Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

"There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Mensaje por Invitado el Dom Feb 10, 2013 6:55 pm

Primavera, de algún tiempo lejano, o quizás cercano.

Aquel sol en el ocaso, ilumina su semblante de porcelana. Aquel rostro puro cuyos únicos rasgos que delataban el pecado cometido alguna vez, se reflejaba en los espectaculares ojos color chocolate oscuro. Disfrazando ese toque de maldad, con la travesura y risas de los pasados. El viento sopla con calma, despeinando su abundante cabellera caoba. Los rizos danzan sin ningún ritmo en específico, libre de ataduras, se ciñen a su esculpido rostro acariciando cual pétalo de una rosa su tez. Desvió los ojos del cielo, al tiempo que su menuda figura se retiraba. Su apariencia, siempre conseguía llamar la atención de los seres que vagaban por la ciudadela. Un vestido color borgoña, cae por debajo de sus rodillas, ceñido en la parte superior hasta la altura de su delgada cintura, con un lazo un tono más claro amarrado coquetamente alrededor de la zona por debajo de su busto. Zapatos bajos combinados con su vestido, y el cabello rizado cayendo pulcramente hasta su cintura. La actitud de tenerlo todo bajo control, pacífica y con ese pequeño sentido de curiosidad que le mantiene alerta a todo momento.

Pero en ese instante, llevaba la mirada perdida. Ajena a lo que estaba sucediendo en su entorno. Los recuerdos del pasado la sumergían en un mar lleno de dudas y súplicas por el volver. Le resultaba demasiado complicado observar a su alrededor, sin sentir asco. Ella no pertenecía a aquel lugar, debió quedarse en su cómodo asiento contemplando con expresión vacía aquel caos. No fueron sus instintos lo que las impulsaron a actuar, fue aquella idolatría a su señor padre lo que la obligó a tomar riendas sueltas en el asunto. El canto de las aves comienza a apagarse, y su andar se detiene ante el magnífico manzano que se yergue frente a sus ojos. La chica emanaba una paz que nada conseguía entender del todo ¿Cómo es posible que luzca tan serena, cuando apenas se descuidan va y hace un desastre? La delgada mano de la joven se estiró, envolviendo entre sus finos dedos blanquecinos el fruto de un color carmín bastante llamativo. Tírole con suavidad, arrancando así de las robustas ramas la manzana. La sostuvo entre sus manos, con la delicadeza de sentir que se quebraría en miles de pedazos cual cristal frágil. Tan fresca, tan perfecta. Un mordisco bastó para comprobar que la gama de sabores producía un placer profundo en el paladar de la castaña.

Con aquel suculento bocadillo, caminó por las callejuelas del lugar. Pretendiendo que todo iba bien; claro que todo estaba a diez mil jodidos kilómetros de estar bien. Se negaba a rendirse ante las expectativas del mundo recuperándose. Pero se negaba ver a su padre triste por la pérdida de almas inocentes. Nada pasaba por coincidencia, las cosas no se dejaban al destino. Sucedían por una razón concreta, lejos del entendimiento de cualquier ser viviente en el mundo. Ella no cambiaría el curso de las cosas, si así debían pasar, así pasaban. Este pensamiento, puede ser tomado de un modo cruel, sus ojos llenos de disciplina se habían negado sin inmutarse más de una vez, a ayudar a aquellos que perecían. Si su padre quería que aquellos seres, por cosas del karma, les pasara aquellas cosas, no le llevaría la contraria. Los dioses no son dioses por mostrar misericordia; y por más que su padre creador tuviese ese toque lleno de comprensión y amor, movía las piezas de su tablero para sacrificar de vez en cuando un peón. No pasaban las cosas en vanos, te dejaban una enseñanza, una moraleja, los hacía más fuerte. Siglos escuchando las febriles oraciones de los mortales pidiendo fortaleza. Gracia le causaba aquello, pocos entendían que él no les daría la fuerza, sino la situación de la cual ellos debían tornarse fuertes. El paseo por las abandonadas calles la comenzó aburrir, jugando con la poca manzana que le quedaba detuvo su caminata. Depositó en el bote de basura la fruta, sonriendo a un niño que corría de la mano de su hermano mayor, aparentemente. Reposó su mano derecha a la pared más cercana, recargando su peso en esta. Poco a poco se fue acomodando al punto de quedar recostada a la pared. Sus brazos, ceñidos a su pecho, estaban cruzados. Tras un largo escrutinio a su entorno, sonrío ladina. - ¿Disfrutando del nacimiento de la noche? –interrogó con un toque divertido al hombre cercano a ella. -¿Qué haces tan solitario, Semyazza?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: "There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 11, 2013 5:53 pm

9 de Mayo 2014, 7:00p.m. en la ciudadela.


-La noche comenzaba a caer y algunos días al demonio le apetecía vagar por la ciudadela para ver que todo esté en el orden esperado, cosa que así era, además de vez en cuando elegía una cita para pasar la velada y si le agradaba incluso podía seguirse a una mañana. Aquel día no iba arreglado como era su costumbre, ya que casi siempre iba trajeado. Prefirió algo casual para su recorrido de esa tarde camisa tipo sweter y pantalón de mezclilla, así como una chamarra de cuero negro, sus ojos iban cubiertos por unos lentes oscuros tipo gota.

La ciudadela estaba en paz, si había algunos militares rondando como era su costumbre, pero había transito libre a los ciudadanos, después de todo, tenían una vida que seguir, era curioso que a pesar de haberse enterado de la presencia de lo sobrenatural y haber visto demonios menores en la apertura de los portales hace un par de años, ellos no se imaginaban que entre ellos vivían los seres celestiales de los cuales en verdad deberían preocuparse, aunque del caos también nace el equilibrio.

Pues bien, los pasos decididos del hombre lo llevaban por el camino que el destino le sugería ya que noches antes había visto un encuentro en las estrellas. En eso vio a unos pequeños hermanos saliendo de una calle, uno jalando del otro, el mayor vendía chocolates, solo que el pequeño ya quería llegar a casa, entonces los detuvo.- ¿Podrías mostrarme tu mercancía? – Y es que chocolate bueno era difícil de encontrar en esa época.

El chiquillo mayor paro a su hermano y mostro la mercancía, realmente Semyazza era el que distribuía la mayor parte de los víveres en el lugar y ese no era la excepción, pero había que fomentar nuevamente la economía humana, claro no a base del poder cainita en ninguno de los dos bandos. Por supuesto el hombre había examinado la mente y el alma de los jovencitos y encontró unas cuantas cosas interesantes, el siempre llevaba consigo algo que proporcionase medicamento para esas veces necesarias. Noto que el chocolate que vendía era 95% cacao, el mejor, al menos para él, si no es que fuera el 100%, pero el porcentaje en ese momento le pareció algo justo, le pago 2 barras y el pequeño revelo.- ¿Con eso podemos comprar el medicamento?- El hermano mayor negó.- ¿Qué medicamento requieren pequeños?- Menciono el hombre que les acababa de pagar las barras.- Es para el cáncer, mi mama necesita la solución de la quimioterapia.- Entonces el demonio les entrego una tarjeta.- Digan a la farmacia recién abierta que el hombre de la tarjeta les dijo que le entreguen el medicamento. No se los negarán, su pago será que lo administren bien y un par de chocolates más. ¿Qué dicen?- Si ese hombre siempre tentaba pero daba oportunidad a elegir.

Al estos pequeños aceptar y partir, escucho una suave vos, algo dulce pero a la vez tenía un dejo sexy, el demonio sonrió de lado, se quitó las gafas oscuras pues el ultimo rayo de sol se ocultaba, las colgó sobre su sweter, revelando unos ojos de un perfecto azul claro y miro a la joven que le había dirigido la palabra.- Es un evento del que todo ser celestial disfruta y algunos hasta cantan a los oídos de nuestro señor Padre. Creo que lo sabes Orifiel.- Esto fue lo que respondió a su primer pregunta. El escuchar su nombre de los labios de un hermano le hizo sacar una amplia sonrisa y es que lo había reconocido a pesar de tanto tiempo y de diversos tiempos en el pasado en el que también se habían encontrado y es que él sabía que a pesar de que sabe que es un demonio, Orifiel siempre le hablo como el ser celestial que era, pues fue el primer creado entre todos. Se acercó.- Haciendo que el destino llegue a nuestro encuentro Orifiel. –Le entrego el par de chocolates que los pequeños le habían dado extra y es que él había planeado una cena para ese encuentro.- ¿Gustas acompañarme a cenar?


Spoiler:
Te dejo más o menos el atuendo de como se vería Semyazza:

Y como sería su sonrisa:

Y ambientación, que fue la canción con la que me inspiré:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: "There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Mensaje por Invitado el Miér Feb 13, 2013 8:07 am

Presenció la escena, en silencio. Contemplando como en un segundo, la esperanza de aquellos niños había incrementado de manera inverosímil. Sus ojos, antes apagados, ahora irradiaban felicidad como dos luceros en medio de la penumbra. La chica pensó que la esperanzas era algo poderoso, demasiado. Te impulsaba a conseguir cosas de las que no te creías capaz. La muchacha no apartó sus ojos de los de él. Bastante curioso lo que has hecho por aquellos niños ¿O acaso planeas que cuando lleguen a la farmacia se sorprendan con una tarjeta falsa? Soltó bromista, impulsándose con cuidado hacia adelante. Ladeó el rostro, examinando al demonio. El mismo ángel del caos, socializando con los que serían sus enemigos naturales. Ante aquel escrutinio ella se percataba de todo, sus posturas, sus prendas, sus fortalezas y debilidades. Llámalo instinto natural, pero una cebra nunca se sentiría segura del todo al lado de un cocodrilo. Una sonrisa divertida se aventuró a formarse en el semblante de marfil. ¿Celestial? ¿Acaso debo recordarte a qué bando perteneces ahora? la chica se detuvo de pie, frente a él, siempre sonriente. El humor del ángel podría ser bastante pesado, como bien inocente. No era secreto, que en los días de pureza del hombre frente a ella, en el cielo como ángel, ella había comenzado a tenerle cierto respeto. Más de una ocasión compartió un combate de cuerpo a cuerpo, claro que amistoso. A ella le lastimó bastante, el ver como su alma se estaba consumiendo por los pecados. Y como poco a poco perdió su rango de ángel. La confianza que ambos se tuvieron en algún momento, prevalecía, al menos por parte de ella en ciertos aspectos. Si algo tenía Orfiel, era que nunca se callaba uno de sus comentarios.

El destino no es algo en lo que sea fiel creyente, lo sabes. comentó relajándose un poco. Era cierto, la castaña se ceñía a los ideales de su padre. Todo era parte de un plan perfecto, nunca lo conocería del todo, pero estaba seguro que las cosas se estaban pre meditadas. Un plan perfecto, ignorado por el resto de los seres vivientes en el mundo. El universo, tan maravilloso, se encargaba de llevar al cabo las órdenes del creador, consiguiendo así un perfecto equilibrio entre el sistema en el que se vivía, y la intervención de la mano divina. Encontrar a aquel demonio, tenía su razón de ser. Y ella la aceptaba complacida. Más allá de su repugnancia a esa raza, y su afán por el querer que se extingan, Semyazza fue alguna vez un ángel a quien admiró. Debería de dejar de lado, aquella hostilidad que le daba a los traidores, porque consideraba traidores a los que se dejaban corromper del todo. Sus ojos bajaron a su mano, donde dejaba un par de chocolates amargos. Quizás una ofrenda de paz, para controlar ese temperamento tan insoportable, con lo que más le gustaba a ella. Tomó los chocolates entre los dedos, llevándoselos a la boca. Sintiendo la suave textura derretirse entre su lengua y el paladar, inundando su boca con ese suculento sabor amargo.

Me gustaría, por supuesto. Por los viejos tiempos. respondió a su invitación, tomando su brazo con cuidado, comenzando a caminar a su lado. La joven, siempre pareció tan inofensiva y pequeña a su lado. Tan vulnerable, tierna. Siempre que alguien la juzgase por su aspecto, dirían que era una mujer tranquila, serena y cariñosa en extremos. Una apariencia que resguardaba una gama de facetas que no se descubren del todo, como una cebolla, llena de capas envolviendo su verdadero interior. Ir quitando una a una era una tarea muy complicada de llevar al cabo. Hace demasiado tiempo que dejé de saber de ti, ¿Qué ha sido de tu 'vida'? la interrogante escapó de sus labios por si sola. Ajena a lo que pudiese ocasionar, típico en ella. Decir lo que piensa, ta cual lo piensa. Y aquello no fue la excepción. Realmente sintió curiosidad por averiguar lo que sucedió con él luego de irse del territorio celestial.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: "There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 16, 2013 7:43 pm

9 de Mayo 2014, 7:15p.m. en la ciudadela.

El demonio ofreció sonriente su brazo para escoltar a su acompañante y es que consideraba como una pequeña hermana a la joven trono del caos. La amplia sonrisa no se le borraba desde que la escucho.- Muy bien, por los viejos tiempos.- Alzo una ceja dándole un aspecto pícaro y es que le aclaro entonces algunas de sus preguntas.- Por cierto pequeña Orfiel, sobre los niños, creo que me conoces en ese aspecto y es que fue muy buena tu broma, pero mi palabra la cumplo, ellos obtendrán lo que desean por el cambio que dieron.- Y probablemente algo más que eso, pero eso no lo mencionó.- Y sobre el bando que pertenezco, yo sé bien que pertenezco a los que tú y otros muchos más consideran traidores. Pero el tema sobre el tema “Celestial”- Hizo énfasis en esa palabra.- Podemos tener un debate amistoso después de la cena. ¿Te parece?

Comenzaron su camino por la ciudadela y es que dentro de esta, todo parecía en paz, los hombres se habían adaptado a vivir en esa vida tan precaria, pues ya no tenían las mismas libertades que antaño, eso era algo que Semyazza aborrecía, su reino siempre fue esplendido y solo por las ideas absurdas y equivocadas de sus hermanos demonios, su reino pagaba, en cierta forma es por lo que ayudaba a la humanidad, bueno eso si lo veías por parte de los ojos de un demonio, porque si lo veías por parte de un ángel, él era un demonio peor que los demás. La verdad era que eso no importaba, de hecho no le importaba en lo más mínimo esa visión de los ángeles y demonios, puesto que su meta era mucho más sublime que todos ellos juntos, pues era crear un paraíso en la tierra. Al menos, lo que él consideraba paraíso. Que conociéndolo, el no erraba. Mientras caminaban, contesto su última pregunta.- Veamos, ¿qué he hecho, qué ha sido de mí?- Hizo una pausa pensando para luego continuar.- He gobernado el mundo de los hombres, en un tiempo en la luz, otro tiempo en las sombras y he sido castigado por ello a la soledad. Tú sabes que no estaba solo cuando caí de los cielos, pero ahora lo estoy, además he perdido mi mayor inspiración de este mundo…la que fue mi perdición y primer pecado y mi único amor.- Le sonrió con cierta melancolía, era raro ver esa melancolía en él cosa que enseguida se repuso al ver el edificio al que habían llegado. Era una serie de departamentos, subieron por las escaleras de afuera que se comunicaban hasta el techo en una especie de espiral, hasta llegar al techo del edificio, las estrellas comenzaban a salir llenando el cielo de las mismas y en medio del techo libre, había una mesa con un mantel adecuado y elegante y velas, la llevo a tomar asiento, el cual acomodo. – Espero te guste la lasaña. A mí en lo particular me encanta y es que es uno de los placeres que disfruto en este mundo. ¿Qué deseas de tomar? – Le mencionó, al parecer él sería quien le atendería, todo estaba caliente en la comida, lista para servirse, se quedó a la espera de la respuesta de la dama, una vez que le respondió, le sirvió, ella tenía servilleta y cubiertos frente a ella. Una vez que el termino de servirse, prendió las velas en la mesa y tomo asiento frente a ella, acomodándose la servilleta y choco su copa con la de ella.- Salud por esta reunión tan inesperada.- La última palabra se escuchó como si bromeara. Entonces saboreo el vino merlot del cual tenía tantas ganas de probar desde hace unos minutos atrás.- Pero no hablemos de mi aburrida persona. El cual sigue con su trabajo por el cual fue creado. Dime, si estas en la tierra es por una misión que te dio nuestro padre. ¿Cómo te sientes al respecto sobre ella? Desde que estábamos en el cielo, note que no es muy de tu agrado la tierra…o mejor dicho, sus habitantes.

Spoiler:
Te dejo esta melodía como ambientación, creo que habla un poco de Semyazza jajajaja.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: "There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Mensaje por Invitado el Miér Feb 20, 2013 12:52 pm

Observando con cuidado todo a su paso, Orfiel se quedó ensimismada en el paisaje, la belleza caótica que al mismo tiempo le causaba asco y terror. Sus dulces e inocentes rizos, flotaban danzantes al son del viento nocturno. La sola imagen relajada de la pequeña, del brazo de un demonio causaría una conmoción entre muchos y levantaría la vista de aquellos que mirasen al suelo, solo para admirar aquella silueta casi flotando con sus pasos con un deje de inquietud. Su padre, en donde sea que estuviese, la miraría con curiosidad y una sonrisa en su semblante, a sabiendas que ella tendría un as bajo la manga. Por más que estuviese en ese momento, limitándose a creer que era cosa de su padre aquella reunión, ya había maquinado una estrategia, camuflando a la perfección sus verdaderas intenciones hasta que en el momento oportuno la revelase, o a él le diese por intentar adivinarlas. ¿Por qué el interés en ayudarlos? la finalidad de la interrogante era solo hacer más conversación, pero aquel tono con el que fluyó, demostró con claridad que no veía el porque. Sencillamente, ella se aferraba a la idea de que si sufrían, no era porque fuesen inocentes en medio del lío. Algo los perseguía, y ese era su castigo. No hay porque interferir. Claramente tu tienes la esperanza que en tu debate, yo reconsidere la idea que tengo sobre los tuyos ¿Me equivoco? el ácido mezclado con dureza en las palabras, resonó en el aire. Aunque no dejó de mostrarse siempre amistosa, cual cascabel, ella agitó sus cascabeles, advirtiendo que en caso de amenaza podría lanzar a atacar. No le molestaría compartir el debate, pero tampoco dejaría que aquel demonio sostuviese la esperanza de un ablandamiento de su parte.

Mientras sus pies se dejaban guiar por su acompañante, su mente aún seguía, como siempre, alerta. La pequeña y desastrosa ángel, creada de esencias tan fuertes entre sí que chocaban la una con las otras, sus ideales eran tan opuestos los unos con los otros, pero convivían en armonía. Nunca se entendería del todo, que pensaba el padre cuando hizo a la dama. Quizás quiso a una mujer tan fría y dura, que fuese capaz de ejercer la justicia ante los enemigos sin chistar. Pero a su vez, alguien que fuese capaz de amar sin ser herida, alguien que a pesar de todo, interpusiera el deber y el amor ante las situaciones. Una chica amargada, amorosa, testaruda y engreída. Una bomba, capaz de arrasar con la paz que la rodeaba, y volver a restaurarla. Sus cejas se arquearon, escuchando al hombre hablar. Se mordió la lengua antes de hablar, dejando así que terminase de hablar y no interrumpirle. Eso te pasa por involucrarte con humanos. soltó con dureza, sin inmutarse ante la melancolía que presentó su sonrisa. Ella no conocía ese dolor, ni ningún otro que no fuese hecho en una batalla. No se le puede pedir compasión a un ser que en su vida ha sentido algo. Te lo mereces, todo lo que te suceda. La soledad, el vacío. Lo bueno es que estás al tanto que es así. por muy raro que pareciera, entre el sermón, se ocultaba una pizca de consuelo para el hombre. A su modo, ella siempre seguiría ayudando. Los ángeles no tenemos sentimientos, por eso. Fuimos hechos para hacer lo correcto.

Acomodó la falda de su vestido, desordenada por el viento que soplaba. Penetró aquel complejo edificio, dejándose guiar por su acompañante. Era ajena al lugar en donde se encontraban. Una breve ojeada al lugar, bastó para denominarle como "pasable" para una quedada de momento. Sus ojos afilados, recriminaron al humano que no dejaba de observarle. No le agradaba que lo hicieran, ningún ser mortal tenía la suficiente altura como para poder mirarle. Y a aquellos que les permitía hacerlo, como todo lo que hacía, era por alguna razón oculta. Todo lo que sea comida, me encanta. Una de las pocas cosas que de verdad me agradan. comentaba, al tiempo que reposaba su menuda figura en la silla. Un vino tinto.- respondió al demonio, obviando la presencia del humano que hace segundos la había visto. Desplegó su servilleta, depositándola sobre su regazo con toda la elegancia. La copa se llenó de un líquido, de un rojo tan atractivo y hechizante. Sus papilas gustativas sentía el sabor de dicho vino, al momento que ella se dedicó a inhalar el suave y frágil aroma que emanaba, llevando la copa a sus labios.¿Aburrida? Me pareces interesante, y rechazo la idea de dejar de hablar sobre ti. Pero por el momento, fingiré que accedo a tu petición. alzo la copa, haciendo el brindis.

Se encogió de hombros con despreocupación. Cortando un trozo de lasaña, y llevando el bocado directo a su boca. Masticó con cuidado y lentitud, embriagándose con la gama de sabores que le ofrecía el platillo. Tragó lo masticado, limpiando la comisura de sus labios con la servilleta. No hay nada que decir, ya lo has respondido todo: no me agradan. farfulló, sin darle relevancia al asunto. Ni los humanos, ni los demonios ni nadie que no fuese a los que ella consideraba hermanos, y su padre, valían la pena. Escoria, eso eran todos. Nunca le agradaron, nunca le agradarían. No había más que decir sobre ello, honestamente. Su misión en la tierra era seguir haciendo lo que siempre ha hecho, para lo que fue creada.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: "There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 26, 2013 8:30 pm

9 de Mayo 2014, 7:30p.m. en la ciudadela.


-El demonio río ante la respuesta contundente del ángel.- ¿Así que lo he dicho todo?- Calmo su risa dándole una amplia sonrisa al ángel del caos. La verdad es que los ángeles parecen más demonios que lo demonios, pensó para sí. Mientras daba otro bocado degustando los sabores de la carne, pasta, queso, crema y salsa, notabas que en verdad lo disfrutaba.- Yo creo que no he dicho todo. Por ejemplo, el propósito por el cual nuestro padre te mando.-Sonrió.- De hecho, noto cierto aire mundano en tu olor y las vibraciones de tu alma me confirman que esta se ha acostumbrado ya al cuerpo humano, pues llevas demasiado tiempo en él. ¿Acaso el caos ha hecho que pierdas el camino de tu misión, mi pequeña Orfiel? Más estando en un ambiente tan hostil para ti, pues apoyas a quien no quieres apoyar.

-La pregunta que había hecho con anterioridad, era porque a pesar de ser un demonio, sentía cierto aprecio por ese ángel, una pequeña rebelde que siempre quería ser la que sobresalga ganándoles la razón a todos. A Semyazza, le caía muy bien la chica y no quería que desvíe su camino o al menos que lo haga uniéndosele. Pero eso el tiempo y ella, Orfiel misma, lo decidiría.

-Y sobre mí, realmente no hay más que contar, sigo siendo como te he dicho el mismo ángel científico y estudioso del conocimiento que conociste en el cielo, un vigilante de la creación y el orientador de su evolución. El cómo sigo haciéndolo, no es algo que te revelaré. Ahora bien, no te conteste por qué vale la pena ayudarlos en su momento…Porque precisamente no era el tiempo.- Refiriendose a los humanos. Dio otro bocado a la lasaña, trago y limpio con la servilleta las comisuras de su boca, mientras dejaba la servilleta aun lado del plato y mencionaba.- Aprendi a valorar a los humanos Orfiel mientras mi vigilia en el cielo, tu no fuiste creada para la vigilia, y me pregunto…¿tú trono en si a favor de quien está?¿del equilibrio del bien, el amor y la lealtad o del desequilibrio y lo que conlleva?-El demonio sabía la verdadera respuesta pero siempre queria escuchar los pensamientos plasmados en palabras entre sus interlocutores.

El hombre quedo en espera de las respuestas de la pequeña, examinaba cada parte de ella, mientras bebía otro sorbo de vino. La verdad era, que presentía que la chica quería hacer algo, sin embargo, el vigilante como se hace llamar su rama de estudio, estaba en son de paz, no quería molestarla y menos esta magnífica noche con compañía de alguien tan parecido a él.

Spoiler:
FdP: Lamento el post tan corto, pero es que me estoy muriendo de sueño, pero la trama se vuelve interesante.

Te dejo algo de ambientación:



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: "There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Mensaje por Invitado el Jue Mar 07, 2013 2:02 pm

Asintió con suavidad. Exactamente. murmuró, restando la importancia al tema. Observó a través del cristal de la copa, al demonio, alzando ambas cejas. ¿Por qué la curiosidad? No cuestiono a Padre, es al único que no lo hago. Los motivos son bastantes confidenciales, como una travesura que solo está niña y su padre saben. le guiñó el ojo, dando un sorbo a su vino. Se río, ante su comentario, observando distraída el liquido en su copa. Como si aquello fuese lo más fascinante en el mundo. ¿Y quién ha dicho que he perdido el camino de mi misión? interrogó con diversión, tan enigmática como siempre solía ser, nunca se sabría con exactitud las intenciones de ella. Estaba de un lado al otro, siendo como siempre, un dolor de cabezas y una chica que se guardaba demasiado bien sus asuntos. Nadie sabía que hacía ella en la tierra, no fue por amor a los humanos que bajó. Algunos rumoreaban, que su atracción por el caos, fue la que la ató al cuerpo que tantas limitaciones le oponía, y el amor por su padre lo que la arrastró a ir a aquellos lares. El carácter de la pequeña ángel, siempre sembraba opiniones variadas, pocas eran acertadas. Pues ella era un caso serio, y especial.

¿Algún descubrimiento que quieras presumir? sus definidas cejas se alzaron, al mismo tiempo. Y comió otro bocado de aquel platillo. Recostó su espalda al respaldo de la silla, torciendo un poco, mínimamente el gesto. Casi imperceptiblemente, nunca lograría entender el afán de todos por los humanos. Nunca le agradarían, eran seres que podrían ser fascinantes, si, pero no les quitaba el millón de cosas detestables que ella veía. Solo un objeto de diversión, y algo con que trabajar. Nada más. Haces las preguntas equivocadas. Es obvia la respuesta. soltó, sin más ni más. Tan directa como siempre, e indiferente. Y agradeció no soltar una palabra de más como "pregunta más imbécil" pues en su carácter, siempre se veía este tipo de trato con la confianza del conocimiento. Ella miraba a la perfección, en sus ojos que él conocía la respuesta.

Tamborileó los dedos sobre la mesa, estudiosa y con aire distraído al mismo tiempo. Aquella mujer era una mezcla perfecta de la calma y el caos. Algo irónico y chiste personal de su padre; las complejidades que ofrecía la pequeña eran tan diferentes a las de sus hermanos. Ella fue hecha para pensar distinto, siempre lo repetía, y para actuar de maneras difícil de comprender. Estar sentada, junto a un demonio sin estar librando una batalla a muerte con él, por diversión, eran claros ejemplo de lo cambiante que podría ser. Como un camaleón, se filtraba con su camuflaje en donde quisiera. Le gustaba ser así, no tenía remedio. Nadie nunca la podría cambiar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: "There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Mensaje por Invitado el Jue Mar 14, 2013 8:11 pm

9 de Mayo 2014, 7:30p.m. en la ciudadela.

Comprendo. –Mencionó el demonio ante el comentario del ángel sobre sus propósitos en la tierra.- Siempre fue así, no hay nada sorprendente “pequeña Orfiel”.- Mientras recibía un guiño algo pícaro de su parte. La plática continuó y vio cómo se distraía con la copa de vino, pero en realidad no era así estaba poniendo atención a los detalles tal como él. Y finalmente rio por el comentario hecho por Semyazza que en realidad era un ardid más un experimento que le confirmaba las respuestas que ya sabía, y es que él tenía la virtud de adelantarse mucho a los hechos aunque otros traten de ocultárselo. El camino no lo había perdido, sin embargo de algo estaba más que visto, no había llegado a las pistas finales para su culminación y esa era la razón por la que Orfiel aun vagaba en esa tierra, desterrada de una forma del cielo que anhelaba para planear otra travesura con su Padre. E incluso tal vez le faltaba recolectar alguna que otra cosa que el caos guardaba secretamente.

Y es que ella quiso sacar algo de información sobre los planes del demonio. Este rio un poco por la pregunta y al calmar su risa alzo juntando un poco las cejas y sonrió ampliamente para ella. Para verla con una tranquilidad y paciencia que sin duda le recordaban a Dios Padre. Y entonces mencionó.-Querida pequeña, podre tener para ti un mundo de defectos, pero, solo te puedo mencionar que, presumido, no soy.- Sonrió guiñándole el ojo tal cual hizo ella para agregar algo más.- Por eso le he de decir que aunque valoro mi trabajo y los descubrimientos obtenidos en el mismo, no tengo nada que presumir. – Y es que en su trabajo había encontrado demasiadas cosas importantes pero eran solo para sí.

Entonces miro sus reacciones pacientemente, sin duda para ella los humanos eran seres detestables pero es que si los toleraba es porque están llenos de caos. Y es que la respuesta a mi pregunta la tenía muy presente, y rio a carcajadas al recibir la notoria respuesta que conociéndola había decidido ser considerada y es que ella no se inclinaba a un lado de la balanza, ella era el punto medio, como el caos, siendo un centro donde el bien y el mal eran participes pero nunca uno sería más que otro era el pegamento de ambos.

La reacción de la misma tras el tamborileo de sus dedos, y es que al verlo la mano izquierda del demonio se posicionó en el inicio de los mismos causándole una pequeña caricia a esa mano, entrelazando su mano con la de ella, la cual no la soltó al ponerse de pie dejando la mesa y besarla mientras levantaba delicadamente de la mesa a Orfiel, por un momento estuvieron frente a frente, tan cerca que ambos sentían su respiración, Semyazza sonrió y camino hacia un gramófono al que le dio algo de cuerda para que la música volviera a salir de la peculiar bocina y entonces la tomo de la cintura y comenzó a bailar con ella.- Eres el punto medio de todo.- Con esa respuesta mientras bailaban, le confirmo lo que ella había visto y él sabía muy bien lo que había hecho.


Spoiler:
Espero te haya agradado la respuesta. Te dejo la ambientación.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: "There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Mensaje por Invitado el Miér Mar 20, 2013 6:47 am

Resultaba relajante, el estar así. Como si nada sucediese en el mundo, como si aquel hombre frente a ella no fuese ahora el enemigo. Como si de solo un amigo se tratase, no de un traidor. Consiguiendo aquello que solo un pequeño grupo de personas obtenía: el lado amable de la castaña. Ese lado juguetón que con la ausencia de su padre se ocultó bajo un denso velo de actitudes distintas a la de un ángel común. Nina se lo comentaba muy seguido, aquella mujer ciega con dones envidiables. Su protegida, siempre le preguntaba si se esforzaba demasiado en ocultar su belleza interior. Orfiel pasaba de dichos comentarios, porque no le interesaba el reparar en ellos. Ser como era, la hacía resaltar entre los otros. ¿Seguro que ya has visto bien, para decir que no hay nada sorprendente? espetó con toda la diversión que fue capaz. Su voz impregnada de ese tono tan juguetón que siempre llevaba. Atisbo de la traviesa pequeña comenzaban a surgir de nuevo, y esa vena aventurera le suplicaba a gritos que llevase al cabo algún evento catastrófico. Algo divertido, lleno del placer de causar revuelo que ella adoraba. Si, Orfiel lejos de comportarse como un ángel, tenía muchas cualidades de demonio.

Su cuerpo estaba allí, pero su mente vagaba en los primeros momentos de su creación. Sus hermanos Arcángeles ya estaban en los cielos, pocos años después de su labor y creación. Devotos a las órdenes de padre, cuando decidieron crearla. Fue un momento cualquiera, que marcaría el inicio de una existencia muy curiosa. La primera "chica" por decirle de algún modo, entre los ángeles. Cual niño recién nacido, que va creciendo, ella se llenó de curiosidad sobre todo y todos. Sus esencias bases, crearon un arma capaz de razonas y sentir, si se lo permitía. sí como estaba colmada de mal humor, inocencia, y travesura con un ligero toque maligno y frío; su corazón alberga aquella bondad de los ángeles. Recuerda la melodiosa voz de su padre, que se llenó de infinita paciencia para guiarla por el camino correcto, y enseñarle lo que le fue posible. Sus hermanos mayores, sobre todo a Michael, con quien se la llevó mejor gracias a la compatibilidad de sus pensamientos y su admiración por la justicia. Una oveja negra, que solo desentonaba por su actitud, cuyo corazón era el más puro de todos, pues en parte Orfiel solo es una niña.

Se encogió de hombros, jugando con su colgante. No era el habitual, la cruz de oro bendecida en la época de los cielos, sino el colgante con la yema negra. Un par de alas, sosteniendo una gama de detalles y entre estás allí estaba la yema. Su padre se la obsequio, junto a uno de los dones al nacer. Un recuerdo, solo eso le quedaba. Y le tomó un par de segundos darse cuenta de su estado ausente, llevando al cabo acciones de manera mecánica. Comer, sonreír y mostrar su semblante sereno sin pizca alguna de lo que pasaba por su mente, aunque si se le notase que algo pasaba por esta. Pensaba que quizás, la razón por la cual solo consideraba como su igual a los primeros siete Arcángeles, y a su padre, era por que fueron los primeros en ver.

Los escurridizos dedos de el demonio se precipitaron sobre los de ella, captando de nuevo la atención de la chica. No se sobresaltó, ni hizo nada. Solo deslizó sus ojos de la copa de vino y los dejó fijos en sus dedos. Él la invitaba a bailar, y siendo algo que ella amaba, no mostró resistencia alguna. De hecho, el simple acto arrebató la más honestas de las sonrisas de la pequeña caótica. La música sonaba con cuidado, inundando el aire con sus gloriosas notas. Colocó su mano en su hombro, asintiendo con suavidad. Lo era. El punto medio, el clavo que sostenía el balance de la pesa. Espero no me pises. farfullo bromista, como siempre.

Colgante:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: "There's no one who can live their whole life being completely uncorrupted." ( Semyazza)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:52 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.