Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

El balcón de las rosas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El balcón de las rosas

Mensaje por Temperance Brunswick el Lun Oct 22, 2012 3:37 pm

10 de Mayo
12:00 hrs

Plano día, la joven estaba en lo que era antes el antiguo Upper East Side, en donde vivió desde pequeña hasta hacia no mucho. Llegó hasta la mansión del príncipe, y logró entrar, saltando la reja, y caminando por los jardines que ya sin cuidados, crecían a sus anchas. Extrañaba aquel lugar, su vida y lo que en ese lugar conoció. Amigos, aliados, el amor cuando Vladimir iba a verla. Si miraba hacia atrás, había sido una buena vida, dentro de todo, pero ahora parecía tan lejana.

Había tenido que cerciorarse de que no hubieran demonios, estos parecían solo atacar de noche, o estar más activos cuando la noche caía. porque desde que había salido en la catedral, no los había encontrado, pero su arma estaba cargada, y lista para ser usada, aunque claro, le hacía falta mayor entrenamiento. Caminó por el oscuro pasillo, apenas quedaban muebles, muchos habían sido robados, o se los habían llevado cuando tuvieron que dejar aquel lugar. La escalera, esa gran escalera de roble, estaba en el el mismo lugar de antes, aunque la alfombra, que antes fue roja, ahora estaba desteñida y cubierta por una capa de polvo que ya disdibujaba su escarlata tonalidad...

Siguió subiendo, a cada paso, sus pies resonaban, esperaba que no hubieran canes escondidos en aquel lugar, aunque con su solo aroma, los hubiera atraído. Llegó al segundo piso, y buscó su habitación. Oh, hubiera podido recorrer aquel lugar con los ojos cerrados hasta llegar a su habitación y abrirla. Un aire helado la golpeó cuando la puerta la abrió, y su cama estaba ahí aun, algunos libros. La joven caminó lentamente y fue hacia la ventana para abrirla.

-como... desearia que nada de esto hubiera pasado...- dijo en voz alta, lamentándose lo que había sucedido. Caminó hacia el balcón y ahí se quedó, ya eran las 12 del día, pero debería volver a un lugar seguro apenas empezara la tarde, ya no quería exponerse a más peligro. Se recargó en el barandal de roca, y pudo ver como la enredadera de rosales había subido y cubierto el balcón y la pared.


Sujétame como te aferraste a la vida cuando todos los miedos revivieron y me sepultaron
Quiéreme como quieres al sol Que quema la sangre en mi corazón de vampiro
Relaciones CelularPágina Personal

Temperance Brunswick
Admin
Admin

Mensajes : 512

Volver arriba Ir abajo

Re: El balcón de las rosas

Mensaje por Invitado el Miér Oct 24, 2012 8:20 pm

El lugar era más que desconocido para él, no sabía cual era su rumbo, más bien, estaba dando una caminata exploratoria, primera vez que veía el lugar, cosa que lo hacía mantener más que la calma, sentidos en vista, y sobre todo análisis y sobre todo agilidad pasaban por su mente, y por su forma de ser específicamente, como era primera vez que él veía el lugar, lo que suelen llamar como la "Zona cero", estaba atento a cada simple movimiento, como si todo estuviera escrito, y ya supiese que iba a pasar, pero en realidad no, estaba tranquilo, no movía ni un simple musculo, sólo se movía, y registraba cada olor, cada simple color, hasta que capta la primera presencia... Una presencia del todo diferente, no era lycan... Tampoco vampiro, no era un híbrido, le olía a... ¿Humano? Tal vez?, no alcanzaba a la distancia suficiente como para poder reconocerla, pero al mismo tiempo, había un olor a flores de donde el mismo provenía... no sólo de flores.. sino Rosas, de color carmesí, él ya lo habia identificado, color, olor; con tan sólo la esencia que éstos dejaban.

Los ojos de lucas se tornaron rojos, vigilantes, y dominantes al mismo tiempo, pero el caso era, en que al recordar el color o la palabra Carmesí, le recuerda ese pasado, que no quería recordar, Lucas no quería dañar a nadie, ni tampoco escapar, sólo estaba husmeando el lugar por mera curiosidad, pero el color Carmesí de las rosas casi lo auyenta, por la cantidad de malos recuerdos que le vienen a la cabeza, sin embargo, no se fué, siguió cureoseando por allí, si algo era muy seguro de lucas, es que le encanta explorar lugares nuevos, es muy curioso sobre él; pero había algo que le llamó la atención, sin esmero al ver la misma...

Una casa?... De aquí proviene el olor

Pensó para si mismo, observando el lugar con notable curiosidad, pero que al mismo tiempo pasó sólo dejando a aquella presencia que le hacía sentir que no estaba solo, y que sabía, por mera lógica, que de alguna u otra forma dejaría notarse en su forma semi-humana, o mas bien humana, la transformación no se validaba, la luna no era llena, gracias a ello, podía ser humano; pero la curiosidad lo llamaba, en el balcón, estaba otra persona, y él se dejo ver... Aparentemente, pero nada era seguro.. Lo que pasaba por su mente era ¿Pasar?¿No pasar?¿Esperar? He de ahí el problema, no sabía que camino tomar ya, siguió su camino, escondiéndose, y poniendose a pensar al respecto

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El balcón de las rosas

Mensaje por Temperance Brunswick el Vie Oct 26, 2012 4:04 pm

Permanecio recargada en el balcón, su perfume, unido con las rosas, viajaba por aquel jardín que ya parecía más una selva que los afrancesados jardines que antes había en aquella mansión. Un suspiro ahogado salió de su cuerpo, y se fue recargando sobre el barandal, hasta quedar con la frente apoyada ne su brazo, apretando los ojos y se fue derrumbando, lentamente hasta quedar sentada en el suelo, agotada por todo lo que cargaba, acongojada por su historia, de la cual no podía escapar, por más que corriera, este estaba pegado a ella.

Pero lo que dolía más, era su corazón, aún herido por la traición del hombre al cual amaba. No lo había visto, pero lo extrañaba. Apretó su pecho, con ambas manos, conteniendo las ganas de soltar un llanto desgarrador, pero que nadie escucharía. No había nadie que pudiera consolarla, y eso era lo que precisamente había buscado.

- hay un lobo cerca...- fue el susurro de un fantasma, una voz de una mujer que sin manifestarse por completo, le hablaba al oído de la chica. Cuando Temperance abrió los ojos viendo a una chica sentada delante de ella, sus ropas oscuras, y largas mostraban ser de otro siglo - creo que intenta escapar Temperace... ¿irás detrás de el?-

-n iré...- se encogió de hombros, y quedó sentada en forma de loto, en el suelo -espero que no se encuentre con demonios- susuró, y movió sus piernas hasta abrazarlas -¿hay cerca?- preguntó, habia dudas y cierto temor en su tono de voz.

- pues... no, no los hemos visto por lo menos, ¿deberias cuidarlo? - el fantasma suena casi dulce, inocente.

-dices que es un licano... dudo que algo pueda pasarle, por l menos, sabe mejor que yo... protegerse - sonrió destraída y acarició con los dedos el collar de cuencas negras y de cruz de onix que pendía de su cuello -igual ve a vigilarlo, ¿puedes? - moaja sus labios, espera que la fantama no se largase, eran muchos fantasmas muy caprichosos, que hacían lo que les placía, porque no debían fingir nada, no tenían nada que perder tampoco.

- pues, bueno, es guapo, no me parece mala idea verlo un rato - dicho esto, el fantasma se despareció, Temperace se colocó de pie, y buscó al licano, no podía distinguirlo, realmente lo que veía era al fantasma que había enviado perderse entre los árboles, siguiendo muy de cerca al licano.


Sujétame como te aferraste a la vida cuando todos los miedos revivieron y me sepultaron
Quiéreme como quieres al sol Que quema la sangre en mi corazón de vampiro
Relaciones CelularPágina Personal

Temperance Brunswick
Admin
Admin

Mensajes : 512

Volver arriba Ir abajo

Re: El balcón de las rosas

Mensaje por Invitado el Vie Oct 26, 2012 4:32 pm

El Crujir de las hojas, y el movimiento de las mismas, que cada vez hacía que se movieran más rápido provocó que el licano se alertara un poco, y que él al mismo tiempo, sus ojos se tornaron completamente rojos escarlata, y ahora sus colmillos salieron al aire; podía protegerse si algo pasaba, mantuvo la calma, se escondió bajo las sombras de los árboles para pensar una táctica rápida si algo pasaba, algo bueno del alpha era éste hecho, era muy analítico, suele sacar buenas ideas y tácticas al momento de sentirse presionado, o perseguido, en pocas palabras...

Alguien me persigue.... Puedo presentirlo.. Mantendré la calma, por ahora, cálmate alpha

Susurró para si mismo al momento de notar, que lo que lo perseguía, o mas bien, vigilaba, no era muy visible, por que era un fantasma, y sobre todo lo que podía notar, es que era indefenso, podía sentirla, pero no verla, sabía que era una mujer por instinto, pero no estaba seguro, era un fantasma después de todo, pero al mismo tiempo no podría bajar la guardia, escuchó la conversación, bajó un poco la guardia, quedando de nuevo en su estado neutral, ahora buscando esa misma sombra, que a decir verdad pudo notar a primera instancia... Literalmente

Como lo sospeché.. En la casa hay alguien... мои чувства никогда не отказывают


Volvió a pensar, ahora acercándose a la casa, que por miedo tanto a recordar por el Carmesí de las rosas, como ser atacado, o amenazado por alguien, o algo; no se acercó, pero sin antes decir en casi un susurro, notando derivaciones del latín en sus palabras

ostende te, sé que estás aquí

dijo, nada sorprendido por que más bien, suponía que la mujer que sintió en la mansión, la cual se había escondido como él.. La había mandado, lo que no sabía, era cuales eran las órdenes exactas que ésta le había dado al fantasma, estaba en duda, pero se acercaba, mirando hacia cada simple lado, buscandola; quería saber un poco más de cómo llegó a dar con él, quién le ordenó que viniese tras él? Eran varias de las interrogantes que rondaban por su cabeza pero al parecer, se las ahorraría para después mientras iba trás la sombra

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El balcón de las rosas

Mensaje por Temperance Brunswick el Dom Oct 28, 2012 3:23 am

la chcia fantasma seguía los pasos de licano, riendo, pasando detrás de él, aunque los movimientos del lupino le hicieron pensar que ya la había notado, y no era de extrañar, los licanos tenían una sensibilidad mayor a la de los humos y vampiros y podían sentir estas sensaciones nuevas, especiales. Eso hacia que se riera un poco más en su oído, que chico podría escuchar su carcajada, a medida que entraba en la casa, y siguiendo el aroma, buscaba a la espiritista que se había vuelto a sentar en el suelo.

El fantasma aparecería delante de la chica, ladeandosu cabeza, su rostro blanco, más que albino se trasparentaba y dejaba ver una de las sillas de dentro de la habitación. le dijo que el chico era guapo y que el perrito iba donde ella, Temperance se encogió de hombros, pasando su lengua por su labio inferior, ¿que buscaba ese licano?. Además, nunca antes había conocido a un licano.

-imagino que iré a encontrarlo, no quiero hacerle pensar que me escondo - sonrió y se encogió de hombros nuevamente y se puso de pie, caminando hacia la salida de la habitación. Ahí ya podía sentir los pasos del licano, y es más, cuando quedó en medio del pasillo, con la luz de la noche colándose detras de la ventana, la iluminó, el licnao ya podía verla.

-¿importa que esté aquí?- le pregunto la chica, mirando al extraño, con las manos pendiendo a sus costados, y un gesto casi indescifrable, una recatada sonrisa en los labios, cual mona lisa, aguardando a lo que dijera el licano, pues, no creía que fuera atacarla, eran solo los vampiros y los humanos los que la querían cazar, o matar - no hay demonios en este lugar, es seguro, así que puede encontrar resguardo- aclara su voz, y se cruza de brazos, ella ya necesitaba dormir, y su antigua cama, aun parecía ser un buen lugar para descasar.


Sujétame como te aferraste a la vida cuando todos los miedos revivieron y me sepultaron
Quiéreme como quieres al sol Que quema la sangre en mi corazón de vampiro
Relaciones CelularPágina Personal

Temperance Brunswick
Admin
Admin

Mensajes : 512

Volver arriba Ir abajo

Re: El balcón de las rosas

Mensaje por Invitado el Vie Nov 02, 2012 2:38 pm

Como habría de suponerlo, había alguien, no sólo el fantasma
Pensó ; eso le dió algo de 'aliento' en pocas palabras, porque al menos ya sabia que no estaba "Solo" del todo, aunque lo que no le agradaba, era ver el carmesí de la casa, le traía malos recuerdos, no era una fobia, tampoco un estado mental o psicológico del todo, simplemente... el color le traía malas memorias que más nunca quisiese repetir, sus ojos se movieron por un momento, el estado de shock estaba a su alrededor; El lugar era frío, pero cálido a la vez, lo rodeaba la curiosidad, pero a la vez el peligro, sabía que no podía permanecer mucho allí... Habían ¿Demonios? , o simplemente era la sombra de su pasado, la cual siempre terminaba persiguiéndolo?.. Calma Alpha.. Calma; nada era lo que rodeaba el lugar, sólo oscuridad, y un leve sentimiento de acojo al notar otra presencia que no eran las sombras de la casa; una presencia de carne y hueso, a diferencia de las otras, ésta era, ¿Reconfortante? En sí, no lo sabía, sólo sabía que no bajaría la guardia, sabía que al analizar a la mortal ésta no le haría nada, por ahora así que prefería quedarse así, pero a los fantasmas no les.. Agradaba del todo su presencia, lo aturdían más que su propia mente y su memoria que ya no era más que un recuerdo, que ya se fue, estaba olvidado, pero cada cuanto, éste mismo, volvía. Y lo volvía a torturar, no era más que un ciclo-.

Para nada, más bien, me reconforta tener un poco de compañía, pensaba que el lugar estaba solo

Respondió ahora el joven licano que , ya había notado que no estaba solo ahí, era algo que le daba aquel sentimiento que casi nunca le daba, la curiosidad lo mataba, quería ver que lo rodeaba, donde estaba, pero se limitó, simple y llanamente se limitó, fue sumisión por unos segundos, y respondió a las palabras de la mjer que estaba en frente a él en ese momento, al escuchar la palabra 'Demonio' No sabía a qué se refería, Jamás había visto un demonio en su vida, no hasta ahora, y eso lo enredaba un poco, pero a la vez le hacía querer hacer más interesante la cosa, e investigar a qué se referia pero no, esta vez no

Gracias, De hecho una especie de Sensación extraña me rodeaba sólo hace segundos, y no precisamente el fantasma que había mandado a 'Seguirme' en pocas palabras

-Respondió finalmente entrando a la casa en definitiva, antes de cerrar las puertas de la misma, y quedar al lado de la mujer que, al parecer acababa de irse a descansar?, Había desaparecido, y no distinguía muy bien, si era una humana, o un fantasma tratando de confundirlo, era interesante lo que pasaba para él, fantasmas alrededor, una humana que de repente se aparecía, el misterio lo rodeaba; cosa que por una u otra razón siempre terminaba de ver


Última edición por Lucas B. Blackwood el Dom Nov 04, 2012 2:04 pm, editado 2 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El balcón de las rosas

Mensaje por Temperance Brunswick el Dom Nov 04, 2012 9:04 am

Olia a bosque, a tierra, a Gaia, Temperance reconocía aquella fragancia porque ante ella se había aparecido la diosa cuando era una niña, y también había sentido aquella fragancia cuando estuvo muerta. La chica intentó no moverse mucho más, los licanos eran seres impredecibles, o eso le habian dicho, lo examinó, sus gestos, sus movimientos... si no fuera por su aura, sería un humano más...¿habrá nacido licano?, ¿que edad tendría?. Sabía que existían licanos incluso más antiguos que cualquier vampiro, sobre ellos no pesó el anarquismo que mandó a dormir a muchos de los antidiluvianos.

El licano también parecía estudiarla, y más aun, había reconocido o sentido el fantasmas que había puesto de guarda espaldas para el chico. Se encogió de hombros, no sabía que eran tan sensitivos, incluso a extremo de sentir los fantasmas, aunque se decía que los perros podían ver a los espíritus, ¿no sería loco pensar que un licano también?. Suspiró, y se apuró a explicar aquello.

-fue por su seguridad, no es un lugar seguro, para nadie, ni siquiera yo debería estar aquí - levantó sus cejas, y luego le sonrió al licano, era mejor distender el ambiente, después de todo, si los atacaban, le vendría bien un inesperado aliado -el lugar está solo... pero nadie quita que los demonios entren y deseen devorarnos - le explica, la luz de la noche hacía brillar los ojos del licano, y dibujar su silueta con un tono azulino.

- ¿cómo ha llegado hasta aquí?, Staten Island está lejos, de hecho son los más seguros en este caos, ¿quién dejaría un lugar seguro para adentrase en la zona cero...?- para sí, se rió, ella hacia lo mismo, dejando la seguridad de la base Brotherhood para estar estar ahí, tentando al destino y a la muerte.


Sujétame como te aferraste a la vida cuando todos los miedos revivieron y me sepultaron
Quiéreme como quieres al sol Que quema la sangre en mi corazón de vampiro
Relaciones CelularPágina Personal

Temperance Brunswick
Admin
Admin

Mensajes : 512

Volver arriba Ir abajo

Re: El balcón de las rosas

Mensaje por Invitado el Dom Nov 04, 2012 3:47 pm

Así que ésta es la zona cero... ¿No? He oído hablar de ella, aunque no tenía muchas ideas de cómo era
Respondió, aunque sabía que las preguntas llegarían a rodearlo en cualquier momento estaba dispuesto a responderlas pues no era nada del otro mundo; pero en cierta forma sí, la humana no era dañina por lo que sabía, su olor, su forma de actuar, no era más que una persona más, pero éste escuchabas las preguntas de ésta al mirarla-.

¿Que Qué me ha traído hasta aquí? Todo termina en una simple respuesta, Simple y Natural Curiosidad -Respondió de brazos cruzados y frunciendo el ceño al mismo tiempo; era más que obvio que ella quería más información sobre él, y que al escuchar la palabra 'demonio' Pensó por un sólo segundo.. ¿Demonios? Acaso existen? Nada más había escuchado sobre Vampiros, humanos y Licanos, alguna especie de Híbridos y 'hechiceros' o mejor dicho 'espiritistas' en pocas palabras, las dudas y las preguntas rodeaban a Lucas en éste preciso momento, mientras quedaba apoyado en una pared que quedaba en una esquina en la casa donde se encontraban presentes ambos, y que a la vez podía notar como con el viento que corría hacia el noreste con bastante frío, y que las hojas secas del patio se movían por si solas, no sabía donde se encontraba, estaba envuelto en un espacio pequeño, en una cajita de cartón,o más bien, atrapado en una jaula, literalmente... Cosa que no le gustaba, por que muchos factores como esos le recordaba a cosas que no queria llegar a recordar, Por un segundo; se lo pensó de nuevo, y se quedaría por ésta noche, respondiendo las preguntas de la mujer que, desde un principio lo quiso ayudar Protegiéndolo de las sombras-.

Soy literalmente nuevo aquí, lo que no entiendo del asunto, es a qué te refieres con 'Demonios', Por cierto, Soy Lucas Blackwood, y sí; Soy un Licano de nacimiento -Añadió finalmente, Había escuchado sus pensamientos, sabia que ella quería saberlo, estaba más que todo algo confundido con ésto de los demonios, que no creía que lo consiguieran porque sabía moverse sigilosamente, y atacar, por simple instinto; cosa que lo mantenía en movimiento durante las noches, no era mas que otro caminante en búsqueda de respuestas, estaba perdido?... No, él sabía lo que hacía, pero por simple curiosidad, fue que llegó a la zona cero; nada más que eso,



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El balcón de las rosas

Mensaje por Temperance Brunswick el Dom Nov 04, 2012 5:55 pm

Temperance no pudo evitar levantar una ceja, sin comprender para nada lo que el licano estaba diciendo. ¿en donde había estado este chico que no sabía que estaba pasando? además, ¿cómo había llegado hasta ese lugar sin haber sido atacado por demonios? Estaba loco, o peor aún, era un inocente que moriría pronto si seguía vagando por ahí sin saber que sucedía. Suspiró profundamente y meditó como decir lo que debía decir, sin sonar demasiado violenta o dura, porque seguramente el licano tenía sus razones para estar desconectado del mundo, quizas era de alguna de esas comunidades extremas en donde no hay contacto con el mundo exterior.

-realmente me perece demasiado extraño que me diga que no sabe lo que sucede, más cuando vaga en un lugar que está destruido y abandonado... ¿o pensó que este sector siempre ha estado igual?- se le acercó y tomó su mano para conducirlo hacia la habitación. Luego cerraría la puerta, y con una tiza dibujaría un extraño símbolo en esta, esto los protegería, se imaginó, luego iría a las ventanas en donde trazaría una línea en el dintel de estas.

-esto nos mantendrá seguros- le explicó al licano, ahora yendo hacia una de mas mesas, en donde dejó el rosario negro que enrrollaba en su mano derecha, y dibujó otros simbolos con la tiza blanca, haciendo una breve oración en latin.

-en fin...- se giró hacia el hombre, y lo inspeccionó con detención, licano, nacido de licanos, y perdido en el mundo como si recién hubiese nacido -llevamos ocho meses en de apocalisis, mi señor- era la forma más sencilla de explicar lo que sucedía, aunque no podía determinar su el licano estaba familiarizado con los conceptos del cristianismo, hasta donde sabía, era algún miembro de alguna tribu extrema de licanos, que no tenía contacto con nada.

-se han abierto portales al infierno en distintos lugares del mundo, New York, o mejor dicho lo que queda, es uno de los últimos lugares seguros para vivir, tanto para licanos como para vampiros y humanos... intentamos sobrevivir en lo que nos ha dejado esta locura, - suspiró y llevó sus manos hacia su cabello para tomarlo -¿en donde ha estado todo este tiempo como para ignorar lo que le he dicho? es que quiero saberlo, quizas aún hay un lugar en donde... exista paz- se encogió de hombros, y agazapada se fue a la cama en donde se sentó. Evidenciaba cansancio, tristeza, y sobre todo mucha soledad.

-me llamo Temperance Brunswick, y como has visto, soy espiristista.... -le sonrie, ya no tan seria como antes, sólo deseaba dormir, aunque ese lugar no era el más seguro para hacerlo.


Sujétame como te aferraste a la vida cuando todos los miedos revivieron y me sepultaron
Quiéreme como quieres al sol Que quema la sangre en mi corazón de vampiro
Relaciones CelularPágina Personal

Temperance Brunswick
Admin
Admin

Mensajes : 512

Volver arriba Ir abajo

Re: El balcón de las rosas

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:56 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.