera…toda mi ira caerá sobre vosotros…y creo que saben demasiado bien que os sacare hasta del mismo infierno para hacer que esto sea algo mucho mas agónico….


Su voz aterciopelada sonó en aquella entrada de la casa decorada con demasiados detalles y ese aire de palacio de invierno en San Petersburgo….

-Si, my lady….Haremos todo según el plan….pero es un suicidio…perdone que lo diga, pero un vampiro solo metido en el nido de los demonios para conseguir aquella documentación, es una locura! Tiene que contar con nosotros, podemos atacar todos juntos y así eliminarlos por completo….

Los ojos de la mujer se clavaron en el vampiro…mientras una sonrisa aparecía….

-Tengo información fiable de que los humanos van a aparecer al anochecer….así que no os preocupéis por mi seguridad…cuando su ataque llegue…yo tan solo me escabulliré…no hay problema…Así que por favor no cuestiones mis decisiones….como dije antes…esto tiene que pasar en total silencio y control…nadie ha de saber que hago…ni donde…ni cuando….todo esto no esta pasando….ni ha pasado…

Susurro…y se acerco a una de las mesitas de la entrada….al salir de su laboratorio hace tiempo…había dejado ahí una pequeña caja con inyecciones….para sus guardias….y el mensaje….

Los espías de Azuka y Evan eran de lo mas eficientes….infiltrados en todos los grupos que ahora mismo existían…un hábil vasallo llevaba tiempo escondido en la cúpula del poder humano….por ello, las cainitas conocían tan bien todo lo que estaba sucediendo ahí….todo lo que planeaban….sabían los movimientos no solo de humanos…sino Solaris y demás híbridos….Y es que esta mañana esta nota llego a manos de Azuka que la paso a su amiga…en la que trazaban un plan…era un perfecto momento….y es que Evan hace tiempo deseaba atacar esa casa….pero no podía arriesgarse a ser vista o descubierta…y menos aun deberían de saber que los Cainitas estaban interesados en algo como esto…pero los objetivos de los humanos eran muy diferentes de los de un vampiro….Evan quería los planos de las bases de los demonios….quería saber donde se reúnen y donde se organizan….y es que hace tiempo en su mente se oían voces dolorosas….en las que ha entendido algunas de las cosas como organización de un ataque masivo….y este edificio era un punto importante….demasiado…asíque no podía desperdiciar esta oportunidad de conseguir lo que deseaba…sin que nadie sepa que los hijos de Caín están moviéndose para hacer algo….nadie sabia quien era ella…nadie sabia que es lo que perseguía….nadie sabia que era la mano negra de los hijos de Caín….y menos aun que era la científica que estaba creando tantos problemas para muchos…..

La mujer de los plateados cabellos abrió la caja de metal….sacando una de las jeringuillas….

-Bueno, caballeros es el momento en que sean inmunes a la luz…por unas horas…cuando os inyecte sincronizar los relojes a 3 horas…de hecho…..se supone que dura algo mas…pero aun no he podido probarlo con seguridad…el tiempo ha sido limitado…pero aun así…espero que funcione a la perfección…por ello, tan solo cuentan con 3 horas….por si algo no sale bien….

La mujer observo el reloj de la pared….eran la una del mediodía…..poco a poco todos los miembros de aquella pequeña expedición estaban vacunados por una sustancia que Evan había perfeccionado…y es que al recuperar una de las cajas metálicas con sus estudios…pudo volver a reproducir una formula que permitía a los vampiros salir por un tiempo limitado al sol…pero ahora era algo mas compleja y es que con los avances genéticos e instrumentales…las cosas eran mas sencillas…pero aun no había tenido tiempo de probarlo…asíque su propia guardia eran “conejillos de indias”…..pero no mucho, ya que ella sabia de su eficacia…en el pasado a las dos la había servido en muchas ocasiones y nada había pasado…asíque tenía esperanza que ahora que su durabilidad era mayor….no habría problemas…de todas les estudiaría a todos al volver a su mansión…cosa que esperaba hacer….sin duda alguna y exactamente con lo que iba a buscar….

Tras todo ello…la mujer busco unos guantes…y se los puso…tapando la pulsera que llevaba….dejando al descubierto tan solo sus yemas y uñas….subiéndolos hasta el codo….estaba lista….Y los hombres al parecer también…ya que todos taparon sus rostros con pasamontañas…y casi todo su cuerpo….en unos colores grises…un camuflaje urbano bastante eficaz…además de que les protegería algo mas de los rayos solares…

Con movimientos rápidos y ágiles de los vampiros el grupo….se deslizo por la parte trasera de la mansión…esa parte que estaba preparada para una salida como esta…que fue habilitada por ella, para estos casos…en los que nadie debería de saber que es lo que esta pasando y lo que hace ella….todos se escabulleron con facilidad…cerrando tras ellos un portal….uno de los espiritistas….sentándose a esperarlos en uno de los bancos el regreso del grupo….

La ciudad de día parecía otra…completamente….su piel se sentía a gusto a la luz del sol…mientras caminaba con paso ágil y rápido por las calles hasta el sitio indicado….al fin la mansión estaba ante ellos…

-Dadme tan solo 5 minutos y empezar el ataque….necesito entrar ahí como sea….sin ser vista…asíque, queridos míos…esforzaros…..

Susurro….y desaprecio entre las sombras de las calles que la albergaban sin revelar donde esta…..alejándose a la cara contraria de aquel edificio….oía a los demonios en su mente….realmente era una sensación demasiado agónica…demasiado destructiva…pero a la vez podía saber si la han detectado a ella o los demás….y de momento nadie se había percatado de nada….la mujer ya estaba en su posición….sus ojos de vampiro vislumbraron una escalera adicional…y uno de los conductos de ventilación en la parte mas alta de aquel edificio…..con una sonrisa observo a sus guardias que ya se habían posicionado también…y q no parecían sufrir de momento ningún daño por el sol….Su mente tan solo les dijo….

-Ya….

En ese momento, los vampiros tiraron varias bombas de gas cerca de la puerta de aquel edificio…los demonios salieron de forma precipitada y empezó una lucha bastante encarnizada….de la que la mujer ya no había tenido el placer de conocer…con hábiles gestos trepo por la escalera y se metió por el conducto de la ventilación….deslizándose por la superficie metálica….mientras se orientaba con los sonidos….y los olores….llegando al tercer piso de aquel edificio….Por suerte toda esa parte eran despachos…o habitaciones con papeles….la mujer se descolgó de una de las rejillas de aquella ventilación….y se poso con delicadeza en el suelo….mientras oía como los tiros se alejaban de ahí…

-My lady…queda sola!

Se oyó en su mente….lo que complacía a la mujer…ya que ahora sabía que no debería de estar mas atenta a aquel grupo…y podía actuar a sus anchas…..

Los ojos azules de la mujer recorrieron el inmenso número de archivadores y carpetas desimanadas por todo el sitio….era mucha información….esperaba que la de tiempo hacer todo lo que tenía que hacer antes de que los humanos lleguen….

Oía a los demonios…y la agonía de sus esclavos…que llenaba sus sentidos de placer y ánimos adicionales…y es que el miedo era una de las cosas mas maravillosas que hacían florecer una sonrisa en aquella mujer….que rápidamente empezó a rebuscar….guardando papeles y mapas en una bolsa que se improviso con lo que encontró por ahí…eran datos sobre ubicaciones importante…cosas que sabían sobre los BH…..sus propios escondites…y sitios de reunión….

Las horas pasaron….y es que la mujer estaba demasiado absorta en todo lo que se había encontrado...era como una baúl con juguetes para un niño….que disfrutaba demasiado…hasta que de repente…los latidos controlados de múltiples corazones se hacían patentes….Evan se asomo por una de las ventanas…para ver el exterior…vaya….”Nada mal….nada mal…grupos preparados.....este nuevo líder no debía de ser un llorica sin mas….”…-pensó….mientras se apresuraba….

Una gran cantidad de ruido de repente inundo toda la zona…y sus sensibles oídos…mientras sonidos de toda clase e índole empezaban a sonar…con palabras sueltas militares…los demonios se estaban quedando en menoría y empezaron a esconderse cual ratas que eran….con tal suerte que unos cuantos entraron es aquel sitio donde ella estaba…sin duda para quemar todo lo que había en esa habitación….

No hubo palabras tan solo un ataque frontal del que la mujer se defendió alcanzando su bota y sacando varios shuriken o shakken…lanzándolos con precisión en sus victimas…haciendo que caigan de espaldas al suelo…pero no estaban solos el ruido atraía a mas de esas criaturas…la vampiresa temía no poder salir a tiempo de aquel lugar sin ser detectada….pero no tenía mas remedio…saco su katana…no deseaba ruido extra…además que los grupos de los humanos aun no habían llegado hacia la parte mas alta de aquel edificio...pero sin duda no tardarían….. pero ahora no era este el mayor problema sino los demonios….

Evan empujo uno de los archivadores hacia la puerta…dejando una entrada mas estrecha…el sonido metálico y fuerte resonó por todo el piso…creando unas grietas en la pared….Los movimientos rápidos y hábiles de la mujer de momento la mantenían intacta…pero tenia que reconocer que no era nada sencillo luchar con estos seres y mas teniendo en cuenta que su velocidad era bastante grande…y estaban acorralados…por lo que ella era una victima necesaria y ansiada…controla la que se estaban lanzando en plan kamikaze….uno de los demonios que ella había tumbado primeramente consiguió deslizarse fuera de su campo de visión atacándola por la espalda…creándola inmensos desgarros…en la capa y la piel…y aunque no se podía ver….pequeños ríos de sangre oscura empezaron a recorrer aquella anatomía femenina…con inmenso dolor que se sumaba al de su mente…pero este ultimo se estaba tranquilizando por el numero cada vez menor de aquellas bestias….

Evangeline cambio la orientación de su arma blanca…clavándola en el ser pasando el filo junto a uno de sus costados…retorciendo la hoja…dentro de el…mientras….no tenía mas remedio y sacaba una de sus berettas modificadas….comenzando a disparar a aquellos que aun estaban deseando atacarla….que cada vez eran menos…

La mujer sentía los corazones humanos que parecían sobresaltarse por el ruido que ella y estos desgraciados estaban creando…mientras subían por las escaleras…no había tiempo de escapar….tan solo de quedarse ahí….y terminar con todos…..con suerte, podría salir ilesa de todos ellos y mas de los humanos….digamos “factor sorpresa”…..un vampiro que mata demonios….y nadie la toca….no sabia…pero algo se la ocurriría…ahora tan solo podía luchar…..

Saco la katana del cuerpo demoniaco….mientras se guardaba el arma de fuego….para seguir bailando aquella lucha macabra de la muerte con aquellos seres cuya sangre ahora la dominaba….

Ambientación:




avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Dom Feb 17, 2013 8:08 pm

Ciudadela de Nueva York, Base de operaciones.

Días antes del ataque a la mansión de Demonios.


- Sí, estoy al tanto de la mejoría, sin embargo no me consta el motivo por el cual lo han hecho. Han demostrado ser útiles, ciertamente, pero como primer movimiento quiero darle algo al pueblo que salga del sudor humano honesto y real. Trabajo duro, trabajo real. Sudor producido por las espaldas de humanos que nosotros conozcamos, no proveniente de fuentes dudosas y promesas de unidad y entendimiento. Algo palpable, sangre de demonios y esfuerzo, eso es lo que necesitamos. Pruebas de que aún puede existir la independencia.

- La independencia del humano no es algo palpable desde la revelación de los Hijos de Caín. La independencia no existe desde el momento que supimos que ellos estaban en todos lados, que cualquiera podía ser adicto, que cualquiera podía servirlos. Ni siquiera contando el hecho de que los demonios ahora son el bando con mayores posibilidades de ganar, sin angeles, sin nadie, esos infelices tienen las de ganar. Tienen mas territorio, son mas poderosos. Son muchos mas... ¿Que tipo de independencia quieres en realidad? ¿ Que tipo de independencia se puede tener en este mundo ?

- La independencia de nuestras mentes...

____________________

19 de Junio, 21:29 p.m

Zona Cero. Mansión ocupada por los demonios.

Cuanto ruido. Cuantos...ruidos. Todos diferentes, algunos similares y otros mundos aparte. Pero, ninguno era igual a otro. Gemidos de esfuerzo, de dolor y a la vez alivio. Dolor por la carne de las muñecas magulladas por las ataduras, por las cadenas que ellos mismos acababan de romper. Y alivio, por sentirse libres de nuevo, sin haber salido incluso de ese horrendo sótano. También se escuchaban cientos de pasos, que se daban uno tras otro, cada uno diferente al anterior, diferente lugar donde pisar, diferente destino. Victor y sus hombres allí presentes habían liberado a todos los esclavos que los demonios mantenían en aquella mansión. Los mismos habían funcionado durante un tiempo indeterminado como mano de obra gratuita y fuente casi inagotable de alimento. Ahora se encontraban libres, estirando las piernas y respirando el mismo aire putrefacto, pero de una forma completamente diferente. Como si tuviera otro sabor, otro oxígeno en él. Una ilusión, por supuesto, pero una ilusión que hacía milagros en la energía de esas personas, que ahora parecía con fuerza suficiente como para llevar bolsas de comida hacia los vehículos dispuestos por el líder humano.

Sus hombres los organizaban para que llevaran cantidades adecuadas de comida, para que acomodaran los cuerpos de los demonios en una pila, dejándolos de lado. Uno de los hombres de Victor sin embargo, tenía una misión aparte. Todos los cuerpos demoníacos pasaban antes por donde el se encontraba. El les extraía toda la sangre que podía y los cuerpos seguían su camino. Sí, según Victor había escuchado, la sangre de demonio era un bien muy deseado en el mundo, mas que nada en los círculos de vampiros poderosos. La sangre de demonio era mas poderosa que la sangre de un Vampiro, tenía mas poder dentro suyo y era mucho mas intoxicante que la antes mencionada. Tener algo de ese líquido en su poder, no le haría daño, mientras no la beba, claro estaba. Algo para intercambiar, sí. Todo sumaba, todo agregaba a su objetivo de la supervivencia.

- Señor, hay ruidos en uno de los pisos superiores...¿ Que sugiere ?

- Si, ya lo he oído, tremendo alboroto se está desencadenando allí - La voz del humano estaba calmada, no estaba alterado y tampoco sorprendido por lo que sucedía, metros arriba de él - Prepare un par de hombres, Sargento, tenemos un invitado mas en la mansión y no es un demonio. - Victor recargó su arma y se puso de pie, había que moverse nuevamente.

______________________


19 de Junio, 21:33 p.m

Zona Cero. Mansión ocupada por los demonios. Piso en el cual se produce el enfrentamiento.


" En un principio eran sonidos que sacudían la misma estructura del edificio, hace un minuto comenzaron los disparos. Por lo visto a nuestro invitado se le complicó un poco el asunto. Si ha de haber durado tanto, no es alguien cualquiera. Eso queda establecido desde ya. "


Los escalones pasaban uno tras otro, rápidamente, no podía contarlos, nada. Los disparos y los gritos provenientes de aquella habitación se hacían cada vez mas sonoros. La batalla estaba en su climax. Era sencillo notarlo. Alexander tenía su arma preparada, iba al frente de aquél pequeño e improvisado grupo. Miembros del equipo beta, del equipo alfa y del omega componían el mismo. Los gritos demoníacos y los ahora audibles movimientos de espada estaban ya muy cerca. Los humanos se detuvieron en los últimos escalones, en la esquina que antecedía el pasillo que daba al cuarto donde se estaba combatiendo.

Un par de demonios se encontraban alrededor de la puerta, dubitativos de si cargar todos a la vez o de uno en uno, respetando lo honorable de su oponente que les había plantado pelea a todos los que se le pusieran enfrente. Algo que Victor realmente admiraba, incluso sin siquiera haber posado su mirar en aquél misterioso guerrero, ahora no quería permitir que el muera. No podía permitir que la ventaja numérica prospere de esa forma. Tenía que entrar en acción, de una buena vez.

Así se desató un nuevo tipo de caos.

Una granada, rápida, furtiva. En un segundo, Victor arrojó una granada hacia donde se encontraban los demonios reunidos, alrededor de aquella puerta del cuarto. La misma no era común, no era corriente. Cargada de agua bendita y bolas de plata bendecida, era perfecta para caer, justo en el medio de los demonios. Al explotar, los humanos finalmente arremetieron. Balas de energía provenientes de las armas otorgadas por Pentex, balas modificadas y bendecidas de múltiples calibres del arma de Victor pusieron fin a los demonios cuya carne ya había sido magullada por la granada. Habrían asesinado a unos ocho o siete demonios en aquél pasillo. Ninguno tuvo demasiada oportunidad de reaccionar, todo sucedió realmente muy rápido, incluso para ellos.

____________________

19 de Junio, 21:36 p.m

Zona Cero. Mansión ocupada por los demonios. Piso en el cual se produjo el enfrentamiento.


- Debo aceptar el hecho de que es sorprendente la cantidad de demonios que has asesinado y el segundo hecho y el mas evidente. No eres humano - Victor se encontraba sentado al lado de la puerta, apoyado en la pared, de tal forma que la mujer allí dentro no podía verlo aún. Tenía su revolver en mano y sus hombres simplemente estaban drenando los cuerpos de los demonios, al menos la mitad de ellos. Los otros tres, simplemente se encontraban a la espera de alguna orden, granadas y armas listas. Sin embargo Victor detuvo cualquier aparente arranque de querer eliminar al ser que allí dentro se encontrara. - Haremos lo siguiente, no lanzaremos granadas llenas de agua bendita y bolas de plata allí dentro, si simplemente te presentas y nos dices que eres, espero que con honestidad. Luego de hacer eso, yo mismo entraré para que conversemos un poco, si así lo quieres.

La cautela saltaba a la vista. El tono de Victor era medido, sea quien sea el que allí se encuentre, no era alguien común y corriente. Era alguien realmente hábil y Victor, probablemente, tendría que traer a todos los equipos para lidiar con aquello. Entonces, porque no evitar ese problema, de ser posible. El enemigo de mi enemigo es mi amigo. O bueno, esperaba que esa frase pudiera llegar a ser aplicable en aquella situación. No tenía ánimos de asesinar a nadie que no fuera un demonio y aquél ser, o era un demonio con mala suerte y un mal temperamento o simplemente, lo que el esperaba.

- Tu dirás como sigue todo esto - Dijo tranquilo, con seriedad en su voz al momento que preparaba su arma para disparar. Seis balas había en la recamara, todas de gran calibre. Todas bendecidas, todas balas listas para causar daño severo a cualquier ser que camine por este plano terrenal....


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Lun Feb 18, 2013 4:17 am

Eran demasiados….muchos gruñidos…muchos ruidos…demasiados deseos de venganza…manipularles mentalmente…no era una buena solución y más viéndose rodeada de humanos…y es que el latir de los corazones estaba cada vez más cerca…podía oír las débiles mentes que hablaban entre sí….la habían descubierto…sin duda no sabían quién era, pero si…sabían que no era uno de ellos…no la sorprendía….

Los demonios se agolpaban en la estrecha abertura….todos deseaban entrar dentro…matarla y eliminar todos los papeles que estaban ahí guardados…sin duda mucha información valiosa estaba aquí…no solo para los demonios…sino para todas las razas que habitaban este mundo…y es que la información era el poder…Pero su meta ahora mismo era sobrevivir a lo que tenía encima y lo que estaba por venir…matar a todo un grupo de humanos no estaba en sus planes….no era buena idea en absoluto…sin duda podía desatar todo su poder…pero si en 270 años no ha sido necesario algo así…porque ahora tenía que cambiar su forma de actuar….sabía que jugaba con fuego y se arriesgaba de forma innecesaria…pero aun así lo haría…siempre lo hacia.. Los ojos de la mujer eran de un azul claro cuando vislumbro como algo caía en medio de los demonios….una fuerte explosión hizo que su cuerpo se desplace por la onda expansiva…cayendo en el suelo sobre uno de los cadáveres…mientras toda su espalda quedaba marcada por el agua bendita….un escozor horrible lleno sus terminaciones nerviosas…sabía que su piel tenía un tono negruzco…pero poco a poco se regeneraba….Evan apoyo las manos y alcanzo su arma…

La vampiresa se levanto y retiro su melena plateada hacia la espalda…aun había un demonio herido ante ella…la mujer levanto la katana esperando el inminente ataque de esa criatura….y es que se veía decisión en sus ojos…su piel se regeneraba…el demonio se lanzó sobre la pequeña fémina…pero la mujer no retrocedió…elevo la hoja de su katana a la altura de los ojos…dejando que los pies tengan un punto de apoyo….al tener al demonio a menos de unos centímetros…giro la hoja de su arma y le atravesó al demonio…subiendo el metal por entre la carne de aquella criatura hacia arriba….la criatura cayo al suelo…mientras sacaba su arma y bajándola…haciendo q el filo toque el suelo en un sonido metálico….

Estaba escuchando la voz y los corazones de los que estaban tras la pared….una voz masculina y decidida la estaba hablando….sin duda, no pretendía atacarla de momento, sino lo podía haber hecho con otra de esas granadas….la mujer escucho la voz con interés…denotando sentimientos en ella…era muy interesante…y sin duda tenía que ser el líder de este grupo….algún cargo del ejercito humano….podía oír como drenaban a los demonios…la sorprendió eso….valoro por un momento lo q le iba a responder a aquel hombre…..su voz sonó aterciopelada….dejando un leve eco rebotando entre las paredes de aquella habitación… podía leer en la mente de los humanos como se llamaba aquel hombre, pero para que asustarlo….

-Muy perspicaz….le agradezco la admiración que siente por mis habilidades….


Evangeline, no guardó el arma…pero ya estaba mas tranquila..su piel estaba regenerada…sus ojos vagaron por el hueco por el que se colaba la voz de aquel hombre….suspiro, antes de relajarse por completo….tras aquella pelea….no se sentía amenazada por el momento…todos los sentidos la decían que nadie la atacaría y que simplemente podía regenerarse con tranquilidad…mientras valoraba toda la situación…

-Y es muy considerado en su oferta, me pregunto porque es tan “amable”….pero creo que estoy en desventaja, asíque bueno, me llamo Evangeline…y soy un vampiro…veo que no tienes miedo de entrar, aunque tras mi confesión sería sabio, si te lo piensas dos veces….no te amenazo….y me encantaría que entres…asíque es así como sigue todo…


Una sonrisa que nadie ha visto apareció en sus labios….sin duda el ofrecimiento era muy interesante y hablar con un humano es aun mas…eran sencillos de dominar…fáciles de leer…y manipular…de hecho, podía meterse en la mente de el…y crearle recuerdos…ilusiones…emociones…sin duda…pero quería saber porque deseaba entrar y hablar con ella, a caso tiene interés alguno en conocer a los vampiros…ya sabía quien era….mientras estaba ahí de pie…Las débiles mentes humanas, revelan todo…Victor, el líder humano…que tomo el puesto de Natasha…Evangeline estaba muy bien informada…era su trabajo….la pareció muy curioso que el líder haya tomado la molestia de irse a una misión de esa índole en persona y que ahora se arriesgaba tanto, para hablar con una vampiresa….un hombre sin temor….uno que cree que lo ha perdido todo con la muerte de su mujer y no valora su vida….demasiado honorable, demasiado…puede que ella consiga aprender algo….habría q hacer un esfuerzo…

-Puede pasar…prometo no hacerle nada….

Afirmo ella con voz suave y tranquila…mientras guardaba la katana…aun con restos de sangre en aquella vaina con un claro sonido de rozamiento metálico….espero la entrada de aquel hombre….sabía q entraría armado, sin duda tenía pinta de cauteloso…eso la pareció bien….apreciaba la inteligencia…y de momento, no entraría en su mente….tan solo vería q podía pedirla un hombre como él…

-Pero ya que me he presentado…espero la misma cortesía de vos….

Comentó la mujer con tranquilidad…..acomodando ahora su ropa desgarrada y algunos mechones rebeldes de su cabellera….anticipando aquel encuentro…sabía que le había sorprendido su voz femenina…y q ella haya hablado con tranquilidad de lo q era…
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Lun Feb 18, 2013 3:57 pm

" Una mujer, tenemos rodeada a una mujer. Sí, una mujer guerrera, un ser sobrenatural ¿ Por que me siento ligeramente decepcionado, en lugar de sorprendido? Vaya, vaya, aflora un antiguo machismo en ti Victor, sí, lo sientes como en aquél entonces. Vaya que esto me trae recuerdos. No era una situación similar, pero todo terminó en lo mismo. Una mujer poniéndote en ridículo. Ja...que vergüenza y a la vez que orgullo. Pensar que antes de este día, tan solo una mujer me había sorprendido de esta forma. Pensar que solo habías podido hacerlo tú..."


" Milagros "


___________________


En algún lugar de los antiguos emiratos Árabes. Años antes de la revelación de los Hijos de Caín.

Campo de entrenamiento del ejército. Temprano una mañana.


El sudor de los múltiples cuerpos se acumulaba en la arena debajo de cada uno. Respiraciones agitadas, otras simplemente exhaustas de tanto esfuerzo y desgaste físico. El sol castigaba la piel de susodichos cuerpos, que ya no portaban camiseta o sudadera alguna que los pueda resguardar del sol. Pieles enrojecidas por los rayos ultra violetas, mojadas por el sudor aparentemente inagotable. Goteras de sudor se despegaban de las mismas, mojando el arena caliente debajo de los desnudos torsos. Un entrenamiento en el medio del desierto arábigo, en el medio de la arena caliente, que no solo torturaba los ojos sino el tacto de aquellos cuerpos, de aquellas manos que ahora se apoyaban en el ardiente suelo para realizar lagartijas, una y otra vez. Los quejidos de los hombres no cesaban en ningún momento, pero tampoco el trabajo de sus músculos se detenía. Continuaban a pesar del dolor, a pesar de la gran exigencia. Continuaban. No podían detenerse. Esa opción, simplemente no existía para ellos.

- ¡ Pónganle mas entusiasmo, asqueroso grupo de gusanos! ¡¿ Ustedes son las fuerzas especiales de nuestro país?! ¡ Pues que Dios nos proteja de ser ese el caso! ¡ Somos defendidos por una manga de gusanos maricas y sin testículos jajajaja !

Los gritos de los oficiales, de los entrenadores, eran otra cosa que nunca cesaba.

Entre los hombres que allí se encontraban entrenando, se encontraba uno, en silencio, que no se quejaba por el dolor. Que a puras vistas parecía simplemente no sentirlo en absoluto. Su ritmo era mas intenso que el de los demás. Por cada lagartija que los demás soldados hacían, el joven soldado hacía tres y a veces cuatro. Sudaba menos que los demás y trabajaba el doble que todos, casi el triple. Sí...en las filas de los soldados de las fuerzas especiales, se encontraba un al menos diez años menor Victor. Un miembro de las fuerzas especiales del ejército de los Estados Unidos. Para algunos ya una leyenda, para otros un jovencito ignorante. En su mente no había mas que la guerra, mas que el combate venidero y la muerte de todos aquellos que se declararan enemigos de su propio y amado país. No existía nada mas que eso.

Nunca se le hubiera ocurrido pensar que ese mismo día, su vida cambiaría, para siempre.

- Descansen! - Gritó el corpulento entrenador al momento que se hacía a un lado y dejaba pasar a un oficial de mas alto rango para que observara a los soldados allí presentes. - ¡ Soldados, Saluden!

Dada la orden, llegó el unísono grito de saludo de toda la unidad. Habrían sido unos cuarenta hombres, cincuenta quizá. Victor honestamente no recordaba ni siquiera al hombre que tenía a su lado. A partir del momento en el que el oficial llegó, su recuerdo se remite completamente al mismo, y a nada mas. Y es que como en la situación del presente, sus ojos se sorprendieron, al encontrar enfrente de sí, a una mujer. Una mujer, con un rango mayor al suyo, dentro de las fuerzas especiales. Claro que, el machismo de Victor no fue el único, por el contrario, su machismo fue el menos evidente. Los mirares de los hombres y algunos de sus susurros denotaban la misma sorpresa y esa urgencia de la compañía femenina que significaba el servicio militar. Pero Victor siempre permaneció en silencio. La mujer por otro lado se presentó. Milagros era su nombre. Un nombre apropiado, pensó en su momento Victor, dado que era la primera mujer que veía en un rango tan alto y mucho mas, en una unidad especial del ejército. Al escuchar las palabras de la mujer, Victor no pudo evitar hacer mas que sonreír un poco. Algo que la mujer, por supuesto, no dejó pasar.

- Dígame, soldado...¿Que es lo que usted encuentra tan gracioso? - La voz de la mujer estaba cargada de autoridad, como era preciso en un oficial del ejército. Al dirigirse tan directamente al soldado Cavallari, todos los compañeros de unidad del mismo, se abrieron en un semi-círculo al momento que la mujer avanzaba hacia el legendario y joven soldado - Hasta donde yo sé...Soy militar y no un payaso ¿ No cree ? Dígame ya, que es lo que encuentra usted gracioso, Cavallari...

- No es nada, Señora - Dijo Victor, firme en su lugar, sin mirar a la mujer directamente a los ojos- Solo sonreí un poco durante el discurso. Nada más.

- ¿ Nada más ? - La mujer se quitó la gorra que llevaba como muestra de su alto rango militar. Se quitó el saco y le sonrió al visiblemente mas grande hombre enfrente suyo. Acto seguido dio un par de pasos hacia atrás y se ubicó en el centro del semi círculo - Un paso al frente, soldado Cavallari - Ordenó la mujer mientras se quitaba la corbata y posteriormente la camisa , quedando en una musculosa, en una sudadera. Muchos de los soldados no pudieron evitar gritar algo al ver el excelente cuerpo que ostentaba la mujer. El entrenador quiso callarlos, pero la mujer lo silenció antes. Su mirar siempre se mantuvo en Victor, en sus ojos- Un paso al frente, he dicho...¿ O es que acaso esta asustado?

Los gritos de los soldados, provocaron que nada mas que por inercia, Victor avance.

- Ahora, quiero que me ataque, Soldado Cavallari. Según he escuchado sus habilidades son de leyenda. Un soldado que se ve quizá, con mucha suerte, una vez cada generación. Más que nada por lo aparentemente incorruptible que es. Algo que se ve muy pocas veces. Sin embargo, estoy segura de que puedo derrotarlo, Soldado Cavallari, sin que usted siquiera me de un solo golpe. - Los gritos de los hombres continuaron, mas no se movieron los mirares de ambos supuestos oponentes.

- No creo que sea apropiado hacer esto, Señora - Respondió Victor, mirando a los ojos a la mujer, con un tono tranquilo, muy calmado, pero sin embargo muy respetuoso. Al menos eso quería recordar -

- Usted encontrará apropiado lo que yo le diga, como buen soldado que es, obedecerá y no se contendrá en absoluto ¿ Entendió ? - Lo desafiante del tono de la mujer, provocó que un suspiro se escape de los labios de Victor, que ahora se posicionaba en posición de combate, luego de haber dado los mencionados pasos al frente. Ambos dentro del semi-círculo de soldados, ambos igual de preparados. La mujer tuvo de nuevo la iniciativa, simplemente al decir - Comience, Victor...

________________________

19 de Junio, 21:38 p.m

Zona Cero. Mansión ocupada por los demonios. Piso en el cual se produjo el enfrentamiento.
Todas las palabras de la ahora presentada Evangeline, habían llegado ya a sus oídos. Una mujer muy cortés, que sin embargo, pese a distar mucho del tono de Milagros aquél día, Victor pensó que si se enfrentaba a ella, todo terminaría igual que en aquella ocasión. Sí, nunca habían humillado tanto a Victor en un combate. Nunca. Todos sus golpes, todos sus movimientos no golpearon mas que al aire. La mujer probó ser mucho mas hábil, mucho mas conocedora de técnicas de combate cuerpo a cuerpo, mucho mas ágil. Victor cayó al suelo un total de seis veces. Un número que ni siquiera la misma oficial llegó a esperar, ella pensó que al primer o segundo derribo bastaría. Pero no fue así. El mejor logro de Victor aquél día, fue escuchar la respiración agitada de la que un día iba a ser su mujer y el amor de su vida. Aún recordaba sus palabras, las palabras que le dijo al oído, con una rodilla sobre el cuello del ahora comandante de los humanos de Nueva York.

" Me subestimaste por ser mujer, imbécil. Por eso te derribe las primeras tres veces. Luego simplemente fue cuestión de cansancio de tu parte. No cometas el mismo error dos veces, las mujeres son mucho mas peligrosas que los hombres, en todo sentido. Serías un estúpido al olvidar estas palabras. Por que si al próximo enfrentamiento que tengamos, noto la mas ligera muestra de que me subestimas y te partiré el brazo ¿ Entendido ? "

Pensar que en una situación como la actual, le volverían a la mente tales recuerdos. Sí, lo habían humillado, pero aquella mujer, la mujer que el no conocía en absoluto [ Independientemente del hecho de que luego el haya logrado vencerla en mas de una ocasión ] le enseñó que no hay que subestimar nunca a nadie, ni por su sexo, ni por cualquier cosa. Subestimar solo lleva a la derrota y no a una derrota precisamente bonita y agradable, si es que había derrotas así. La mujer allí dentro era una Cainita, un vampiro claramente poderoso, de lo contrario no hubiera sobrevivido a todo lo que sucedió allí. Al terminar de hablar ella, Victor miró de reojo a uno de los tres hombres que a su disposición estaban y le hizo una ligera seña. Al verla, el soldado corrió hacia los pisos de abajo, completamente tranquilo. Victor miró de reojo a los otros dos y simplemente esbozó una sonrisa. Enfundó su arma y se puso de pie, lentamente. Miró de reojo a los que se encontraban drenando a los demonios y les indicó que le arrojaran una de las bolsas de sangre. Cada una contendría unos...dos litros, quizá. Por cuerpo asesinado, podrían juntar unos seis o cinco litros, dependiendo del tamaño del demonio realmente. Guardó la misma en uno de los bolsillos de su traje y elevó las manos, poniendo ambas en su nuca. Entrelazó los dedos en la misma y dio un par de pasos al costado, revelándose a si mismo ante la mujer allí expectante.

- No llevaré nada que pueda lastimarte, considero que sería una ofrenda completamente innecesaria - Dijo tranquilo al momento que completaba el estiramiento de sus brazos y pasaba a arrojar las granadas que llevaba encima, hacia sus hombres. Por último, hizo lo mismo con su revolver especial. Quedando así, por completo desarmado, lo único que le quedaba encima era el bien que ella bien reconocería. - Creo que carece de sentido el presentarme. - Dijo con completa honestidad. -No eres el primer Vampiro que me encuentro, Evangeline, espero que tampoco el último. Estoy al tanto de sus habilidades, no tiene porqué pretender lo contrario. - La voz de Victor se encontraba calmada. El líder humano dio un par de pasos al frente, mirando la habitación, soprendido por la cantidad ahora visible de demonios que la cainita había asesinado- Pero, por las viejas costumbres, lo haré de todos modos. Evangeline, encantado de conocerla, realmente. Victor Cavallari - Reverenció a la mujer con respeto y tranquilidad. - Comandante general de las fuerzas armadas de la ciudadela de Nueva York, a su servicio - Lo último lo dijo con un especial toque de ironía al momento que encontraba un cadáver mas ancho, mas grande como para sentarse en él. Al encontrar una posición relativamente cómoda, Victor miró a la mujer. - Sí, estoy al tanto de sus poderes mentales. Fisicamente los vampiros no son mucho comparados a los demonios, si bien pueden sostenerse, la diferencia esta en la mente y en esa mordida suya que cautiva tantas lealtades. - Victor posó su mirar finalmente encima del ajeno, completamente al tanto de que la mujer podría matarlo, completamente al tanto de que su mente no podría cerrarse ante un ser como aquél, pero que sin embargo, sin saber porqué...no esperaba que se metiera en su mente. Quizá, por una morbosa curiosidad. Ocasionada mas que nada por lo extraño y ocurrente de un humano atrevido. Intrigante verdaderamente - Y mas que nada, he de suponer que no es una cainita cualquiera, por supuesto.


" Tú me marcaste, Milagros, verás que no subestimaré nunca a nadie mas "

- Pero, debo preguntarle ¿ Que es lo que la hace coincidir conmigo en este bello paisaje? No puedo evitar notar el hecho de que este lugar está, lleno de papeles, uno no puede evitar preguntarse ¿ Que tipo de papeles pueden ser ? - Si bien los poderes mentales de los vampiros los ponían un eslabón mas arriba, el ingenio no era muy diferente. Si ella no se valía de sus habilidades, bien podría encontrar en Victor, algo mas interesante de lo que se pudo imaginar.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Mar Feb 19, 2013 3:50 pm

Una respiración agitada…el olor a sangre de demonio, sudor humano y olor a miedo….la luz tenue que se filtraba por la ventana empezó a mezclarse con los reflejos luminosos de las lámparas que estaban en el pasillos, creando un ambiente bastante peculiar en aquella habitación…los ojos de vampiro disfrutaron de aquella estampa…en la que la muerte era la clara protagonista…iluminada con sugerencia y casi delicadeza …los cuerpos grotescos y deformados que estaban tirados por doquier, dejando a ella como una estatua con un contexto bizarro ….Evangeline bajo su vista a los pies….estaba entera cubierta de sangre….su ropa estaba hecha jirones….y se encontraba casi hasta las rodillas metida entre cuerpos sin vida de aquellas criaturas infernales…Un patada a los cuerpo que tenía justo ante si…hizo que vislumbre su calzado….sin duda estaba echado a perder…pero no era algo importante…solo era un detalle mas…que su relajada mente estaba recopilando en aquel momento…Y es que esta no paraba de moverse en todas las direcciones…controlando la mente de los pobres soldados….todas, menos la de Victor…su mente tan solo la vislumbro….Un choque de emociones y recuerdos…hizo que cierre los ojos…había visto a Milagros…y aquel combate…realmente no la gusto esa sensación…esos sentimientos….Evangeline arrugo la nariz por unos instantes…pero comprendió que el no la haría nada….puede que esto fuera hasta decepcionante en algún momento…porque su adrenalina la estaba pidiendo más acción…pero por otra….demasiada curiosidad….una sonrisa malévola apareció en sus labios….Mientras sus pensamientos seguían vagando en todas las direcciones a la vez…y que tan solo la mente de ella podía entenderlos e hilarlos….sabía ya todo lo necesario sobe Victor…sobre su vida…y como mandaba….porque vino a esta misión…y como muchos no estaban de acuerdo, pero él era un hombre con principios…un hombre que quería demostrar su valía y lo que es él…Admirable sin duda esas ganas de morir….era como el conejo que corría a las fauces del lobo…Demasiado encantador….

En ese momento una sensación peculiar la acompaño e hizo que sienta un escalofrío….Semyazza….el conocimiento de lo más oscuro y oculto había hecho una revelación en los sentidos de la mujer, sobre lo que Natasha dejo de legado a Victor…desde su encuentro con el demonio siempre tenía la sensación que ese maldito estaba tras su espalda susurrándola, la vampiresa ignoro la sensación….Los ojos azules se cerraron…sintiendo el latir de los corazones….mientras su conexión se abría hacia Azuka…avisándola de que había tenido unas pequeñas dificultades…y que ahora estaba a punto de vislumbrar a Victor Cavallari….Evangeline sabia que era una muy buena noticia y que esto facilitaría las cosas a ambas…siempre y cuando ella conseguiría llevar al líder hacia el campo que deseaba….Y es que Victor era el más idóneo para muchas cosas….un humano a considerar…un humano a guiar…un humano a enseñar….y puede que hacer participe de las cosas que nadie más vería nunca…ni sabría nunca…el conocimiento era poder y darle algo así…para que sea capaz y consciente….uniendo a la humanidad…y guiándola hacia la nueva era…..Demasiado ambicioso…pero podría ser factible…sin duda alguna….tan solo tenía que ser hábil….

La voz masculina hizo que la mujer vuelva de su mente…al mundo real…podía escuchar como se desarmaba y oler la sangre….a caso quería encandilarla con sangre…mmmm…sin duda la advertencia de su mujer no ha hecho mucho en Victor, mas que creer que las armas eran innecesarias….Pero era interesante ver el esfuerzo….Sus ojos aun permanecías cerrados….y es que estaba contando a todos los humanos que estaban en la zona….además de los canes del infierno que no estaban muy lejos de aquel sitio esperando y observando….esperando su señal…la eran fieles…eran sus mascotas….y haría lo que sea por ella…Sin duda no pensaba convocarlos a no ser que no tenía otro remedio…pero realmente eran muchos humanos….y si las cosas no salían como ella quería…siempre podía escapar....ya tenía lo que venía a buscar y realmente un salto por la ventana a la nada, podía ser una buena salida y sin embargo no lo haría….Pero la maldita curiosidad y más el interés…aun la mantenían ahí….expectante…Evangeline analizo la voz de aquel humano, notaba el orgullo, dominio, control y decisión, además de muchos mas matices….y abrió sus ojos…

Cada detalle de lo que era Victor estaba ahora en su mente….y es que no se la escapó nada….ropa, cabello, ojos, manos, sangre, su olor….todo….La vampiresa almacenó toda esa información con sumo cuidado en su mente….desde ahora Victor era alguien de quien ella no se olvidaría….La cortesía de que el se desarme….no hizo que ella haga lo mismo…pero tampoco era necesario…era más rápida que él…no serviría de mucho quitarse el arnés con la katana…o la daga…o las pistolas….de todas si le quería matar ya estaría muerto….Un suspiro artificial se escapo de los labios de la mujer…no respiraba…pero aun conservaba esas costumbres humanas….

-Le agradezco el detalle….de que no quiera ir armado…pero creo que es algo innecesario de todas formas me fiaba de usted….y no solo me fío sino que espero que vos lo haga, ya que supongo que sabe que si le deseará muerto….ya lo estaría….


Le replico en un ronroneo…mientras daba un par de pasos hacia atrás…para poder salir de aquel escombro de cuerpos….para tener más espacio libre….sin perder de vista a aquel hombre…de atractivas facciones, corazón fuerte….y sentido común….

-Sólo deseaba ser cortes, y ciertamente, darle opción a que se presente como desea….Sin duda un líder como vos, se ha encontrado con muchos de mi clase…y sin embargo, creo que a nadie como yo….no tenga miedo, caballero…de verdad que no le haré nada….

La mujer movió varios cuerpos…apilándole a un lado….para dejar espacio…Evan dio un par de pasos hacia él…

-Deseas llevarte estos cuerpos….para drenarlos…como has hecho con los del pasillo??...Tus hombres pueden pasar y llevarse a todos los que quieran….


Su mirada azul y fría se poso en las facciones tranquilas de aquel comandante….que la hacia una reverencia y se presentaba de forma correcta al protocolo….su paso se acerco algo más a él….haciendo una reverencia en respuesta….mientras le tendía una de sus manos….

-El placer de conocerle, Victor Cavallari es todo mío….he de decir, que como los humanos han ganado un buen Comandante…algo inconsciente pero admirable…Y siento, que los poderes vampiricos le dejen en desventaja…pero le voy a dar una carta blanca para que pregunte por lo que quiera….Y sobre los mordiscos…bueno, ya sabe muchos de su especie por alguna razón desean experimentar esa sensación sublime y única….de hecho, creo que para su raza es algo así como alcanzar el nirvana…por ello, ganamos lealtades…para volver a probarlo...Si algún día desea experimentarlo y entender a los suyos…tan solo avise…


Esa ultima parte la voz aterciopelada resalto con un tono juguetón…para romper aquella seriedad del momento….para que Victor se relaje aun más….le daba a entender que no le pasaría nada y que ella no haría nada que el no desee…al menos, que la ponga contra las cuerdas….sus no dejaban los ajenos….mientras conversaban….ella no era de gran altura….ni su aspecto era de una guerrera…pero sabía que para él en parte ella representaba algo letal y a tener en cuenta…Ciertamente, la dio pena de no haber tenido otro contexto para este encuentro…puede que de esta forma la hubiera subestimado mas….y con ello, sería algo más confiado y suave en sus palabras…pero sin más disfrutando de las sensaciones ajenas….más no de Victor…sino de sus soldados que estaban nerviosos ahí tras la pared…Evangeline, no indago en la mente de él…con la imagen de su mujer y las emociones fue mas que suficiente….además que Victor podía ser alguien digno…y su privacidad ella de momento mantendría por esa valentía y atrevimiento a entrar ahí…sin armas…

-Porque supone que no soy una cainita cualquiera…??? Mmm me resulta extraña esa afirmación…soy alguien muy corriente, querido Victor…. De hecho, soy lo más vulgar entre los vampiros… Asíque no se crea en que soy alguien de relevancia…no es cierto…


Respondió ella con leve sonrisa, mientras se encontraba a poco espacio de el…mirándole desde abajo….con seriedad y frialdad…su rostro estaba manchando de vitae oscuro…sus colmillos se asomaron perlados entre los labios rosados…no tenía por costumbre esconderlos…a no ser que fuera algo totalmente necesario….La mujer miro alrededor…viendo la gran cantidad de cadáveres y papeles que les rodeaban….

-Bueno, he de reconocer que estoy aquí por la información…este sitio esta lleno de ella….y todos estos demonios pretendían eliminarla como de lugar…creo que tiene que haber aquí algo de lo mas interesante y valioso…de hecho, esta claro que aquí hay mucho material de interés…debería de llevarlo y que sus documentalistas lo clasifiquen y lo descifren….seguro que es de utilidad para los humanos…

La mujer se mordió su labio inferior por un instante….valorando las siguientes palabras que diría….mientras no dejaba de mirarlo…era hábil….y eso la gustaba….

-Aquí hay de todo, Victor…sus posiciones en la zona cero….sus almacenes….sus trampas…supongo que hay mucho más…pero yo no he tenido tiempo suficiente para descubrirlo…de hecho, como ves me han encontrado antes de que pueda hacer absolutamente nada….Pero, creo que vos, puede darle tiempo y encontrar respuestas a sus preguntas….hacérmelas a mi es una perdida de tiempo….

Los ojos y las palabras de ella estaban cargadas con verdad…..en parte lo era…pero sin duda Evangeline no revelaría todo lo que sabe a alguien que termina de conocer….porque todos creía que ella sería sincera o que contaría la verdad…no era alguien considerado…no era alguien quien sigue las reglas…y realmente, todo el protocolo y la educación solo era una forma de esconder lo que ella realmente era….pero nadie lo podía ver…nunca se la descubriría si ella misma no abría su propio ser….tan solo Azuka…sabia de todo el potencial….y sin duda era por el sello que las unía…haciéndolas iguales…dignas y capaces…

La vampiresa se nuevo tendió su mano…pero esta vez para ponerla en el hombro calido y vivo del hombre….sintiendo aquel calor típicamente humano….lo recordaba bien…era un recuerdo agradable de su pasado….y sobre todo, recordar como tras una lujuriosa conversación…la vida de muchos de ellos se esfumaba entre sus dedos…gozo de ese ligero recuerdo…pero lo oculto por completo a los ojos del humano…no era bueno para él saber por donde a veces va su sádica mente….

-Dígame Victor, porque se arriesga tanto??? Porque me pregunta las cosas de esa forma tan civilizada??? A caso, tiene algún interés en mi especie??? En lo que los vampiros somos??? Dígame, querido….que representa para usted alguien como yo…

Necesitaba saber que es lo que creía de ella y los demás, para ver hasta que punto podía contar con él….y “confiar”….de hecho, aunque el no sepa…ella era como un detector de mentiras andante…lo podía saber por su sangre…por como la mira…por sus gestos…de hecho, estos últimos denotaban interés en lo que ella era para el…y eso la agrado…porque entendía que podían llegar a un punto común….puede que mas fácil…pero quería escucharlo…y sacar muchos mas matices antes de empezar a decir la “verdad”….La mano que estaba en el hombro bajo….y es que el contacto físico no era algo de su agrado, pero aun así…en este momento y en la psicología humana…era necesario para crear cierta intimidad…y esto era exactamente lo que ella ahora mismo perseguía….
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Lun Feb 25, 2013 10:17 am

Vaya, que situación tan penosa, tan precaria. Agradable a la vista, pero de una gran impotencia interna. La mujer que enfrente suyo se encontraba, a cada momento que pasaba, a cada palabra que escapaba de sus labios, le demostraba al líder que no estaba en presencia de alguien ordinario. Una mente poderosa, mas allá de los poderes de los Cainitas, mas allá de todo lo sobrenatural, la mente de la mujer enfrente suyo, era algo realmente temerario, pese a que ella intente demostrar lo contrario. No, Victor no portaba armas en absoluto, prefirió demostrar que no tenía nada que temer, que estaba listo para cualquier desenlace que aquella conversación pudiera tener. Un acto idiota, un acto temerario, sí...quizá ese sea el caso. Pero no estaba dispuesto a mostrarse precavido, por el contrario, tenía que mostrarse como que no tenía nada que perder. De perder la vida, se re-encontraría con su amada del otro lado. De ganar, pues, contaría con información de los demonios, así como también, de conocimiento sobre una mujer, que a cada segundo, provocaba que su interés personal en ella, aumente.

Las palabras de ella llegaron a los oídos del comandante humano, no obstante, no tuvieron el efecto deseado por ella. Las palabras dichas con respecto al drenaje de cuerpos de demonios, acto evidente desde hacía ya unos minutos. Un acto, llevado a cabo por la necesidad de manejar bienes de verdadero valor, tal así como el agua para los humanos, tener sangre poderosa en su poder, era un hecho a tener en cuenta. Una carta blanca, bueno, tendría eso en cuenta, pero para mas adelante, para algo mas provechoso. El reconocimiento de ese placer que sus mordidas ocasionaban y una consecuente broma que no hizo mas que entrar por un oído del comandante y salir por el otro. Su rostro permanecía idéntico, serio, como si nada pudiera perturbarlo. Decidió no romper el silencio, no era el momento, este era el momento perfecto para escuchar y en base a lo que escuchase, podría responder con mayor habilidad, con mayor presteza.

Y ahí estaba, precisamente la respuesta que quería escuchar. Ni una palabra de mas, ni una de menos, Evangeline había respondido tal y como el lo esperaba. Aquello sí, sacó una sonrisa del rostro del comandante humano. Una respuesta como la que acababa de oír era de lo mas satisfactoria, de lo mas...complaciente. O, preocupante, dependiendo de como se vea realmente el asunto. Y de nuevo, algo que el ya predecía. La mujer se había arriesgado tanto por lo que era el verdadero poder en aquél mundo, información. La habitación estaba plagada de ella, llena, repleta. Los ojos del humano no tardaron en pasearse por la misma, para vislumbrar tanto papel oculto, tanto papel cubierto de sangre y cadáveres terrenales de demonio. Su mirar finalmente fue a posarse a aquella fuente de placeres y misterios, así como también de peligros e incoherencias. Los colmillos ahora al descubierto fueron el centro de la atención del humano por unos momentos, que luego devolvió sus marrones orbes a las ajenas. Las palabras de lo que allí había, lo hacía suponer muchas cosas, deducir muchas otras. Ciertamente allí debería haber información de muchos movimientos, de muchos planes, pero...mas de uno debería estar vinculado con los Cainitas, de lo contrario ella no se hubiera presentado allí aquella noche. No tendría sentido de ser de otra forma.

Se le ocurría ya con que usar esa preciada carta, tan blanca como aquellos perlados colmillos, que tanto placer podrían darle, si el tan solo le hiciera esa petición a la mujer. Pero claro, eso sería demasiado predecible...o demasiado sencillo y común para alguien como el Comandante. No, ese placer no debía ser probado. Menos aún cuando el riesgo de adicción es tan grande, tan...preocupante. Y por último, llegó aquél tacto inesperado. La mano de la mujer se cernió en el hombro del humano, cuyo calor corporal contrastaba demasiado con el frío tacto de la misma ¿ Quería que Victor se relaje? ¿ Quería acaso crear un momento íntimo entre desconocidos ? ¿ Que era lo que ella realmente esperaba de todo eso...? Muchas preguntas que hacer y solo una que sería respondida con completa y total honestidad. Interesante juego de ajedrez el que había en aquella situación, uno que Victor, esperaba poder llevar adelante.

Pero mas allá de sus inquietudes, las dudas ajenas invadieron el aire.

Finalmente la mujer comenzó a hacerle preguntas al Comandante. Algunas mas predecibles que otras. Algunas mas relevantes que otras, por supuesto. Y todas, ameritaban una buena respuesta de parte del humano. O mejor dicho, una respuesta honesta. Y eso mismo era lo que el esperaba poder darle a la mujer enfrente suyo, ahora tan cercana a el. Al terminar con las preguntas, la mano de la mujer abandonó el hombro de Victor, pero mantuvo aquella cercanía tan...extraña. Segundos después de que la mujer terminara de hablar, Victor miró de reojo el cuerpo del demonio sobre el que se había sentado, un cuerpo gordo y ligeramente deforme. Según sus investigaciones, los que poseían deformaciones en la carne eran los vampiros de menor clase, de menor poder. Eso no importaba realmente. Como sillón era bastante cómodo, debía admitir. Pero no se quedó allí sentado por mucho tiempo, el mirar de Victor se volvió hacia la mujer y luego se fue hasta el techo, al momento que un suspiro abandonó los labios del humano. Sonrió y se puso de pie, aclaró su garganta y pareció disponerse a romper su largo silencio. Pero lo que hizo fue ligeramente diferente.

-...- Sin decir nada, Victor se había puesto de pie y de forma consecuente, se había puesto a caminar por aquella habitación. Se puso a recorrerla, a mirar cada detalle, a observar cada cadáver y el poder de cada uno de ellos o al menos, presumir sobre lo que habían sido sus habilidades. Había unos...diez demonios allí, todos muertos, todos asesinados por la mujer ahora detrás suyo, que parecía esperar respuestas de su parte. Respuestas que el aún estaba pre-meditando un poco. En su caminar, sin embargo, encontró algo que le interesó de entrada. Un diario...un diario viejo, de los tiempos previos a la apertura de los portales, incluso previo a la revelación de los Hijos de Caín. Un diario que mostraba en su portada una foto de la ciudad de Nueva York de hacia unos años. En ella había una mancha de sangre y unas escrituras borrosas. Suspiró y sonrió con algo de nostalgia ante aquella vista tan distante...tan gloriosa. - ¿ Ya está todo ubicado? - Habló por el intercomunicador el Comandante, aún sin mirar a la mujer. - Muy bien Sargento, esté atento al medidor que nos dio Pentex, ya sabe que hacer ¿ No es así ? - Cuestionó el comandante al momento que escuchaba la réplica del Sargento. Todo estaba ubicado y dispuesto. Victor se giró hacia la Cainita y la miró de arriba a abajo. - Una mujer de su intelecto ya se habrá dado cuenta a estas alturas de lo que sucedería si se desatara un enfrentamiento entre ambos bandos. Usted me mataría, lo que provocaría que usted lleve a cabo cualquier plan de escape que se le haya ocurrido, lo cual estoy seguro de que es el caso - Victor miró por última vez aquél periódico antes de dejarlo en el lugar donde lo había encontrado- Pero, mi traje, provisto por una empresa a la cual no le tengo ningún cariño, cuenta con un pequeño medidor de signos vitales, dicho sea el caso de que yo muera...mis hombres lo sabrían y solo tendrían que oprimir un botón para volar toda esta mansión al demonio, arruinando ciertamente su escape, Evangeline - Dijo sonriendo de medio lado, con tranquilidad- En cuyo caso, todos moriríamos, lo cual sería realmente una verdadera lástima...¿ Entiende ahora el porqué de entrar sin armas? El empate está asegurado, es innecesario tener tensión extra en este ambiente tan plagado de muerte. Sencillamente no es algo que sea...beneficioso.

Victor miró de nueva cuenta a la mujer a los ojos, para volver a tomar la palabra.

- Con respecto a lo de la sangre, creo que ya tenemos suficiente, no será necesario drenar a estos diez infelices, no tenemos tampoco, tantas bolsas para transportar tanta sangre. Ahora, al tema que nos compete, la información y una respuesta suya que debo decir, fue exactamente la que esperaba oír. - Dijo con tranquilidad al momento que se acercaba de nueva cuenta a la mujer, con seguridad en sus movimientos. - La información siempre es util y por supuesto, todo los tipos de información sirven, de una forma o de otra. El conocimiento es poder, poder real sobre los demás. Los humanos tenemos que tener eso en cuenta mas que nadie, por obvias desventajas anatómicas, claro - Al decir aquello sonrió de nuevo para cerrar ligeramente los ojos. - Pero, hablaremos en unos momentos sobre como dividir esta información entre ambos bandos, creo que se puede llegar a una solución de lo mas...pacífica si hablando resolvemos esto ¿ No lo cree así ? - La pregunta salió de los labios del humano, acompañada por un cambio de expresión, acompañada por una expresión mas seria de parte del Comandante. - Y...usted acaba de confirmarme que es alguien importante, Evangeline, su respuesta lo hizo por usted. Verá, este mundo esta lleno de humanos y seres sobrenaturales que creen estar por encima de sus propias cabezas, creen que tienen todo y lo muestran mucho mas de lo debido y apropiado. Pero claro, eso no es mas que una ilusión horrenda y mentirosa, esos no son mas que gusanos que se creen cosas que no son. Pero, por el contrario, usted no dijo nada de eso, usted afirma ser común, corriente...sin embargo acaba de asesinar a diez demonios sola. Su humildad es lo que me dice que hay mucho mas en usted de lo que quiere mostrar o lo que pretende que los demás vean. La humildad a mi parecer no es mas que la mejor demostración de lo que vale uno en realidad y usted ha probado ser una persona valiosa, importante. - Bajó su mirar y luego suspiró, tomando un poco mas de aire para continuar. - Pero claro, no son mas que las opiniones de un humano cualquiera, puedo equivocarme, como todo el mundo.

Con tranquilidad, Victor sacó de uno de los grandes bolsillos de su traje la bolsa de dos litros, llena de sangre de demonio. La miró por unos instantes para luego arrojarla hacia arriba con una mano, solo para atajarla con la otra. Algo mas de dos kg de sangre demoníaca en una bolsa. Se decía que un par de sorbos era mas que suficiente para matar un puñado de humanos. ¿Que podrían hacer...dos litros de la misma? Algo peligroso o algo...¿ Provechoso en el futuro? Quien sabe, muchas cosas podían suceder con aquella sangre. Venderla, investigar de donde proviene su poder, verificar si es extraible, verificar si el mismo es utilizable. Muchas cosas. Pero entonces fue el momento para Victor, de responder a las preguntas de la mujer ahora tan cercana a él.

- En lo que respecta a sus preguntas, las respuestas son sencillas y básicas en su naturaleza. - Afirmó con seguridad el Comandante al momento que posaba el mismo una mano en el hombro ajeno, bajando ligeramente su tono, audible para ella aún. - Un buen líder, debe de ser un buen seguidor, un buen servidor. Un líder tiene que atender las necesidades del pueblo y ...¿Que mejor manera de hacerlo que ocupándose el mismo de liderar una misión que nos libera del yugo de una empresa extranjera y misteriosa por un tiempo? - Cuestionó de forma calmada al momento que aplicaba un poco de presión en aquél hombro, como un apretón cariñoso. - Con respecto a su raza, ya le he dicho que no tiene sentido estar armado, todo terminaría en lo mismo. Sin embargo, no siento interés alguno en su raza, no son mi problema mas apremiante, ni siquiera son un problema ahora, el problema central de la raza humana eran los seres que esta casa habitaban. Por ende, al ser mi problema central, son los que cautivan mi atención de forma constante. Este encuentro no fue premeditado pero ha probado ser interesante para mí. Soy un salvaje cuando debo serlo y un líder cuando es meritorio. En este momento crear enemistades con los Hijos de Caín es algo que no es provechoso, sin importarme en absoluto como nos vean ustedes a nosotros. Además, estoy al tanto de que su líder ha declarado que no maten mas humanos por temor a que nos extingamos, por lo que...eso los convierte en algo menor a un problema, sino en un factor. No subestimo a nadie, pero es la realidad actual y como líder, debo de ser capaz de reconocer mis prioridades. Es mi deber...- Hizo una pausa para decir lo siguiente. - Sin embargo, usted es un caso aparte, no representa nada mas que una cuestión sin resolver para mí. Es mas importante de lo que dice ser, ciertamente posee una mente muy hábil. Dígamos que cautiva de cierta forma mi interés personal, Evangeline, nada mas...

Al terminar de decir aquello, sonrió y separó de la Cainita, para volver a sentarse en aquél cadáver viejo y gordo. Palpó ligeramente la espalda de aquél cuerpo y luego se sentó. Esperando que sus respuestas no haya sido ofensivas de ninguna forma. Sería penoso que así las encontrara la Cainita enfrente suyo. Una ofensa sin intención.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Miér Feb 27, 2013 12:18 am

Jaula dorada…o habitación llena de papeles y documentos….mmmm no había diferencia en absoluto para esta mujer…los ojos azules seguían con interés cada movimiento del hombre que paseaba ante ella…que se lucia…que jugaba su mano de esta forma tan peculiar…Una sonrisa apareció en su rostro, era una mueca suave y hasta delicada…pero tras ella no había nada delicado…solo una maquinación perfecta y el análisis completo del que tenía ante si….realmente Víctor era un humano de lo más curioso….demasiado tal vez, para ser un humano…pocas veces alguien del ganado destacaba y este hombre lo hacia….Los ojos gélidos se pasearon lentamente por la figura masculina….era un hombre alto, mas o menos de metro noventa…tenía un porte aristocrático y admirable….era de una complexión atlética…sin duda pasaba tiempo en el gimnasio por su corpulencia….cuidado al milímetro….un digno líder sin duda…sus rasgos bien dibujados hasta con esta luz y tras la batalla, era un hombre apuesto…Evan podía apreciarlo sin problemas…gracias a su vista vampirica…mmmm un hombre sin duda de un atractivo tremendo, muchas mujeres humanas y no tanto sin duda han sucumbido a este caballero de cabellos color café, ojos penetrantes y serenos del mismo color…sus rasgos y formas eran expresivos….puede que demasiado, pero era un hombre que no podía ocultar del todo lo que era o lo que pensaba…de hecho, leerle era un placer para esta mujer que con cuidado repasaba cada parte de Víctor….este humano no volvería a pasar desapercibido para ella…Sus ojos repasaron la espalda ancha y las manos masculinas…una sonrisa misteriosa apareció en sus labios….demasiadas cosas a tener en cuenta…era mas un libro abierto de lo que el creía…pero claro para sus ojos…y tan solo los suyos….

La sonrisa que antes había hizo presente se mantuvo en los labios de la mujer…realmente se daba cuanta que la mente astuta, hábil e inteligente del humano se percataba de que ella le estaba mintiendo respecto a quien era….de hecho a pesar de que ella tenía escondida toda su esencia…a pesar de que ella no era conocida….se daba cuenta que ese repaso de los demonios muertos la delataba y no solo eso….a pesar de que sus palabras eran escogidas y usadas de la forma más sencilla para no delatar su elevado vocabulario…él lo sabia….podía leerlo en su mirada…en como se comportaba en como se movía….Realmente un ejemplar fascinante, normal que el control haya pasado a él tras Natasha….Y ciertamente, ella podía ahora mismo meterse en su mente y borrar todo esto…eliminar todo lo que ese hombre ha aprendido de ella…su propia imagen….y todo aquel momento…pero por alguna razón algo la frenaba, de hecho…su mente quería que él la recuerde….una nueva telaraña de acontecimientos se empezaba a dibujar en la inquietante mente de aquella mujer…en la que el líder humano tenía mucho que ver…Y es que esas “osadías” por su parte como no portar armas….ella ya sabía sobre su chaleco….las mentes débiles de sus acompañantes se lo habían chivado hace tiempo….pero aun así había entrado sin armas…..sin precaución…sin temor….era admirable suicida…y más teniendo en cuenta que ella le podía manipular como títere si se la antoje….no podía ni imaginarse hacia donde la podría llevar la mente perversa de ella…No era necesario morir o ser herido para que pueda crear en el memorias….dolor o placer….con tan solo desearlo…leer por completo todo lo q es o fue….y hasta lo que será…y sin embargo, aun así…esta ahí…a su merced…Tal vez, si ella tocará tan solo una fibra sensible de él, sus sentidos y el instinto de autoconservación reaccione, poniéndose a la defensiva….Realmente, el análisis de lo que representaba aquel hombre era profundo, con todo lo que ella podía recompilar ya no solo de él…sino de todos lo que Víctor tenía a su alrededor….fascinante….una mente fascinante….

Los perlados caninos se asomaron por un momento, mientras la mujer se mordía el labio al ver la reacción de aquel hombre al ofrecimiento…la sorprendió demasiado que el lo considerará….un líder humano repasaba las ventajas de probar y de ser probado….Esto parecía un juego de tira y afloja….pero la estaba encantando, de hecho…que el tan solo piense en la posibilidad de ello y considere la carta blanca que le fue lanzada…hacia que le sigua dando una consideración, no era tan simple, ni tan estúpido como los otros lideres…Realmente, las mordidas vampiricas pueden ser las mas placenteras de esta existencia para los humanos o el horror mas grande…en su caso, solía dejar el segundo….pero quien no la dice que por considerar esa mente no haga una excepción….aunque ella misma nunca mordería a un humano…esa pequeña tarea recaería en alguien que el humano elija si es que se da algún día el caso….A pesar de su serio rostro, los ojos del hombre no mentían….no podían….y ella tan solo seguía aprendiendo de lo que él era….Un fascinante “juguete” con el que ahora mismo estaba disfrutando en demasía…dándole libre albedrío y todo el espacio a que este “juego” siga en dirección que el desea….excitante, sin duda alguna para todos los sentidos de ella…

Con delicadeza propia de un felino, la mujer tomo asiento…mientras seguía observando a aquel hombre, escuchando su sangre…su respiración, seguía sus pasos, su forma de mirar y analizaba cada palabra de las dichas por el…su rostro reflejaba una fría complacencia y dejaba un frío brillo en la mirada humana de aquellos ojos marrones que no conseguían mentir, ni ocultar…pero si que la fascinaban por el paso de la mente que se escondía tras ellos….en parte era enigmático ver como un hombre era capaz de llegar a esa perfección mental….sin duda el perder a su mujer ha influido en que sea mas avispado que el resto, pero no ha perdido el norte a pesar de ello…eso la gustaba o puede que no tanto…algo de caos, algo de perdida de control….sería posiblemente una guinda de pastel….pero sin duda en Víctor no lo vería era demasiado contenido y mantenía a su bestia atada con mil lazos de la fuerza de voluntad….una real pena…

Evan disfruto de aquel pase de “modelos” ante ella, recostándose un poco sobre su improvisado asiento…y es que se sentía cómoda y nada amenazada por aquel humano….sabía que no la haría nada…porque??? Mmmm porque como ella era inteligente y sabía que una buena charla es mucho mas provechosa que una batalla…en la que tan solo la sangre era el premio….los velos que el creaba eran fascinantes…pero controlables y de fácil seguimiento por el momento para la vampiresa…la mujer pudo ver como el hombre alzaba un viejo periódico, comprendió en este momento que las jugadas con el serían mas emocionantes de lo que podía prever antes…De hecho, por alguna razón el no se cuidaba de darla toda la información…como ahora que estaba hablando por su intercomunicador…el nombre de Pentex era demasiado conocido para la mujer de cabellos plateados….no hizo gesto alguno al oírlo, pero si que no pudo evitar no pensar en Semyazza…este demonio tenia a todos bien atadas y en corto…hasta a ella no la dejaba de seguir en cada paso…y es que podía sentir como aquel “toque” la ha atado a ese demonio que por alguna razón no la dejaba en paz….Sabia que los humanos estaban dependiendo casi en un 80% de esa compañía….pero sabían ellos a que precio en realidad estaban dependiendo….sus ojos brillaron por un segundo….mientras Evan observaba de nuevo las anchas espaldas del humano….Y de repente esa mirada valorativa que si que la sorprendió a la mujer….Víctor la miro de arriba abajo y ella levanto una ceja ante aquel descaro….hasta una sonrisa más amplia se hizo patente a contraluz…..de hecho, en parte quería protestar por aquella osadía pero la voz masculina se adelanto en llenar en vibraciones aquella estancia….
Las palabras de el eran como un río potente, que bajaba a toda velocidad por el precipicio creando bellas cascadas…sus miradas, sus gestos eran provocación…eran puro juego…eran puro encanto…realmente hace mucho que no disfrutaba de algo tan interesante….de alguien tan provocador e inteligente….sus facciones permanecieron tranquilas durante toda aquella verborrea…y de sus acercamientos tan bien planeados y cuidados…pero lo que él no sabia que cada una de esas cosas era grabada y tenia en cuenta por ella…y si el quería jugar a este juego…puede que no le guste del todo los resultados….pero la verdad, que si iban a compartir información o mas bien ella consideraba compartir esa información con el….mmmm, el juego debería de pasar a ambos…porque a pesar de lo que él cree, matarle seria un desperdicio…borrar su memoria otro….y manipularlo aun mas…..y ahora que Víctor al fin ha terminado con su charla…y se sentaba en aquel cadáver….era su turno de mover las piezas….pero aun analizaba el calor sobre el hombro que el tan “amablemente” deposito….realmente era alguien rara para las cercanías…pero jugar a ello la pareció hasta interesante en este caso…

Sin duda alguna, no era alguien que use sus encantos para conseguir lo que quiere, pero ya que la actitud de el ha sido algo descarada, puede que darle algo más de matiz sería conveniente….Su suave levantar y el caminar hacia el hombre….hizo que ella misma deje caer la capa de sus hombros y el arnés con la katana…que quedaron tendidas con cierto ruido cerca de unos cuerpos….con paso felino alcanzo el asiento improvisado y se puso justo frente a él...doblando las rodillas alcanzo el campo visual de el…quedándose mas o menos a la misma altura….sus ojos fríos se posaron el las orbes marrones….mientras los gélidos océanos brillaron en aquella oscuridad a medias…y es que ahora si que había cercanía y descaro…nada de miradas secundarías…

-He sabido sobre su traje al entrar vos aquí….sé como piensa, querido Víctor…aun así sigo con mi afirmación de que soy alguien corriente a pesar de que su mente os dicte lo contrario…y matar a unos demonios solo es una profesión…como vos tienes la tuya…o a caso me va a negar que lo que realmente te excita es arrebatar la vida de su enemigo y ver como el ultimo aliento es regalado a la dama negra,…es un militar….un asesino con valores….yo soy algo parecido….aunque puede que mis valores sean algo diferentes a los tuyos….Es un temerario, querido….

Una sonrisa se dibujo en aquellos labios que ahora estaban cerca de los del humano…mientras, una de las manos de la mujer se posaba no muy lejos de una de sus piernas…sin duda esa cercanía podía crear mas de una incomodidad…hasta para ella, pero era divertido…la resultaba divertido ver esa expresión en su rostro….”control total” sin control….adorable….sin duda este juego era una fascinación y diversión extra…mientras los demonios que la estaban esperando….quedaban tranquilamente vigilantes…mirando aquel edificio hervidero de vida ahora mismo….y donde nadie mas que ellos dos estaban jugando con “fuego”….

-Que entre aquí sin armas, no es algo que asegure ese empate….porque creo que no tiene en cuenta el control mental….típico de mi especie…y la sumisión en muchos de los sentidos…pero le aseguro que no necesita usar ese botón que tiene, no le haré nada y lo que vos cree beneficioso…mmmm puede que si o no lo sea tanto…todo depende de quien lo este valorando o mirando…las cosas siempre tienen mas de un matiz y un punto de vista….Y ahora, que considero el miro…me gusta que me considere especial…puede que esto algún día se cumpla…..


Su movimiento hacia el rostro de el…hizo que quede a poco espacio, dejando que el aliento de ella toque el humano…por unos segundos el silencio se hizo patente en ella…hasta que se separo de nuevo de él….sin duda estaba jugando….Su espalda de nuevo se ergio… mientras daba espacio a los dos…pero no el suficiente para alcanzar la intimidad que uno suele mantener….sus ojos brillaron de nuevo….y sus palabras se volvían mas susurros….mientras, estudiaba aquellas sensaciones ajenas…en la sangre y en cada mueca y movimiento…sin duda que un vampiro te aborde así….no era cosa cotidiana….y ella sabia lo que suele causar su cercanía ….

-Y sobre los dos bandos y las desventajas….no tienen tantas como creen, la única desventaja humana es que están mal organizados…de hecho, creo que es la primera vez que veo actuar a los humanos con cierto sentido y aprovechando las innumerables ventajas que tienen…sois el futuro, y sin vosotros ninguna otra especie puede sobrevivir…deberían de tenerlo como comodín….ni los vampiros….ni los “perros”….ni los demonios….ni ángeles…ya que todos necesitan de vosotros para vivir…asíque no subestimes la raza que lideras….De hecho, creo que los humanos se quejan demasiado y resuelven muy poco….

Comento ella, seria...mientras rompía por primera vez el lazo visual….poniéndose a su lado sobre aquel cadáver….podía sentir el calor del cuerpo humano en su costado…mientras miraba hacia la calle por uno de los ventanales que estaban frente a ellos….

-Y sobre solución pacifica…claro que estoy dispuesta a ello….no me gusta la violencia..es aburrida a no ser que sea aplicada en otra cosa….pero comprenderás que ahora mismo tan solo quiero salir de aquí…como tu…y largarme de aquí…los demonios rondan este sitio y todos los demás….y como decirlo….por muy hábil que es uno a veces el numero cuenta mas y pasar de no-vida a sin existencia completa seria una gran pena….Y por favor, no se haga con eso de un “humano cualquiera”….sé que es el líder actual….y nadie que tome ese puesto es cualquiera…pero si que se equivoca…sobre mi…soy alguien que pocas veces pasa por “valiosa”….mas bien…..

Por un segundo una nueva sonrisa afloro en sus labios y es que ahora iba a tocar los temas que iban a ser cruciales…

-Mmm...y hablando de cosas valiosas, veo que no aprecia a Pentex….y busca liberarse de ellos….si, es un líder admirable…Víctor…nunca pensé que se plantearía sobre la limpieza de las intenciones de una empresa que le da las soluciones fáciles casi a todo….pero acaba de ganar mi respeto….pero mermado a la vez por afirmar que soy alguien perteneciente a los Hijos de Caín…a que viene esa afirmación???...


Su rostro se giro para ver el de Víctor, era una cercanía curiosa, porque a simple vista podían parecer dos viejos amigos hablando de cosas del pasado…por otra eran dos enemigos o lo que sea, charlando sobre su posible relación o no….como amigos…en esa cercanía donde sus cuerpos podían sentir el frío y el calor mutuo….y las miradas cruzarse con demasiada facilidad….y sus alientos cruzarse casi sin quererlo en cada frase….pero ese ambiente fue creado por ella a posta…de hecho, lo considero el mas propicio para crear cierta incomodidad en el humano….o cualquier otra emoción de su interés…de hecho, el afirmaba ser una “bestia”…tenía que verlo por ella misma…sin duda alguna….así que la provocación por su parte seguiría siendo presente….

-Y otra de las cosas que no entiendo es su interés por mi…pero bueno es algo que dejaremos a parte…digamos que no soy muy amante de que me tomen en serio…Y sobre crear enemistad…tan solo seria una enemistad conmigo….soy individuo, Víctor…no signo normas, ni leyes…de hecho….no hago nada teniendo en cuenta esas cosas….todo lo que sigo es mi propio instinto y mis propios objetivos…como entenderás no crearas mas enemistad que con una mujer vampiro….que puede tumbar a 10 demonios…Pero hay algo que si que quiero saber cual es ese interés personal, querido Víctor?? Que tanto he despertado y cautivado en un líder de los humanos….

Su rostro seguía observando el del hombre, mientras sus cabellos se deslizaban suavemente desde sus hombros hasta crear una cortina tras ella de plateadas hebras…brillantes con la luz de la luna que se filtraba por aquellos ventanales que antes sus ojos repasaron con dedicación….analizando la estructura de la construcción y lo sólidos que eran….Realmente, esta charla era de los mas interesante, el comportamiento de el…lo de la sangre de los demonios…sin duda muchos consumían últimamente esa sangre…ella era una de esas criaturas…pero lo suyo era una necesidad biológica y es que la sangre humana tras el despertar dejo de satisfacerla….y tan solo sangres especiales conseguían colmar esa sed….ahora mismo dormida gracias a que se merendó a un par de demonios mientras luchaba….pero que los humanos “trafiquen” con esas cosas si que la parecía interesante….realmente, consideraba compartir la información con Víctor…de hecho, hasta jugaba con él…cosa que mostraba su “afecto”….que era escaso y mas bien inexistente….en alguien cuyos sentimientos se esfumaron al ser convertida….pero era demasiado buena actriz fingiendo humanidad y todos sus atisbos…asíque no dudaba de que si realmente, decidía jugar al 100% con este humano….el ni se daría cuenta que era todo una farsa…pero de primeras era mas interesante ver sus reacciones y respuestas….

-Dígame Víctor, que es lo que quiere que le revele….realmente, que quiere de mi??? Que le traduzca uno de los mapas??? Que le traduzca alguno de los escritos sobre las bases de demonios??? Que desea….

Pregunto abiertamente, la voz aterciopelada….
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Vie Mar 01, 2013 6:42 pm

Todo era un juego. Un juego en el que el mismo Victor se había metido. Un juego dispuesto por la mujer enfrente suyo, una mujer mentirosa, que había que tener en cuenta para futuros sucesos, de forma demasiado seria, si es que algo de inteligencia quedaba en la mente del Comandante. El alcance de la mente ajena era aún desconocido y al humano no le sorprendería en absoluto el tener en cuenta que ese día quizá nunca llegue. El día en que la mente de la mujer que jugaba con el, fuera realmente comprendida o todos sus movimientos descifrados. Pero estaba en él, el no perderse entre su encanto, en el estaba el no caer en ese juego, por el contrario...llevarlo hacia aguas donde el se sintiera mas cómodo. Algo que claramente, no estaba haciendo muy bien. Cada palabra, cada sílaba dicha por ella era sometida a un análisis, de forma similar a como sucedía cuando Victor hablaba. La mujer enfrente suyo decía ser común y corriente, decía ser poco especial, sin embargo Victor tenía la sensación de que se encontraba desnudo enfrente de ella, que no podría ocultar algo, incluso aunque lo intentara. Quizá, la única forma de engañar a esa mujer sea diciéndole la verdad. Por mas idiota que aquello pudiera parecer, podría ser una solución.

Y así como terminó la jugada de Victor, pocas eran las veces que el Comandante hablaba tanto, comenzaba la jugada de Evangeline. Movimientos felinos, realizados con una delicadeza pocas veces vista por el humano, así como también las palabras eran dichas con delicadeza, como si se trataran de ronrroneos en lugar de palabras. Maullidos en lugar de oraciones. Y los movimientos y actos de carácter sensual y provocador, no pudieron verse acompañados por otra cosa que una extrema cercanía. Evangeline confirmaba su confianza en el hecho de que Victor no la lastimaría aquella noche, al dejar aquella espada caer al suelo con aquellos movimientos. Su capa cayó al suelo de igual forma, develando un vestido, que nada mal le quedaba, de colores oscuros. Al verla tan cerca, el Comandante no pudo evitar sonreír...era una espléndida jugada, ciertamente lo era. El humano no podía asumir nada diferente al hecho de que Evangeline ya estaba al tanto del asunto de su difunta mujer. De la muerte del amor de su vida y en muchos momentos, su razón de ser. Su razón de llevar aquél código moral. Su gran motivación. Sabiendo eso la Cainita podría haber considerado que el estatus del humano de viudo, le permitiría explotar aquél vacío con la cercanía física y la tan aparente seducción. Como el humano ya había sabido apreciar, una brillante jugada, simple y a la vez muy efectiva.

Una lástima que el efecto no sería el deseado.

Las palabras de la Cainita llegaron a los oídos del humano como cualquier otra. La verdad era que no le extrañaba en absoluto que la mujer supiera del traje, ni tampoco que supiera del sensor. Pero lo que ella realmente subestimaba era la complejidad de aquél aparato aportado por Pentex. Sí, no le tenía aprecio alguno a la empresa, pero ciertamente en aquella ocasión, se alegraba un poco de que Natasha hubiera firmado aquellos papeles de amnistía y alianza. La complejidad de aquél aparato era muy elevada, ciertamente, hasta puntos que el mismo Victor realmente no comprendía como era posible. Pero la realidad es que el sensor en el traje, no solo medía signos vitales, sino que también las ondas cerebrales de todos los allí presentes. Las ondas cerebrales de los cainitas eran capaces de controlar las ondas cerebrales de los humanos y por ende, controlar sus acciones de la forma que lo hacían. Una alteración en las mismas, fuera de los parámetros medidos, significaría que el humano en cuestión estaba siendo manipulado. Quedaba en Victor, el asegurarse de que si ese llegara a ser el caso, la cainita solo lo controlara a el. Tendría que mostrarle que era un real merecedor de toda...su atención.

Lo siguiente fue algo sorpresivo, bueno, no en realidad. La cainita quería formar intimidad, además de la incomodidad que buscaba con aquella cercanía. Quería hacer que Victor se diera cuenta que no distaba en absoluto del ser que tenía enfrente. De que ella y él, de alguna forma muy lejana, se parecían. Que eran bestias en trajes de aristócratas. Que eran bestias que jugaban a la civilización. Y finalmente lo que Victor quería escuchar. Palabras que develaban el hecho de que la Cainita no había percibido del todo la complejidad del traje provisto por aquella empresa. Pese a que el Comandante le había comentado tan abiertamente sus funciones. Una verdad...que pasa desapercibida como una mentira inexistente. O un dato y una complejidad que es simplemente ignorada. El rostro de Victor permaneció serio, la sonrisa no había aparecido por unos buenos momentos y no parecía que aquello fuera a cambiar. La creciente cercanía de ella no hizo mella en el humano que permaneció siempre en su lugar, atento a todo lo que ella dijera, inmune a los encantos tan poderosos de la fémina delante suyo.

Y ahora algo que demostraba, de nueva cuenta, lo especial que era Evangeline en realidad. No era alguien cualquiera en ninguna forma de verla, por cualquier ángulo, siempre algo quedaba sin cerrar, algo siempre quedaba sin solucionar. Intentaba mostrarse como una mujer que cedía ante sus impulsos básicos y lascivos, pero era sencillo notar que había algo de molestia en ella. Por ende aquella cercanía era premeditada y los motivos detrás de ella eran los de medir al humano. Quería medirlo, quería tentarlo, saber hasta donde podría aguantar, hasta donde podría soportar aquél juego. Hasta que punto realmente, Victor podría jugar a la par de ella. El intelecto y la visión de la mujer se hacían de nueva cuenta, presentes. Esa visión del mundo era idéntica a la que Victor tenía. El estaba al tanto del hecho de que la humanidad para muchos, no era mas que un bien, pero era siempre mejor ser un bien a ser un problema y un enemigo a eliminar. Los bienes tienen que ser preservados, de una forma o de otra. Victor lo sabía y bien pensaba aprovecharse de ello. Era problemático pensar siquiera, que había una cainita que el consideraba de rango, al tanto de aquella verdad...o mejor dicho, que considerara a una especie diferente a la suya como el "futuro". Problemático y a la vez, de alguna forma extraña, divertido.

Las palabras sencillamente no dejaban de salir de los labios de la mujer, de la misma forma que no habían dejado de salir por unos buenos momentos de los labios del Comandante. La mujer ahora aceptaba el hecho de que salir de allí, todos ilesos, era la mejor solución. Algo conveniente para ambos, realmente no sería para nada beneficioso que ambos murieran allí. No conseguiría librar a la humanidad de ningún mal o quizás...de uno muy grande y peligroso, pero no había forma de saberlo con certeza. No iba a explotar y ella no se iba a arriesgar a manipular. La realidad era que aquella reunión, por interesante y peligrosa que pueda resultar, no podía prolongarse mucho mas. Los demonios notarían rápidamente los disparos, notarían rápidamente que una de sus bases había sido aniquilada por un grupo de humanos y una Cainita. Pero de nueva cuenta, ella volvía a hacerse pasar por alguien de poco valor. Estaba establecido el hecho, de que esas palabras siempre llegarían a oídos sordos, a oídos poco dispuestos ante semejantes mentiras. Pero no podría decirlo, no podría hacer ningún movimiento, no aún, que ella no había terminado de hablar. Tendría que simplemente mirarla de reojo y escuchar, atentamente cada cosa dicha por el.

Y un dato interesante, de sencilla respuesta. El porque radicaba sencillamente en el hecho de su forma de hacer las cosas. Victor era bueno para leer personas, era bueno para definirlas de forma rápida y por supuesto, hacer conclusiones con pocos hechos, con pocos datos. La mujer no daba el tipo de "chica buena" y Victor por otro lado estaba al tanto de los cainitas prominentes en la hermandad. Sí, tenía información de todos y cada uno de ellos y ella, no estaba en sus conocimientos. No la conocía y por ende, su rango evidente no encajaba en absoluto. No era algo coherente. Por ende la respuesta mas simple, mas sencilla era que, no era miembro de la Hermandad. Tampoco una caminante, un caminante solitario no haría aquello sin motivo alguno, mas allá del de vender información. Sin embargo, en ese mundo, poco importaba ser un traficante de información, muchos riesgos para conseguir algo que la cainita parecía ser capaz de sacar de las venas de demonios, por si sola, sin mucha dificultad. Era Hija de Caín, no le cabía duda alguna.

Mentiras y mas mentiras, llegaban a los oídos del Comandante. El humano sencillamente no escuchó con total atención las palabras que hablaban de la individualidad de la cainita, porque consideraba que decir aquello no era mas que una simple tomada de pelo, por mas planeadas que fueran aquellas palabras. Sin embargo, luego de que volviera a hacer esa jugada, la Cainita reveló una duda, verdadera con respecto al humano. Una duda a los ojos del mismo, demasiado obvia y sencilla de responder. Pero si el interés de la mujer pasaba por el hecho de no decir las cosas a la primera, sino que debían ser dichas de una forma intrincada y con ambos haciéndose los idiotas...pues así sería. Luego de que Victor respondiera a todo lo dicho por ella con anterioridad.

- Habla mucho, Señorita Evangeline, se explaya mucho y pocas cosas son realmente creíbles de lo que dice. Ante ojos comunes y corrientes usted ciertamente podría pasar por una cainita cualquiera, pero me jacto de ser alguien muy observador, alguien que puede ver cosas en la gente. Y usted, no es simple, ni mucho menos, poco valiosa...Evangeline. - Las palabras de Victor fueron como un baldazo de agua fría, eso en conjunto con el hecho de que el Comandante se ponía de pie y abandonaba aquella cercanía impuesta por la cainita, una cercanía que por supuesto, el no encontraba agradable, pero no por ello, no tolerable. - Y por supuesto que disfruto de lo que hago, Evangeline, después de todo...yo elegí este estilo de vida y yo elegí permanecer en él hasta estos puntos. Es lo que se hacer mejor, por no decir lo único. Somos aprendices de la guerra, de la muerte. Sí, vivimos con ella a diario y hemos aprendido a llevar gente a ella a lo largo de los años, de formas que no son de ninguna forma, algo que me enorgullezca. Se equivoca sin embargo, no me da placer sentir como una vida se escapa entre mis dedos, como le pongo fin a la existencia de alguien mas. Disfruto el servir a mi patria y a mi raza, mas que nada. La muerte puede ser algo glorioso, así como el dolor en el cuerpo luego de una buena pelea, pero nunca algo que de placer por otorgarla a un enemigo. Los enemigos deben ser respetados, por el simple hecho de que ellos pueden de igual forma, terminar con tu existencia. - Las palabras de Victor reflejaban frialdad, completamente contraria a la actitud de la Cainita, que tanto jugó con la cercanía y la seducción. Era el turno de Victor de jugar al juego y en ese territorio no jugaba bien. Lo lógico era, salir del mismo, enfriar todo y simplemente, hablar con tranquilidad. Llegó hasta una mesa y empezó a ver un par de papeles que allí encima se encontraban. - Es una grata sorpresa, el comprender que hay al menos una cainita que no nos considera como simple ganado o que esa cainita simplemente esconde esa forma de vernos, debajo de un discurso bonito y teatral, lo cual sería ciertamente, predecible. Pero sí, tiene razón en algo. Los humanos somos un bien y no le conviene a ningún interés sobrenatural que abandonemos este plano terrenal, que dejemos de existir. Estoy muy al tanto de eso y es por eso que considero que tenemos algo de ventaja, por ser indispensables y por el hecho de que todos nos subestiman. Aunque me temo usted me ha despojado de esa ventaja, hace ya un tiempo. - No pudo evitar sonreír y mirar de reojo a la mujer, que quizá se hubiera quedado encima de aquél cadáver de demonio.

Encontró un par de periódicos mas, los cuales fueron muy similares al anterior que había encontrado. Problemas en la bolsa...problemas con los políticos. Economía, sociedad. Asuntos que ya no importaban en absoluto.

- Como bien ha dicho usted misma, todo aquél que tome el puesto de Comandante, no es cualquiera. - Se giró por completo hacia la cainita al momento que mostraba a la mujer uno de los encabezados de aquellos diarios. Era un encabezado ligado a los hijos de Caín. Y luego mostró otro, ligado a la hermandad. El Comandante no pudo evitar sonreír ligeramente al momento que suspiraba. - La alianza de la hermandad, excede la amnistía que ha declarado la líder de los hijos de Caín, Azuka, creo yo. Sí, un cese a la alimentación de humanos. Saberlo es realmente sencillo, los adictos hablan. Todos, de una forma o de otra, hablan. Sin embargo, eso no tiene nada que ver con el hecho de que como sé que usted es miembro de los hijos de Caín, no claro que no. - Quiso jugar con un poco de teatralidad, con algo extra, por lo que estaba gesticulando de forma ligeramente exagerada. - Por la alianza que tenemos con la hermandad, he podido pedirles un paquete de información, algo simple, una lista de nombres y de fotos, para estar al tanto de quienes son los rostros que yo he de considerar como aliados. Algo lógico y a la vez, útil. He visto a Luca, he visto a muchos de sus asociados, en especial a los de un alto rango, entiéndase los que sean capaces de una hazaña como esta. - Dijo Victor ejemplificando su argumento con los diez cadáveres de Demonio. - Y usted no estaba en esos miembros. Por lo que eso me deja con dos posibilidades, una neutral o simplemente, una Hija de Caín, como ya bien he dicho. Ahora, he de encontrarme extrañado, de la posibilidad de que una Cainita de muy buena edad, ande sola por ahí sin motivación alguna. El dinero no vale nada, pocas cosas realmente mueven voluntades. Siendo la Sangre de Demonio lo único que me atrevo a considerar, movería un poco tu cuerpo, tus servicios. Por no decir, que quizá, cosas mas valiosas, como vidas mismas. Es mas sencillo para mí, considerar que todo lo que dices es mentira y en efecto, eres una hija de Caín, tus métodos son similares a los reportes y es lo mas lógico. Espero no haberla aburrido, con mi pequeño proceso mental, Señorita.

El respeto se podía palpar en la voz del humano. Ya poco quedaba que responder, poco realmente restaba decir. La conversación y aquél juego, estaban llegando a un punto donde ambos tendrían que ponerse a dividir información, donde ambos, tendrían que irse con tranquilidad a su respectiva base. A Victor solo le restaba el responder y con suerte, disipar con sus respuestas, las dudas que queden en la mente de la mujer enfrente suyo. Acortó ligeramente la distancia entre ellos, luego de dejar los diarios a un lado.

- Su mente es mi interés, Evangeline. - Confesó con total honestidad al momento que acortaba por completo la distancia y con la sonrisa en sus labios, ofrecía una mano para que ella se pusiera de pie. - Honestamente, y sin ningún tipo de juego, ni vuelta, me siento realmente sorprendido de lo que puedo ver en usted, de lo que puedo...leer en usted. Sí, es buena actriz, pero no es la única con buenos ojos para la lectura de seres, no eres la única capaz de ver a través de mentiras y actuaciones. Tú puedes ver mi bestia interna...tú puedes sentir cuando miento, cuando mi pulso se altera demostrando una mentira. Yo por otro lado, puedo leerte mas allá, puedo leer tus ojos. No tienes ni siquiera un atisbo de humanidad, eso me ha quedado claro. La muerte te excita, darla y quizá presenciarla. No, no la necesito para que me descifre nada, tengo mucha gente para ello, ni tampoco necesito nada de usted, mas que no se oponga a que retire de aquí todo lo que se relaciona con la humanidad. Y creo que usaré mi carta blanca, antes de siquiera comenzar a dividir esta información.

Sonrió y esperó que la mujer aceptara aquella mano que el acababa de ofrecerle. Esperaba que lo hiciera, para que el simplemente pudiera alejarse un poco de ella, para hablar.

- La pregunta es simple, me atrevo a arriesgarme con ella, hasta puntos que considero en parte ridículos. Si ha de ser una jugadora confiable, entonces responderá con honestidad, aunque...no tengo demasiadas esperanza, si he de ser sincero. - Rió ligeramente al momento que aclaraba su garganta.- ¿ Es usted, o no, la mano derecha de Azuka, la líder de los Hijos de Caín?

Había oído rumores, palabras de bocas adictas, de bocas adeptas. Los espías de los cainitas no eran invisibles, nunca lo serían y ellos hablaban. Sobre todo, después de una sesión de tortura. De ardua y dolorosa, tortura.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Mar Mar 05, 2013 4:28 am

Control….el control era la parte clave de todo esto y este humano lo tenía, poseía capacidades que sin duda la vampiresa admiraba…sus ojos azules miraban inquisitorios a aquel ser que estaba ante ella…y es que para Evangeline, ya no era un humano….era una criatura a estudiar y considerar…alguien capaz de ver detalles…de sentir cambios ínfimos en el “alma”…de juzgar y analizar…de percibir lo que uno era en esencia…Una leve sonrisa apareció en el rostro de ella, no reflejaba nada…pero era una sonrisa de satisfacción….Y es que pocas veces los humanos podían ser interesantes o de consideración…de hecho, pocos poseían mente audaz y viva….realmente, hasta ella misma se preguntaba de cómo es que había nacido humana con su forma de ser y de pensar, además del poder….a caso, era como un pequeño “milagro” con el que aparece una vez cada 200 años alguien con una mente capaz y sagaz….por ello, la mirada gélida de la mujer estaba clavada en la del hombre….considerando si era una especie de “milagro” o tan solo pura suerte y azar….en el que el hombre perdería dentro de poco toda esa “magia” que la hace creer que Víctor es alguien especial….

La oscuridad parecía crear un velo alrededor de aquella habitación como un aislante de la realidad de los movimientos de los demás humanos, de todos los sonidos ajenos a ellos dos….a crear una especie de intimidad…era una sensación única, un espacio en el que tan solo las voces de los dos creaban las imágenes de aquel “bosque” de apariencias y visiones….en el que cada silaba hacia que las “ramas y raíces” se entrelacen y crean aquella visión que ambos compartían….en aquel encuentro de lo más improvisado….y sin embargo de lo mas interesante….El “bosque” que estaban creando ambos era demasiado oscuro y tortuoso, en el que los dos vagaban buscando la luz para encontrar la salida…descubriendo cosas uno del otro….acertadas o no…pero aun así, era una bella sensación de “perdición” ….de la que ella disfruto sobre manera…sabía que al igual que ella, Víctor buscaba reacciones…buscaba respuestas y deducciones sobre lo que ella era o que podía hacer….realmente….era interesante como la “trayectoria” de su mente era bien enfocada y como muchas de las cosas que sus labios pronunciaban eran en cierta manera acertadas….

Nunca antes había visto a un humano acercarse tanto ya no solo a lo que ella era…sino a las partes de su pensamiento….sin duda, era interesante y quería ver hasta donde era capaz de llegar sin que ella manipule nada de él…disfrutaba realmente de aquellas palabras de aquellas ajenas….deleitándose con cada pensamiento y forma de hablar de aquel hombre….era tan psicópata como ella misma….era igual de frío….igual de analítico y arma letal….realmente, admiraba a aquel que tenia en frente y creía que se merecía una existencia mucho mas digna que en forma humana….puede que un vampiro o un demonio sería mucho mas adecuado…pero sin duda esa forma humana ahora mismo le estaba dando ese margen de fragilidad….de belleza de la muerte que tan solo ella podía percibir…siendo quien es….Tenia reales deseos de morderlo para convertirlo…..y esos tan solos los ha sentido antes con un ser….y sin duda este se convertiría en su vástago….pero Víctor….sin duda que ella no lo tocaría ya no porque tenía respeto…sino porque un líder humano sin duda tiene mas de un as bajo la manga si se presenta desarmado ante un vampiro y habla sin temor de ser manipulado o muerto a manos de ella….y ella, siempre sabe ver cuando las cartas no están en la mesa y la jugada no es limpia….Así que tan solo estaba ahí, deleitándose con la inteligencia y aquella charla que realmente no llevaba mas que a un esclarecer parcial y adecuado de las cosas…para acercarla a ella y a Azuka para conocer mas al nuevo líder y puede que usarlo en sus planes….aunque preferiría que mas que usar…sea una colaboración…pero claro con esa mente….una no siempre puede arriesgarse a dar información…demasiado rápido puede unir los puntos el que tiene al frente de ella…

Las reacciones de Víctor a la cercanía de ambos eran más o menos lo q había previsto en el…de hecho, viendo lo que le ha sucedido con su esposa…estaba claro que no quisiera nada de intimidad y sería fiel a aquel recuerdo que lo atormentaría hasta el día de su muerte humana….se notaba que no era de los maleables en este aspecto…un punto más a favor de el…Y es que dentro de si, Evangeline agradeció que el no haya picado a sus encantos…por el hecho, que la decepcionaría y no solo esto…sino que tendría que matarlo….nadie sale con vida tras una seducción de ella…no puede colmar su sed y lo sabe, nunca queda satisfecha….por nadie….y es una pena desperdiciar una mente aguda… Evangeline podía ver como el consideraba cada palabra de ella como mentira…de hecho, no la sorprendía…pero podía verlo por aquella mirada con tintes de decepción…con el brillo apagado…con la mímica y los gestos utilizados…sin duda para él cada palabra de ella era una mentira y la endentaría sacar la verdad….pero lo que él no sabía que casi todo menos su importancia en este mundo era la verdad….no le metió ni con como es….Una leve sonrisa apareció en sus labios…mientras con la mano repaso bajo un guante la pulsera q llevaba puesto….bajando la mirada…estaba pensativa…..su mente se evadía por segundos ante aquel flujo de palabras de Víctor….que sin duda el consideraba como una provocación o un despertar en ella…pero no hacían mella en ella…de hecho, tan solo bajo la mirada…viendo como pone distancias entre ellos….sin duda como ella se sentía incomodo con el contacto…sin duda como ella no se fiaba ni de su sombra…sin duda era una mente analítica y fuerte….sin duda sería un buen líder….

La fémina dejo que el siga con su discurso…mientras se estiraba en su improvisado asiento….sin duda la cercanía de ella le perturbo, ya que no dejaba de poner mas y mas distancia entre ambos…era de lo mas divertido y curioso….pero sin duda ella no volvería a probarle mas en ese aspecto, ya tenía todas las respuestas necesarias de cómo era él y que es lo que buscaba….sin duda las mujeres no eran su punto débil….pero si su mente analítica y la soledad…un lobo solitario con una buena preparación militar….Los ojos helados seguían sobre la figura masculina que ahora estaba leyendo unos papeles…analizándolo todo….era de lo mas divertido….pocas veces se encontraba tan sumamente complacida….Y ahora seguían los periódicos aquellos trozos de papel amarillento en el que se mostraban las cosas que según estaban pasando en aquel momento en esa enferma sociedad que ya ha desaparecido, dejando solo atisbos en los que ahora sobrevivían de esa forma torpe y casi descuidada…..vio la exageración de los movimientos…sabia que Víctor estaba interpretando, porque hasta ahora no se había permitido ni un gesto fuera de lo normal…fuera de su espacio….ni un gesto que deje mostrar lo que el era….y esto era como una visión distorsionada y mentirosa de el…pero aun así acepto, sin el mas mínimo movimiento muscular….parecía una estatua ahí sentada…con leve sonrisa y los ojos inhumanos clavados en aquel hombre…..mientras escuchaba los argumentos…que justificaban su forma de pensar…el encadenamiento de sus ideas…de sus formas y creencias…era de lo mas interesante….

Las acciones del hombre hicieron entender que realmente el la respetaba como lo hacia ella, pero sus gestos y aquel acercamiento leve hizo que se mueva un poco sobre aquella criatura muerta bajo ella….y es que la confesión de él sobre el interés de su mente la recordó demasiado a Russell su creador…..era la misma frase que uso al conocerla la primera vez….un escalofrío recorrió su espalda inmortal….mientras desviaba la mirada por unos segundos….al ver como por sus propias acciones el ce acercaba demasiado a ella….realmente, no era algo que ella esperase que hiciera….pero aun así acepto aquella mano caliente que casi quemaba su gélida piel y se ponga en pie quedando al frente de aquel hombre que sonreía…Ahora era Víctor quien estaba jugando con ella a la provocación lo que no sabía es que para ella era algo habitual….y su reacción era ínfima…por no decir inexistente…..Al segundo de aceptar aquella mano, se alejaba de ella y proseguía con unas frases más…que terminaron con una pregunta que si hizo alzar una ceja a Evan….una sonrisa mucho mas amplia apareció en sus labios dejando entrever sus perlados colmillos…mientras bajaba la mirada….realmente, la había sorprendido al ser tan directo y más aun preguntar por algo así….la mujer no creía ser tan “famosa” y más porque se cuidaba mucho los pasos que estaba dando en este mundo…pero sin duda algunos adictos hablan….sin duda esto haría que una gran limpieza pase en la base de los cainitas….Evan pensaba eliminar a todos cuya mente era débil y que podían revelar en un “éxtasis” cosas de semejante relevancia de quien es ella o q hace…pero ahora….tenía que ocuparse de este humano….sus ojos bajaron por unos segundos…viendo su propia arma ahí en el suelo manchada de sangre….y alzo sus ojos….

-Bueno, Víctor….creo que como vos empezare por el principio de todo….mmmm, no es que hable mucho….es una forma de ser, la educación y la enseñanza del tiempo del que provengo, querido…..

La mujer empezó a caminar, pasando al lado del humano y posesionándose en el ventanal que tenia frete a si….mirando a la luna…a los humanos que no paraban de trabajar y a los ojos rojos que brillaban para ella como aviso de la presencia de sus mascotas que esperaban atentas sus ordenes…..que ella no llegaría a dar…las manos de ella se cerraron tras su espalda…..mientras la plateada melena se agito en un movimiento en el que los mechones se acomodaron todos tras su espalda….cayendo en cascada….la voz aterciopelada y pausada lleno cada rincón de aquella estancia…mientras, parecía soltar un monologo para ella….

-Ciertamente, todos ven lo que sedean ver…cuando miran al que tiene al frente…y he de decir que verme como algo valioso hace de vos no solo alguien observador sino perspicaz…pero he de decir algo de lo que si veo q no se da cuenta…todos somos prescindibles y sin importancia….al fin y al cabo…solo somos piezas de un ajedrez q juegan las fuerzas mayores para que llevemos este mundo a la ruina…..o a la gloria…dependiendo de cómo se miren las cosas….

Su rostro se movió a un lado para ver de reojo al humano que tenía tras ella….pero que devolvió a su postura inicial, mientras sus ojos brillaron al contemplar la plateada luna que la alumbraba y envolvía en aquel halo de vida nocturna….

-El respeto a los enemigos es algo admirable…creo q no hay enemigo pequeño o fácil…todos son complicados y únicos…todos somos al fin y al cabo piezas que determinamos el juego y el destino de este mundo…pero he de decir que el placer por las batallas es algo que veo en vos…q disfruta de verdad y que sabe lo que hace como yo….no se deja perder en las emociones….en las venganzas….sino en la racionalidad de cada movimiento y cada palabra….


Seguía mirado la calle viendo como los humanos se movían como hormiguitas por aquellos caminos…llenando los camiones con provisiones y prisionero que se liberaron….

-Pero no os equivocáis…no considero ganado al q me demuestra que merece otra consideración…no todos son como vos….no todos son capaces de llamar mi atención….Aunque sin duda ahora sois la moneda mas preciada de todas las razas y deberían apreciarlo….y no se os subestima…solo que de siempre se cree que sois ignorantes y aun no aprendería a defenderos…pero veo que en vos hay mucho mas y es capaz de hacer que esas cosas cambien…por ello, no os considero ganado, querido Victor….

La mujer se giro y le miro a los ojos para terminar aquel monologo innecesario en parte…ya que sin duda la parte en la que demuestra que es cainita no era necesaria de replica alguna…..y es que tenía razón en algunas de las cosas y de los fallos ella no deseaba sacarlo….

-He de reconocer que soy cainita….pero bueno, es algo que vos ya ha analizado y ha definido…no me voy a negar de lo que soy….Aunque sinceramente me ha sorprendido esa declaración suya de interés por mi mente…Y todas las demás palabras que has pronunciado son ciertas….bueno, a grandes rasgos….Y sin duda te dejo que hagas lo que desees que tenga que ver con la humanidad, no estoy en contra vuestra….de hecho, no pienso molestar a vuestro desarrollo…más bien todo lo contrario…pienso ayudarte con la información…para que puedas eliminar mas bases como esta y conseguir mas para los tuyos……pero no creas que es un favor desinteresado….querido Víctor….todo tiene su precio en esta existencia….y como tu ya sabes quien soy por lo que me has revelado….yo he de decir, que nada se escapa a mi atención y nada pasa sin que yo lo sepa…..Tus avances….tus necesidades….los deseos de los humanos….Si soy la mano derecha de Azuka si es así como me definen por ahí…..pero he de decir, que no es del todo así la cosa como la pintan…pero creo que los detalles de mi relación con los hijos de Caín y con los humanos es algo que tu no deseas saber….ya que supongo que tu audaz mente ya ha deducido alguna de las cosas….

Sonríe picara….y es que solo creaba mas incógnitas que soluciones…no pensaba negar nada de lo que era cierto, pero tampoco las mentiras….quería dejarle con sus propias reflexiones…con sus dudas….y más porque el tampoco quería respuestas realmente, solo quería la información de ella…e irse de ahí…ella se la daría….Y todo era porque tan solo deseaba ver por donde sale esa mente que tenia frente a ella….esa mente que admiraba pero que no dejaba de probar….

-Sabe, Víctor, creo que este encuentro es mas de lo que los dos podíamos esperar….pero ahora mismo soy la única que le puedo dar más de lo que desea….

Se acerco a la mesa más cercana y la libero de los papeles inútiles....saco de su improvisado bolso un mapa y varios apuntes en el idioma que el humano no comprendería…sumerio…..y extendió todos ahí….

-Creo que es esto lo que desea….así que acérquese…no le morderé lo prometo…


Bromeo, mirando de reojo al humano….con una leve sonrisa…..
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Dom Mar 17, 2013 9:07 am

En algún lugar de Asia. En una selva tropical.

Durante los años de Victor como Soldado del Ejército Norteamericano.


El calor era realmente insoportable. Costaba moverse con todo el equipo encima. El sudor no hacía mas que mojar mas y mas la ropa ya mojada de tanta humedad en el aire. El aire y el calor hacían parecer que aquella selva tropical no era mas que un infierno terrenal. El cuerpo era mas pesado que de costumbre y los músculos rugían de dolor por el sobre-esfuerzo, rugían, porque no estaban acostumbrados a tal martirio. O al menos esa era la norma general que se podía ver en todo el pelotón. Sí, Victor y un grupo mas de hombres, estaban en una misión. No, no eran soldados normales, de lo contrario no los habrían dejado a pie en aquél inhóspito lugar. De lo contrario, no habrían dejado, a tan pocos allí. No, todos los que conformaban ese grupo, eran de las fuerzas especiales. Y no solo eso, sino de una rama muy especial de las fuerzas especiales. Aquél grupo, era un escuadrón de asesinato, un escuadrón especializado en el asesinato de blancos que requerirían un gran numero de efectivos. Hacían el trabajo que normalmente, haría un pelotón completo de setenta hombres, siendo solamente diez hombres. El proceso de selección era sencillo, elegían a aquellos miembros de las fuerzas especiales que estuvieran realmente dispuestos a hacer lo necesario para mantener al país a salvo, que estuvieran realmente dispuestos a realizar misiones suicidas como la que estaban haciendo aquél día. Un escuadrón que llevaba la muerte a los enemigos y que por supuesto, no temía ningún tipo de final que aquellas misiones pudieran tener.

Victor era el mas joven de aquella expedición, era una edad récord la que el por aquel entonces, muchacho de cabellos marrones, tenía. Era algo que nunca se había visto, que un muchacho de la edad de Victor hubiera sido capaz de entrar en las fuerzas especiales y a la vez, destacar como lo había hecho. Ningún error, nada que pudiera opacar el hecho de la inminente selección del mismo para que se uniera al escuadrón de la muerte. Por supuesto que al recibir la oferta, Victor aceptó sin dudar y como era de esperarse, fue sometido a un entrenamiento arduo como ninguno, el cual logró superar sin muchos problemas. Estaba listo para morir, estaba listo para hacer lo que hiciera falta, para que aquella misión se llevara a cabo de forma exitosa, sin ningún tipo de contratiempos.

Claro, que aquello era mas fácil decirlo o pensarlo, que hacerlo en la vida real.

Victor había cumplido misiones anteriormente, claro que sí, pero ninguna como la que les habían asignado aquél día. No, la misión de ese día en particular, ese día de verano, era diferente. Porque el grupo mismo al que se iban a enfrentar, era diferente. Poco había escuchado Victor de ellos, porque usualmente, los grupos a los que se enfrentaban tenían información, proveniente de algún sobreviviente que los haya enfrentado, algo. Pero este no era el caso, nadie sobrevivía con ellos, nadie los conocía, porque nadie se atrevía siquiera a mencionarlos abiertamente. Eran ciertamente una especie de tabú en aquél país, en aquella zona. Lo poco que había escuchado simplemente se reducía a la eficacia del grupo en cuestión. No eran muchos, habrían de ser unos cincuenta hombres...pero todos ellos estaban dispuestos a morir por el otro. Algunos de los rumores que habían llegado hasta Victor incluso hacían referencia a una especie de culto. Una especie de círculo, muy cerrado al que pocos, realmente podían ingresar. Algo similar al grupo que ahora estaba a punto de atacarlos. La ubicación de aquellos hombres, provino de los gritos de uno de los granjeros de las cercanías, si, lo habían torturado de formas realmente desagradables. Golpearle el rostro en reiteradas ocasiones para luego ocasionar asfixia con una bolsa de plástico, solo deteniéndose en el momento necesario. Luego, cortaron un par de puntos sensibles en la piel ajena, obligando al hombre a que se comiera el tejido ensangrentado que acaban de remover. No fue hasta que hicieron gritar de dolor a su mujer, que el hombre finalmente cedió.

Lo que el grupo de Victor nunca hubiera sospechado, era que el grupo terrorista que estaban persiguiendo, los estuviera oyendo.

Fue precisamente el hecho de que los estuvieran oyendo, lo que derribó toda la operación, lo que provocó que el grupo terrorista los estuviera esperando. Lo que provocó, la primer derrota del pelotón de la muerte de los Estados Unidos, al menos del pelotón B. Fue algo que Victor hasta el día del presente recuerda con gran precisión. Como todos sus movimientos coordinados, como todas sus estrategias, fueron inútiles ante un grupo de igualitaria especialización, que los esperaba de ante mano. Todos murieron aquella noche, con la excepción de tres hombres. Victor, el líder del grupo y el novato del equipo cuya primer misión había sido aquella. Que mala suerte había tenido. Los despojaron de sus ropas, los despojaron de sus armas. Los despojaron de todo. Los encerraron a todos en una habitación de mala muerte, en una habitación que notoriamente servía para la tortura psicológica. Adrede dejaban allí dentro cadáveres para que hasta el aire de aquella habitación se viera afectado, podrido. Solo respirar te daba nauseas allí dentro. El novato era el único de los tres que había vomitado al entrar. No tenía experiencia en situaciones como esa, no al menos como Victor y el líder de ambos.

Al poco tiempo, solo quedaron Victor y el novato.

Asesinaron al líder porque en una de las interrogaciones había osado escupir a uno de los soldados de aquél culto. Lo torturaron enfrente de sus subordinados y luego lo tiraron a los perros hambrientos para que se lo devoraran vivo. El novato no pudo evitar romper en llanto ante aquella escena y ante el temor incomparable de que un final similar le fuera a esperar a el. Era comprensible...pero siempre que podía, Victor lo reconfortaba con unas cuantas palabras de consuelo, lo cual en parte lo tranquilizaba. No fue hasta que el mismo Victor le prometió que los sacaría a ambos de allí, que el muchacho pudo vislumbrar en los ojos del por aquél entonces, miembro prodigio del escuadrón de la muerte, una convicción que no flaquearía en ningún momento. Victor estaba planeando un escape para ambos y demonios que lo iba a llevar a cabo.

- Deja de vomitar por unos momentos...- Dijo Victor sonriente al momento que miraba de reojo al novato, mientras vomitaba sin cesar ante la introducción del cadáver de una mujer, la cual comenzaba ya mismo a apestar la habitación.- Ya te lo he dicho antes, nos sacaré de este condenado lugar entiendes? Solo espera un poco mas...planeo hacerlo cuando me vengan a llevar a la sala de torturas. Sí, no son idiotas, ya se han percatado de que tú eres el novato, de que tú eres el que menos información tiene. - Victor sonaba seguro de si mismo, como si los días de tortura psicológica y física no hubieran hecho mella en su cuerpo y mente. - Planean torturarme y luego asesinarme enfrente de tí, cuestión de que tú les digas en medio de la confusión y el miedo, lo poco que sabes de los Estados Unidos. - Suspiró y miró de reojo la puerta, al momento que el olor del vómito ajeno llegaba hasta sus fosas nasales.- Cuando se llevaron al Capitán Giovanni, he notado como funcionan las cosas, he podido contar cuantos hombres hay en los pasillos cuando nos trasladan. Lo cierto es que creen que nuestros cuerpos sencillamente no pueden mas...que estamos agotados. Menos mal que ese el caso, solo contigo. Las esposas son removidas cuando hay mas de un soldado alrededor, por lo que mi única oportunidad real de hacer esto, es en ese trayecto. Debo asesinar a ambos guardias y deshacerme de estas ataduras. Claro, que...no puedo comprender una mierda de lo que dicen, asumo que entre tanto vómito, ya te habrás dado cuenta de que no hablan en un idioma conocido...¿ Estudiaste los idiomas de Asia no es así?

Justo al momento que el novato asentía y escupía los restos de vómito que le quedaban en la boca, la puerta se abrió. Victor sonrió al ver su rostro iluminado por una linterna de gran poder, sus ojos por supuesto se vieron cegados por la luminosidad misma de aquél aparato. Le dieron un golpe en el rostro y lo forzaron a que se ponga de pie. Victor cerró los ojos y simplemente pretendió hacerse el débil físicamente. Nada podía fallar. Bajó el mirar entrecerrado hacia el suelo y allí lo mantuvo. Pudo sentir como sus piernas se quejaban por la gran cantidad de tiempo que había pasado sentado. Pudo sentir como el dolor físico, realmente era mayor a lo que el mismo había calculado. Al recibir un golpe en la espalda, en la zona lumbar, pudo escuchar otros pasos, así como el casi imperceptible tintineo de las llaves, colgadas del cinto de aquél hombre que ahora se acercaba a paso calmado. Ya se acercaba el momento, solo segundos lo separaban realmente de la libertad...o de una muerte horrenda y dolorosa. Era todo o nada.

Al abrir sus ojos y poder vislumbrar por unos momentos los pies del soldado recién llegado, delante de los suyos, sonrió y no le prestó atención a lo que sea que aquél asiático haya vociferado. Con una fuerza que no pensó tener, Victor le propinó un cabezazo al guardia que se encontraba detrás de sí, destrozándole la nariz en el acto. Al ver como el otro empezaba a levantar el arma, Victor no pudo evitar sonreír mas. Idiota, tendrías que haber gritado. Ahora, no era mas que un cadáver mas. De un segundo a otro, Victor se vio a si mismo encima del otro hombre, de una patada el arma fue despojada de las manos del mismo. Y con una poderosa mordida, extinguió la vida de aquél hombre. Sí, le arrancó la yugular de un mordisco. Todo posible grito se vio silenciado por el hecho de que toda la sangre de su cuerpo parecía salir a borbotones por aquella herida que el mismo Victor acababa de infligirle. Escupió la carne y traquea que había arrancado y procedió a terminar la vida del otro con rapidez. De una patada desnucó al guardia que lo había escoltado hasta allí y con las llaves del hombre cuya garganta había destrozado, se vio por fin liberado de aquellas molestas esposas. Suspiró y miró a su alrededor, nadie estaba allí y como era de esperar, no había ni una sola cámara. No les convenía tener ese tipo de cosas. Victor tomó ambos cuerpos, uno con cada mano y los llevó hasta la celda. Cerró la puerta y sonriente liberó al novato. El cual comenzó a llorar de nueva cuenta, pero claro...se detuvo al recibir un golpe de reprimenda de parte de Victor.

- Serás idiota...no tenemos mucho tiempo, pronto notarán la ausencia de estos dos, anda, desviste a uno de ellos y ponte su ropa, si vamos a salir de aquí, será con fuegos artificiales...- La boca llena de sangre de Victor, sorprendió al novato, el cual no tardó en notar como era que había asesinado a uno de aquellos soldados. Pero obvió el salvajismo de la acción ajena y se puso a desvestir a uno de los cadáveres delante suyo. Al terminar ambos de vestirse, Victor le indicó que permaneciera en total silencio. - No tardarán en notar que algo extraño sucedió, espera aquí al lado de la puerta, yo traeré a dos infelices para que vean lo que sucedió, al entrar, tu matas a uno y yo al otro. Luego de eso podremos movilizarnos de esta celda de mierda y buscaremos un lugar con un condenado mapa. Tenemos que encontrar algún lugar donde tengan explosivos y volar este lugar a la mierda.

El novato no hizo mas que asentir ante lo que su superior le decía.

__________________________

Aquél día, ambos salieron vivos de aquella base terrorista de Asia. Pero ambos, principalmente Victor, se vieron forzados a hacer cosas, que realmente nunca se hubieran imaginado. Entre ellas estaba claro, el de degollar a un hombre con la boca. Al pensarlo, Victor sonreía, no era nostalgia sino mas bien como un recordatorio de que el mismo estaba dispuesto a empujar sus límites hasta puntos insospechados con el solo fin de asegurar que una misión se viera cumplida. Y en este caso, en este contexto, en este plano terrenal, su misión era la de asegurar que la raza humana sobreviviera. La mujer enfrente suyo, que ahora volvía a retomar la palabra, podía ser una de dos cosas. Una solución...o un problema que sería muy complicado resolver. Por ahora, no estaba resultando un problema, mas allá del hecho de que no hacía mas que llenar la mente del Comandante de interrogantes. Interrogantes perfectamente plantadas, perfectamente soltadas. Sí, afirmaba algunas cosas, pero al mismo tiempo instauraba nuevas dudas con una sutileza que era realmente algo raro de ver. La fascinación de Victor por aquella mujer, por lo visto, no sería algo que simplemente se desvanecería con el tiempo.

Y ahí estaba de nuevo, la mujer confirmaba de nueva cuenta la similitud que había entre ellos dos. Como sus opiniones del mundo eran realmente similares, como veían las cosas de la misma forma, como todo lo que hacían, estaba planeado, como todo lo que querían, estaba de alguna forma, relacionado. Las motivaciones de ambos ciertamente serían diferente, pero sus formas de hacer las cosas, sus formas de planear, eran de por sí ya muy evidentemente similares. "Todos somos prescindibles". Nadie podía tener mas en claro eso que el mismo Victor, cuyas acciones demostraban que estaba al tanto de ese hecho. Un líder es prescindible, todos lo son, mientras la imagen mayor se esté teniendo en cuenta. Victor no tenía temor de morir por la raza humana, no tenía temor de morir si esos significaba asegurar que la raza humana sobreviviera otro día. No tenía temor alguno de la muerte, por que sabía que del otro lado estaba ella. Por que sabía que del otro lado, en el mismo lugar del infierno, estaba ella esperando por el. La mujer enfrente suyo posiblemente pensara lo mismo, aunque quizá no moriría por los cainitas, pero quizá...si por alguien en particular. El humano se preguntaba...¿ Moriría una mente tan brillante, por Azuka? No se lo preguntaría, dado que la mujer, continuaba con sus respuestas, continuaba con sus...vaya. Por lo visto, el respeto entre ambos era algo correspondido. La mujer no consideraba a Victor como ganado, interesante.

Y finalmente confirmó lo que Victor había asumido. Su proceso mental había sido simple, por supuesto, no había que prestar tanta atención para notar que aquella mujer excedía los parámetros comunes de un cainita. Mas allá del intelecto que esta pueda poseer, su poderío físico dejaba en claro que la suya era una edad fuera de serie. Quizá, solo superada por la edad de la misma líder del clan vampírico. Asimismo como el poder de la líder que sería presumiblemente superior. El resto de las cosas que dijo ella no cautivaron de gran cuenta la atención de Victor, la mujer ofrecía colaboración. Colaboración pasiva, al mantenerse al margen de cualquier tipo de operación que los humanos decidieran llevar a cabo. Claro que, eso no sería gratuito, claro que seguramente también...ella ya debería de haber previsto la respuesta del Comandante humano. Creo que pocas veces el sería tan predecible con ella.

- No querida, el caso es el siguiente...- Sonrió al momento que miraba como ella sacaba unos mapas y los ponía encima de una mesa. - No me interesa atacar de nueva cuenta una mansión de demonios o algún tipo de asentamiento. Es sencillo el porqué, por que ellos nos estarán esperando. Los demonios de esta mansión murieron, por que no pudieron ver venir una operación como esta. No pudieron preveer que nosotros atacaríamos tan directamente. No lo consideraron posible y aún así, todos murieron. - La voz del comandante estaba calmada.- Es por eso que debo rechazar tu oferta, en lo que respecta a la ayuda futura, te admiro, me siento fascinado por tu intelecto, pero es precisamente por esa fascinación, que no puedo dejar de obviar el hecho de que me encuentro realmente aterrado de que haya un ser como tú en este mundo, Evangeline...- Lo último era cierto. Victor la admiraba, pero al mismo tiempo, le temía. Cualquier ser que tuviera dos dedos de frente, lo haría. La mente de la mujer era algo a tener en cuenta para eventos futuros. Era algo a no dejar pasar, era algo que nunca podría abandonar el abanico de preocupaciones. Suspiró y su sonrisa volvió a aparecer, al momento que se ubicaba a un lado de la mujer. Miró rápidamente los mapas y chasqueó la lengua...- Sumerio...

¿ Como conocía aquella lengua ?

¿Una casualidad?

Para nada. En sus tiempos como miembro del escuadrón de la muerte, Victor pudo entender, que esos grupos para inutilizar la tecnología de espionaje, simplemente utilizaban lenguas muertas que solamente ellos podrían comprender. Se impartían ese conocimiento, para seguir vivos y hacer inútiles cualquiera de los intentos de los
Estadounidenses de oír sus movimientos, sus planes o lo que fuera. El grupo que Victor destruyó aquella noche, usaba el latín, por ejemplo. Meses después, se encontró con uno que en efecto utilizaba el Sumerio. Todo lo que tuvo que hacer Victor después, fue aprender. En el tiempo que pasó tranquilo con su mujer, hacía mucho mas que entrenar su cuerpo, claro que sí. En esos tiempos, Victor entrenó su mente, mas allá de los artes de la guerra y la sangre. Aprendió idiomas, aprendió arte, aprendió todo lo que pudo. Y los idiomas antiguos que aquellos grupos llegaran a utilizar...también los aprendió. Los aprendió, para oficiar como entrenador de esos escuadrones de la muerte y así, instruir a los soldados norteamericanos en algo mas que la guerra.

Lo cierto era que sabía leerlo, mas no hablarlo...pero para demostrar su conocimiento en lenguas ajenas al español, Victor sonrió y miró a la mujer de reojo. Al momento que le dijo con tranquilidad.

- Omnes nostri viam suam, sumus pixides obrepserit, Evangeline - Sonrió y miró de nueva cuenta al mapa, esperando a lo que fuera que ella quisiera comentarle con respecto a los mismos.

Un juego de sorpresas, un juego de intrigas, eso era lo que ambos estaban jugando aquella noche.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Jue Mar 21, 2013 12:49 pm

La frialdad de su mirada envolvió aquel rostro masculino que la miraba y la hablaba con sinceridad y cierta desenvoltura…dejando que vea lo que pasa por la mente del que tenía frente a si….los rasgos masculinos casi perfectos no revelaban, realmente más de lo que él deseaba decir…aunque su tono si que dejaba entrever la realidad de cada una de las palabras pronunciadas….que aun vibraban en el ambiente como recordatorio de lo que eran ambos….por unos segundos….la vampiresa se quedo mirando cada atisbo de los cambios y de las miradas de Víctor….sus labios se entreabrieron…para que un suave aliento se escape de ellos…pero contuvo las palabras que en aquel momento podrían ser imprudentes y hasta algo impropias….

La mente de la mujer estaba hilando muchas de las cosas respecto a aquel que tenía frente a ella….no era un humano sin mas…se parecían, en cierta medida el era un ser racional…quitando el fallo de que amo a una mujer…pero a caso ella no poseía algunos fallos….como el de dejar con vida a Creed…Pudo notar como su mente era clara y racional…como estaba estudiándola tal como hacia ella con él…la observaba y aprendía de ella….sin duda su ultima frase….sobre el camino y las “cajas de sorpresas” era cierta…..mmmm de hecho, para ella Víctor ha sido algo así…una sorpresa….sabía de sus meritos, por los informes….pero los papeles nunca reflejan la realidad sobre lo que uno es hasta que lo conoces…..y ciertamente, este humano era digno de consideración y cierto respeto…puede que no lo consideraría como a Kael….pero sin duda merecía su atención y todo el cuidado que conlleva el relacionarse con un humano de mente superior….no debía cometer errores…no debía descuidar sus palabras y en todas debía dejar la emoción y el contexto exacto…..cosa de la que estaba acostumbrada y realmente no suponía problema….pero ahora debía ser más cuidadosa que nunca….sus instintos y su mente estaban dictando que debía seguir probando a este hombre que ahora estaba a su lado….mostrándola sus conocimientos y su estatus…..

Evangeline, giro con suavidad su rostro….mientras los cabellos plateados se deslizaron por los hombros de ella…cayendo al lado contrario…creando una sutil cortina entre la tenue luz que se filtraba por los ventanales y ellos….mientras observaba como Víctor…leía sumerio sin problema alguno….y la hablaba en latín….como en parte hacia alarde de su inteligencia….sabía de su bestia interior y del control que suponía para él, el controlar a si mismo en todo momento y sin duda era un líder entregado ya que estaba ahí….con ella…se arriesgaba….a pesar de todo….se arriesgaba demasiado…pero estaba claro que ese riesgo era en beneficio de la humanidad….Los ojos azules de la mujer viajaron….desde el perfil masculino hasta su cuello que llevaba descubierto….mientras veía sus venas palpitar en un constante ritmo de tranquilidad y control……sus ojos se deslizaron por el pecho de este y se posaron en las manos que ahora recorrían los mapas hechos a mano por alguno de los demonios…entendía las palabras de que el pronunció y de porque no quería arriesgarse….aunque a ella no la parecía la respuesta más lógica ni mas sensata….aprecio el raciocinio de sus argumentos….mientras le contemplaba aun con interés….y analizando cada silaba de lo que representaba aquel líder….

Velos y sombras había entre ambos mientras estaban jugando uno con la mente del otro….pero sin duda Víctor ya sabía que ella era una de los pocos vampiros antiguos por así decir…de hecho, al igual que Azuka y Jeremías eran los más poderosos de los hijos de Caín y el poder de ella era equiparable tan solo al de Azuka…de hecho, al crear aquel sello…mmmm….siii…..su mente se remontó a casi el principio de su existencia inmortal….en los días en los que empezaba a ver por los ojos de un vampiro….Realmente, Evan nunca fue una humana corriente…nunca fue alguien sin mas…siempre fue alguien frío…alguien que solo encontraba paz en los bosques y lagos….o con uno de los libros o escritos que caían en sus manos…..cuando Russell apareció como su profesor, no se sorprendió siempre supo que él no era como los demás profesores….la enseño a sintonizar más con el lado que ella escondía de todos para que no la tomen por loca…..además potencio su poder y conocimientos…creando la sed de los mismos en la mente maleable de la joven….y tras transformarla….darla la vida de verdad….hizo que se convierta en algo…tan diferente y lleno de vida….pero no solo esto…la regalo los dones que el mismo tenía por la sangre…y los magnifico al máximo esplendor….A nada de tiempo, Evan conoció a su preciada Azuka….esos ojos azules tan similares a los propios se encontraron y supieron lo que eran….puede que nadie más pueda entenderlo pero era una unión del destino…eran hermanas…iguales….y se reconocían como tales…por ello, al poco tiempo de conocerse Evangeline uso todo su conocimientos sobre la magia ancestral y todo lo que tiene que ver con lo sellos y uniones de sangre…creando uno sello único…un sello en el que la entrega de los que lo hacían era completa por ambas partes…comprometiéndose a ser fieles…y entregados en todo momento….Un sello de dimensiones abismales, en el que uno quedaba abierto al otro entregando no solo su mente, sino poder…energía….conocimiento, sensaciones y sentimientos….Azuka y ella trabajaron mucho para llevar a cabo esa unión tan peculiar…..y sabían a la perfección que si una de las dos fuera mas débil que la otra….o que si una flaqueara o estaría indecisa o asustada….la otra consumiría por completo el ser y el poder de la más débil…Realmente, era un riesgo demasiado grande para ambas…pero el ritual se llevo a cabo y las dos obtuvieron un sello que la unía….una marca apareció en el hombre derecho de ambas…y se borro en minutos….confirmando que desde aquel momento siempre serían “una”…..los creadores de ambas intentaron anular aquel ritual…..matando casi a las dos por su empeño…Pero, al fin no paso y ahora ese sello que evolucionaba con ellas era mas fuerte….mas estable y las dos pasaron a compartir mucho más que antaño….sin duda alguna si antes era un sello casi irrompible ahora ya nadie podría intervenir en ello, confirmando la igualdad de ambas….en aspecto de mente, poder y demás….claro esta a diferente nivel y forma….ya que las dos eran demasiado diferentes a la par que muy iguales…pero los métodos y poderes de ambas no coincidían en más que lo básico…como oído, velocidad, fuerza y cosas de vampiros básicos….Y ahora que observaba a aquel hombre….su mente dejaba la información a Azuka…y como Evan consideraba al humano de sumo interés….y valor…la mente de Víctor había impresionado a las dos mujeres….y sin duda le tendrían mas que en cuenta para todo lo que estaba a punto de suceder…..Puede que un empujón de ayuda en parte a los humanos no era una mala idea…si estaban liderados por alguien de su categoría…..Y es que, Evangeline….se daba cuenta que al igual que ella encontró a Azuka….Victo entro y perdió a su mujer….sin duda esperando reencontrarse con ella en el otro mundo…ese que tanto consuela a los humanos en su fugaz vida…..Por ello, era tan frío….por ello era tan racional….los sentimientos reales Víctor había enterrado con su mujer…sin duda alguna…..

La mirada fría…dejo las manos de el….y se centro de nuevo en el plano que tenía ante si….mientras se daba cuenta que para él….el fin justificaba los medios….que haría lo imposible para llevar a los humanos a la cumbre…a sobrevivir….era admirable ver como alguien sobresalía de entre todo el ganado y que era el líder…..Víctor daría emoción y sin duda….mas de un buen juego…..las sombras aun reinaban ante los dos….pero para ella a pesar de respeto y consideración todo seguía siendo un juego…quería más del humano…mucho más…..y seguiría provocando su mente….buscando respuestas…..

-Quisque semper excipit iter determinata non sunt ut nemo accipit.... (El camino de cada uno siempre esta determinado por las sorpresas, pero no todos aceptan las mismas tal y como vienen....)... nihil est ut videtur .... (…nada es lo que parece...)... ne vos quidem .... (ni siquiera vos....)

La voz de la mujer no cambio con todas estas palabras.....sin duda seguía manteniendo sus matices suaves y pausados....dejando la tranquilidad de aquel ambiente como un misterio más entre ambos.....pero ahora tenía que responder a cosas más interesantes de las que el hizo mención y sin duda dejaría para lo último lo mas revelador.....ya que ambos eran buenos jugadores....Pero sin duda ahora mismo la partida se acababa de elevar a otro nivel totalmente superior.....el reconocer el dominio de las lenguas muertas...hacia de él....alguien bastante más interesante....así que jugar y practicar alguno de los idiomas que casi nadie domina era una enorme tentación....la entendería.....o le dejaría en tinieblas....

-Vaya, vaya...sin duda es usted una “caja de sorpresas”....Víctor...no esperaba que me hable en latín....aunque he de corregirle....es “vitam”....pero su pronunciación es exquisita....si no fuera porque no pertenece al mi tiempo...diría que sus profesores eran los mejores eclesiásticos....ya que solo ellos obligan a aprender esa forma de pronunciación y acento.....he de felicitarle....pero más me sorprende donde ha aprendido sumerio....no me diga que sus enemigos lo usaban y le han hecho aprenderlo???...alguna cosa más que he de saber de vos??? Algún idioma más que domine??? o alguna otra habilidad???

Era tan solo una suposición que ella lanzo al aire sobre el sumerio, mientras sonreía suavemente con lo demás....mientras seguía hablando.....rompiendo por un momento la seriedad de aquel ambiente....dejando que la vea con algo menos de tensión y más cercana....sin duda, a pesar de todo el la veía como alguien peligroso y alguien capaz de quitarle hasta el sueño.....cosa que no la convenía del todo....ya que buenas relaciones con los humanos eran algo “necesario” de momento y más si les estaba ayudando a desarrollar su parte científica de forma encubierta.....

-Entiendo de porque no desea atacar más casas como esta, pero he de persuadirle a que cambie de idea....ya que creo que es algo a su favor además, que dudo que ellos crean que vos esta tan loco como para volver ha hacerlo y menos aun creerán en que ha conseguido y ha sabido descifrar los papeles....como ha visto todos tenían ordenes precisas de destruir este sitio y lo mas probable de que lo hubieran conseguido si yo no hubiera esta aquí....no cree??

Comento, con suavidad...mientras recorría con el dedo las marcas hechas por alguien...identificando un sistema de pasadizos y conexiones entre varias casas.....sin duda el sistema que estaban utilizando aquellos demonios era sofisticado y que la mente que había tras ellos no era simple.....

-Así que no rechace mi oferta tan rápido y sin analizarla...además puede que yo pueda ayudarle en algunas de estas cosas....creo que un ataque simultaneo por parte de varios grupos y a varias casas como esta os harían bien....consiguiendo provisiones y liberando a mas humanos...ambos sabemos que escaseáis y que cada vida cuenta.....



Sus ojos azules volvieron a buscar la mirada humana....mientras las palabras seguirán fluyendo como el agua que pasa por entre las rocas y las lima con cada nueva gota....sin duda....cada movimiento de ella y cada palabra estaban preparadas para un fin....

-Además, por mucho que lo desee y por mucho que desconfíe de mi raza y de mi.....y mi intelecto....sabe que no pueden avanzar en solitario....no pueden combatir todas las razas existentes sin crear alianzas...y sin tener amigos....porque no me deja ser su amiga....un ser casi independiente....que busca el avance y la evolución además de libertad y la sociedad más unida....en la que el futuro es la supervivencia....donde el miedo sea ínfimo y la confianza máxima....Creo que ya sabe que los cainitas han dejado de matar a los humanos....y que de hecho, protegen a la mayor parte....con todos los medios posibles.....de verdad, cree que rechazar la “rama de olivo” que le estoy dando es la mejor solución para su raza....???

Pregunto ella...mientras sus finos dedos aun recorrían el papel manoseado que estaba ante ellos....entendía que el la tenga miedo...debería de tenerlo...ya que Evangeline ya estaba más que infiltrada en su grupo de humanos y científicos...de hecho, con la cabeza de su laboratorio Charles ya poseía un trato y estaba llevando el campo científico humano a una evolución que ellos jamás alcanzarían si no fuera por ella....y ese humano....además, los “cuervos” de Azuka y ella estaban infiltrados en todas partes y aunque el haga limpiezas y compruebe a los adictos....muchos de ellos no lo eran...sino que creían en lo que les decían ellas y obedecían fielmente sin necesidad ni de control mental....a caso, Víctor creía que ellas no sabrían de lo que andan desarrollando Pentex o el laboratorio que poseen ellos....graso error....los ojos y oídos cainitas están en todas partes....

La mano gélida de la mujer con suavidad y casi con cierta parsimonia se acerco al rostro de Víctor.....y le obligo a mirarla....sin duda su proyección no era de amenaza...no era dura...sino era un gesto suave...como de una madre a su hijo....mientras dejo que sus dedos se deslicen por la piel viva y calida de el...en una caricia antinatural....pero que obligaba al humano a contemplarla directamente sus facciones inmortales...que estaban llenos de frío y misterio....sin revelar nada de lo que pasaba por su mente que fluía como loca en miles de pensamientos simultáneos.....un brillo casi de respeto apareció en los ojos de ella...mientras entonaba las palabras que él más deseaba oír tras aquella “pequeña” confesión....

-No se aterre, Víctor...no soy su enemiga.... no busco hacerle daño a vos o a la humanidad, como dije anteriormente sois el futuro para que esto prospere y sois el “motor” del progreso...sin vosotros ninguna de las razas podrá avanzar...por ello, ha de darse cuenta que no soy factor a considerar a menos,......a menos que haga algo en mi contra...entonces las palabras llenas de respeto y admiración terminarán para ambos....mi mente y mi respeto se volverán en su contra y los dos nos arrepentiremos de los actos que se lleven a cabo... por ello, espero que no me tema...y q acepte lo que soy y como soy....para que podamos ser “amigos”.....

Sin duda alguna la mujer usaba las palabras a su antojo....en aquel toque tan femenino y a la vez tan frío....no tenía piedad en usar las frases más directas y a la vez con todos los sentidos posibles....seguía buscando provocar....y ver hasta donde Víctor llegaba....si era racional...vería que ella tenía razón y no solo esto....sino que vería esa verdad que ella le ofrecía....su verdad.....de hecho...seguía dejando verdades y sombras en el camino de cada frase....desvelar todo y nada...era lo mejor....

Con un movimiento suave....se acerco al oído de el....

-Ten cerca a tus amigos....y mas cerca a tus enemigos.....creo q es un dicho que tomará en cuenta....


Su susurro era como una calida brisa...a la que la piel humana reacciono...no la sorprendió...era la “química” básica del cuerpo lleno de vida.....

Tras ese gesto de “complicidad” su rostro y cuerpo se alejo del de el...como un fantasma que nunca haya estado ahí...volvió a su postura inicial viendo el mapa.....

-Creo que debería de decirme que desea exactamente que le muestre aquí.....y en que le puedo ayudar.....para que su pueblo sobreviva.....no soy una caja de sorpresas como vos....pero aun así, soy eficiente....y se a lo que juego....

Dijo con su acostumbrado tono...mientras estudiaba uno de los caminos que llevaban a la casa en la que se encontraban...en ese momento los ojos de la mujer se abrieron un poco....y es que un dolor intermitente hizo que se de cuenta.....

-MANDE SALIR AHORA MISMO A TODOS DEL EDIFICIO!!! Hay un pasadizo y piensan volarlo!!!!!!


Elevo la voz la mujer de cabellos plateados...mientras se acerco al ventanal y rompió el mismo.....mirando a sus bestias y ordenándolas escapar de ahí.....después miro hacia abajo....buscando....sus cabellos arremolinados por el aire se mecieron y los ojos humanos la miraron con cierto pánico por el ruido inesperado..... y es que un grupo de demonios estaban minando los cimientos de aquel sitio....o más bien ya han minado e iban a volarlo todo.....

Evan se acerco de nuevo a la mesa y recogió los planos....con un rápido movimiento......

-Tenemos que salir de aquí....ahora!!! y no podemos bajar...perderíamos demasiado tiempo.....pero he visto una habitación con caja fuerte.....dos habitaciones más allá....si tenemos suerte puede que hoy no será el ultimo día en el que compartimos una “agradable” charla....

Dijo ella, mientras recogía su katana y capa....esperando al líder humano cerca de la salida de aquella habitación.....esperando su reacción....mientras se concentraba el leer en su mente aquel dolor de las palabras de los demonios que la llegaban como un susurro lleno de lagrimas de sangre....en el que podía saber que les quedaban escasos segundos antes de que todo esto quede en ruinas.....controlando que nada se la olvide....

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Invitado el Jue Mar 21, 2013 4:21 pm

Que situación mas irónica y a la vez, tan molesta. La ironía de aquella situación provocaba que la piel de Victor se viera similar a la de una gallina. Le erizaba la piel, lo ponía ligeramente incómodo. Mas que nada, como aquella mujer se daba cuenta de que podría hacer lo que le plazca con el y en efecto salir. Como ella se percataba del hecho de que Victor se veía forzado a seguir con aquella mascarada de pretenciones, en la que ambos se estaban mostrando...mentirosos en ciertos aspectos, pero mas reales que nunca, en muchos otros. Con aquella mujer, Victor podía ser el monstruo y no sentirse fuera de lugar. Con ella podía medir su intelecto de forma correcta, a diferencia que en la base humana. Podía ser el mismo que había enterrado al conocer a su mujer. Podía ser el soldado, el lobo, la bestia, todo junto. Pero al mismo tiempo, una parte de su mente le decía que aquello era lo que ella mas deseaba. Que ser la bestia era lo que la mujer precisaba, que ser el lobo solitario, era lo que ella quería. El ya no era un lobo solitario. No, esos días habían quedado atrás hacía mucho tiempo ya. Y ahora, habían quedado atrás por la autoridad y responsabilidad que se le había impuesto y encomendado. El no era mas alguien que podía entregarse ante algún placer, sea físico o mental. No podía permitirse aquél lujo. Su bestia saldría cuando fuera necesaria...y en ese momento, no era algo necesario.

La mujer a cada momento se lucía, a cada momento demostraba estar por encima del Comandante a nivel intelectual. Pese a que ella quizá no viera en Victor a un ser inferior, sino a un potencial aliado o una potencial herramienta. Pero la realidad, era que el comandante seguía aterrado por las cosas que escuchaba a cada momento, por las cosas que ella hacía, por como parecía comprender como revelar cosas y a la vez, ocultarlas. No solo comprender si no que se lucía en ello, puesto que todas sus palabras plantaban nuevas dudas, mientras disipaban otras. Era algo realmente sorprendente. Algo que el comandante nunca se había encontrado, en ningún humano, demonio o ser sobrenatural que el hubiera llegado a conocer.

Suponer que aquella mujer se seguro estaría previendo todas las respuestas tanto físicas como las mentales de Victor ante todas sus acciones, era algo ya obvio en este punto de la noche. Lo cierto era que el tendría que empezar a ver todo con tres movimientos de anticipación, por lo menos. Y de hecho, uno de sus movimientos había probado tener el resultado que el esperaba. Al revelar el dato que incluso a nivel cultural, su mente era algo atípica para esos tiempos, la consideración que la vampiresa sentía ya por el humano se vería incrementada y por ende, se sentiría mucho mas intrigada por lo que el era en realidad. Hasta donde él podría llegar a sorprenderla. Hasta que punto el serviría para entretenerla y hasta que punto el debería ser tenido en consideración. Y la idea, era seguir sorprendiendo, en cierto modo, claro. Victor tampoco era estúpido, tendría que reservarse un poco, tendría que demostrar que no todo era sencillo. Y bueno, nada lo era.

No podía espera otra cosa, una pregunta del Sumerio. Que hablara y supiera Latín era algo ya que muchos consideraban innecesario y hasta incluso estúpido. Que en un mundo como el actual o el anterior, no había tiempo para andar estudiando. Nada se podía alejar mas de aquello. La mente era el arma principal de la humanidad y si la misma no se mantenía nutrida, entonces no eran mas que seres inferiores en todo aspecto posible. Incluso cuando los enemigos seguían siendo humanos, Victor consideraba que una mente realmente llena de conocimiento era la mejor arma que se pudiera utilizar. La mas eficiente y la única, que podría servir para aniquilar un enemigo, y a la vez, que podría servir como un escudo mas poderoso que cualquier otro. Las estrategias no solo eran para atacar, sino, mientras mas complejas y eficaces, ayudaban a proteger la vida de aquellos que las llevaban a cabo. Una estrategia bien realizada, bien planeada...supone el menor número de bajas. Entonces...¿ Una mente alimentada, no es realmente, el mejor escudo que un oficial le pueda brindar a sus hombres ? Le convenía pensar que ese era realmente el caso. El asunto era en cuestión, que su idea, había funcionado y había forzado o mas bien...sacado a la luz mas cartas del arsenal de Evangeline.

No usaba la cercanía desde un punto de vista sensual, ni mucho menos...seductor ni nada por el estilo. Por el contrario, la idea ahora parecía ser algo completamente diferente. Si, Victor había comprendido aquellas palabras iniciales de ella, demostrando que también como era de esperarse, se manejaba muy bien con idiomas diferentes. Luego comenzó a resaltar el hecho del sumerio, una pregunta realmente predecible pero al mismo tiempo, irrelevante. Claro que, por mas irrelevante que pudiera llegar a ser, Victor se la respondería luego. Pero los temas que ella trataba abandonaron por completo la irrelevancia y se introdujeron en aguas mucho mas oscuras, mucho mas profundas. Aquí era donde la maestría ajena realmente quedaba demostrada. Aquí era donde la mujer se lucía. Exponía por primera vez un proceso lógico conciso, sin nubes, sin dudas, mas que las que siempre aparecían en la mente del humano. Algo que el mismo Victor tenía demasiado en claro, pero que por lo visto, distaba mucho de los términos que la mujer estaba utilizando.

Lo cierto era que ella tenía razón, en muchas de las cosas que estaba diciendo. La realidad era que la humanidad estaba en un estado realmente deplorable. Sus recursos, las cosas que la humanidad podía hacer por si misma, realmente dejaba mucho que desear. Dejaba mucho en el vacío. Si iban a salir de esa situación, lo mas probable sería que iban a necesitar apoyo sobrenatural. Pero claro...¿ A que precio? No se iba a cansar nunca de decirlo e incluso la mujer a su lado lo había dicho y ahora parecía olvidarlo. Nada es gratis en este mundo. Dejar que ellos los ayuden, era un endeudamiento que Victor no esperaba tener encima. Endeudarse con los Hijos de Caín. Hasta pensarlo sonaba mal. Hasta pensarlo, daba mala espina. Eso...y un pequeño error mas hubo en todo el proceso lógico de la brillante mujer delante suyo. Algo que estaba dispuesto a comentarle en unos momentos, claro que, primero ella tendría que dejar de hablar.

Y algo que Victor esperó desde que se acercó a la mujer. Ella se mostraba conciliadora. Porque no mostrar ¿ Que la barrera del tacto era algo inverosímil para ella? Algo que el mismo Victor ya había corroborado que era mentira...¿ Para que ocasionar aquél tacto en contra de su mejilla? ¿ Cual era el punto mas que mirarla a los ojos? Ciertamente la había estado mirando de reojo, de mientras le echaba un ojo a aquellos mapas que demostraban que los demonios no habían estado perdiendo el tiempo. Aquellas redes de túneles eran ciertamente muy complejas y si no se tenían en cuenta iban a ser un gran problema en el futuro. Pero, ya habría tiempo para pensar en aquello. Su rostro ahora se veía encontrándose de frente con el ajeno, con aquellos rasgos tan perfectos que simplemente no parecían de este mundo. Un rostro que reflejaba casi a la perfección la inmortalidad. La inmortalidad de una estatua, de una pintura...la inmortalidad en sí misma. No tenía imperfecciones y sus rasgos de por sí eran demasiado atractivos. De haberse tratado de una persona cualquiera, ante el avance anterior ajeno seguro que Victor hubiera cedido sin considerarlo. De haberse tratado de un hombre con el corazón intacto, el desenlace seguramente hubiera sido diferente.

Y ahí estaba de nuevo, ese término completamente erróneo.

El tacto llegó a su fin y por supuesto, con ello, una advertencia o un aviso que estaba realmente implícito. Victor no esperaba hacer nada en contra de la Cainita enfrente suyo, estaba al tanto de sus influencias, estaba al tanto de todos los ojos que ellos podían llegar a tener. No confiaba en nadie, absolutamente en nadie. Esa era su regla primordial. Estaba muy al tanto de que si alguna palabra salía de sus labios, entonces eso era información para la mujer enfrente suyo y para Azuka por supuesto. Entonces la idea era simple...si no confías en nadie, solo te queda una simple alternativa. Manejar, de cierto modo, el flujo de información. No revelar nunca tus intenciones reales y contar intenciones aparentes, parciales. Hacer que los demás traidores y oídos entrometidos escuchen lo que quieran. La realidad siempre sería divergente de lo que habrían escuchado. Es más, para con sus oficiales, pocos eran los que realmente trataban asunto con él. Por el contrario, Victor había hecho un par de pruebas y había comprobado que de hecho, cinco de sus oficiales, se mentían entre sí y otros tantos, habían sido descubiertos en encuentros con Cainitas o enviando información. No los mandó a encerrar, ni nada por el estilo. Por el contrario...saber que estaban allí beneficiaba mas aún su regla numero uno. Manejar el flujo de información...al menos en los temas que eran relevantes realmente. Evangeline podría pensar que estaba al tanto de todo, pero bueno, hacerlo sería una gran subestimación para con el humano que tiene enfrente en este momento. Nadie revela todos sus movimientos, ningún buen jugador lo hace. Ella no lo haría nunca, ¿ Por que el habría de hacer lo mismo?

Y de nueva cuenta, algo que realmente ya había visto venir. Un intento final, para evitar que aquella información saliera de aquella mansión. Sí, por lo visto, según le acababa de informar Evangeline, los demonios estaban llenando de explosivos uno de los tantos pasadizos y túneles subterráneos que allí había. Si bien la información había sido un dato extra que no esperó, mas si consideró en sus planes, el hecho de que los demonios intentaran volar aquella mansión fue algo que el Comandante realmente había considerado dentro de lo que iba a suceder aquella noche. Un movimiento predecible sin duda. Después de todo, nada como lo que ellos acababan de hacer, podría siquiera pasar un poco desapercibido. Lo que le sorprendió por otro lado, fue la reacción de Evangeline. Por lo visto ella no estaba allí sola después de todo. No, para nada. No era estúpida e ir allí sin algún tipo de plan era algo que una persona estúpida haría. Y ese no era el caso. Al escuchar lo último que decía la mujer, Victor no pudo evitar soltar un suspiro y una pequeña risa. Negó ligeramente al momento que miraba de reojo lo que había a su alrededor, al momento que miraba por última vez...aquél panorama. Una imagen que no se borraría nunca de su mente.

Sin decir nada aún, comenzó a caminar con mucha tranquilidad hacia la salida de aquella habitación. No sin antes soltar un escueto y simple. - La situación 3 es lo que nos incumbe, saben que hacer, señores. - Ya no había nadie en la puerta de aquella habitación, su cinturón con su arma, granadas y cuchilla, estaba colgado de un clavo que sobresalía de la pared. El comandante lo tomó y sonrió con tranquilidad, al momento que miraba a la mujer de reojo y de un movimiento rápido arrojaba al aire, hacia arriba...ligeramente hacia ella...un pequeño transmisor. Le guiñó uno de los ojos y desapareció de allí. Tenía que ocuparse de los humanos antes de conversar con ella. Antes de decirle lo que era debido. El transmisor funcionaría cuando el encendiera el suyo, por supuesto. Funcionamiento dual.

_________________

En los pisos inferiores de la Mansión.

Tan solo medio minuto después de que Victor se alejara de Evangeline.


- ¿ Han llevado todo a cabo? No tenemos mucho tiempo si lo que me han dicho es cierto...¡ Williams ! ¿ Los prisioneros están en la ruta asegurada por los equipos Beta y Alfa?

- Así es señor, todo se ha realizado como usted lo ordenó. ¿ Que es lo que estuvo haciendo ahí arriba?

- Nada relevante, Sargento. - Victor se puso el transmisor que funcionaba a la par del de Evangeline en el oído libre, pero sin encenderlo. Entonces con una rapidez atípica en un humano, abandonó aquél establecimiento en compañía del equipo Omega. Al estar todos a una distancia de cierto modo...segura. Victor sonrió, mientras se encontraba sentado en un pequeño acantilado, observando el panorama de aquella mansión. Tan perfecta, tan bella. Un panorama tan bello, que desapareció de un momento a otro. Victor sonriente, activó un pequeño interruptor y voló aquella mansión con unos explosivos que Pentex le había proporcionado. Claro que aquello no lo hizo, sin antes susurrar..." Menos de un Minuto, Evan." para que su conocida estuviera al tanto que los demonios no eran los únicos con las intenciones de volar todo al carajo. - El plan ha sido un éxito, Sargento Williams, Vaya con el resto, ya los he de alcanzar. Si algo me sucede, usted quedará al frente de todo el movimiento humano. - El Sargento no pudo reaccionar, que el Comandante casi lo golpea para que se retirase.

____________

Zona Cero, minutos después de la explosión.

Bosques de la Zona Cero.

Victor se encontraba sentado en un árbol, en una rama de un árbol para ser mas precisos, tendido boca arriba en la misma, observando con tranquilidad el cielo que se encontraba sorprendentemente estrellado. No pudo evitar sonreír y suspirar ligeramente ante aquél nuevo panorama. Uno que distaba mucho del panorama de destrucción que el mismo había dejado en la mansión. No se encontraba realmente preocupado por la aparición de mas demonios, la realidad era que la explosión de la mansión, sería lo que realmente llamara la atención, mucho mas que la presencia de un humano en un árbol, mirando el cielo en completo silencio. La sonrisa desapareció al momento que encendía de nueva cuenta aquél transmisor. Era hora de responder.

- Không có gì là miễn phí trong thế giới này - Dijo con completa naturalidad y tranquilidad. Esperaba realmente que la mujer llevara puesto aquél aparato que el le había dado. El idioma era ciertamente el Vietnamita, uno de los tantos que el había tenido que aprender. Nada es gratis en este mundo. Algo muy apropiado. - No puedo aceptar tu ayuda por muchos motivos diferentes, mas allá de que debo reconocer el hecho de que estás en lo cierto en la mayoría de las cosas que dices. Lo cierto es que la raza humana necesita aliados con desesperación, pero debo comentarte algo con respecto a ese tipo de alianzas. - Había retomado el idioma convencional, para no andar utilizando tanto idioma diferente, pero le haría una demostración mas. - Nada es gratis en este mundo y la ayuda que tu comentas, no es mas que un acto de interés. Sí, como tu bien dijiste anteriormente, nada es gratis y no quiero siquiera pensar que es lo que la humanidad pasará a deberle a los Hijos de Caín si ellos mismos se acreditan la salvación de la especie. Nos consideras el futuro y está en tus intereses que estemos en deuda con ustedes, no hace falta negarlo, por el simple hecho de que es algo innegable, lo ha sido desde el comienzo de los tiempos. Los seres con uso de razón, nunca hacen nada de forma desinteresada...

Tras decir aquello, un suspiro escapó de los labios de Victor, al momento que retomaba la palabra.

- Sin embargo, mas allá de mi negativa, lo que puedo hacer, es una pequeña corrección. Hay un término en lo que tu dijiste, que es sencillamente erróneo. Nunca seremos amigos, Evan, creo que estás muy al tanto de eso. Considero incluso que la utilización misma de la palabra no es mas que un intento de crear cercanía con un ser inferior. Pero la realidad es que la amistad entre personas como tú o yo, no existe. No al menos, en el nivel en el que nos encontramos. Mi raza y la tuya nunca serán aliadas por completo, sin importar de cuantos espías tengas dentro de la fortaleza, que créeme, se que son muchos. - Tosió un poco y luego continuó.- Los aliados no son amigos y por ahora, nosotros permaneceremos en amnistía. Nada de alianzas...y por cierto, cuando digo que no me fío de nadie, es en serio...ni siquiera en mis científicos o Sargentos. Y creo que hay una última cosa que decir...

Tomó un poco de aire y sonriente, dejó que de sus labios salieran las siguientes palabras.

-Questo è niente di più che un gioco di scacchi, ho meno pezzi, ma non con meno movimento. Un animale non è più pericoloso di quando è spalle al muro. - Al terminar, hizo una pequeña pausa y pasó a concluír la comunicación. - Alla prossima conversazione interessante, Evangeline.

Apagó y destruyó el aparato transmisor y se bajó del árbol. Para emprender el retorno a la fortaleza.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leaders and cheaters

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.