Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

Wild New York (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wild New York (Libre)

Mensaje por Invitado el Dom Mar 17, 2013 6:03 pm

Preludio



Fascinante

Llevaba ya algunos meses desde que había despertado de aquel profundo letargo, y no dejaba de estar fascinado por este nuevo mundo tan sobrenatural y moderno. Al principio, el vampiro había pasado varias semanas deambulando entre las calles, como en esas malas y viejas películas de vampiros, pero a los dos meses, ya hasta se había subido a esos terroríficos pájaros de acero y mudado a Grecia (Buscando a Myroslava que siempre le hablo mucho de aquella ciudad) y a los cuatro meses ya circulaba rugiendo por Servia en una gran motocicleta Harley-Davidson de color negro, haciendo un ruido ensordecedor. Trabajaba como asesino a sueldo y a su vez alimentándose, Si bien el cuero negro no había pasado de moda, su sombrero de ala ancha si lo había hecho, pero poco le importaba

Servia era una buena ciudad, tenía un trabajo como asesino a sueldo, un certificado legal de nacimiento, una cartilla de la Seguridad Social, un permiso de conducir, y dos flamantes pistolas Desert Eagle

El mundo moderno era enloquecedor. Los hombres ya no lucían pelucas y ropas afeminadas, y las mujeres... ¡ah!, que glorioso era ver a las mujeres en esta época, independientes, atrevidas sexys, tan salvajes, e interesantes como cualquier hombre. Los grandes almacenes se habían convertido en palacios de embrujo con mercaderías expuestas entre moquetas de tonos suaves, música mística y luces de colores.

Lo que más le gustaba a Lancaster era la facilidad con la cual podía adquirir películas y documentales en esas tiendas iluminadas, desde la Lista de Shindler que narraba con bastante realismo los horrores y el potencial de las nuevas armas humanas, hasta películas fantasiosas como The Avengers. Al principio a Jan le costaba entender la diferencia entre lo real y ficticio, que proyectaban esas imágenes de esos embrujados aparatos, y sus primeras frustraciones vinieron cuando se dio cuenta que no podía conseguirse un traje como el de Iron Man o quizás el automóvil de Batman

¡Ah! Pero tenia mil cosas por descubrir y todo el tiempo de un vampiro para hacerlo, todavía no había visto a ninguno de esos extraños seres que su sire le había hablado, híbridos, licantropos, demonios… ¡Angeles! Le sonaba tan ridículo todo aquello, sobretodo lo ultimo, quizás su sire le había tomado el pelo solo para asustarlo, ni siquiera estaba seguro si realmente existían otros vampiros, quizás era el único ser sobrenatural sobre la tierra y su sire claro, aunque había pasado ya un siglo, ¿que habría sido de ella?

Muchas preguntas, por lo pronto, luego de procurarse “un buen desayuno” regreso a su departamento para juagr el vídeo juego que había comprado la noche anterior Injustice de DC Comics, pero al prender el televisor, la cadena nacional griega, mostró un reportaje documental de lo que estaba sucediendo en Nueva York, Vilem miro con atención lo que estaba sucediendo al otro lado del mundo. La Dama de hierro americana convertida en una tierra de Nadie, por la presencia de seres sobre naturales como el, parecía una película de Ford Coppola, luego de pensárselo un poco, decidió hacer una maleta y tomar un vuelo comercial a Washington

Durante el vuelo el vampiro miraba las nubes por la ventana, contemplándolas como solo las pueden contemplar las criaturas con mayor conciencia en el universo, un sonido peculiar flotaba en el aire; no se oía realmente, pero se presentía con absoluta claridad; como una música que tratase de hacerse corpórea. Pronto su mente evocaba las palabras de su mentora susurrándole en su oído como una concha marina

Toda nuestra vida eterna era inútil sino veas la belleza a tu alrededor


Al llegar a Washignton descubrio que no había autobuses, a Nueva York, lo mas que encontró fue un ebrio Taxista que lo dejo a unos kilómetros cerca de Staten Island a partir de ahi Vilem tuvo que caminar hacia Bayonne y de ahí moverse hacia donde la luna lo llevaba

Hum ¿Como no se me ocurrió matar al taxista y quedarme con el Auto? no creí que tuviera que caminar tanto...


Merodeaba por las azoteas y cornisas de los suburbios abrumado por tanta decadencia, si había un lugar que le hiciera olvidar su pérdida naturaleza humana definitivamente era esa ciudad, ¿como era que el gobierno había abandonado así una de sus ciudades mas emblemáticas? a donde miraba solo veía desolación, el olor a infierno Urbano lo perseguía. No era un olor agradable, por lo que evitaba respirar, de cualquier forma un vampiro como el no lo necesitaba. Las losas sueltas de los tejados, resonaban bajo su peso haciéndolo trastabillar,

Ni un solo civil del que alimentarse, solo roedores e insectos, y un gato regordete, posiblemente abandonado después del cataclismo vampirico

El mínimo se había dado cuenta de la presencia del Vampiro, metiéndose a uno de los callejones. Vilem Decidió bajar hacia este para darle caza para poder alimentarse...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.