Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

În întuneric [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

În întuneric [Libre]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 13, 2013 4:16 am

Todo había salido terriblemente mal… mientras las vampiresas corrían procurando refugiarse en el cementerio el creyó que podría escabullirse por las alcantarillas sin embargo no había contado con que el enemigo también estaría aguardando allí abajo. Lo rodearon en un instante obligándolo a luchar por su supervivencia. Era un infierno de sangre pestilente y carne desgarrada, los demonios incluso bajo formas como las de ratas o pequeños hombrecillos barrigones con dientes de sierra resultaban peligrosos en grandes números como los que encontró allí abajo.

De alguna manera logro escapar y salvarse, pero cuando consiguió arrastrarse fuera y llegar hasta unas ruinas de un edificio tenía su cuerpo perforado por mordidas que dejaban ver lo blanco de sus huesos y de su vientre desgarrado escapaban sus intestinos. Con pocas opciones para alimentarse (ratas, palomas y otras alimañas) su recuperación había sido extremadamente lenta, los días fueron cayendo uno encima del otro hasta que se cansó de contarlos.

Ya tenía la fuerza suficiente para erguirse sobre sus piernas, pero el esfuerzo hacia que sus heridas más profundas se abrieran, necesitaba algo con más sustancia para sanar apropiadamente, lastimosamente no había muchos humanos lo bastantes desquiciados para meterse a la zona cero y menos aún lo bastante afortunados para no ser devorados por demonios antes de llegar hasta allí.

Su hambre mal satisfecha era peor que cualquiera de los dolores que soportaba, hacia sus entrañas retorcerse y lo estaba enloqueciendo. Se decía a si mismo que no lo dominaría el frenesí y secaba a cualquier pequeño animal que conseguía atrapar con la esperanza de ganar un poco de tiempo pero así también crecía en su mente la idea de caer encima de alguna de esas horrendas criaturas infernales y beber de su negra sangre así esta fuese veneno o acido.

- În cazul în care ești îngerul meu întunecat? Vei fi râs în timp ce sufar? – interrogo a la nada evocando unos labios rojos siempre pintados de carmín, pero incluso ella parecía haberlo abandonado. Recordaba sus promesas de seguirlo hasta los confines del mundo, sólo en ella se atrevió a confiar y ahora se sentía como un tonto por ello.

Su hija, su única creación lo había traicionado, si ella lo hubiese seguido como prometió que haría, entonces el no se hallaría en su penosa situación, con su apoyo el hubiese perseverado sobre cualquier prueba.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: În întuneric [Libre]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 13, 2013 1:29 pm

Pocas veces tomaba en cuenta su fragilidad como ser humano, esa mortalidad de su cuerpo que en cualquier momento podría dejar que el alma se le fuera con un último suspiro, sus pasos iban y venían sin un destino más que aquél que esperaba a todos al final de la senda. La muerte quizá la acechaba o tal vez la ignoraba por el desperdicio de vida que Claire llevaba, sea lo que fuera, la pelirroja continuaba sin encontrar lugar que la retuviera, por ello fue a parar nuevamente en el Territorio Oscuro, caminando esta vez bajo los efectos de una resaca, la cabeza le dolía tanto que creía escuchar una queja lejana en medio de gruñidos y respiraciones densas, así como la percepción de que algo se escabullía detrás suyo.

En la Zona Cero era donde se movía con mayor destreza innata, estaba oscuro y sus ojos felinos se adueñaban de las sombras, mirando a través de ellas con descaro, sólo como ese par de orbes sabían mirar, así que avanzaba falta de consciencia pero segura de recorrer tales confines con tal de encontrar un lugar donde pasar la noche. El dinero se le había agotado para pagar algún hotel y hacía varios días que la compañía le hacía falta. Alguna vez le dijeron que con esa actitud dejaba atrás a algunos demonios un poco más humanizados que ella. Quizá era cierto y de mujer solo tenía ese cuerpo del que tantos beneficios sacaba.

O era una humana de lo más vulnerable, escondida detrás de esa máscara que asemejaba a una súcubo.

La pestilencia del sitio no era impedimento para continuar, se llevo una mano a la nariz para cubrir sus fosas mientras avanzaba, en medio de roedores y cadáveres de éstos. Su corazón andaba rápido, siempre iba desbocado, a esas alturas adentrada en tierra de demonios, sólo era el sonido de su palpitar frenético hasta que fue interrumpido por una voz masculina.

-No puede ser que haya alguien más en este basurero.-exclamó, buscando por los rincones al dueño de esa intervención.- Bien, muéstrate, de eso depende de que cuentes con mi compañía o te quedes en este podrido lugar... pudriéndote también.- dijo entre risas. Hablaba con la boca llena de descaro, en volumen alto, no del todo coherente pero sin ningún miedo a lo que pudiese encontrar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: În întuneric [Libre]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 15, 2013 1:43 am

Surgió como una aparición desde el derruido umbral de una edificación que apenas se sostenía en pie. Su altura, su elegancia y atractivo estaban opacados por el hambre y los vacilantes pasos con que avanzaba. Se tambaleaba luchando por permanecer en pie y conservar siquiera un mínimo de dignidad frente a la descarada mortal que lo insto a mostrarse.

Ya daba por pérdida su cordura cuando escucho una voz femenina, se hubiese reído de si mismo si su nariz no hubiese confirmado la cercanía de algo vivo que olía a humano bajo capaz de aroma a humo y alcohol. Ella era hermosa a pesar de los estragos causados por su estilo de vida, una musa de la desesperación en quien la corrupción había calado tan profundo que seguramente había dejado impresa su marca en su esencia.

No se trataba precisamente de un bocado apetecible, pero era comida y con eso le bastaba. De estar sano la hubiese subyugado con facilidad, pero en su actual estado solo podía avanzar con la torpeza de un mortal y rogar por lograr acercarse lo suficiente para poseer la sangre que mantenía su piel sonrosada.

- Mi salvadora – dijo oyéndose conmovido incluso para sus propios oídos, al parecer aún tenía cosas que hacer en el mundo y por ello el destino le entregaba aquella oportunidad de resurgir de las ruina que era en ese momento.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: În întuneric [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.