Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Mensaje por Invitado el Dom Feb 03, 2013 1:55 pm

23 de Junio de 2014
calles de la Zona Cero
8:00 pm
Las calles se encontraban desoladas, una extraña ventisca aparecioy azotaba con una furia no vista en décadas ,las calles cubiertas por la nieve y el hielo acumulados por días , una luz se encendió en el cielo , una llamarada de fuego detrás de los edificios inertes que se erguían firmes ante el aire helado ,era la luna, ya casi llena ,que se asomaba por el este ,apuñalando las sombras y brindando un poco de esperanza a quien la viera , la noche era joven aun pero el viaje en la oscuridad apenas empezaba .

Después de varias horas de caminar ,otra vez unas neblinas heladas envolvían el ambiente ,entonces fue cuando vio lo que hacía horas buscaba frente a él se erguía una fachada grisácea que con forme el ángel avanzaba hacia ella, el color de los muros se aclaraba hasta casi convertirse en blanco , allí estaba , una catedral ya olvidada hace mucho pero que se conservaba por un poder oculto que la cubría, ajena a quienes no eran invitados o a los poderes de la maldad .

Sus paredes eran altas estilo Barroco , adornadas con innumerables esculturas de ángeles en todas las posiciones y motivos diferentes , algunos tocando arpas , otros esgrimiendo lanzas u espadas ,y otros sanando a los caídos. La puerta que daba acceso a el interior eran dos enormes laminas forjadas en hierro con montantes de acero tomados en las paredes que las asían fuertemente .Las puertas estaban custodiada por dos altas columnas a cada lado con altos bastiones de piedra sobre los muros haciéndolas resistentes a cualquier golpe o intento de penetrar a la fuerza, también poseían un encantamiento que les daba ventaja sobre los hechizos y armas demoniacas. Al lado derecho de las puertas se encontraba el campanario una sola gran torre esculpida y tallada de una sola pieza de roca ………….

El joven extendió su mano derecha una luz blanca envolvió la palma de aquel ser, encontrando respuesta en la cerradura de aquella hermosa y trabajada puerta , un ruido sordo se escucho y las puertas comenzaron a abrirse lentamente hasta quedar completamente abiertas . Thyrum comenzó a dirigirse hacia el interior de aquellas estructuras

Aquel lugar era bellísimo la puerta daba a un amplio salón de cinco naves ,custodiado por más de veinte columnas que sostienen el techo abovedado de gran altura . Los pilares de separación de naves son cilíndricos con ocho semicolumnas adosadas con el fin de recoger los arcos fajones, perpiaños y cruceros. Las bóvedas de dichas naves están adornados con bellos vitrales .

El Ángel sonrió y fue directo al centro del salón y para su sorpresa no había llegado nadie así que tomo asiento y se dedicó a aguardar a los invitados, esperando que todos hubieran recibido sus invitaciones , invitaciones que el mismo escribió y envió hace tres días a los seres de luz con la fecha y la manera de como dar con aquel lugar que el custodiaba con mucho celo ,aquella reunión era de suma importancia para el porvenir del mundo ..................... de pronto el sordo sonido de la puerta volvió a escucharse el primer convocado había llagado
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Mensaje por Invitado el Dom Feb 03, 2013 9:16 pm

Al caer la noche era cuando más eran aclamados, cuando se les necesitaba para iluminar las sombras cual la luna plena que se alzaba en el firmamento y velar junto a las camas de los niños que buscaban dulces sueños. Los ángeles atendían cada plegaria siguiendo las indicaciones directas del Creador, sólo que sus labores se habían intensificado de un tiempo a hoy pues con el tiempo transcurrido, el Hombre parecía querer encontrarse con el Fin del Mundo que erráticamente presagiaban. Dios tenía un plan diferente y si los demonios se habían liberado entonces las fuerzas divinas no se harían esperar.

Hombre y Demonio es una combinación delicada.

Los pasos de Evannah, ángel custodio, se acentuaban con el incienso que purificaba el sendero por el que andaba con calma. Nunca tenía prisa, sus movimientos eran gráciles, imperceptibles como una caricia de viento. No abusaba de las habilidades de su cuerpo, procuraba mantenerlo en la mejor forma posible, tanto saludable por dentro como por fuera; era un regalo del Señor, esa corporeidad tan nueva para su existencia le parecía fascinante, la anatomía funcionaba de una forma perfecta e incluso en cada bocanada de aire, cada latido o cuando se le erizaba la piel al contacto con el ambiente se maravillaba del milagro de la Vida.

Su misión no era sencilla pero la aceptaba con gusto, aún cuando no le había sido impuesta pues desde la partida de su custodiada sus intereses estaban puestas en la humanidad con todo y sus defectos. Fue cuando el primer ángel rebelde comenzó con todo el alboroto en las alturas que se comprometió de lleno, sin dudarlo bajó a habitar entre humanos y en ese hoyo neoyorquino que muchas lágrimas le había costado al realizar su rol de mensajero de Dios. Hasta entonces había mantenido contacto sensorial con sus hermanos, reconocía la presencia de los que se encontraban hombro con hombro en un plano material y uno de ellos había decidido citarlos para buscar una solución más eficaz a la situación del mundo.

Llevaba dentro de su bolsa estilo mensajera la carta escrita con pulcra caligrafía, iba sobre los caminos que debía pisar, la luna le hacía compañía por su viaje, ambas vestidas de blanco; la luna con su habitual indumentaria mientras que Evannah llevaba un largo vestido descubierto de la espalda para el momento de desplegar sus alas. No calzaba zapatos pues podía sentir la naturaleza palpitando bajo sus pies, sin embargo éstos no se alcanzaban a ver bajo sus ropas. Su apariencia era sencilla, ella lo era.

No había duda de que estaba cerca de llegar al lugar señalado, lo percibía en el cambio del aire, ese sitio no era de fácil acceso y era privilegiada al haber sido invitada a cruzar lo necesario para poder atestiguar la existencia de una catedral de sublime infraestructura, un bello templo que agradaba a la vista y hacía brincar el alma de los mortales con gusto, a ella le provocó una expresión de calma al saber que estaba en el punto ideal. Llegando hasta el portón que ya había sido abierto se detuvo y con ella el vaivén del incensario que colgaba de su pecho junto al agua bendita. Llamó a la puerta para anunciarse, procediendo a entrar para reunirse con el que ya se encontraba dentro. El eco era denso, sus pasos resonaron casi con brusquedad pero no inmutaron a los varios pares de ojos esculpidos de imágenes remembrando seres como Evannah.

-Hermano.-Saludó con voz suave al estar a unos metros de Thryum. Inclinó la cabeza por un instante y al levantar la vista posó su mirada ojiazul sobre el otro ángel. Quedaba aguardar para que llegaran los demás, que no se demoraran por razones desagradables, tan sólo justificables por estar redimiendo algún alma perdida.- Me llena de dicha estar aquí.- sus oídos percibieron ruidos del exterior.-Espero que no se trate de esos seres oscuros...-murmuró mientras un ruido mayor se hacía presente: alguien más acudía a la cita.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Mensaje por Invitado el Lun Feb 04, 2013 3:23 pm

Nos habían citado, a los hermanos y a otros, aunque no imagino a quién podría más citar ¿humanos? ¿vampiros? Seguramente porque no veo el sentido de citarnos en este lugar, teniendo la catedral dispuesta para los ángeles. Releí la pulcra caligrafía, propia de un hermano y me pregunté si ya estará olvidando parte de la vida anterior. Un mes, dos meses habíamos estado en este lugar y mi memoria estaba viéndose perturbada, Pero eran los riesgos que corrimos todos cuando nos enfrentamos a la decisión de seguir en el cielo, indolentes ante el dolor de las criaturas de la tierra, o bajar a luchar...

Guardaría aquella nota entre las páginas del libro que estaba leyendo, mi afición por la lectura se mantenía, como trono, escribía sobre los actos de los humanos y de su historia en el gran libro de la vida, pero lentamente aquello se iba haciendo más y más difuso. Tendría que hablar con Haziel, él debe saber que está pasando ¿o esta reunión será para tratar aquello? No, no era la caligrafía de Haziel, así que debía ser de alguno de los otros hermanos que habían bajado a cumplir lo que creían que era lo correcto.

Aguardé la hora de la llegada, sentada en el campanario de la iglesia, tenía una manzana entre mis dedos, roja como la mismísima sangre, una pequeña ironía del la historia del hombre pensé, y me dediqué a ver quienes llegaban, aunque la concurrencia era bastante tímida, sólo dos hermanos había entrado en la catedral, el primero, sin más, había abierto las puertas, asumí que era quien nos había citado tan misteriosamente. Entré en el campanario, y bajé sus escaleras, tarareando una melodía de niños, la que le cantaba a los pequeños que para que durmieran sin pesadillas.

Llevaría a la primera planta, y escucharía la voz de mi hermana Evanna su presencia llenaba de una calma que sobrecogía el corazón de quién estuviera cerca de ella, y estaba también mi otro hermano, de cabellos plata, pero sus alas... sus alas se habían vuelto un poco más oscuras que las mías y las de Evanna...

-hermanos, buenas bendiciones son las que sobre vuestras cabezan, coronan- les hice una reverencia, y miré directamente a los ojos de mi hermano -¿que ha pasado con vos?- pregunté, una pregunta abierta en donde él podría responderme lo que estimara conveniente, puse mis manos detrás de mi espalda y me balancee un poco sobre mis talones -pero bueno... bueno... ¿cual es el motivo que nos congrega? Haziel no nos reunió... asi que asumo que es otro hermano quien nos ha llamado - sonrió y bostezo un poco -¿alguien quiere manzanas? tengo unas cuantas - les digo, tenía un morral de cuero que me cruzaba el pecho, y estaba lleno de manzanas y otras cosas que había encontrado y que podrían ser necesarias.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Mensaje por Invitado el Mar Feb 05, 2013 11:49 am

-My lady, os ha llegado una nota….

-De quien es, Lestat?


-No lo sé, solo pone su nombre en el sobre….


La mujer de cabellos plateados levanto su vista por primera vez de lo que estaba escribiendo y leyendo….sus ojos azules se clavaron en su sirviente….

-Y quien la ha traído?


-He de reconocer, que no lo sé, solo apareció en la mesa de la entrada….

Evangeline se levanto con tranquilidad de su asiento, la bata blanca hacia que parezca mas sería…su pelo recogido en un improvisado moño agarrado con unos lápices hacia que su aspecto sea totalmente de una científica o alguien aplicado al estudio….con suavidad la mujer acogió el sobre de las manos rudas de su sirviente….miro a los ojos del vampiro….quien hizo una reverencia y se retiro de sus aposentos….Los dedos y ojos estudiaron el papel y la letra de aquella carta….el olor a flores y incienso…hizo que la mujer frunza su ceño…mirando con cierta desconfianza…pero aun así abrió la solapa y saco de ahí una invitación…la caligrafía era exquisita….el tamaño de cada letra era harmonioso….los ojos de ella recorrieron el papel…una reunión….

Miles de preguntas asaltaron la mente racional de aquella mujer, pero no parecían tener respuesta…tenia curiosidad sin duda alguna la tenía…de hecho, no dejaría esta invitación sin respuesta….la hora y el lugar de la cita la eran conocidas, tan solo quedaba una hora para aquel encuentro, tenía que apresurarse….

Con gráciles y rápidos movimientos la mujer se despojo de su ropa de trabajo para meterse en algo mas formal…algo mas adecuado, o es lo que cría…un vestido negro largo que resaltaba su figura…tapo una peculiar pulsera con uno de los guantes que llego hasta el codo….no dejando ver su blanca piel…dejo su larga melena plateada suelta y se puso una chaqueta sobre los hombros….

Su camino era tranquilo, el caminar de la mujer por las calles en ruinas era pausado…de hecho no tenía prisa…tan solo curiosidad…porque estas invitaciones no eran algo habitual…miraba de reojo cada edificio, disfrutando de la estampa…al fin sus pasos la llevaron hacia una catedral… la vampiresa se quedo por un momento quieta admirando la arquitectura….era un enorme deleite para la vista…demasiado “divino”, pero sin duda alguna era un sitio único…la mujer se acerco a las pesadas puertas de forja que acaricio con la mano fría….antes de entrar…el olor a incienso era demasiado intenso…a caso la habían convocado a una reunión de seres mas que peculiares…quien serían..??...Al fin, la pesada puerta chirrío y ella entro hacia dentro…un hermoso lugar con todo detalle arquitectónico imitando la época barroca…deseaba estudiarlo…pero no pudo…había seres dentro…seres diferentes a todo lo que había visto…Ángeles…

Los pasos de la vampiresa se pararon….con la puerta abierta tras ella…mientras sus cabellos se agitaban por la brisa…miro a todos los presentes…y ladeo la cabeza….antes de hacer una reverencia…

-Buenas lunas, a todos…he recibido una invitación....no tengo muy claro para que exactamente, pero….Oh! perdonen….me llamo Evangeline Romanova y es un placer estar con vosotros en este momento…

Decidió no proseguir con mas palabras, ya que esto la parecía de lo mas extraño y de lo mas interesante…asíque avanzo con paso firme por el pasillo hacia el centro de aquel edificio….y miro a los ojos de cada uno de los presentes….seres de increíble belleza y luz…sin duda eran Ángeles….el olor los delataba y no solo esto, sino que la sensación de los demonios era casi la misma pero con ese toque de oscuridad que aquí era sustituido por esa sensación de luz mas pura…quien se habrá equivocado enviando a alguien como ella una invitación y porque??....Pero ya que estaba ahí….debería de sacar el máximo provecho…una suave sonrisa apareció en sus labios….mientras contemplaba a los presentes….esperando alguna explicación de lo que estaba pasando….
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Mensaje por Invitado el Miér Feb 06, 2013 1:58 am

--saludos hermana --- dijo el ángel refiriéndose a su hermana Evannah ,haciendo una profunda reverencia a la hermosa mujer pero este no había terminado de saludar a la primera presente cuando casi al instante apareció la segunda chica un poco particular y con un saludo típico de los cielos .

Aquellas chicas eran bellísimas ,cuales estatuas de mármol blanco labrado por los mejores artesanos ,pero no ni aun así se alcanzaría a describirlas parecían mesclados en ellas la gracia, orgullo y frialdad .pero no ellas eran ángeles como podían tener tan crueles atributos, Tenían un rostro muy hermoso y largos cabellos altas y esbeltas

--saludos hermanas que la sabiduría y la esperanza guie vuestros pasos ---- respondió el ángel

---preferiría esperar unos minutos mas antes de revelaros el porque os he convocado---- agrego pero dicho esto un efluvio distinto inundo los atrios de aquel lugar el ángel dirigió su mirada a aquella figura femenina que estaba por ingresar a la catedra una sonrisa maliciosa se dibujó en su rostro

Aquella chica que saludaba era completamente diferente a las que se encontraban allí frente a él se encontraba “Evangeline Romanoba” como lo pronunciaron los labios de la chica , la chica vampiro de la que tanto había oído hablar, esta parecía frágil y débil pero a la vez fuerte y vigorosa, templada como el acero, sin duda parecería verdadera hija de reyes hermosa, hermosa y fría, como una clara mañana de primavera

-----uno de los invitados especiales ha llegado que bien ----- el ángel se dirigió a la chica y la beso en su mano .

----- es un honor conoceros hija de la luna ----
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Mensaje por Invitado el Miér Feb 06, 2013 7:47 am

Ahora te toca vivir.
Ya habrá tiempo de morir
hazte amigo de la adversidad
o nunca serás feliz.

Y algún día verás
que la vida es muy corta para llorar,
se tu mismo, eso nunca nadie
te lo podrá quitar.
Spoiler:



Él estaba allí, detenido delante de la iglesia a la que había sido citado. El cielo ya se había vuelto de un lustroso color azul aunque algunas nubes venidas del norte amenazaban con cubrir el bello cielo que hasta ese momento se había quedado observando. El cabello suelto color castaño oscuro caía por ambos lados de su rostro, rozando sus mejillas y cubriendo levemente los lados de su rostro. Sus orbes del mismo color, observaban la cima de la agrietada iglesia, allí donde esculturas de los ángeles se erigían vigilantes, tal como ellos habían sido en un pasado. —Vigilantes...—susurró el ángel guardián para sí mismo. Y esa tarea de vigilancia había acabado en el momento en que el nuevo rey de los cielos había desistido de proteger a la raza humana...el momento en el que los portales se habían abierto.

En su cabeza, podía escuchar las millones de voces pidiendo por sus seres queridos, buscando la paz. Aquellas voces en su interior, hacían que su pecho doliera cada noche...noches de oración, incluso entonces, muchos seguían creyendo que sus oraciones serían escuchadas. Y claro que lo estaban siendo. Haziel las podía escuchar, alimentando su alma y llenándole de fuerzas para continuar su sagrada labor, la tarea para la que había sido creado. Iba vestido como casi siempre: Con un par de jeans azules, una camiseta de manga corta en color blanco y un abrigo delgado y largo de tono oscuro (con dos pequeñas rajaduras a la altura de la espalda para poder darle espacio a sus alas). Sus pies, en esta ocasión también iban descalzos y el frío de la noche subía por ellos, haciéndole sentir vivo...humano.

De uno de los bolsillos de su abrigo, extrajo la carta que le había sido enviada en el día de ayer. Últimamente muchas cosas habían pasado, la reunión con el líder de los humanos: Victor, y sin mencionar los encuentros con algunos de sus hermanos y otros muchos habitantes de la ciudad. Así también había notado que la presencia de los demonios no se había hecho menos poderosa, la presencia de demonios de alto rango le tenía algo inquieto, pero aún así, en esta ocasión, la reunión que le esperaba de alguna forma, sería totalmente distinta a las que había tenido hasta el momento. Desde la iglesia podía percibir la fuerte presencia de otros de sus hermanos y también...bueno, no podía estar del todo seguro. Fue por eso que decidió retomar la marcha mientras de una de sus manos, pendía un crucifijo atado a su muñeca.

Una suave ráfaga de viento acaricio de pie justo antes de que su mano izquierda tocara la entrada y descorriera la puerta. Así se adentró en el lugar, esperando encontrarse con sus demás hermanos y con la presencia que había llamado su atención. Y tal como él lo pensó, al levantar la vista, vio a los presentes.
Haziel camino hasta quedar mas o menos cerca de los presentes. Se detuvo y realizó una reverencia a modo de saludo para todos los presentes. —Buenas noches mis queridos hermanos y...—en ese momento se giró hacia quien creía reconocer como una vampiresa. —Buenas noches, hija de la noche. —El castaño le sonrió a la albina y mantuvo aquella sonrisa para los demás presentes. Él sabía que tarde o temprano una reunión sería necesaria. Los humanos necesitaban ayuda y ellos no se la negarían, después de todo, la razón que había traído a Haziel a la tierra, era poder ayudarlos a reparar el caos que la abertura de los portales habría traído a todo el mundo. Nueva York solo era una pequeña porción de tierra en comparación con el resto del planeta, planeta que en algún momento también podía caer bajo la misma oscuridad en la que ellos estaban sumidos ahora. Y esperaba que sus hermanos en el cielo, pudieran ver la lucha que llevaban y en algún minuto, también se unieran para proteger la sagrada creación de su dios.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Mensaje por Invitado el Jue Feb 07, 2013 12:06 pm

El aroma a chocolate flotaba en la tienda, una chica dedicaba miradas coquetas a su novio para decirle por medio de su lenguaje corporal que mejor le compraba una caja de bombones o ella le rompía el semblante. La expresión aburrida de Orfiel era la misma de siempre, cuando entraba una de esas parejas. Se sentó en la butaca, a perderse en medio de las hermosas líricas de aquel libro de poesía. La cubierta desgastada se quedaba abierta, señal de haber sido leído incontables veces a lo largo de los años. Al cabo de unos minutos, la tienda quedó totalmente vacía. Sus largos y delgados dedos se tamborilearon sobre la fría y lisa superficie de la vitrina. Aquellos ojos llenos de un placer indescriptible, se extasiaron antes de tomar uno de los chocolates amargos, y su delicada boca se hizo agua incluso antes del primer bocado. Poco a poco el chocolate se convertía en una espesa pasta en su boca, impregnando a su paladar con ese toque tal celestial que sus alas se estremecían por mero placer. Un sobre depositado con elegancia y cuidado sobre una de las mesas, de inmediato atrajo su atención. Cortó la distancia que la separaba de aquel objeto que de la nada apareció en su vista periférica y terminó por apoderarse de toda su atención, de ella. Lo sostuvo un largo rato entre sus manos, buscando un indicio sobre el remitente del sobre. Se leía con una caligrafía bastante elegante, su nombre. La curiosidad creciente en su cuerpo, que se propagaba como una plaga, le obligó a abrir el sobre con velocidad. Sus ojos, más claros de lo normal, inyectados con el placer de haber comido chocolate y la adrenalina de lo que podría ser algo relevante, captaron todas y cada unas de las palabras escritas. Se sintió ligeramente extraña, como si dentro de su subconsciente, esperase otro tipo de noticias.

Cerró el negocio antes de la hora, y caminó directo al santuario para poder dedicar un par de minutos a meditar, y a rezar. Aún con aquella fe en su interior, aferrada a que su señor padre estaba en algún lado, velando como siempre por sus hijos. Él la había creado con aquel cariño y amor, con el que ella le correspondía ciegamente. Preparó un baño rápido, y esperó con aire aburrido en el living room a que la noche comenzara a hacer acto de presencia.

Una oleada de melancolía fue la única compañera de la castaña en aquel departamento que conseguía pagar gracias a los ingresos de su tienda. Sus ojos perdidos en la oscuridad, anhelaban el regreso de aquella época en la cuál las cosas iban bien en el reino de los cielos. Se recriminó que lo hecho, hecho estaba, antes de llevar la fina copa de cristal a sus carnosos y rojos labios. Un trago breve, la devolvió a la realidad. Parpadeó, aburrida terminando de una buena vez el liquido borgoña con sabor añejo que tanto le gustaba consumir diariamente. De pie a su ventana, seguía con la mirada el sol ocultándose al horizonte. Finalmente el ocaso estaba comenzando, lo que indicaba que en breve minutos ella debería recurrir a la reunión. Acomodó sus indumentarias, dejando que aquella mata de cabellos ondulados cayesen con cuidado y elegancia a sus costados. Su túnica negra como el petróleo, ondeaba al son del viento nocturno. La vista de la ciudad a esas horas, en aquellas épocas sencillamente era un espectáculo digno de admiración. Cubrió su blanquecino rostro con la capucha, y salió del lugar a penas terminó con los preparativos para abandonar su morada a aquella curiosa reunión.

El gélido clima del invierno impactó contra sus sonrojadas mejillas, y estremeció levemente el cuerpo humano. Pasaran los años que pasaran, aquella sensación siempre le produciría lo mismo. Sus pies se enterraban en la nieve que estaba por el camino, y aunque a esas horas las calles estuviesen en total soledad, sentía las miradas de los curiosos por sus ventanas, quemando su nuca. Se sintió tan llena de ganas de patear sus rostros, y al mismo tiempo indiferente a ser su objetivo por curiosear. Su menuda figura andaba con sigilo entre las callejuelas, y cuando finalmente estuvo relativamente cerca, aceleró el paso a la velocidad máxima, y se detuvo en el umbral de la puerta, contemplando con ojos fascinados la arquitectura del lugar en el cual se reunían. Pero pronto aquello se vio opacado, por el majestuoso resplandor de la luna llena flotando en el cielo, bañando su rostro con una luz platinada. Tan inmóvil, y con aquella hoz de luz, podría jurarse que se trataba de una de aquellas esculturas de Mármol.

Penetró en aquella habitación, y a penas se halló a salvo entre los muros, retiró su túnica dejando a la vista aquel rostro tan sereno e impasible; que irradiaba un brillo único e irrepetible, invitándote a respetarle y temerle, o a odiarle con todo tu ser. Saludos. musito con su voz aterciopelada y con el porte que solo el tiempo sabía darle. Se desplazó hasta una de las sillas y tomó asiento sin inmutarse por la presencia de la vampiresa. Pero si alerta a sus acciones, y mostrándose siempre educada. Curiosos invitados, dime, ¿Cuál ha sido el motivo por el cual nos hemos reunido? usó un tono de voz tranquilo, seguido de una sonrisa decorando aquel rostro inocente. Como era tan común en ella, decir las cosas que pensaba sin ningún tipo de escrúpulo ¿Para qué cohibirse y morir con la duda? Si bien podía emplear un tono de voz adecuado y las palabras exactas para preguntar lo que quería, y obtener respuestas concretas.

En ocasiones, la actitud tan directa y engreída del ángel del caos, era tomada como una actitud grosera e impertinente. Su pensamiento era demasiado complicado para que cualquiera fuese capaz de entenderlo. Aquellos aires de tener el mundo a su pie, la caracterizaban. Incluso en ese momento en el que permanecía erguida en su asiento, observando a los presentes con aire ausente; dejaba en claro que aquella criatura había vivido demasiado tiempo como para considerarse una igual. Se notó en su saludo, nada que pasara de la educación. Solo con un ser se había mostrado amable y cariñosa, su señor creador. Y solo a él le rendía cuentas. Punto.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Mensaje por Invitado el Dom Feb 17, 2013 11:32 pm

Los ojos azules y gélidos de la mujer observaban con curiosidad a todos los presentes…sus portes…sus formas…sus miradas….todo era de gran interés para ella…y es que se daba cuenta que estaba ante seres muy diferentes de lo acostumbrado…seres que ahora bajaban a este mundo para compensar el caos y frenar dentro de lo posible la Apocalipsis…sin duda amantes de la humanidad y el orden perfecto….

La vampiresa escudriño entre todos ellos…realmente aun no entendía que era lo que estaba haciendo ahí…sin duda era una integrante muy rara de este grupo…todos eran seres de la luz….pero ella…ella era una criatura de la noche….era la maldad personificada…porque invitarla??....

Un bello ángel, se acerco a ella y la tomo de la mano….los ojos de ella se encontraron con los de el…valorándolo….era un hombre atractivo de cabellos plateados como los propios…..era alto y lleno de esa luz que ella podía percibir en cada célula…tenía sensaciones contradictorias….Y de repente ese beso calido en su piel….Evangeline observo el tatuaje y los ojos azules….era alguien demasiado curioso….a caso ha sido él quien la invito….???

-El honor es todo mío….querido, ser de la luz….

Los ojos azules de nuevo se encontraron tras una reverencia que le ofreció a aquel hombre….ciertamente, era curioso ver la atención y los magníficos modales de este ángel…aun no conocía su nombre…pero lo haría…porque la llamo demasiado la atención….

Las sensaciones eran extrañas….y los olores de santidad eran muy fuertes…sin duda la reunión estaba hecha para reunir a seres en busca de soluciones a la situación en la que se encontraban el mundo…ella lo comprendía….comprendía que ni si quiera los ángeles solos podían con todo…necesitaban ayuda de los seres más “comunes” que ellos….de alguien como los vampiros….lycans o humanos???....demasiado interesante….De seguro que hasta el orgullo y el “amor” que profesan ellos, no eran suficientes para solucionar este mundo…A Evangeline no la costaba leer a todos los presentes por su forma de actuar…sus ojos azules…viajaron hacia las mujeres que ya estaban ahí…eran sublimes…bellas…frágiles…sin duda un regalo para la vista de cualquier ser…demasiado perfectas….en su opinión…pero q se esperaba de una vampiresa y más de una como ella…que consideraba “bella” la visión del mundo apocalíptico…consideraba “perfecto” el mundo tal y como esta ahora…y es que ella veía un principio donde muchos creían ver el final mas absoluto…adoraba la visión macabra…más que sublime…y es que los ángeles tenían demasiadas emociones….hasta los demonios las poseían…Las miradas de la chica eran frías, pero no eran en modo alguno desafiantes o de enemistad….más bien son eran de curiosidad, valoración y puede q hasta cierto respeto….una leve sonrisa apareció en sus labios…al volver a mirar a Thyrum….y ahora a un nuevo hombre…que entraba descalzo…

Haziel…otro ángel masculino…de cabellos castaños largos desordenados….tenía aspecto algo dejado…pero no la desagradaba esa visión….los ojos eran del color del chocolate….era alto…como Thyrum….sin duda, eran todos de rasgos y aspectos perfectos….podía sentir un poder inmenso concentrado en aquellas paredes…sin duda era una reunión de lo mas peculiar….
Evan hizo una reverencia al nuevo ángel…que la saludo con una sonrisa….una propia adorno sus labios…antes de responder…

-Buenas lunas….hijo de la luz….es un placer, estar con todos ustedes….

Respondió….mientras tomada un espacio algo apartada de todos ellos, observándolos…desde su posición…y es que la era de sumo interés cada uno de ellos…Evangeline aprendía de cada uno de ellos…les estudiaba y memorizaba….esperando la explicación de porque estaban ahí reunidos y que es lo que necesitaban….y más aun que deseaban de ella…a caso, una vampiresa podía hacer algo por los ángeles….

Una mujer de cabellos azabache entro y tomo asiento….la observo por unos instantes….sin duda era alguien interesante…tenía una presencia peculiar…y además esa forma tan directa de hablar….Evan se acomodo en su sitio….mientras regalaba una reverencia a Orfiel….pero sus ojos al resto de los presentes…no sabía si esperaban a alguien más o esto era todo…pero sin duda era hora de que las cosas sean aclaradas….


Off:
Deberíamos de establecer un orden de posteo….para saber cuando le toca responder a quien, q os parece??
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Mensaje por Invitado el Jue Feb 28, 2013 1:37 pm

El ángel soltó la mano de la chica se dirigió rápido como un relámpago hasta el centro de la catedral ,al lugar donde debería estar el altar desde ahí observo a todos los presentes ,una poderosa luz emano de él recorriendo todo aquel lugar sagrado abrió sus seis alas y ahora la vestidura blanca centelleaba y hablo

-¡Salve, hijos de los cielos he invitados especiales ! veo que han venido muy pocos a mi llamado porque he sido yo quien los convoco y dio la manera de encontrar esta última fortaleza este último bastión de los cielos que brinda protección a quien la necesita, en este inhóspito lugar . He aquí que la tempestad se aproxima y ahora todos los amigos tendrán que unirse, o serán destruidos , cuanto me hubiera gustado que más hermanos estuviesen aquí


-Sé que han caminado mucho y aguardado a que se les de explicaciones, así que ha llegado el momento de que las reciban , son muchos los siglos que han pasado desde que vi a muchos de ustedes mis hermanos hijos de la luz , veo que al igual que yo decidieron exiliarse al mundo de los hombres a quienes tanto amamos pero ese no es el punto las sombras crecen ahora mismo mientras hablamos y debemos decidir si nos quedamos de brazos cruzados o tomaremos parte en el asunto
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ultima Esperanza (Angeles ,Humanos ,Evangeline Romanova )

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.