Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

Night of chaos in the house of the devil [Lu, Azuka, Evan, Semy, John, Demian]

Ir abajo

Night of chaos in the house of the devil [Lu, Azuka, Evan, Semy, John, Demian]

Mensaje por Invitado el Mar Mar 12, 2013 10:14 am

Bar Toxicity
10:05 pm
18/09
2014


Luego del evento en aquella mansión hacía ya una semana atrás, los ánimos de la muchacha habían estado algo decaídos, mas no por ello había puesto menos empeño en sus labores. Días atrás había pasado por la casa del demonio a recoger agua, mas no se había quedado por mucho a conversar con él. Estar en su presencia y desde lo ocurrido en la camioneta le hacía sentir una extraña sensación seca en la boca. Más ahora se recordaba a sí misma que debía quitar de su cabeza aquellos pensamientos, sobre todo ahora que se dirigía a un lugar tan peligroso como aquél bar, al que llamaban "Toxicity". El problema era el siguiente: Se había perdido un hombre, un tipo de unos veinticuatro años en las inmediaciones de la zona cero, no se le había visto desde ayer y muchos lo consideraron muerto (y es que no cualquiera se podía mantener vivito en aquél desierto rojo), pero no podían dejarlo a su suerte, así que un grupo de militares había sido enviado a buscarlo...y por supuesto aquél bar estaba incluido entre los lugares a los que debían de ir a buscarlo. Aunque allí era también donde se daba el problema, no muchos tenían las agallas para entrar en la cuna del lobo. Era un lugar peligroso, eso había que aceptarlo, entonces ¿por que fue que ella terminó aceptando la misión? Bueno, esperaba que de algún modo la sangre que aún debía mantener en su organismo le ayudara, además si no se ofrecía pronto alguien para hacer el trabajo, lo mas probable era que terminaran dejándolo. Era cuidar la vida de todos a cambio del sacrificio de uno. Ella ya lo había vivido, sabía que las cosas funcionaban a modo de poder mantenerse con vida, eso era lo importante, la sobrevivencia.

Ella y alguien más habían aceptado dirigirse al bar por la noche, tratando de pasar lo mas desapercibidos posible (lo que significaba no llevar armas vistosas) y para que no los relacionaran, llegarían por separado. Camille se dirigió al sitio alrededor de las diez de la noche, momento en el que aquél lugar se veía mas vivo que nunca. Desde afuera (donde había dejado la moto que conducía), se podían ver algunas luces, sombras moviéndose dentro del lugar al son de la música que también podía oír. Se dijo que no sería fácil, pero hasta que no estuvo a las puertas del mismo sitio no había tomado real consciencia de sus palabras. Había acudido al lugar vestida con unos jeans ajustados, una camiseta de manga larga a rallas, sobre esta una chaqueta de cuero negro y finalmente a los pies, calzaba un par de zapatillas negras. Su cabello iba suelto y no llevaba mucho maquillaje sobre el rostro, sobre algo de delineador bajo los ojos. Con aquella vestimenta, la delgada y pequeña daga que nunca se dejaba en casa, iba guardaba entre su camiseta y el interior de su pantalón, alejada de la vista de cualquier ser.

Al principio pensó que no sería mucho lo que vería allí dentro, pero luego de subir las escaleras y entrar en el mismo lugar, su punto de vista cambio drásticamente. El sitio era enorme. Habían modificado la recepción para que fuera el centro principal, donde las luces iluminaban desde detrás de un escenario (donde la banda comenzaba a tocar una nueva canción) hacia la oscura habitación. Allí entre las sombras, estaban ordenadas algunas mesas con sus respectivos sofás para la comodidad de sus residentes. Muchos estaban ocupados...y el olfato de ella pudo distinguir un fuerte aroma a azufre en el lugar. Sí, muchos allí serían demonios, pero algo le decía que no eran los únicos en ese lugar. Sus orbes se movieron hacia el bar que se encontraba hacia el fondo. Allí los vistosos tragos eran el principal centro de atención con sus fuertes coloridos y la gracia del barman que los preparaba. La cazadora se preguntó si trabajaría allí por su propia voluntad...al igual que las muchachas que salían de las escaleras que habían a ambos costados del inmenso sitio, todas lucían muy bien vestidas, aunque no parecían siquiera adivinar que estaban en un sitio dominado por bestias maliciosas. ¡Ah! claro, el encanto de aquellas criaturas de seguro podía dominar voluntades. El sitio estaba bastante lleno, se dejaban oír muchas carcajadas; había dos o tres parejas apegadas hacia una de las paredes, allí donde las luces apenas iluminaban con sus fluorescentes colores, mas no siguió observando hacia ese lugar.

¿Como rayos iba a encontrar a...? ¿como era que se llamaba? Ah sí, William Dalton. Bueno, pues parecía que no iba a ser tan fácil como ella misma lo había creído. Dio un par de pasos hacia el bar y tomó asiento sobre una de las sillas que quedaban vacías. Desde allí podría observar de momento a ver si podía conseguir algo de información, pero viendo que el sitio tenía segundo piso (y parecía tener mas pisos incluso), sería una tarea bastante difícil. Un suspiro escapó de sus labios mientras observaba como el barman se dirigía hasta ella.

—¿Que vas a tomar? —preguntó el hombre de orbes azules mientras giraba su cuerpo para mostrar la variedad de tragos que tenía el lugar.

Ella no acostumbraba a beber cuando se encontraba de misión, pero ya que debía "aparentar", no sería muy verídico que fuera hasta el bar solo para observar al resto. Su idea hasta ese momento era pasar lo mayormente desapercibida que se pudiera.

—Vodka. —Murmuró con voz firme, sobreponiéndose a la música y a las voces que desde el lugar donde se encontraba, se escuchaban como una masa de murmullos.

El barman asintió y se fue por su pedido. Atrás, hacia donde se encontraban las mesas con sus respectivos ocupantes, parecía haber bastante diversión, pues ella sintió un vaso quebrarse y luego la risotada de una mujer y la de un hombre. El pedido llegó hasta sus manos y lo recogió para poder darle una primera probada, aunque primero se giró en su asiento para así tener una vista del lugar. Se cruzó de piernas y bebió un primer sorbo del vodka.

Ambientación:

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Night of chaos in the house of the devil [Lu, Azuka, Evan, Semy, John, Demian]

Mensaje por Invitado el Mar Mar 12, 2013 10:14 pm

Night of chaos in the house of the devil [Lu, Azuka, Evan, Semy, John, Demian]

Bar Toxicity 10:05 pm 18/09 2014

-Era la primera vez que, el demonio salía de su refugio después de haber llegado del perteneciente a Evangeline en uno de sus laboratorios después del evento de GADU. Y de la reunión con el… amor de su vida. Y es que tenía que salir de ese lugar al que nadie conocía salvo ella, Raquel, era ya un tormento, pues la herida se hacía cada vez más y más grande y su mente a pesar de no estar en el lugar repasaba cada formula, cada acto, cada vestigio de tiempo y por más que repasaba, todo estaba correcto, en forma y a tiempo, él siempre estaba en lo correcto y entonces ¿Por qué?

El demonio se encontraba en una de esas mesas pero era la más alejada, se encontraba “solo” pues el bullicio y la música le hacía compañía, y es que necesitaba recordar su camino, ella había actuado con una inteligencia soberbia…hasta eso, lo había hecho dudar… Raquel, su fuerza y su debilidad, su religión…su único amor. Tomo un sorbo de ron el cual le habían servido hace media hora, y de la cual no había tomado sorbo pues solo lo sostenía con su mano izquierda mientras su mirada se encontraba perdida, el lugar que había escogido era el más oscuro de esa primer planta de ese enorme bar, la cual era la primera vez a la que asistía, y es que sus sentidos no estaban en ese lugar, ni siquiera disfrutando la bebida que se supone debería ser reconfortante, su alma, su mente y su sentir se encontraban con ella…su esposa. Y es que la conexión existía entre ellos, pero a ella desde el principio de los tiempos la respeto.

El principio… los años de vida eran largos para el hombre, pero es que no contaban el tiempo como nosotros lo hacemos en la actualidad y ahí estaba ella, la más dulce flor entre el jardín salvaje de los hombre, radiante, hermosa, pura, sabia… Ella le explicaba la conexión de la tierra con cada uno, y es que si todos los humanos fueron formados de arcilla de la tierra, era lógico que no solo volvamos a ella al morir, también tendríamos el poder de comunicarnos con ella y sus hijos, eso era algo que Semyazza sabía y comprendía pero en ella, una mujer simple le hacía especial, entonces el ángel caído, mientras le abrazaba por la espalda, ella recostada en su pecho, mientras veían un atardecer y contemplaban el descanso de la luminaria ardiente para dar paso a la oscuridad de la noche, la cual ella comprendía bien que representaba a su amor y era algo que los cielos del mundo no podrían olvidar jamás a través de los tiempos por más que estén atestados de ángeles que los juzguen, ellos habían traído un cambio al mundo lo habían hecho completamente distinto a lo que todos hubieran pensado jamás y la verdad se sentía orgullosa de que de una manera limpia ellos lo habían logrado…lo único que le causaba pesar eran las muertes ocasionadas por las guerras de poder, aquellas que se peleaban entre la primer ciudad del hombre, con la primer ciudad de los ángeles, la Atlántida y es que era obvio quien tenía todo por ganar, pero para ese entonces también se había escuchado otra ciudad más, Enoch y al parecer estos se unían a los hombres dándole alguna oportunidad.

Entonces le asalto de nuevo la última frase de su encuentro.- Entonces debo sacarte de mi corazón, si solo así entiendes que lo que estás haciendo no es el camino.- Mientras veía correr una lagrima en su mejilla derecha la cual seco de inmediato y corrió saliendo de la habitación, del lugar y su existencia…Y por primera vez deseo abrir esa conexión y tocarla, pero toda ella era lo que más respetaba y amaba y eso se lo impedía, con ella no podía ser el maldito demonio que todos pensaban. Y es que ahora que el motor de sus objetivos estaba vivo y trabajando… ahora ella pedía dejar toda su obra, el trabajo de su existencia, la evolución a la deriva…Eso… eso…es inaudito… sus ojos se entrecerraron pensando en ello, comenzaba a sentir… ¿qué era lo que sentía? ¿Era furia acaso?, ¿dolor…abandono…perdida, soledad…traición… vacío, dudas, decepción, entre muchas otras cosas? ¿qué era? Él nunca había sentido esto, ni cuando ella murió, pues soporto la soledad sabiendo y teniendo la fe de que la traería de vuelta con él. Pero esta vez era algo completamente diferente y que en realidad no pudo controlar… y es que lamentablemente era todo ese sentir y más…


Por otro lado, en el extremo opuesto un motociclista Rubio se hallaba armando jaleo cerca del escenario donde una de las chicas hacia tubo, sacando unos cuantos dólares para que le lanzase algo o se acercara a él, como siempre Connor O’Donell se valía del bullicio y del disfrute para conseguir sus objetivos, el primero era ser reconocido por los militares que estaban en el lugar y gente de los humanos en sí, aunque eso conllevaba ser reconocido por algún miembro de la orden de rucos, chupasangres, weyes caídos y cachorros dementes que pudieran haber asistido a la fiesta esa donde todo se fue al demonio, y es que al haber pensado esto valga la redundancia, le ocasiono un ataque de risa.- Jajajajaja.- Y es que eso lo hacía parecer tomado, cosa que no estaba ocurriendo, pero como aprendió la lección, no confiaba en las bebidas que le servían extraños, tenía que armar el suficiente jaleo como para que la bebida se derrame de tanto brinco de baile. Bueno pero también disfrutaba de la chica bailando y es que él había llegado una hora antes y había recorrido el lugar y no había rastro aparente a simple vista de William Dalton.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Night of chaos in the house of the devil [Lu, Azuka, Evan, Semy, John, Demian]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 14, 2013 1:10 am

Fiesta...un concepto que solía emocionar a muchos y que ciertamente evocaba alegría, reencuentro y otras tantas babosadas. A decir verdad la anterior velada y posterior desastre en aquella mansión, bajo el manto de misterio de una mascarada ridícula, le había dejado un agradable sabor de boca a Lucian, como decirlo....le había dejado con ganas de mucho más; pero la velada había llegado a su fin de manera ruidosa y eventualmente todo quedó en un recuerdo más para reirse mientras te sientas en el baño y lees una revista. Camille había pasado alguna que otra vez a buscar agua, mas no se habían dicho mucho, el demonio no tenía la mas remota idea del por que, acaso lo visto en la fiesta la había dejado descolocada?, o había algo mas detrás de esa mirada nerviosa y febril que de tanto en tanto se cruzaba con la suya?, como manejaba su cuerpo el hecho de haber probado la sangre de un ser superior?.

Esas preguntas habían estado evolucionando en su mente mientras había decidido cambiar un poco el panorama de sus días. Había optado por abandonar su destrozada mansión por las noches y hacerse habitué de ese curioso bar del que toda la zona cero estaba hablando. "Toxicity" se nombraba a si mismo aquel antro al que demonios y otros seres visitaban para perder el tiempo o para planear las mas diversas y descabelladas conspiraciones contra el mundo mismo. Y era que en los días en los que había visitado aquel lugar, había escuchado un sinfín de cosas, información interesante, desvaríos fuera de éste mundo, y aunque ni él mismo se consideraba un ser "sociable", lo cierto era que su apetito por el descontrol y las emociones fuertes, habían llevado a Lucian a ganarse un lugar entre los favoritos del bar.

Conocía a las mujeres del mismo (en mas de una forma), conocía también a muchos de los visitantes casuales del bar y en más de una ocasión había sido participe de grescas descomunales empapadas en alcohol y otras sustancias de dudosa salubridad. Pero la visita que se sucedería esa misma noche tenía una razón especial; ante su reconocida "habilidad y recursos", se le había hecho un pedido especial a Lucian, el cual ante lo interesante de la propuesta, no pudo rechazar. -Consigue diversión, trae a un humano...varón, las chicas del bar también quieren ver un poco de carne para variar- Le habían dicho entre susurros y risas sumidas en una nube de tabaco y alcohol. Como decirle que no a una mujer hermosa cuando hacen tal pedido?, mejor dicho, como decir que no ante la idea de tomar a un pobre humano y dejar que otros lo sometan a vejaciones y humillaciones suficientes como para recordarlas por el resto de su patética vida?. Así fue como entonces, decidido a complacer a las féminas residentes del bar, el demonio en una rápida y fugaz visita a las afueras de la ciudadela humana, se encontró con un tal William Dalton.

Tipo rápido de reflejos y boca ese tal Dalton, como pocos humanos, el pedazo de carne en cuestión decía ser uno de los mejores exploradores y "recuperadores" de toda la comunidad. Lucian lo había estado siguiendo en silencio desde que lo había detectado. Cabello rojizo, ojos verdes, un cuerpo atlético y cerca de 1.80 de altura lo hacían un fino espécimen de humano...delicioso a la vista y que por supuesto, inspiraba a crear "Arte" con esa figura tan armónica. Pero Lucian había decidido no distraerse de su objetivo y ceder a sus vicios personales, estaba en una misión y se había negado a fallar. William Dalton había salido solo a recorrer la zona aledaña a la ciudadela, alardeando de sus dotes de supervivencia y búsqueda evidentemente su cabeza se había inflado más de lo que podía permitirse. Y por supuesto, a lo máximo que atinó fue a voltear la cabeza, con los ojos abiertos como platos cuando el demonio de ojos dorados llegó por su espalda, cargando una piedra del tamaño de un cráneo y estrellándosela en una de sus sienes antes de hacerlo caer al piso totalmente inconsciente tras un quejido ahogado.

No había sido bonito, de echo la herida por el golpe con aquella afilada roca le había dejado un reguero de sangre el cual brotaba profusamente por la zona afectada, pero estaba vivo!, y eso era lo que importaba en ultima instancia. Satisfecho con su presa del dial, Lucian tomó por la pierna al humano y como si se tratase de un costal de huesos, lo arrastró por el camino completo hasta la zona cero y finalmente el bar. Las trabajadoras del mismo recibieron extasiadas a aquel espécimen humano, aunque se dieron el lujo de regañar al demonio por la "mercadería dañada", pero en ultima instancia aceptaron al nuevo juguete y extendieron al benefactor una invitación especial...un show único y particular se sucedería en dos noches, uno que evidentemente involucraría al tal William Dalton y que, por las palabras de las damas del bar, sería algo imperdible.

Con esa premisa, el oji dorado se replegó por las noches siguientes y cuando llegó el día señalado, se vistió para la ocasión (si un par de gastados jeans negros, zapatos militares, una camiseta negra con el logo de "Hammerfall" y una chaqueta de cuero en el mismo color podía llamarse vestirse para la ocasión.) y se dirigió raudo a aquel bar. Al igual que en noches anteriores, el antro se encontraba ampliamente visitado, gente iba y venía, había risas, gritos, gestos obscenos, vasos rotos y el claro, delicioso aroma del tabaco, el alcohol y las mujeres mezclándose en una embriagadora nube que cubría todo el lugar con su embrujo. Cuando la puerta de aquel lugar se abrió y la figura del demonio cruzó el umbral, en el acto dos de las trabajadoras del lugar corrieron hacia él y saltaron hacia sus brazos con un melodioso y lubrico -Luciaaaaan~- a coro. Con una media sonrisa en los labios, el ser sobrenatural atrapó a las mujeres en cada brazo y dio un beso en la frente a cada una, antes de dejarlas ir no sin antes propinarle una ruidosa nalgada a cada una.

Cuando las damas regresaron entre risas a sus puestos, Lucian dio un vistazo alrededor, el ambiente era delicioso, animado y contagioso. Algunos levantaban la mirada e inclinaban la cabeza en un rápido saludo, otros levantaban las manos y saludaban a los gritos; ser popular en aquel bar fue la primera vez en la que al demonio no le supo a molestia...y es que estaba en su mundillo, adoraba todo aquello, el pecado latente, la lujuria, el vicio y lo prohibido, todo ello se mezclaba en aquel bar y prometía convertirse en un cocktail molotov que solo necesitaría una chispa para volar. Y entre tanta algarabía, un dejo sagrado hizo que una de las cejas del demonio se arquease por un segundo....podía ser?....pero que rayos?. Su cabeza giró hacia la barra y, como si se hubiese tratado de un fantasma, o una imagen completamente fuera de lugar, el ser sobrenatural encontró apoyada contra la misma a la inconfundible y deliciosa Camille. Una sonrisa amplia ganó lugar en el rostro del demonio, que hacía ella ahí?, para un humano normal significaba casi un suicidio el visitar la zona cero por su propia cuenta, pero evidentemente eso no frenaba a Camille, seguramente ella estaba confiada de que el "efecto" de la sangre del demonio todavía corría por sus venas...y así era, todavía ella era inmune a posibles ataques de demonios menores...había venido por eso?, estaba buscando aventuras?, o acaso lo estaba buscando a él?.....o quizás a Dalton?.

Lo mejor era de momento hacer el papel de "niño bueno" y acercarse a ella, en algún momento si ella decidía quedarse, encontraría a su compatriota en...lo que fuese que las trabajadoras del bar habían preparado para él. Caminando tranquilo y a sus anchas, el demonio se acercó a la humana...mas no fue un acercamiento normal, pues Lucian optó por romper directamente la distancia, acercarse de frente a la humana, depositar suavemente una de sus manos en la pierna derecha de ella y entregarle un beso en la mejilla, cargado de lujuria y deseo...ante el acercamiento reaccionaría seguramente...pero que pasaría dentro de ella?, para Lucian seguía siendo un misterio y algo digno de notar cual había sido el efecto de su sangre en ella, en los días anteriores a esa noche, no había notado mucho, no mas que miradas nerviosas y un silencio notable...había sido el beso?, la humana seguía siendo un misterio para él, pero ese misterio solo la hacía mas interesante y atractiva.

-De todos los lugares en el mundo, éste es el ultimo en el que imaginé que podría verte...vaya sorpresa...como estas Camille?, que te trae por aquí?- Preguntó en tono alto para sobreponerse a la música, enseguida dejó algo de espacio entre los dos y se apoyó contra la barra, de espaldas al cantinero y mirando a la multitud sumida en sus diversiones nocturnas. -Quiero un whisky, doble.- Agregó el demonio mirando de reojo a quien servía las bebidas, el cual sonrió de medio lado y preparó la bebida, entregándole el vaso momentos después a un sediento Lucian, el cual bebió 3/4 partes del contenido de un solo sorbo. -Has venido a ver el show?- Sentenció finalmente con un tono divertido y maligno en la voz. Su atención se distrajo por un momento, ya que proveniente de una de las esquinas mas alejadas del bar, una fuerte esencia familiar llegó a los sentidos del ente infernal, al parecer uno de los participantes de la pasada fiesta había decidido también hacerse presente, solo que prefería mantener el perfil bajo...quizás cuando la noche se volviese mas "caliente", el reservado demonio mostrase una faceta mas...activa.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Night of chaos in the house of the devil [Lu, Azuka, Evan, Semy, John, Demian]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 14, 2013 2:18 pm

El Agente del Caos.-

Especial: La Noche del Black Jack Sangriento

Preludio:




El bar Toxicity abarcaba cierta fama dentro de la extinta region de Manhattan ya que parecia ser una de las pocas fachadas que permanecian totalmente integras a diferencia de los escombros de una ciudad caida e inmersa en perdicion alrededor de este peculiar recinto, los bajos mundos decian que alli se compraba el polvo magico que se transaba en los bajos suburbios de la pobre Ciudadela de Brooklyn Heighs.

Otros decian que alli vendian el polvo para expandirlo a los condenados infernales adictos al unico de muchos flajelos de la sociedad que les daba a las almas un ticket express a los bajos circulos del inframundo... la droga...

Lo cierto es que aquella noche todo se descubriria en el Bar Toxicity, toda la mugre se revelaria, los hilos de un flajelo serian enredados con otro hecho contractual que lentamente se revelaria como un nido pestilente de cucarachas dentro del resumidero de una cañeria de cloaca.

Nada hacia presagiar aquella noche donde un enorme tipo, de gordas tallas y de piel morena, un gordo afroamericano bien vestido al que le llamaban Notorious Big, quizas el ultimo narcotraficante de renombre cuyo cartel seguia poderoso asentandose en lo que queda de los suburbios de Brooklyn Heighs, y como no, mas de 10 hermanos del barrio le seguian en una comitiva que a cada paso resonaba entre macabros ecos de un oscuro callejon tras la puerta de emergencia de la fachada de aquel bar una noche cualquiera como la del 18 de septiembre.

La avaricia de un cerdo con piel de negro esa noche avanzo en grupo por aquel desolado y vacio callejon tal como si fuera la boca de un lobo y llego hasta la oscura puerta de salida del recinto golpeando apenas tres veces sobre la superficie oxidadda del hierro que componia el armatoste de aquella puerta alumbrada apenas por un solo foco a las cabezas de cada negro. El gordo miraba por sobre los marcos superiores de los vistosos anteojos de sol que portaba para ver hacia la rendija corrediza que se corrio automaticamente al sentir los tres golpeteos de la puerta.

Un par de ojos claros con el ceño fruncido se asomaron a ver desde la rendija para replicar con cierto desapego y una carrasposa voz al visitante nocturno que se atrevio a llegar por la puerta trasera y secreta de ese callejon...

-Contraseña...

-Santa llego al polo broda' ...


Un sonido estruendoso de metales en friccion se escucho por el lugar como un sutil chillido y la derroida puerta de hierro se abrio dejando pasar al grupo de narcos como si fueran sombras de desdichados judios entrando a la camara de gas, un par de ellos traia unos maletines de cromado color de aluminio en su exterior...

Al llegar al interior, habia un tipo que usaba una camisa hawaiiana abierta, alajas de oro en el cuello, anillos en cada dedo delgado al igual que su contextura, dos cuernos pequeñitos en su frente de los cuales algunos cabellos negros estaban peinados hacia atras, y la mirada de ceño fruncido no se le quitaba a pesar de tan agradables visitas, el bigote negro y delgado se le fruncia como los labios que revelaban colmillos de oro incrustados como placas en sus dentadura y el negro procedio a sentarse a una silla correspondiente a una mesa para jugar poker.

Era apenas un cuartucho algo pequeño, pero tenia un ventanal para observar la fiesta al exterior que se llevaba a cabao en la barra de aquel bar, justo en frente de la barra habia una tarima con una implementacion de luces y amplificadores instalados, a su alrededor una serie de barras rodeadas de espejos y bailarinas exhoticas en una planta paralela a la barra principal, muchos ambientes para ser un bar modesto en medio de la destruccion.. demasiada lujuria... demasiados pecados...

-Supongo que ya tienes el dinero, recuerda que esto debe ser rapido, pueden haber espaldas mojadas por aqui hermano...

-Tranquilo... *sosteniendo un bolso negro para luego abrir el cierre de este sacando un fajo de dolares y los lanza frente a el* seicientos grandes... fresquitos, el dueño de este bar le gustaria contar con estos productos mas seguido, pero ya sabes ese dicho que dicen en los barrios mas bajos del infierno "no confies en los humanos..."

-Para ser un cuernitos hablas mucho, recuerda que soy ateo y no me compro el chiste del cielo y el infierno... *hace una ligera seña mientras dos negros traen dos maletines poniendolos de frente al desconocido, extiende las gordas manos para abrir luno de los maletines y sacar una bolsa con foram de bloqueta y un blanco contenido*...treinta kilos de la buena hermano, lo mejor de Brooklyn...

-Deberias temer gordo... *entierra una pequeña garra de su meñique en aquella bolsa para luego pasarle la lengua saboreando el pequeño contenido que habia sacado con tal gesto*...el Infierno esta justo aqui y ahora... supe que te ofrecieron firmar un contrato hace un par de meses, mi jefe casi temia por que creyo perder a su mejor socio...

-Relajate bro... yo ya no le hago tratos con nadie mas que con este bar, me han traido mucha lana estos meses, ademas... ese tipo, ese lobo esta demasiado zafado... ni loco firmare con ese desquiciado, quiere destruir a todos mis hermanos del barrio estoy seguro, pero no sabe que ya le pusimos precio por esa cabeza...

-vaya.. puedo contarte una infidencia??...


-Sale vale bro...

-Hace un par de semanas vino ese tipo hasta este bar... dijo que traia 800 de los grandes y vieras tu lo que hizo mi jefe... firmo ese contrato...

-*frunce el cejo*... Sabes algo hermano?? el trato llego hasta aqui esta es la ultima merca que te vendo...

- oye!! no puedes dejarme asi?? que quieres que le diga a mi jefe??? hay muchos condenados vagando por esta tierra, han conocido chupasangres que hablan maravillas de esto!! no me puedes dejar tan rapido... *sostiene la bolsa que le entrego*

-*uno de los negros sostiene el bolso negro sobre la mesa* Hermano, comprende esto, le puse precio a la cabeza a ese estupido Lycan hace dos meses... y vienes tu y me cuentas que tienen planes con el hijo de puta mas loco de todo este lugar... no mi viejo!!... esto se termina aqui... *saca su pistola taurus con incrustaciones de oro tras su blanca chaqueta sacudiendo el cañon en el aire* espero te haya quedado claro, y dile a los cuernitos que se busquen otra mano... si me entiendes...

-Espera!!!...

-Que mierda quieres ahora???

-Ese bolso tiene 300 grandes, los otros 300 estan alli...

Habia otro bolso negro de las mismas caracteristicas, con dos tirantes y un solo cierre, justo al lado de las otras dos puertas de entrada, el gordo Notorious se acerco molesto para sostener el bolso con cierta prisa pero lo noto mas pesado de lo normal...

-Pero que carajo???...

Las otras dos puertas se abrieron de golpe como si hubieran sido despojadas de un solo patadon y desde dentro rafagas de tiros percutados por silenciador comenzaron a salir por doquier mientras el anfitrion de dientes de oro se ocultaba tras unas cajas de utileria, sobre el otro rincon aparecian ex convictos disparando con subametralladoras con silenciador a los negros escoltas que intercambiaron disparos a mansalva en una emboscada que buscaba eliminarlos a quemarropa.

Y el gordo Notorious como rata cobarde sostuvo el bolso con fuerza motivado por el miedo y la codicia para huir del lugar tan pronto fuera posible, pero no sabia que el cierre de aquel bolso se abriria apenas cuando este procedia a levantarlo tan rapido como fuera posibel, y desde dentro del bolso una enorme sombra con dos brazos y enormes garras se avalanzo sobre Notorious sosteniendole del cuello en medio de la balacera y avalanzandose sobre el partiendo la mesa de poker en dos cuando el gordo caia sobre ella con los maletines y la merca tirada en el piso, con cinco negros baleados y otros cinco apuntando a los captores... danzantes, convictos, crueles personajes que les doblaban en numero, y en medio... estaba yo, paseando las garras amarillentas por la grasosa piel muerta de miedo de su mejilla cuando respiraba agitado y con la pistola que portaba a metros de distancia. Alli estaba ahoracandole el cuello con cierta fuerza, por que mas se ahogaba por la propia desesperacion que por los rasguños de las garras grotescas de mi propia lupica mano...

-Que curioso que no hayas notado que acostumbro a venir a jugar aqui una partida de Black Jack... pero por la culpa de tu asqueroso trasero cagado de miedo voy a tener que postergar mi mano... te has enterado que el señor Cypher??.. tan distinguido senador... acaba de firmar ayer este pacto???... es hora de que te nos unas Noti.... hhhmmmm hehehehehehe...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Night of chaos in the house of the devil [Lu, Azuka, Evan, Semy, John, Demian]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 20, 2013 7:46 pm

Lugar: laboratorio subacuatico de los Hijos de Caín

Hora: 17:34

Día: 17 de septiembre


-Por favor, Semyazza…no soy una niña, no es necesario que me cuides mas…..ya estoy casi recuperada por completo…..en serio…todo ha sido solo un susto….


La voz suave de la vampiresa resonaba en uno de los cubículos de espejos especiales…sabía que estaba en uno de sus laboratorios porque ella misma había creado esa aleación para que estos espejos sean casi indestructibles…y es que terminaba de despertar hace a penas un par de días…..aquello que la pasó era demasiado espantoso…casi destruye no solo a ella misma sino a Azuka….aun sentía dentro de ella aquella confusión y sentimientos?.....que era esto lo que aun quedaba dentro de ella…Rowan, esta perra….algo la ha hecho….maldita sea….y ahora que??

La mente de la mujer no paraba de analizarse y cuestionarse….y es que notaba algo extraño dentro de ella..pero no entendía el porque de esas cosas….pero au así comprobó que la lógica y todo lo que ella era, no había cambiado y realmente en apariencia seguía siendo ella….con un gesto de cierto mareo se levanto de la cama de blancas sabanas…mientras sus cabellos caían por encima de una bata blanca que dejaba oculta su figura…..

-Tranquilo, querido….estoy bien…no puedo pasarme aquí todo el tiempo….además Tristán me cuidará…..así que porque no sales y das un paseo….he oído de que tu mujer se cuenta entre los vivos…porque no la llevas a cenar???

Comento la vampiresa mientras caminaba descalza por el frío pavimento…saliendo de aquella habitación y encontrándose con los techos y paredes transparentes que mostraban el fondo marino…..

-Además, yo tengo mucho que hacer….gracias a ti y tu magnifico “regalo”….que ahora mismo también esta volviendo del mundo de los muertos en una de estas habitaciones….
.*comento con una misteriosa sonrisa al demonio…* como ves mis facultades de lectura de mentes y olor….funcionan a la perfección…..* se acerco al Semyazza y dejo su helada mano en la mejilla del mismo…mientras le miraba a los ojos con su fría mirada…* gracias……gracias por salvarme….

Agradeció ella con una atípica calidez en las palabras….mientras la mano fría caía a un costado de aquel cuerpo ahora frágil y adolorido por estar tanto tiempo condenado a la cama…..después se giro y prosiguió caminando hacia su despacho….y sin mirar atrás al demonio….hablo casi con un susurro…

-Sé que siempre estas conmigo, asíque no temas….no me pasará nada y si pasa…serás el primero en saberlo, junto con Azuka….


La vampiresa desapareció en uno de los pasillos, mientras que varios vampiros iban tras ella como sombras…uno de ellos de rasgos atractivos empezaba a recetarla las novedades de todos los sectores….

-Tenemos a la mujer, como vos nos mando….tras meterse el alma en ese cuerpo clonado…adquirió un cabello rojo, ojos claros y piel pálida…..reconociéndose como Angelique Clémence Beauvoir…informamos de ello a Azuka de inmediato…creo que como siempre ha obtenido éxito, my lady….

La vampiresa se paro en seco…mientras sus ojos se cerraron y su mano se clavo en la pared de cristal…apoyando el peso de su cuerpo…..un sudor frío recorrió la frente de la mujer…y la espalda haciendo que se estremezca…..Evan se mordió el labio inferior….mientras una agitación la estaba tomando en aquel instante…pero esto duro solo una ínfima parte de aquel minuto….la vampiresa se concentro en la sangre que ahora aprecia estar fuera de control y la domino…volviendo en si….

-Perfecto….Tristán….pero creo que ahora mismo necesito algo de sangre, más que los informes…

-Hay un demonio que la esta esperando en su despacho….cuando vi que empezaba a caminar ordene que se lo preparen….

-Magnifico…..tengo cierta sed y ganas de “jugar”…..

Comento la mujer mientras se acercaba a la puerta de su despacho y abría un pomo metálico….adentrándose en aquella amplia habitación…donde un hombre estaba sentado sedado en una de las sillas…con el torso desnudo….Los instintos de la vampiresa afloraron y sus ojos cambiaron a un carmesí brillante…sin duda tenía sed y necesitaba el vitae a como de lugar…..



Lugar: cerca del bar “Toxicity”

Fecha: 18 septiembre

Hora: 21: 43


La vampiresa se había escapado de los protectores “manos” de Tristán y demás vampiros que estaban vigilándola…por órdenes de Semyazza y Azuka….realmente, estaba cansada de estar metida en aquel laboratorio y más aun sentirse ella objeto de estudios….


Los pasos sonoros de la mujer estaban haciendo un leve eco en la zona arrasada.. y es que los finos tacones sonaban con cada impacto con el corroído asfalto….su pensamiento se estaba remontando hacia el baile y aquella batalla que aun tenía consecuencias en ella..pero por el momento, parecía que su mente y su ser eran los de antes….aun seguía analizando a todos los presentes en aquel sitio y todo lo que había sucedido sin duda había conseguido lo que deseaba y no solo esto…sino mucho más….había comprobado la lealtad de Semyazza….y al fin ha terminado con uno de los enemigos más directos que tenía…ahora tan solo necesitaba volver a dominar a los lycans…junto con su amiga….y es que en ese preciso momento, la comunicación entre ambas volvía a abrirse….y sin duda alguna Azuka no tardaría en saber que Evangeline estaba caminando distraída por las calles de la Zona Cero, sin guardias…como siempre….y dirigiéndose a un lugar poco recomendable…sus ojos azules brillaron…mientras observaba uno de los callejones por los que se accedía a aquel lugar…..Parecía que era la puerta trasera de aquel antro del que los “cuervos” la habían estado informando últimamente……no solo por el hecho de que estaba regentado por demonios sino por los tratos sucios que se cerraban entre aquellas lúgubres paredes teñidos de hollín…. Y es que su estancia ahí, en parte era justificada por la curiosidad de sus informes….se suponía que Lucian estaba ahí haciendo algunos negocios no muy limpios….y realmente, deseaba hablar con su “socio”, para que sepa que ella estaba bien y que su trato aun seguía en pie…..por ello, miro de nuevo el edificio, pensando en el artista demoniaco…..entendiendo el porque de llevar sus asuntos en este sitio…sin duda, esta noche la esperaba mucha diversión....puede que más de la que podía suponer al ver ese edificio....

Desde hace rato estaba oyendo ruidos y disparos que rebotaban en ecos por aquella zona….tenía curiosidad….además deseaba comprobar sus sentidos...quería ver si de verdad la mente no la estaba engañando y que estaba en plenas facultades o tan solo era un mero espejismo…..

La blanca falda se agito cuando la mujer se paro frente a las puertas cerradas…tras las cuales podía oír aquellos tiros…..aspiro el aire….y una leve sonrisa se dibujo en sus labios….

-Vaya, vaya…que interesante…..


Un cosquilleo peculiar recorrió su cuerpo…..sin duda John Creed estaba dentro….pero no solo era esa esencia que conocía…el olor a puro y colonia hizo que un rostro grande aparezca en su mente…..uno de los narcos que estaban ahí…lo conocía no solo por los espías que poseía Azuka y ella…sino de aquel encuentro al q fue tan “amablemente” invitada…en el que Creed tomo el poder de las garras rojas…..

La vampiresa ladeo un poco el rostro y prosiguió el camino…mientras la sombra del ala de su sobrero…hizo que sus ojos se vean tan solo como dos destellos efímeros en el velo negro de la noche…sus pasos la llevaron hasta la puerta principal de aquel bar….sin complicación alguna abrió la puerta de aquel sitio…mientras toda clase de olores la estaban golpeando en la nariz….por su concentración…..los sonidos de las mentes la empezaron a llenar el pensamiento….y las sensaciones de la esencias colmar sus sentidos…..

La helada mirada recorrió a todos los presentes que estaban sumidos en la oscuridad de aquel amplio salón…que parecía fluir al son de la música que estaban tocando en el escenario…..La mujer de cabellos plateados pudo sentir las miradas sobre si…..era una sensación que no apreciaba…pero que había aprendido a tolerar…..no tenía que mirar para saber de la presencia de Semyazza…que en parte la sorprendió…ya que no le creía muy amante de estas cosas…pero al parecer Raquel, su mujer….le había dado la “noche libre”….con su mente y sin mirar al hombre….le hablo…mientras caminaba hacia la barra donde Lucian y Camille….parecían sostener una charla….y es que ya tenía localizado al demonio….y sabía que con tan solo mirarla, sabría que todo estaba bien y que ella solo estaba ahí, para darle más seguridad al pacto que tenían……

-“Lo sé….lo sé….pero ya me encuentro mucho mejor….al final, parece que no ha sido para tanto…no crees??? Y por cierto, querido….Buenas lunas a ti también….solo he venido a tomar una copa….”

Le hablo a Semyazza….mientras sus pasos la llevaron no muy lejos de Lucian…y su “mascota”…….al que tan solo dedico una sonrisa y miradas cómplices….sin interrumpir aquel encuentro…..se posiciono…no muy lejos de estos….y miro hacia el interior de aquel bar….observando con detalle las salidas y las entradas…las escaleras que ascendían hacia pisos superiores….la lúgubre y algo deplorable decoración…..el humo que flotaba sobre las cabezas de todos ellos…concentrado por todos los cigarros que se estaban fumando en aquel momento….pudo oír los golpes en la mesa y risas que provenían de un grupo de jóvenes…pudo reconocer a uno de ellos….un humano que entro con Victor y después sostuvo una charla con Odisea y Araphiel…llevándose a Kael…y regalándola su primer beso…menudo atrevido! Pero, quien sabe…..debía observarle mejor y estudiarle…puede que meterse en su mente sería lo mas adecuado y es lo que hizo, dandosé cuenta que el aparato que Victor uso en aquel evento ya se habia extendido..…..una nueva sonrisa apareció en su boca….pero esta vez era pura satisfacción…..los humanos avanzaban.....y se acualizaban....

El sombrero que llevaba sobre su cabeza y el delicado recogido se ladearon con su rostro….mientras una voz interrumpía su pensamiento y conversación con Azuka que parecía reprenderla…..y mientras esta la enseñaba todo lo que tenía que ver con aquel sitio y sobre Connor….además de John…que parecía estar montando en la trastienda una “fiesta” de lo más peculiar….

-Que vas a tomar?

Evangeline se giro cavándole sus ojos….mientras el blanco vestido y el corsé hacían resaltar su blanca tez….

-Un whiskey doble…


La voz de ella resonó como una melodía….mientras observaba de reojo a la pareja que tenia cerca de ella….mientras sentía como una presencia humana se acercaba a ella…por detrás…

-Alguien como tu, no debería de estar sola en un sitio como este….quieres compañía? Podemos irnos a algún sitio oscuro y privado…..??

Una sonrisa demasiado abierta se dibujo en los labios de ella, dejando entrever sus colmillos….poco a poco la mujer se giro….para ver a hombre, que acortaba las distancias contra ella….tomándola de la cintura….

-Contaré hasta tres, para que me suelte y desaparezca…..1….2….

El hombre sonrió aparentando ser un depredador con aliento a tabaco y alcohol….que se volvía más bravo…por los ánimos que sus amigos le estaban soltando desde uno de los rincones de aquel sintió….pudo percibir la sonrisa de los que la reconocían no como la mano negra de los cainitas, sino como vampiro….

-No seas tan frígida, cariño….

Respondió el hombre de cabellos oscuros con tono bravucón….un suspiro se escapo de los labios de ella…y en ese entonces la mano derecha atrapo con violencia, fuerza y presión la parte mas “noble” de aquel hombre….estrujándole….mientras veía el dolor instantáneo que se dibujo en su cara en una horrenda mueca….en la que contenía hasta el aire de los pulmones….

-3…..creo que le dije que se marche….no vuelva nunca más a acercarse a mi….o sus “uvas”….*levanta una ceja con cierto deje de brillo divertido en los ojos….* …en su caso pasas….terminarán como plato principal de los perros infernales que pasean por estas calles…..y ahora que su “cerebro” le tengo en mi poder…por favor….pida disculpas….y dándose la vuelta con suavidad, márchese…..o en serio….terminará yendo a un grupo de apoyo para eunucos….

La vampiresa soltó las “joyas reales” totalmente adoloridas….lo sabía por la mueca de dolor extremo y por como le corría la sangre….y se apoyo contra la barra, mientras el camarero dejaba su vaso con una leve sonrisa por el incidente….Mientras el hombre aun la miraba con una mirada llena de odio y de confusión….de la que ella disfruto….dibujándole una sonrisa de desprecio y atisbos de frío absoluto….


Ambientación:


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Night of chaos in the house of the devil [Lu, Azuka, Evan, Semy, John, Demian]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.