Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

Crazyberry [LIBRE]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crazyberry [LIBRE]

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 23, 2013 5:26 am

La cambiante luz de colores y el aire viciado casi me resultaban agobiantes, la música martilleaba dentro de mi cabeza mientras me esforzaba por terminar mi Crazyberry(*) apenas logrado. El local era pequeño y los bailarines se amontonaban en la pista hasta convertirse en un conjunto peculiar de piernas y brazos que se agitaban al ritmo de aquel sonido sintético emitido por los altavoces.

Fue una casualidad que tropezara con ese refugio de los juerguistas quienes, pese a que una parte de su amada ciudad estaba destruida y el resto dividida en bandos, aun sentías deseos de entregarse a sus instintos más bajos y satisfacer sus apetitos tóxicos de drogas y alcohol, una prueba más de que “el espíritu neoyorkino” no era fácil de quebrantar.

Sonreí ante ese pensamiento mientras pensaba en deliciosas ideas sobre como aplastarlo por completo. Allí había al menos unas doscientas almas aguardando su turno para ser seducidas y bailar en el caos mientras se despedazaban hasta que lo que sobrase fuese apenas reconocible, estaba más que dispuesto a iniciar ese baile con cada una y no tenía ninguna prisa que me impidiera disfrutar de cada pieza hasta la saciedad.

Al otro lado del salón divise exactamente lo que estaba buscando, un destello de candidez en unos ojos marrones que se negaban a despegarse de mi, pretendí no notarlo sólo un instante más para disfrutar de su ansiedad y luego hice chocar mi mirada directamente con la suya que cayó en el hechizo de la fascinación que produce el mal en los mortales, mi propio descaro lo animo a atravesar la pista abriéndose camino a empujones pero lastimosamente perdió el valor cuando se halló cara a cara conmigo.

Decepcionante… sin embargo era lo que tenía y su mirada que había caído a sus propios zapatos se perdió el instante en que mi sonrisa decaía, aun podía ser mío, sólo tendría que prolongar el juego un poco más.

- Que bebes? – le interrogue a gritos para hacerme oír sobre la música, consiguiendo que volviese a mirarme – yo invito.

- Lo mismo estaría bien – dijo mientras ocupaba el banco junto al mío.

El Crazyberry finalmente me dio una alegría cuando después de algunos fondos blancos el humano se apoyaba en mi con su brazo en mi hombro y me confesaba que esa era la primera vez que iba a un lugar como ese, su nombre era Bryan y aseguraba no ser gay aunque “estaba dispuesto a hacer una excepción conmigo” o eso había dicho al cuarto Crazyberry.

Casi no podía mantenerse en pie cuando salimos a la calle, la única razón de que consiguiera hacerlo erguido sobre sus piernas y no a gatas era que se apoyaba en mi obligándome a soportar su peso. Se lo permití apenas porque su confianza en mí le haría aun más terrible la experiencia que tenía reservada para él.

Los gatos no tardaron en seguirnos en nuestro recorrido nocturno, sus maullidos inquietaron a mi presa que estaba indeciso sobre si le parecía escalofriante o divertido aquel número creciente de mininos de ojos brillantes.

* Coctel a base de Leche, Licor de Fresa, Pisco y Yogurt.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.