Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

Explorando el significado del honor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Explorando el significado del honor

Mensaje por Invitado el Lun Oct 22, 2012 7:40 pm

Spoiler:
Sin hora ni fecha porque me gustaría consultarlo con la persona (o las personas, si soy afortunada xD) que se unan al tema. Sí es cercano a la aparición de los portales, quizás hasta recién abiertos, así que tomen eso en cuenta antes de entrar.

La zona oscura, era la primera vez que hacía un recorrido por esta particular zona; la zona residencial. Era una sensación definitivamente desagradable, la que le causaba la interminable lluvia de escombros y particularmente sombrío espectáculo de sombras y espejismos en el horizonte; igual de oscuro y poco prometedor que el resto del lugar.

Se sacudió descuidadamente la nariz, las cenizas le estaban empezando a causar una reacción alérgica, si continuaba iba a sacar su mascarilla de gas. Nunca se era demasiado precavido, por lo que ella sabía, las cenizas podrían ser pequeños huevos de demonio que se asimilarían a su organismo. No terminaría como aquel hombre en Alien.

Oyó un gruñido e inmediatamente apuntó en su dirección. Caminando discretamente, sus pasos no más que un sonido tan leve que podría ser confundido con el viento sobre las hojas, llegó a la sala destrozada de un hogar sin puerta (más específicamente, sin pared frontal). Un demonio agonizante, un cerbero, todavía chillaba contra el suelo de lo que parecía haber sido linóleo. Un disparo fue suficiente, estaba prácticamente después de todo.

Negó con la cabeza, casi sintiendo lástima por la criatura, quizás sintiéndola pero rehusándose a aceptarlo; tal vez esa cosa se parecía mucho a un perro, tal vez estaba viendo muchas películas de terror.

No dudaba en su causa, no dudaba en su equipo, pero no podía evitar cuestionarse qué tanto faltaba para que los demás se rindieran; para que los humanos súbitamente lanzaran la toalla, antes habían sido autoridad y ahora eran una minoría, el golpe había sido fuerte para ellos. ¿Dónde habían estado los Templarios? Con sus prejuicios y su sed por sangre, tomando la guerra como un juego. Los vampiros y licanos con sus luchas por poder, nunca hallarían la paz si continuaban así. Los Dhampiros y su inexplicable amor por los humanos, como hijos luego de un divorcio forzados a elegir un bando. Los Semi bête, en ellos estaba gran parte del sentido común del mundo. Sus Tasmanos, sus jóvenes y adultos luchando por el bien común, se sentía orgullosa de ellos y les haría sentirse orgullosos de ella. No fallaría, no vería bandos, solo un futuro mejor. Maldita sea, no pedía una utopía, solo el mundo que sabía que podía construir; ella lo construiría con sus manos bañadas en sangre y hasta el momento de su último aliento.

Que mi espada nunca traicione a mi mano, que mi mente nunca traicione a mi espada —recitó, sus ojos cerrados, tomando un puñado de los restos del demonio, estrujándolos y analizando la textura de la viscosidad que ahora corría entre sus dedos.

Era una promesa.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Explorando el significado del honor

Mensaje por Invitado el Miér Oct 31, 2012 4:48 pm

El caos se hizo presente con suma rapidez, a pesar de que los portales no se abrieran sobre la ciudad de Nueva York, ya que ella no había hecho caso a las propuestas de Russell protegiendo la ciudad… ahora, en ésta la zona cero, solamente quedaban los estragos de aquel portal, que accidentalmente se habría abierto hace tiempo atrás casi costándole la vida a Temperance, la joven espiritista hija de Mathilde, la mujer aquella que les había costado el cumplimiento de la profecía del fuego azul hacía varios años atrás… no obstante, eso dejó muy en claro, y se reiteró con el percance ocasionado por Temperance, que por la fuerza no sería la forma de ver la profecía cumplida… debían de lograr una armoniosa cooperación con los espiritistas para conseguirlo… y ella estaba en camino de hacerlo, muy cerca, tan cerca… hasta que la imprudencia de aquel milenario vampiro hubo prácticamente causado la casi extinción del mundo como lo conocían.

Ahora bien, que adaptarse es primordial para sobrevivir, es una regla que los que han vivido lo suficiente conocen… adaptarse o morir… y ella no estaba dispuesta a pasar por la segunda opción, por lo que hacerle frente a los nuevos acontecimientos y mimetizarse con ellos sería lo ideal….

Ahora, la misma ciudad de Nueva York estaba devastada, habían regresado a un estado medieval, donde los pocos vestigios de tecnología sobrevivientes sucumbirían pronto, ante las fuentes de energía y materias primas agotadas… de igual forma, los humanos deberían pronto de encontrar nuevas fuentes de alimentación, pues, sin más importaciones, el alimento comenzaría a escasear… y ella, no podía permitir esto, pues… los humanos debían sobrevivir, de eso dependía la propia sobrevivencia de su estirpe… cualquier buen pastor cuida de su rebaño.

Asegurándose de que las limpiezas realizadas por los militares de sobrevivientes hubiesen terminado, finalmente organizó un grupo de cainitas especializados, y sumamente armados, para ir a la zona cero en busca de especímenes demoníacos para comenzar con los experimentos… habían demasiadas pruebas que hacer, tendrían que sacarle provecho a la situación actual de alguna forma, y esa sería la primera… más poder a partir de los demonios….

El ambiente estaba pesado, cosa que no le afectaba por su condición vampírica y había varias presencias por todo el lugar, a las que prestó especial atención, con la guarda muy en alto, pidiendo a sus hombres esparcirse en las cercanías en busca de especímenes, y de no bajar la guardia, avisando a los demás, que estarían a su lado en cuestión de segundos, en caso de que algún altercado se hiciese presente de improvisto.

La vampiresa comenzó a adentrarse más, sintiendo la presencia de sus hombres cercanos, sin toparse aún con nada fuera de lo usual…. La noche estaba sumamente helada, gélida ciertamente, afortunadamente a ella los cambios tan bruscos de temperatura no le afectaban… las cenizas habían pintado sus azabaches cabellos de un negro grisáceo, concentrada en los escombros de los alrededores hasta que su fino oído pudo distinguir una breve letanía muy cerca de donde se encontraba, dirigiéndose a velocidad vampírica (un abrir y cerrar de ojos), hasta el sitio de donde la voz provenía… sintiendo ahí una esencia dividida, observando posteriormente una figura sobre lo que parecía un cadáver de demonio.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.