Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

Dark Night, Privado John Creed

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Lun Nov 26, 2012 2:19 pm

22 de Mayo, 2014…
Hora: 21: 32
Lugar: Perdida en alguna de las calles...

Su anterior excursión a la ciudad a por sus cosas, fue una autentica delicia y tenía demasiadas ganas de volver a pisar ese infierno tan tentador y bello. La muerte se podía sentir ahí, los ecos y las psicofonías de las vidas perdidas en esas calles, era algo único y maravillosos, para la forma de ver las cosas de la vampiresa.

Asíque con renovadas fuerzas y un excelente animo, se vistió con la ropa de hace dos días, seguía viéndose un poco ridícula, pero reconocía la comodidad de las prendas modernas y lo inadecuado que sería llevar un corsé, si tendría que escapar de nuevo de los demonios.

Spoiler:


Un suspiro innecesario, rompió el silencio….no había traído las armas modernas de nuevo, aun no tenía ni idea de cómo se usan y que hacer con ellas, además su peso era excesivo, para hacer una expedición de reconocimiento.

Y aunque la ciudad antes era conocida por ella al dedillo, ahora era un caos, con edificios nuevos y más altos, calles cambiadas, y puertas que antes no conocía. Asíque esta vez iría para estudiar mejor el terreno para que las siguientes excursiones sean lo menos problemáticas posible en ese sentido, no podía permitirse el lujo de perderse.

Ahora conocía mejor las posibilidades de esa nueva zona y de lo q se escondía en ella, era un regalo de quien sea que este ahí arriba…si hay alguien claro.

Repasó con cuidado las armas, no llevaba gran cosa, una daga y katana, pero espero q fuera lo suficiente, para hacer una investigación rápida.

Las ligeras pisadas resonaba en la oscuridad y las sombras se alargaban bajo una tenue luz q proporcionaban las estrellas. El ambiente era perfecto, la chica lo disfrutaba sobre manera, haciendo que respira el aire cargado. La ceniza era una diversión aparte. No parecía real, asíque al andar se permitió el lujo de dar una vuelta…haciendo girar la capa, mientras alzaba su mirada hacia el cielo.

Poco a poco, al no sentir ninguna amenaza, ni ver ni mas ligero movimiento, mas que de las almas en pena invisibles que vagarían por este “paraíso”, entono un tarareó…


La voz se proyectaba en un eco, lo que la pareció divertido, pero no subió el tono; no quería sorpresas.

De repente, Evan paró en seco y dejo su cancioncilla mientras sus ojos observaban una nueva parte que ella no conocía….No sabía a donde llevaban esas calles….

-Tsk…no me lo puedo creer, tanto cambia una ciudad en 90 años…??
-susurro para si misma con cierto disgusto, mientras miraba algo molesta el nuevo cruce….-no podían dejarlo todo como estaba….- se quejo….

Paso su mano por la cabeza, quitándose la capucha…llegando a la alta coleta en la que estaba recogida su melena plateada.

-Y ahora que se supone que voy ha hacer…???-
se pregunto….y volvió su mirada hacia el cielo….y ahí se dio cuenta…

-Si subo al punto más alto posible, podré vislumbrar lo que queda y memorizar el camino….
-se dijo en otro susurro…


No estaba siendo muy prudente, hablando consigo misma, pero no sentía los dolores que la avisaban de la cercanía de los demonios, asíque se permitió el lujo de relajarse y observar tranquila los edificios cercanos, para ver cual podría ser el elegido.

Spoiler:
Por si necesitas motivación....lo escribí con esto

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Lun Nov 26, 2012 3:19 pm

Esa noche estaba bastante contento ya que mi alianza con Azuka se habia reforzado de las maneras nunca antes vistas, mi plan maestro daba resultado, todo era un efecto domino tal y como lo habia calculado, esa noche iba a celebrar mientras me encontraba ya en la azotea de un edificio abandonado, de fachadas tristes y desoladas, gobernado por la bruma fantasmagorica que el paisaje proporcionaba, era realmente un paisaje sin vida, solo escombros vacios de lo que solia ser una ciudad en aquella zona, cubierta por una bruma por doquier, apenas las nubes grises y oscuras dejaban entrever los haloz de luz de aquella luna, reflejado en arboles secos que se alzaban entre los pedazos de concreto tirados por doquier, en edificios y autopistas, pasos de bajo nivel a punto de colapsar, agrietados, escuchando el cantico de un cuervo en la lejania cada dos por tres, y notando al fondo en el horizonte como un cumulo gigantesco de oscuras nubes se alzaba en el firmamento, cuyo centro desplegaba halos de luz repentinos producidos por relampagos esporadicos cuyos truenos resonaban con cierta sutileza por la lejania de este fenomeno...

-Que soledad... tal como me gusta...

Replicaba al abrir mis ojos de par en par lentamente, estaba rodeado de cuerpos demoniacos de diferente indole, habian cienpies monstruosos que se paseaban por mis piernas entrecruzadas, estando yo sentado a una altura sobre algunos escombros de esa azotea, algunos perros infernales y cadejos se posaban en el lugar, y los cuerpos de algunas vampiresas desconocidas, parecian resoplarme los oidos, cuyos cuerpos desnudos parecian frotarse a cada costado de mi, un mar de ratas, cucarachas, sabandijas indescriptibles, escorpiones, moscas, los cuerpos zombificados de bebes sin vida que caminaban en dos patas mientras lanzaban sollosos angustiantes, cuerpos similares a algunos buitres posados por aqui y por alla, otros cuerpos deformes como unas abominaciones de cuerpos humanos totalmente deformes y desagradables, comiendo la tierra del lugar, espectros oscuros de forma eterea y transparente era un conclave demoniaco posado a mi alrededor.

En un santiamen senti la presencia de alguien mas, por lo que contemple a mi alrededor, sentia unos pasos acercarse y algunos cadejos se pusieron alerta, dispuestos a atacar con sus fauces infernales y de manera expontanea me reincorpore y exclame en un estruendoso vozarron gutural unas ilegibles palabras que resoplaron el conclave y los perros y los cadejos infernales chillaron mostrando una sumisa posicion.

-Parece que tenemos una agradable visita chicos comportence y no hagan estupideces...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Lun Nov 26, 2012 3:57 pm

La chica observó cada edificio, podía percatarse que la muerte había hecho estragos en esta zona, esa idea excitaba su mente, y que tan solo ella paseaba por ahí, sin contar las criaturas fascinantes que tubo el placer de matar hace unas noches. La magia, se hacia cada vez mas presente para ella, esos edificios oscuros y casi muertos….esas criaturas que ella deseaba matar….una noche perfecta, además un poco de exploración….Al fin, se había decidido por uno de los edificios mas oscuros y mas destruidos.

-Será divertido…-
volvió a susurrar….

El placer de su soledad desapareció de golpe, quedando interrumpido el ensueño de los deseos del nuevo mundo y las curiosidades del conocimiento, había llamado la atención de alguien o algo…sonidos extraños llenaron su mente y de repente un grito muy particular. Pero ese sonido mas que asustar o prevenir a la mujer hizo que una sonrisa aflore en sus labios, estaba deseando ver quien era y si puede probar con el alguno de los trucos de su pasado…

-“Mmmm sangre fresca…que delicia…
”- pensó….

Evan ladeo la cabeza y miro en dirección al sonido tan apetecible y misterioso, auque el misterio ya no era como antaño, podía suponer quien era, aunque no conocía a la persona podía sentir al ser….Su mente quedo perturbada, ya que percibió de nuevo esa llamada de sangre que la estaba acompañando estos días.

-“No puede ser!! Cuantas clases de demonios hay??”- pensó molesta….

Con tranquilidad saco la katana de su funda, esta relució por la tenue luz creando un reflejo en el sitio justo de donde venía el sonido. A continuación, dejando caer el brazo pesadamente dejando que la bella arma toque el suelo y suelte un peculiar sonido de metálico que tanto la gustaba…

Ahora, solo tenía que esperar. No iba a moverse o a correr, no era su estilo….Además quería saber quien era, su eterna curiosidad, ni siquiera en estos momentos la abandonaban….

Una nueva sonrisa apareció en sus labios y recito un poema….era su forma de anunciar que estaba lista…

Цветок засохший, безуханный,
Забытый в книге вижу я;
И вот уже мечтою странной
Душа наполнилась моя:

Где цвёл? когда? какой весною?
И долго ль цвёл? И сорван кем,
Чужой, знак
омой ли рукою?
И положен сюда зачем?

На память нежного ль свиданья,
Или разлуки роковой,
Иль одинокого гулянья
В тиши полей, в тени лесной?

И жив ли тот, и та жива ли?
И нынче где их уголок?
Или уже они увяли,
Как сей неведомый цветок?


Afino un poco mas su mirada….podía percibir su presencia ahora claramente….cerro los ojos olisqueando el aire…..hace tiempo que no usaba sus instintos y necesitaba concentrarse…además el aire ya no olía como antaño, nuevos olores hacían que dude y que se pregunte porque las cosas no se mantenían como antes y porque ella decidió desperdiciar tanto tiempo por su propia voluntad, reprocho su propia estupidez….

Con un rápido gesto desarmo su coleta…y dejo que la suave brisa agite sus cabellos además de su capa…estaba lista…fuera lo que fuese…asíque tan solo espero….

Sus ojos seguían cerrados, pero eso no quería decir q no estaba preparada, tan solo su mente vislumbraba cada rincón del sitio en que estaba…

Una nueva brisa agitó el cuerpo de la mujer…..


Spoiler:
Este es para mi....

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Lun Nov 26, 2012 4:45 pm

Continuaba pensativo en aquel conclave, muchos Demonios me rodeaban, en un breve instante senti el chillido ligero de un metal friccionandose con el asfalto, por ello aparte a las vampiresas desnudas que me rodeaban mi cuerpo en movimientos ondulatorios, abrochandome la camisa nuevamente y alzandome de pie para colocarme en un giro la gabardina, bajando a paso firme entre los escalones de ese improvisado estrado hecho a puros cumulos de escombros mientras las vampiresas siseaban. en aquellos grotescos aposentos y al llegar al piso de la azotea, las basofias y criaturas infernales lentamente abrian paso cuando caminaba entremendio de ellos como si despejaran mi camino con cortesia.

En un instante detuve mi andar frente al lugar donde habia escuchado aquel sonido y movi la mano con cierta sutileza para que dos abominaciones monstruosas con aspecto de ogros obedecieran a mis mandatos y movieran los hierros retorcidos y las enormes piedras del lugar con algo de brusquedad, esperando lo inevitable...

-Espero verte la cara para decirte "hola, quieres unirte a la fiesta??" je je je je...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Lun Nov 26, 2012 9:47 pm

La vampira observo con gran curiosidad a toda clase de seres que albergaba ese lugar tan extraño. Seres de la noche y del infierno, por igual parecían obedecer a uno solo. Un solo “hombre”, si se le podía llamar así.

Las grandes piedras y hierros se movieron, dos seres fascinantes de semejantes características lo estaban haciendo, la chica recordó los cuentos de hadas de su país, en el que seres como esos cuidaban de la tranquilidad y puertas del infierno. Pero, no eran ellos lo que más la estaba llamando la atención. Un lycan, con una estructura ósea diferente a todas las que había visto hasta ahora y su garras, que no parecían desaparecer, su pelo y la cara desaliñada….y ropa, que no concordaban del todo con lo que podía percibir de el.

Sus ojos brillaron, con expectativa de poder tenerle de mascota, ya que un “perro”, nunca podría ser algo más que eso, un juguete útil. Además olía a cementerio, una gran desfachatez, por la que la encantaría castigarlo. Pero algo la echo atrás, y es que el “perro” olía a Azuka, no era un olor fresco, ni era constante pero si era suficiente para que ella lo reconozca y se plantee lo que hacer con el.

Seguía controlando a todos los seres presentes ante ella, detectando que no tenían armas, que ella no entendía y que tan solo el lycan parecía una amenaza factible, pero al ser posible propiedad de su amiga, decidió evitar un conflicto con el….así que movió un poco la katana hacia sus pies.

La vos de John, resonó en el cargado ambiente, haciendo un eco tremendo que volvía a sus oídos una y otra vez. Evan levanto una de las cejas al oírle…y es que de nuevo ante ella, estaba un “perro” mal educado. Una gran decepción, recorrió su cuerpo…no pensó que su amiga podría rebajarse a tanto. Pero antes de juzgarle del todo decidió hacer estudiarlo más de cerca.

Mientras la risa de el, aun sonaba en el ambiente, la chica se acerco con paso tranquilo y pausado. Se movía como un gato, además por su baja estatura y complexión frágil, pocos la considerarían una amenaza. Se acerco lo suficiente al lycan y poniéndose de puntillas tendió la mano libre hacia la cara de el, podía sentir la calida piel y el pelo de su rostro y dejándole una huella helada que le obligo a mirarla a los ojos.

En ese momento, la vampiresa pudo percibir el flujo de energía de lobo y demonio, la misma o similar a la que corría por sus propias venas, podía ver atisbos y jirones de su pasado y de algunas cosas que no consiguió comprender. Se pregunto, que si a caso, era posible que su sangre establezca más conexiones. Pero, no era importante, al menos no de momento, pudo ver en los ojos del ser que no le ha juzgado bien. Eso hizo que, finalmente ella volviera a su postura normal y bajara la mano. Sin dejar de mirarle a los ojos.

-Creo que voy a declinar su invitación, caballero. No me resulta atractiva, ya que aunque me gusten los seres salvajes, usted huele a propiedad. Pero si me permite, quisiera llevarme un par de ejemplares, amigos, esbirros o lo que sea…. en forma de cadáver a mi laboratorio, para un estudio mas completo y fructifero, espero.

Comentó ella con un tono tranquilo, mientras seguía manteniendo el contacto visual con el, podía entender que igual sonaba algo chocante, pero era su forma de hablar y de ser y no entendía como este tiempo ha podido degradar algo tan bello como las palabras.
Más es que no estaba dispuesta a perder esa gran ocasión para quedarse sin individuos nuevos que estudiar y matar. Y aunque, a él le iba a respetar, por ser posible “mascota” de su amiga, los demás no tenían semejante privilegio. Además, una muerte rápida, ya era suficiente piedad.
La chica, no subestimaba el poder de aquel hombre, ni de los seres que estaban ahí, pero ya había probado la sangre de demonio y su fuerza en el combate y estaba segura que no iba a perder, siempre y cuando no se quede sin armas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Mar Nov 27, 2012 9:30 am

Los ogros hicieron bien su trabajo al despejar los escombros, y pude notar la presencia fragil y nivea de una mujer un poco mas baja que yo, tenia los cabellos albos como los halos de luz de la luna y la piel palida sobre aquellos ropajes modernos, un top y un ajustado short del cual portaba una correa con algunas armas cortopunzantes, apenas cubiertos por una capucha. Debia reconocer que capturo mi atencion los espectros que rodeaban su aura, podia olfatear en el aire la intensidad de su poder...

Era algo que me sorprendio, apenas habia arqueado una ceja cuando senti su frio tacto palpar mi rostro a medida que los ecos angustiantes de susurros ilegibles se volvian mas intensos, ya sentia en mi interior las bestias que reaccionaban al contenido de la sangre de aquella femina en un sutil trance que establecio una conección bastante sublime y peculiar...

-Que lastima...

Replicaba con cierto desanimo mientras contemplaba la claridad y brillantes de sus orbes, sin embargo habia detectado cierto porte y protocolo en cada una de sus palabras, ya me daba espina de que fuera como el resto de los blanquitos que se creian aristocratas de epocas pasadas siendo que ya estabamos en una epoca mas moderna, o simplemente era ella la que recientemente despertaba de un letargo con aquellas costumbres frescas y conservadas, lo que no me cuadraba con las vestimentas de su apariencia. De todas formas procedi a contestarle actuando con una fingida cortesia.

-Vera... alguno de estas criaturas infernales son demasiado salvajes y pierden el control con cualquier ser vivo... sin embargo *ladea el rostro cuando siente que la mano femenina comenzo a caer de sus licanas facciones*...Parece ser que hay algo especial en su sangre *dibuja una sonrisa algo infame*...Podriamos llegar a un acuerdo

Le contestaba mientras comienza a caminar a su alrededor, sin perderla de vista, estudiando cada detalle de la muchacha, su complexion y su porte de armas blancas que me daba entender que debia tener cierta ligeresa en tecnicas espadachines, lo que seria una lastima probar si llegaramos a un conflicto desatado, y a cada paso, las monstruosas criaturas se alejaban de mi precencia como si marcaran un perimetro circular bastante amplio a diferencia del anterior.

-Dijo que tenia laboratorios, y yo soy un buen investigador... creo que seria un acuerdo bastante beneficioso...

Replicaba al posarme frente a ella nuevamente, restregando mis palmas con lentitud cuando ladeaba la cabeza observandola con aquellas doradas pupilas lupicas que demarcaban mi rostro.

-Me imagino que esta de caza o... explorando la zona en busca de especimenes...*le sonrie con cierta cortesia*

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Mar Nov 27, 2012 11:19 am

Una sensación extraña invadió la mano de Evangeline, al separarla del rostro del desconocido. Era algo intenso y calido, pero aun no entendía el porque de esa sensación y que era lo que la provocaba.

La vampiresa podía notar el cambio en la actitud de aquel “perro”, sabía que al igual que ella, él podía sentir la sangre oscura fluir por sus venas, haciendo de ella a alguien, en cierta forma, parecido. Y esa idea, hizo q se sobresalte algo dentro de ella, no era algo que ella aceptaría de forma normal, pero las circunstancias de las cosas estaban cambiando y ella también. Aun así respetaría a ese “perro”, no tenía elección, si quería paz entre ella y su amiga Azuka….

Le observaba con interés, sentía que él también la estaba valorando y estudiando, y más que no lo ocultaba al pasearse a su alrededor, otra desfachatez, pero nada perturbadora…estaba acostumbrada. La chica siguió con la mirada los primeros pasos de él, para bajar la mirada a continuación, escuchando con atención su ofrecimiento, casi no lo considero, al principio, pero el dialogó del “hombre” seguía fluyendo, ante los ojos de muchos seres, y en la oscuridad mas inusual.

Evangeline, percibió como el círculo se hacía cada vez mayor y como las criaturas parecían obedecerle sin ninguna duda, esto despertaba aun más su interés, tenía que obtener sus victimas y estudiarlas. Pero, este “perro”….tenía dudas, quería tan solo desangrarle y ver lo q tiene dentro, mientras oye sus gritos de dolor….

- Un acuerdo…mmmmm…-susurro de forma casi imperceptible….

Los ojos de ella de nuevo se encontraron con los de el, un brillo inconfundible de entusiasmo se podía percibir en su mirada dorada, que le resultaba confusa.

-Usted un buen investigador? –replico ella, algo incrédula ante tal afirmación….- permítanme que lo dude, no tiene usted mucho aspecto de científico o investigador. De hecho, diría que tiene de un fanfarrón con mucha suerte. Tsk….

Afirmo, mientras le observaba con su rostro de finas líneas totalmente frío e impasible, desafiante a todo, provocador ante las palabras de él y helado ante cualquier posible emoción.

-Beneficios???….me pregunto cual podrían ser esos beneficios…que puede tener alguien como usted para ofrecer a alguien como yo…no tenemos nada en común más que la larga historia de exterminación mutua….y odio de su raza y de la mía….


Seguía replicadote, además, nadie de estos seres era una amenaza real para ella, tan solo él. Y es que un viejo lobo que la sacaba unas 4 cabezas, y sus zarpas podrían ser un problema, pero no lo suficiente para que se rinda.- “Pero y si…”-miles de opciones pasaron por su mente, aun no se había decidido ni aceptar ni rechazar el ofrecimiento…

Y ahora una nueva interrogación por parte de el, hizo que salga de ese bucle de preguntas...que estaba valorando desde el momento que le ha visto. Aunque no eran las únicas, había preguntas de otra índole, como porque tenía esa sensación al sentir la oscuridad en el, y porque podía establecer el vinculo con alguien como el….era interesante…

-Mmm…si, estoy explorando este nuevo mundo, además me resulta fascinante la clase de vida que esta sosteniendo este lugar…por ello, estoy aquí….-un pequeño silencio, mientras sus ojos de nuevo buscaron los de el, dejando su fría impresión en el dorado de los de él….- creo que no veo ninguna necesidad de aceptar un pacto con usted, ya que realmente era una cortesía el pregunta por su permiso para matar a alguno….o todos sus “amigos”…. Como comprenderá, ante lo que dije antes…aun no veo la razón por la que he de compartir mi laboratorio con un alguien de su raza…..


Finalmente, respondió ella, valorando las posibles consecuencias y es que estaba preparada para afrontarlas…y lista para lo que sea. De nuevo, la chica sintió la ligera brisa que azotaba su cabello y capa, parecía una advertencia de lo que estaba por venir.




Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Mar Nov 27, 2012 12:43 pm

Es verdad, habia estudiado por completo y con cierto semblante seductor las actitudes de la muchacha desconocida, sin embargo insistia en mostrarse incredula creyendo que mis conjeturas eran charlatanerias baratas.

-Asi que pretende que pruebe mis afirmaciones, no esperaba menos de una persona que parece ser bastante inteligente, apegado al sentimiento empirico, seguramente las conjeturas de la fe son las que menos considera ya que basa su logica en el metodo cientifico probablemente.

La miraba de frente, a una corta distancia de sus ojos, captando cada minuto en que sus pupilas color cielo se clavaban sobre las mias denostando interes ante cada deduccion promulgada, parecia una adivinacion que acertaba con precision a los aspectos de la personalidad de la invitada.

-Ya sabe lo que dice ese dicho viejo del campo: "Las apariencias engañan".

Sin embargo, habia provocado mi malestar al suponer que no era mas que un lobo como el resto, a pesar de que esta vampiresa parecia tener vestigios en comun con mi condicion, no creia en las patrañas del odio entre razas si podia averiguar los componentes peculiares de su sangre, quizas mi Plan Maestro se llevaria a cabo con una rapidez y efectividad esperada, me entusiasmaba en ese ambito, por eso me costo mostrar algo de hostilidad.

-Sabe que sera dificil que le entregue a uno de mis hermanos mientras duda del proveedor...

Sonreia con cierto cinismo mientras alzaba lentamente la mano y la movia con ligeresa en perfecta sincronia, ya que al mismo tiempo una brisa parecia posarse sobre los cabellos de la vampiresa para apartar los mechones que se posaban en una de sus mejillas a pesar de estar a cierta distancia.

-Y personalmente, no comparto con algunos odios de mi raza, de hecho... me llevo bien con algunas vampiresas...

Le apuntaba a mis aposentos entre los escombros con cierta provocacion, donde alli se posaban dos desconocidas chupasangres que se abrazaban entre si, frotando sus desnudos cuerpos entre jadeos y suspiros sugerentes, como evocando su condicion de concubinas del Diablo....

-Por que optar por la confrontacion?? si puede tener la oportunidad de descubrir una serie de beneficios pacenteros... señorita...

Extendia la mano con aquellas tremendas garras, mientras brillaban mis doradas pupilas al verla fijamente cuando esperaba que se presentara con formalidad.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Mar Nov 27, 2012 2:32 pm

Las afirmaciones de él sobre que es lo que ella pensaba y la forma eran correctas, pero no la sorprendió en absoluto que él acertará con ella, ya que sabía que no era como los demás, aunque para si misma no quería reconocerlo, porque sería darle demasiado valor a alguien….Y esto era un gran problema para ella, nadie desde hace muchas décadas era digno y no creía en que las cosas cambien ahora.

John: -Ya sabe lo que dice ese dicho viejo del campo: "Las apariencias engañan".


La mirada de la chica se intensificó al oír esas palabras…y es que parecía oír su mente, aunque ella sabía que no era posible, tan solo q podía al igual q ella, haber visto atisbos de lo q era ella….Era una de esas cosas que la habían oprimido la respiración si la tuviera. Evangeline, sin embargo no dijo nada al respecto, porque suponía que sus ojos ya la habían delatado y es que aun tenía que obtener todo el control sobre si misma, que perdió al despertar.

Y de nuevo, él hablando….parecía bastante obvio que en cierto modo, ella le había molestado y hasta puede que ofendido, había una sutil diferencia en como se expresaba lo que la daba a entender claramente que le molestaban algunas de las cosas que ella decía y eso la divertía. Y de repente, esa risa cínica y el espectáculo de las vampiresas, nada emocionante.

El lycan no parecía nada hostil de hecho se movía cómodo, jugando con ella y los presentes. Y aunque entrar en ese juego era sencillo, a ella, realmente, no le apetecía tener ningún trato con alguien como él, ya que aunque le gustaba la naturaleza salvaje e incontrolable de los lycans, no apreciaba esa raza por su falta de inteligencia que tan a menudo pudo observar. Y aunque sentía cierta atracción por determinados aspectos que percibía, veía y sentía en el, no creía que mereciera la pena perder el tiempo con posible “mascota” de alguien mas. Asíque, pasados unos segundos bajo la vista….

-Que tenga concubinas de entre mi raza, no quiere decir que se lleve bien con los vampiros, además mírenlas….son jóvenes, manipulables y débiles; repugnantes por todo lo anterior….dan demasiada lastima…la muerte sería un alivio a esa penosa visión y existencia…pero si usted la disfruta….

Evan enseño sus blancos dientes en una sonrisa misteriosa….

-Es asunto suyo….y sobre el asunto de dudas…No, no dudo de usted y veo claramente su fuerza y q es lo q lleva dentro y como le afecta…además de la fuerza y vida que le da…pero no creo que para usted estos hermanos son tan importantes….

Prosiguió ella, mientras volvía su mirada a los seres q les rodeaban. Ella podía volver en cualquier otro momento y matar a quien le plazca de ente todos ellos…sin que ni siquiera sepa…Pero, no sabía si conseguiría llegar al mismo lugar fácilmente…

Evan volvió de nuevo su mirada al lycan….q decía sus ultimas palabras…y ladeo un poco la cabeza….

-No busco placer….y realmente la visión de la sangre me satisface y excita mas que la visión de la lujuria….y sin embargo tengo curiosidad, de cómo adquirió esa oscuridad que posee…y que es lo que tiene que ver con Azuka….si me responde a esas dos cosas, puede que le dedique más interés a ese posible trato en el que me dará lo que yo deseo.

Le respondió ella, mientras la brisa se volvía más fuerte, y es que algo estaba cambiando en el ambiente. La vampiresa no quería precipitarse y menos aun estar mucho tiempo con un “perro”….pero parecía la mejor opción ahora mismo y ella sabía que el contaba con ello.

-Me llamo, Evangeline Romanova…y no es un placer conocerle…pero tengo preguntas y usted respuestas, y puede que no sea ni tan mala idea después de todo tener una charla con usted…

Acepto finalmente ella, mientras se acercaba a él un poco mas, y hacia una leve inclinación de cabeza, como símbolo de no agresión y algo de respeto. Con un rápido gesto guardo la katana en su vaina….y miro hacía el interior, viendo a las dos chicas aun disfrutando de su acto sexual…pero no duro mucho, ya que cuando Evan centro su atención en ellas, proyecto quien era y estas desaparecieron al instante de su vista. No quería distracciones por parte de él, solo quería una charla tranquila y rápida….

Además quería entrar en ese edificio, porque sentía que algo grande malvado y feroz se acercaba, porque su mente empezaba a sentir la llamada y el dolor vino a ella, aunque supo manejarlo a la perfeccion.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Jue Nov 29, 2012 9:34 am

se sentia extraña las fluctuaciones que provenian de la muchacha, como era de esperarse las costumbres antiguas prevalecieron sobre su saludo apenas asintiendo levemente, hice un leve gesto de desprecio dejando caer la mano y le di las espaldas notando que las vamiresas se habian esfumado, evoque cierto rostro de desprecio, una mirada con cierto fuste de desprecio que provoco que lazara una ceja y el torax comenzara a vibrar.

-Mi nombre es John Creed, y con Azuka... mmmmm... somos buenos amigos...


Comentaba mientras aun le daba la espalda, podia olfatear las fluctuaciones espirituales mas intensas, crei que provenian del cuerpo de Evangeline, sin embargo su especial condicion tiene un matiz distinto, habia otra cosa en el ambiente que me molestaba bastante, quizas otra presencia mas abrumadora, que maldita interrupcion.

-Creo que va muy rapido señorita Evangeline... el secreto de mi oscuridad tiene... un precio un poco mas elevado...

Los perros infernales y los cadejos comenzaron a inquietarse emitiendo brahamidos de vez en cuando, las abominaciones tambien parecian desconcertadas ademas de muy inquietas, los observe de reojo al girarme a ver una vez, hice un ademan para que se escabulleran entre los escombros del edificio como si fueran sabandijas cobardes, solo fue un sencillo gesto de la mano sacudida en el aire y basto para quedarme en ese lugar a solas con la vampiresa y la mire fijamente a sus ojos con mis pupilas doradas y lupicas.

-Seguramente el especimen que desea es el que provoca esa leve mueca de dolor en su rostro, ese presentimiento...*estira los dedos de una de las manos para que broten las garras amarillentas y retractiles en su maxima expresion*...ahora puede explayarse señorita... soy todo oidos Grrrrrr...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Vie Nov 30, 2012 3:50 am

La vampiresa observó con cierto placer como el disgusto del “perro” crecía, no le parecía bien que ella invada su guarida y encima asuste a sus concubinas, pero era mejor esto que matarlas, lo que no hubiera dudado en hacer en otras circunstancias, además su sangre sería mejor que la humana, sin duda alguna. Evangeline mostró respeto por los dominios de John; aunque él no lo entendió, por ello era aun más divertido ver su enfado y molestia que podía apreciar en su porte, voz y la forma de responder. Disfrutaba de su molestia, mientras escuchaba su verborrea. Era evidente que ella no era de su agrado, pero eso no la importaba lo más mínimo, hasta la divertía.
Su cabeza se ladeo, cuando él dejó que todos los seres que tanto la interesaban se esfumarán por el miedo a lo que estaba llegando. Y es que, la fuerza y la oscuridad del demonio, la indicaba claramente que sería peor del que encontró con Rowan. Era uno de los Mayores, pero no solo eso, podía sentir su odio por los que resistían en esa tierra y claramente no estaba dispuesto a dejar a nadie con vida. Y ahora la sentía a ella y sabía de John. Esa parte era la más interesante;

-Como era posible que también supiera de él y cómo lo sentía??- se pregunto, pero decidió si salían vivos de esta…volvería a escudriñar la mente de él y ver que clase de demonios o cosas poseía dentro.

Y finalmente, el termino su “precioso” discurso. Era su momento, pero no sabía si tendría tiempo suficiente para responder a ese “perro” mal educado…Sus respuestas a las preguntas eran poco claras, y finalmente, no la dejo nada en claro, aunque se hacia una clara idea de determinados aspectos de este “hombre”.

-Mmm…bueno, asíque John Creed, he leido algo sobre usted, creo que el Vaticano preparaba un exorcismo para vos, aunque no estoy segura…- dijo ella, más para si que para él.Mientras intentaba poner en orden su mente aun perturbada y desordenada. Tras unos instantes prosiguió.


-Y un vampiro, no puede ser amigo de un “perro”, perdone por la expresión, pero ya sabe que las amistades de esa índole y más consideración de su raza por la mía, son bastante malas; un vampiro nunca será compatible con un lycan, en ninguna circunstancia. Y volveremos a este tema, del que le pediré explicación de nuevo, más adelante, ya que no tenemos mucho tiempo, antes de que como ya se habrá percatado llegue ÉL.

La chica señalo con la mirada hacia la dirección por la q podía sentir que estaba llegando el ser de un aura impresionante. Y el estaba en lo cierto, deseaba estudiarlo y tenerlo a su merced. Y conseguirle vivo, sería algo muy interesante para ella, además sus investigaciones ya estaban casi por completo con ella, solo faltaba una caja más y alguien como este demonio sería perfecto, para ver los efectos de los primeros experimentos.

Evangeline no entendía como el lycan se había dado cuenta del dolor q ella sentía con la cercanía de aquél ser, por lo que dejó clavada su mirada en los ojos de el, estudiándole aun con mas curiosidad e intensidad en su mirada. Sabía que como ella, el la analizaba a cada gesto, cada mirada y movimiento…


-De todas formas, no solo a él lo quiero como espécimen…

Comento con una sonrisa, mientras observaba sus garras, que aparecían de forma gradual.
El dolor en su mente se hacía muy fuerte. Podía vislumbrar como hasta el cielo, empezaba a volverse de tonalidades mas oscuras, la luz de las estrellas y de la luna ya no pasaban…Una oscura nube estaba empezando a cubrir todo el cielo que estaba sobre ellos, mientras se acercaba veloz. Los árboles muertos que aun permanecían de pie, se agitaron en un aviso y las hojas se arremolinaron en el aire, haciendo que la calle se llene de polvo. No se podía vislumbrar casi nada.

Evan volvió a sacar su katana, que volvió a sonar contra el suelo, y es que era muy larga para ella, pero no le quitaba eficiencia, al menos hasta que encuentre la suya propia, que como el resto de sus cosas andaban desperdigadas por Manhattan…

-Espero que seas tan eficiente en la batalla como hablas y presumes…lobo…sino, será un placer abrir tu cadáver y sacarte las entrañas para mis estudios y experimentos…una vez que terminen contigo.


Le pico ella, mientras le dedicaba una media sonrisa.

Evangeline volvió los ojos de nuevo al cielo, y esta vez consiguió distinguir lo que era la nube tan negra y veloz acercándose a ellos, unos cuervos de tamaño descomunal volaban a una velocidad muy superior a la normal en estos seres hacia ellos, como proyectiles de los antiguos cañones, pesados e implacables. La chica, dio un pequeño salto y corrió hacia el lycan, embistiéndole y desplazándole dentro del edificio en el que hace unos momentos él estaba disfrutando de su orgia personal. Aterrizando sobre él. La chica miro el rostro del John con curiosidad, mientras la oscura nube pasó con un estruendo horrible de largo por la puerta, que ellos terminaban de atravesar. De un salto, la vampiresa se levanto, como si algo la quemara y es que había mas de una cosa que lo hacia, se saco su capa, tiro la catana a un lado y cazo con la capa, a uno de los pájaros rezagados, apresándolo con facilidad y gracia, entre las duras telas negras y dejándole K.O. Sus ojos buscaron algo más para sujetarlo cuando vuelva en si, ya que no quería que un ejemplar tan curioso se escape.

Después de asegurar su ejemplar, la chica recogió su arma,. Observo al lycan y de nuevo se asomo a la calle, estaba desierta pero el viento aun agitaba todo el espacio, haciendo remolinos de polvo.

-No me agradezcas el gesto….

Soltó ella, mientras afinaba su vista, ya que algo más se movía veloz hacia el lugar, y esta vez no era solo una nube de pájaros asesinos, ojos de los demonios.

Al fin, se podría observar la horda que venía hacia ellos. No eran muchos, pero si que eran seres diferentes, exceptuando un par de monturas que ya había visto la vampiresa en otra ocasión, demonios de más alto nivel que los que suele encontrar por estos lares.
El aspecto del ser que iba en cabeza era mucho más imponente, no como el que conoció la otra noche y se llevo a su laboratorio

Las formas del ser eran grotescas, pero los que le estaban acompañando no parecían menos deformados. Evan pudo, sentir 7 esencias que hablaban entre si, mientras venían hacia ellos a gran velocidad. La chica empezó a sentir bastante sed a medida que aquél improvisado ejército se acercaba a ellos, sus ojos poco a poco empezaban a tomar un color rojizo. Pero ella, aun no perdía el control. Tan solo sentía y aun podía controlar lo que sentía, pero es que la sangre de demonio últimamente, era la más dulce de entre todas, aunque no la más satisfactoria.

De repente los siete ya estaban ante ellos.
Spoiler:
Posible demonio;

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Vie Nov 30, 2012 3:21 pm

Habia mencionado una reseña de mi vida pasada, como si investigara los designios del destino en expedientes lo que literalmente llamo mi atencion, el hecho de enterarse de las politicas eclesiasticas poco efectivas del Vaticano hizo que arqueara mi ceja para dejar la indiferencia en mi mirada y fruncir un poco el ceño en una sonrisa con algo de picardia.

-Creo que no soy el unico con dotes visionarios aqui...


Comentaba como si fuera una treta divertida hasta que olfatee nuevamente el aire en pocos segundos, una rafaga negra parecia avecinarse sobre nuestra posicion en aquel edificio a lo que apenas atine a cubrir mi rostro con el antebrazo como si hiciera caso omiso a la bestia alada que se acercaba, fue en ese minuto que senti un empujon y unos revolcones que levantaron de polvo algunos escombros escoltados de expontaneos quejidos en el trayecto, al abrir los ojos la chica en una sugerente pose estaba sobre mi contemplando a corta distancia las facciones de mi rostro, y yo alli silente parecia querer alzar la cara para toparme mas cerca con sus ojos color cielo.

Apenas esboce un atisbo de palabras cuando repentinamente se levanto, dejando un rastro de su aroma sublime en el aire, una ligera flama sobre su capucha y un gracil y habilidoso movimiento al quitarselo concluyo con un improvisado torniquete para apresar a lo que parecia un cuervo gigantesco, de ahi me levante como si mis espaldas flotaran en un santiamen fijando la recia postura frente a ella mientras sacudia indiferente la gabardina.

-....y parece que tambien no soy el unico con buenos movimientos, de verdad no tienes la agenda ocupada para este fin de semana??

Le consultaba mientras fruncia el ceño de una manera algo casual y convincente al observarla como si los hechos de nuestro alrededor fueran algo totalmente cotidiano y familiar, y con esa familiaridad se volteo sacudiendo la gabardina en un solo giro para notar a la horda demoniaca que se avecinaba al asomarse en el horizonte apocaliptico frente a sus ojos por lo que hizo un calculo mental y saque una barrita de tiza hecha de una piedra de azufre y tome un pedazo plano de concreto para dibujar un circulo transmutatorio mientras los segundos pasaban, luego abri la gabardina para sacar un libro mientras depositaba dos cintas rojas en su interior cuando abria una de esas paginas de aquel libro y evocaba unos sutiles susurros en una lengua indescifrable que derrepenete hizo que algunos pedazos de escombros comenzaran a removerse mientras aquellos demonios imponentes comenzaban a acercarse a paso firme hacia nuestra posicion.

-Me pregunto si el otro especimen estara dentro de esa pandilla cariño...*rie*

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 01, 2012 6:50 am

Los comentarios impertinentes y poco educados de lycan, no hicieron más que indiferente mella en ella. Movió un poco la cabeza de un lado a otra al oírle el comentario sobre la agenda. No la sorprendía que un “perro” sea tan mal educado y se pregunto, como Azuka podía soportarlo.

-Lo siento, perro…pero para ti mi agenda esta cerrada hasta el fin de este y todos los mundos. Ha de caer flores en vez de lluvia para que cambie de opinión. –replico ella, con frialdad a su acompañante, mientras valoraba las opciones para salir lo más rápido y menos perjudicada de un encuentro con demonios que aun no conocía, pero la era una gran diversión hasta que…


Pero su atención, cambio y es que un libro que olía a viejo apareció en las manos de él. La vampiresa levanto una ceja al observarlo, no parecía un libro normal de hecho podía asegurar que contenía conocimientos antiguos. Y después, observo con todo detalle los movimientos y los actos de el. Y ese que los susurros y su concentración, estaba claro que iba a usar la magia…una media sonrisa apareció en su rostro….y se dijo en un susurro…

-Y no solo dentro de la pandilla…

Los seres estaba ante ellos, de nuevo el foco de su atención eran los demonios, a los que observo tranquila, mientras ladeaba algo la cabeza valorando los sitios flacos y las armas y armaduras que llevaban. No parecían estar tampoco intimidados por ellos, lo que la parecía aun mas excitante. Con un rápido movimiento retiro uno de los mechones de su rostro, que agitaba la brisa. Estaba lista para luchar…

-Bueno, si vas ha hacer algo lobo, sería ahora un buen momento….y sino apártate…


Le siseó…mientras cargaba su arma para empezar el ataque…pero no tubo oportunidad, los demonios cargaron primero contra ellos. El polvo se levanto a su alrededor y la tierra empezó a temblar bajo los pies de ella.

-Vamos, lobo…no me gustaría salvarte otra vez….


Le apresuro ella, viendo a todos estos seres ya casi sobre ellos, y aunque no temía por su existencia…ya que no la suponía ningún problema esquivar a los atacantes…el lobo no parecía para nada al tanto de la situación y perderle sin obtener las respuestas, no sería sabio por su parte. Asique le observaba de reojo, aun atenta a todo lo que hacía.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Dom Dic 02, 2012 1:39 pm

Guarde el grimorio apocrifo sobre mi gabardina una vez mas y observaba indolente como se acercaban los demonios a paso firme, capturando todos los detalles posibles con los 5 sentidos exhacerbados y en alerta, la vampiresa parecia sisear su desesperacion fugaz en unos segundos producto del inminente ataque, las criaturas no me amedrentaban ya que por evidencia pasada ya tuve relacion con estos muchachotes en encuentros realmente de miedo.

-Tranquila preciosa... te mostrare algo importante...

El demonio frente a mi se para imponente intentando proyectar autoridad y represion con el lobo menos indicado, ya que la pesadez de este servidor se basa en el deseo latente de libertinaje atado a nada, libertinaje sin normas sociales ni estamentales, el libertinaje en escencia...

-In nomine Daemon Cerberus, Daemon Samaelis, Daemon Zabulonis exelcis eternia ... os invoco para que bendigan nuestras almas!!!

Extendi una de las manos garrudas hacia delante mientras lentamente comenzaba a girar y como si se fuera degradando la realidad, la mano frente al circulo transmutatorio comenzo a revelar cadenas con halos de humo ardiente, cada eslabon de esa cadena parecia estar recien forjado en fuego vivaz que teñia sus hierros de color anaranjado y rojizo, las cadenas se extendieron a cierta distancia mas adelante obligando a aquel demonio retroceder un poco dando dos pasos hacia atras mientras se enfuercia por la impertinencia con que me habia blindado de fuerzas infernales.

Las tres cadenas parecian sacudirse hasta que fantasmagoricamente tres criaturas comenzaron a tomar forma tangible y concreta, huesos de caninos cubiertos de cabello gris y desteñido castaño, ojos de halos rojos en cuencas vacias y fauces calavericas de gruesos colmillos que al abrirse de par en par proyectaban un aliento a fuego en una irradiante luz roja que parecia condensar y hervir el ambiente alrededor de aquellas infernales invocaciones.

Los perros parecian ladrar en angustiantes rugidos que soltaban babas corrosivas en cada rabieta por jalar de las cadenas de las cuales sostenia con autoridad y mucha fuerza, evocando un sonido para calmar a esas irritadas bestias jugueteando con la intencion de soltar a aquellos animales del infierno.

-Shhhh... tranquilos... señores, creo que pertenecen a algun ducado del septimo circulo infernal probablemente debido a su presencia astral snif-snif!, podemos hablar y pactar con tranquilidad, hay una señorita aqui presente que siente curiosidad por concer a toda la camada... pero si estan en desacuerdo *sacude las cadenas para que las bestias del tamaño de un leon cada uno comenzaran a tirarse de mordiscos los unos a los otros*...tendremos un grave problema al enviarlos de nuevo al Septimo Circulo de donde vinieron *sonrie maliciosamente*

Los demonios ante nosotros eran de un gran poder y era logico que estaban dispuestos a arrastrar nuestras almas al inframundo, apenas solte las cadenas a traicion y mientras se avalanzaban los demonios con sus espadas de fuego, las bestias infernales se abalanzaban en un choque estruendoso que levanto perdigones de concreto y escombros por doquier comenzaban a atacar a diestra y siniestra, y yo me pare ahi entre los tumultos de roca avalanzandome detras de ellos mientras mis ojos se me teñian de un diabolico color negro, las venas purpuras invadian mi sien y parte de mi cuello y las mandibulas se me transformaban en grotescos dientes aserrados en amarillentos tonos de pudricion que lanzaron un rugido dominante.

-Grrrrrrrreeeeeeaaaaaaarrrrrrr!!!!!

Le aseste las grotescas garras a uno de los ojos de aquellos demonios en un salto poco ortodoxo y cayo de bruces sobre los escombros dandole un impacto que levanto mas perdigones y rocas. algunos salian disparados sin control, en especial un pedazo de fierro que parecia tener la intencion de atravesarle la espalda a la vampira en una fraccion de segundo luego de aquella bataola expontanea, sin embargo una garruda mano tosca detuvo la trayectoria de ese oxidado pedazo de fierro partiendo el improvisado proyectil en miles de partes en un solo zarpaso, quedando pegado a sus espaldas junto con las mias...

-Deberias considerar reordenar tu agenda si quieres que te proteja tus preciosas espaldas de vez en cuando... señorita...

Las invocaciones infernales de John:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Lun Dic 03, 2012 5:14 am

La vampiresa ya sabía que el libro que poseía John tenía que ser poderoso, ya que esa parsimonia no se toma alguien si no esta seguro de lo que posee y es que en cierta medida, no pensaba ya tan mal de el. Pero al ver las bestias que convocó, hizo que una sonrisa aflore en su rostro.

-Vaya, todo una caja de sorpresas, tendré que pedir clases particulares y todo a vos.….


Susurro un poco burlona, aun observaba de reojo al lycan, ya que le pareció fascinante lo que conocía, para ser un “perro” y más su posterior transformación. El ataque se hizo inminente y aunque estaban en menoría, ella sabía que no había porque preocuparse en demasía. Porque, ya pudo vislumbrar que él era capaz de defenderse y de si misma, la chica no tenía costumbre de dudar.
Los perros salieron en un ataque imprevisto hacia los demonios y todo se hizo caos con restos volando y seres moviéndose a una gran velocidad. La vampiresa, disfruto de la visión más salvaje y ver como la sangre empezaba a fluir. Uno de los demonios que iba sobre una bestia de color ocre y colmillos de jabalí con una gran peste a azufre y negrura en su mirar, se acerco a ella pretendiendo embestirla y con su espada de fuego en alto, al verlo ella también se lanzo contra el y justo antes de llegar a el, cayo de rodillas y se deslizo por el pavimento, dejando que sus blancas rodillas tomen un colore negro con rojo. Pero no la importaba, dejo que la Katana bese las extremidades de la bestia de aquel ser….al pasar justo a si lado y con gran impulso, las dos piernas más cercanas quedaron amputadas. El demonio cayo con estruendo al suelo y la bestia empezó a chillar de forma aguda mientras intentaba levantarse y no podía. El sonido era demasiado agradable y la visión también. pero no era momento de experimentos y agonías.
Evangeline se incorporo y asesto un seco golpe en el agonizante ser, mientras la sangre salía a prisión bajo el filo del arma, ensuciándola con ella. El demonio de la espada de fuego, se levanto y la miró con un gruñido. Pero esto no la alteró, tan solo levanto su vista penetrante al enemigo, sus rodillas escocían y es que las heridas eran bastante feas, pero lo bueno de los vampiros que la regeneración es una cosa casi instantánea y no merecía mas atención.
Y de nuevo estaba lista para atacar, cuando sintió algo tras de si, se volvió y vio como John la salvaba de una barra metálica que iba dirigida a su espalda y su sagaz comentario. Su ceja se alzo, mientras la fugaz mirada buscaba la de él, antes de centrarse de nuevo en el demonio.

-No necesito de su protección ni ahora ni nunca….caballero….Y además, no puedo ofrecerle nada de lo que las demás amistades con vampiresas le ofrecen…y lo único que me interesa de usted….digamos que lo puedo conseguir por otro lado…y es tan irresestible, como se cree..


Le respondió ella cortante y burlona, haciendo énfasis en la palabra “caballero”, no podía creer que fuera tan impertinente hasta en estos momentos…pero tubo que admitir que le resultaba bastante peculiar y hasta interesante, cosa que no solía pasar, nada mas que en el laboratorio.

En un rápido vistazo se podía ver como los perros estaban haciendo algunos pequeños estragos entre los demás demonios y como el resto intentaba esquivarles para ir hacia ellos, podía sentir que a sus espaldas también había movimiento. Y al fin, el demonio de la espada de fuego se acerco con unos pasos desafiantes y tranquilos hacia ella, moviendo su arma con deleite y agilidad.

Y un ataque desde arriba, que no supuso ningún problema de intervenir con la katana, el ceño de la chica quedo fruncido, ante la cercanía de las llamas de aquella curiosa arma. Pero no se despisto y le asesto una patada en las entrañas, o donde se supone que tendrían que ir las entrañas, y el demonio retrocedió. Un nuevo encuentro de metal y fuego sólido y otro y otro. Ninguno de los dos cedía ni un centímetro. Hasta que una nueva roca salió volando gracias a alguien casi la alcanza y tubo que esquivarla, era el momento que el demonio aprovechó para asestarla un golpe en sus costillas. El dolor y el olor a quemado, eran delicioso y agónicos. Una herida de grandes dimensiones se abrió y su ropa quedo cubierta por el rojo de la sangre. Pero el demonio bajo la guardia gracias a su avance y es lo que ella aprovecho, atravesándole el pecho con la Katana y aunque no era un arma que se use para semejante golpe, en este caso persistencia y la fuerza hicieron que fuera una perfecta estaca. La vampiresa llego al demonio, dejando solo la empuñadura entre ellos y clavo sus colmillos en la anatomía del cuello mientras le doblego en aquel improvisado festín.

Saco la su arma del pecho de aquel ser, mientras sentía como su fuerza, y conocimiento fluían por sus venas, algo que disfruto…no se percato que sus ojos empezaban a tomar un cariz grisáceo por el hecho de tomar la sangre de aquél ser. Con un rápido movimiento se dirigió donde estaba John y es que uno de los demonios se disponía a atacarle a traición, mientras él estaba ocupado con otro de estas “alimañas”. Un látigo de fuego, azotó el aire, pero quedo parado en la mano de ella…nunca llegando a su destino que era el lycan, un sonido chispeante se podía oír en la piel de ella y de nuevo dolor intenso por el fuego hizo que una sonrisa aparezca en el rostro de ella.

-No tan rápido….aquí hay alguien más que requiere de tus atenciones…y al “perro” déjamelo a mi….


Susurro ella al viento, dejando que el resto de palabras se pierda, mientras una sonrisa malévola apareció en sus labios…mientras obligaba al ser a retroceder y tirar de su látigo para liberarlo de la mano de ella. Uno de los perros de John, paso justo bajo la cuerda de fuego, para lanzarse sobre otro demonio que andaba al acecho.



Criaturas...:


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Jue Dic 06, 2012 9:40 am

Dos cuerpos infernales explotaron a la par luego de rajar sus torsos en dos y liberar grotescos chorros de sangre endemoniada que parecian bañar los escombros del lugar en un zarpaso dado con ambas manos a la vez mirando con cierto desprecio, el ceño fruncido a contra luz que reflejaba los dorados ojos apuntando hacia delante en el segundo en que justo una bestia infernal intentaba darle con su martillazo a lo que uno de los perros infernales salto al salve dandole en el craneo y cercenandoselo en el momento...

-Ya me mataste un perrito...

Sonreia mientras las pupilas se me volvieron a teñir de negro intenso en un salto que parecia devastador al rasgar sucesivamente la cara de ese engendro hasta desplomarlo en un estruendo que levanto otra polvareda, esquivando con agilidad insuitada los golpes de una decena de ellos que iban y venian a medida que saltaba de pared en pared tal como si caminara a traves de ellas con ambas manos y pies emulando a una tarantula hasta saltar a una cierta distancia sobre un pilar, estabilidando la posicion como si estuviera encuclillas batiendo mi gabardina al viento y evocando un rugido bastante gutural que estremecio los pocos vidrios intactos de alguna que otra ventana


-Vamos Samael...


La cabeza del perro comenzo a temblar y lentamente las cuencas vacias de sus ojos en el craneo comenzaron a brillar nuevamente desprendiendose asi una columna vertebral de la base de su cuello, unas extremidades peludas y una enorme cola reptiliana. El torso descabezado de lanimal comenzo a retorcerce de manera grotesca en un festival de misterio hasta que de la cuenca del cuello aparecio un hocico de grandes mandibulas y colmillos calavericos de cuyos ojos se desprendian brillos intensos en color rojo, dos perros surgieron del cadaver del primer canino, como si hiceran metastasis y ambos de manera independiente mordieron a las bestias infernales atacandolas a traicion, lo mismo ocurrio con otro perro que fue explotado en mil pedazos, de cada parte salieron diez perros en una multiplicacion constante y resonante.

En un santiamen la horda se vio equiparada en numero junto a esas bestias infernales recientemente invocadas, era un espectaculo que disfrutaba ver a esas alturas, pero un brusco movimiento me habia interrumpido, un latigo hizo que el pilar se desbaratara, un latigo de fuego que me hizo caer como proyectil en el asfalto, apenas me levante notando la grieta y pedazos de escombros que quedo a mi alrededor, y mientras me reincoporoaba escupi un gran gargajo de sangre al notar que aquel ser infernal impactaria su arma a mis espaldas, senti que algo lo detubo...

-Vaya que tardaste muñeca...

Vi su femenino cuerpo ensangrentado con el antebrazo enganchado en aquel latigo mientras tironeaba a la bestia para despojarle de aquella arma justo cuando uno de los perros paso sobre esta en un movimiento bastante repentino.

-Dejeme que yo me encargo de esto señorita...

En solo salto clave ambas manos sobre su endemoniado torax para extirparle el corazon de un certero zarpaso mientras parecia caer abrumado al piso levantando algo de polvo hasta que al final aparecio mi figura agitada con el corazon latiente entre mis manos ensangrentadas y como si fuera un balon de baloncesto se lo lance a la señorita vampiresa cuando la miraba sonriente con esas pupilas doradas...

-Puede que tambien te sirva de especimen... *sacude las manos*

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Jue Dic 06, 2012 11:40 am

Una visión a cámara lenta hizo que Evan observe a John sacar aquel corazón que en pocos momentos ella tenía atrapado en una de sus manos. Aun latía lo que hizo que una involuntaria sonrisa aflore en su rostro, podía sentir como la oscura energía manaba de él y como el calor la invadía. Después observo al lycan curiosa.

Su brazo aun estaba doliendo y es que el látigo hizo estragos en su blanca piel y roja carne…dejando una bonita marca de sangre. Movió con cuidado los dedos y sintió aun mas dolor, pero este la reconfortaba porque se sentía más viva que nunca y con más ganas que nunca en recuperar todo lo que era y recuperar todo su conocimiento y memoria.

Observo con curiosidad el corazón, era tan apetecible y hasta cierto punto bello, y volvió a alzar los ojos. Los perros aun estaban corriendo de un lado a otro como una horda eliminando a los últimos despojos de demonios que quedaban. Pero algo llamo la atención de ella.

Asíque se acerco a pocos centímetros de John, dejando su aliento en el…y sintiendo el del lycan…mientra su catana atravesaba el torso de un mutilado demonio que aun pretendía luchar contra ellos. Ladeo la cabeza y miro a los ojos del “perro”.

-Eres buen luchador, pero un poco descuidado y dado a exhibirte. No te creas, no es que no lo admire, pero deja que tengas demasiados flancos abiertos. Y así, cualquiera puede matarte..

Le dijo con voz fría…mientras aun sostenía el corazón en una mano y sacaba su arma de otro cuerpo..Después dio varios pasos hacia atrás, demasiada cercanía no era lo suyo.

El aire volvió a agitar sus ropas y su melena, miro de reojo a sus posibles ejemplares de laboratorio muertos y suspiro, bajo la mirada y se acerco de nuevo al edifico en el que estaba su capa con un cuervo sin sentido dentro. Deposito el corazón sobre la misma. Y con cuidado guardó la katana en su vaina.

-Y por cierto, gracias por hacer que me salva….

Dijo ella, en un tono casi de agradecimiento, mientras se volvía para mirar de nuevo al Lycan. Y ahí es cuando observo con más detenimiento esa cosa de metal que había varias por las calles, tenía ruedas, asíque suponía que era alguna clase de trasporte. Pero como funcionaba y que tenía dentro, esta era una gran incógnita para ella, a caso sería como los primeros motores de aquellos automóviles. Su atención se centro en ello, dejando de lado ya al lycan y a los perros que aullaban y se peleaban entre ellos, haciendo que trozos de su propio pelaje y todas las estructuras cercanas vuelen por los aires y caigan con estruendo al suelo.

-Creo q es hora q llames a descansar a tus queridos amigos…con ese libro tuyo…


Le aconsejo…aun absorta en su observación.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Vie Dic 07, 2012 1:25 pm

Suspiraba con mas relajo al ver la actitud que habia tomado la vampiresa para acercarse casi a centimetro de mis propias facciones, desdibujando mi aliento con una brisa que apenas embistio la suya propia, y en un gesto muy leve contemple como ladeaba el rostro para alejarse una vez mas, para tomar su capa y envolver el corazon evocando un sutil agradecimiento.

-No me preocupa mi manera de pelear, lo que me preocupa es ver si has pensado lo mismo que yo...

Sonreia de una manera casi misteriosa, apenas revelando los caninos entre la boca semi abierta. Caminaba a paso firme y lento, resquebrajando algunas piedrecillas de asfalto en el camino cuando reducia la distancia entre ambos y con el sonido de los rugidos de los canes infernales de fondo.

-Un Demonio para ser considerado como tal tiene que tener un poder asombroso mas en lo abstracto como en lo concreto, tiene poder sobre lo sublime, sobre el contexto, manipula situaciones para entrampar al mismo destino... y para ello no tiene un cuerpo tangible y mortal... *apuntando al corazon que tenia en sus manos*...como el de estas criaturas.

Estoy de acuerdo contigo, estas criaturas son seres vivos infernales, bien podrian ser soldados del Limbo o del Primer Circulo del Infierno... pero para mi, estos no son demonios...*patea un cuerpo en el trayecto sobre el piso*


Suspiraba levemente, cuando nota los jugueteos peligrosos e infernales de los animales alrededor y replico sonriente ante sus caninos infernales que revoloteaban por el lugar y de manera casi descarada vuelvo a alzar una ceja al notar como estaba observando a su alrededor los automoviles estropeados algunos por el abandono, otros por la batalla, reducidos algunos a simple chatarra, pensando de manera rapida y sagaz.

-Estos de aqui son demonios, basta que muera un perro para que surjan dos instantaneamente, son las maravillas de Samael y cuando la maldicion se acaba...

Le apunte hasta el circulo de transmutacion que habia utilizado anteriormente para realizar esta invocacion, apenas habia pasado unos minutos cuando nuevamente se abrio un portal en aquel lugar y una serie de cadenas negras surgieron de aquel vortice mientras una serie de negras cadenas azotaron a cada perro para engancharlos de sus cuellos y arrastrarlos hasta el vortice. Una vez que este ya se habia cerrado, nuevamente mis rodillas comenzaron a temblar y le di la espalda a la vampiresa para caminar tambaleante y agitado, con un desgaste casi agonico que volvio mi cuerpo en un sumergido cansancio, que tuve que sentarme en un bloque de cemento mientras intenaba regularizar la respiracion.


Última edición por John Creed el Lun Dic 10, 2012 6:17 am, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Vie Dic 07, 2012 3:43 pm

La noche aun parecía ser muy joven y para ella, no era suficiente. Todo el tiempo que paso bajo tierra y en un ataúd de piedra hacia que sienta la gran necesidad de que la noche sea eterna y que pueda vivirla entera, justo en ese momento, en el que la muerte era la tarjeta de visita de aquel destino, ese destino tan curioso que siempre juega con ella. Pero esta vez, no dejaría que los sentimientos o atisbos del pasado la tomen como prisionera. Pudo oír las palabras del lycan, quedó sorprendida que sepa tanto. Llego a la conclusión de que era un hombre culto a pesar de su forma tan dejada y basta, pero era una sorpresa bastante extraña. Al fin decidió, responderle, la verdad que no le quería revelar en absoluto lo que ella conocía y sabía; además era nueva en este mundo y podía sentirse bastante vulnerable a determinadas cosas, opto por no revelar nada.

-Mmmm ya veo, asíque los demonios, seres demoniacos y demás es su especialidad?...-comentó de forma inocente, conocía bien en teoría lo que era el infierno y había visto algunas de las criaturas de los diferentes círculos del infierno, pero nunca en semejante cantidad y diversidad.



El aire estaba cargado por la sangre y la muerte, además de la magia. Los pulmones de la chica se llenaron de esa magia sustancia, por una iniciativa innecesaria, pero que la hacía recordar que un día ella era viva y que nunca se podría deshacer de esta maldición. Sus ojos aun estaban estudiando los coches, pero cuando se percato de cómo los perros volvían a ser atados en el infierno y como el círculo volvía a cerrarse, una media sonrisa apareció en su cara.

Ahora si, ya sabía lo que poseía a que lycan y que era exactamente lo que hacía. Y es que ha visto toda clase de magia a lo largo de su existencia y hacia probado los sabores mas fuertes de ella, no solo sobre si misma sino en otros seres. Ya que su Sire era un antiguo celta. Conocía además muy bien las consecuencias de usar esa clase de magia y de cómo respondía cualquier ser medianamente normal a ello, por lo que la sorprendió bastante que tras cerrarse esa “ventana” el aun este en pie.

John no estaba tan lejos de ella, y ahora estaba tomando asiento, el cambio era perceptible y tenía demasiada curiosidad como para no aprovechar un momento como ese. Se le acerco aun más. Sus ojos buscaron los de el…Aquellas orbes llenas de mensajes diferentes y contradictorios, era un fascinante ejemplar. Puso una mano fría en el hombro de el y se agacho un poco para poder observar mejor los rasgos animales.

-Creo que has tenido demasiado desgaste, pero es curioso que aun te mantengas en pie….creo que la próxima deberías de usar menos estos “trucos” y cuidarte más, dejando que alguien más luche….

Le comento, buscando herir un poco su orgullo. Su mano fría podía notar el calor que desprendía el hombre hasta através de la ropa. Miro su propia mano aun se estaba curando, tenía unas rojas marcas, pero no era eso lo que la llamo la atención, sino que su sangre reaccionaba a él. La chica cerró por un instante los ojos, podía sentir la llamada en él. Casi de golpe se soltó de el, mientras abría los ojos. El tenía a más de un demonio dentro y ellos sabían de quien era ella. Ladeo un poco la cabeza evocando lo que sabía de el. Y es que ahora era un momento perfecto para recordar los textos leídos. Repaso lo que sabía pero no era nada…solo un comentario sobre un exorcismo que iban a practicar…y que tras ello, todos los que estaban en la lista de asistentes desaparecieron. Una sonrisa apareció en su rostro. “- No han podido hacerlo…ohh, la todo poderosa iglesia….” Se burlo para sus adentros. Y es que nada es lo que ellos querían enseñarnos. Volvió a posar su mano en el hombro de el….podía sentir el temblor de el y el agotamiento…no necesitaba leer su mente, para saber hasta que punto estaba agotado.

-Creo que sería buena idea, que te ayude a resguardarte de nuevo en tu…mmm….eso que tienes de vivienda…

Le sugirió…aun observando sus ojos…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 08, 2012 8:30 pm

El poder de tal invocasion era demasiado desgaste, tres tipos de demonios de distintas jerarquias habian sido utilizados para realizar este procedimiento y mantener estable su poder espiritista de un solo tramo erab bastante para un solo ser con talentos etereos, por suerte habia tenido doscientos años de experiencia a cuestas los que me ayudarona resisitri los baches de una sola prolongada batalla y es por que confie a fe ciega en las habilidades innatas de la vampiresa a mi lado, no por que sea un confiado charlatan, si no por que su sangre dictaba naturaleza demoniaca que podia transformar sus femeninas habilidades hibridas en un buen potecial de combate que efectivamente fue demostrado en ese momento.

-Trucos Mujer???? haaa... no hables de esa forma, mira que sostuve un ritual de siete espiritistas comunes y sin experiencia solo con algunos procedimientos que yo mismo lleve a cabo!! *replicaba con un molesto tono de voz* si hubiera sido el caso contrario hubiera dejado que te azoten esas criaturas soldado en masa sin piedad...

Quizas me habia sobreexaltado ante mi molestia cuando replicaba aquellas palabras, aun estaba sentado intenando recuperar el aliento luego de aquel instante, fue un complemento de habilidades grandiosas a pesar de haber sido una batalla mas en la Zona Cero, y ella consideraba esto un "truco"... que vil categoria.., no debi enfocarme en proteger a esta vampiresa... de hecho, me pregunto aun me pregunto por que la protegi...

-Creo... haaa.... que debo caminar ahora....

No le hice caso, comence a moverme tambaleante entre las rocas mientras tropece en un subito instante cerca de un socabon que dejo la caida de un demonio creando un improvisado crater, debia llegar a la abadia de Carfax al oeste de la Zona Cero... un antiguo lugar que solia ser un templo Cristiano de practicas Gosple, y que de la noche a la mañana se convirtio en mi secreto centro de operaciones. Trastabille al levantarme y sacudir mis rodillas, caminando hacia el oeste, solo queria llegar pronto y olvidarme de la muchacha y del vinculo sanguineo que estableci tan expontaneamente junto a su naturaleza vampirica, algo desconcertante para mi hasta esas alturas, pero que no reconoceria con el orgullo herido... pretendiendo llegar a solas a mis aposentos...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Dom Dic 09, 2012 6:07 am

La tensión de un encuentro poco esperado hizo que este momento parezca sacado de un mal libro, pero las cosas no podían ser controladas en absoluto. Evan observo al agotado hombre y su ego herido, sabía que como cualquier lycan con desbordado orgullo la respondería alguna grosería y se quedaría tan contento. Pero su comentario era aun más “divertido” de los que ella podría suponer oír. La parte de; “dejado que te azoten esas criaturas soldado en masa sin piedad”, hizo que sus ojos brillen. No necesitaba oír su mente para saber lo que pensaba, ni siquiera sintonizar, no era un libro abierto, pero ya sí podía saber como pensaba su mente.

-He visto lo que has hecho, y no creas que no aprecio un esfuerzo de semejantes dimensiones, pero haz de reconocer que como tú mismo has reconocido, no tienes experiencia de un espiritista común y esto no es muy prudente, que digamos. Pero la próxima, por favor déjamelos a mi…además así me dejaría mas ejemplares para los laboratorios en estado semivivo…

El lycan se levanto y empezó a caminar, su paso era débil e indeciso, además que inestable. Evangeline observo seria a ese “perro”, tenía aspecto demasiado cansado y ella sabía que no llegaría a buen puerto sólo y más porque no estaban solos, seguían siendo observados, podía sentirlo. Movió su cabeza de un lado a otro y suspiro, mientras bajaba la vista… su mente se estaba debatiendo en un dilema….

-"Mmmm…que se muera, tan solo es un “perro”, ¿Por qué me importa…?¿Por que he de ayudarle….? Si, reconozco que me ha ayudado y me ha dado lo que quería-miro de reojo su capa con “presentes” y volvió a suspirar…- además aun quiero saber porque conectamos y quien leches es realmente….mmm no me queda de otra…."

Se dijo, mientras se acercaba a él y pasaba la mano libre por la cintura del hombre, dejando que cargue con el peso del lobo y en la otra sujeto su capa con el cuervo y el corazón…

-No llegarás nunca en este estado a donde quiera que vayas…- le susurro..-Y deja tu orgullo de lado, porque de todas formas no discutiré. Te acompaño y punto, a donde quiera que estas dirigiéndote…

No iba a pedirle perdón por picarle, de hecho la encantó el hecho que el picara a sus palabras, pero esa diversión se la guardo de momento, ya que esperaba aun tener tiempo para disfrutar de ello en alguna otra ocasión. Apuntándose mentalmente las cosas que más podrían herir su orgullo.

Al tocarlo de nuevo, su cuerpo podía sentir el agotamiento de él, y no era de extrañar, meterse en esa clase de invocaciones y salir con sentido ya era un merito muy grande, pero manejarlo todo y aun intentar andar…Sus dedos hicieron algo mas de presión sobre la ropa de él, haciendo que se apoye más sobre ella. No era una mujer de gran estatura y su aspecto no daba seguridad de poseer fuerza, pero lo era, era mucho más fuerte de lo que muchos podían imaginar. Y realmente no la importaba cuanto tendría que ayudar a este “perro” pero no quería que nada le pase. Pero reconocer algo así, no pasaría nunca, lo tenía más que claro. Una leve sonrisa apareció en su rostro por semejantes pensamientos.

Alzo sus ojos, la noche estaba aun empezando y al fin se podía vislumbrar de nuevo el cielo, las estrellas y la luna. Parecía que todo estaba en calma, pero no era así. Demasiados ojos puestos en ellos, demasiada presencias no solo de los demonios sino de los espíritus les rodeaban, los segundos Evan no podía ver, pero si sentir…esa vibración incomoda de las almas en pena, pero tan satisfactoria por otro lado, la hacían cosquillas. Y los segundos simples alimañas asustadas tras el “espectáculo” macabro que terminaban de presenciar, no se atrevían a atacarlos mientras seguían juntos. Miro al lobo…

-A donde estamos yendo? Tu, “perro” orgulloso….


Pregunto ella, mientras le reglaba un intento de sonrisa.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Lun Dic 10, 2012 1:13 pm

Parecia desvanecerme a ratos cuando trastabillaba al descender por las lomas de escombros improvisadas por la batalla fugaz vivida hace apenas unos vertiginosos minutos atras, estaba sintiendo el estrago de poder espiritual invertido en una tecnica poco comun, y de tal forma cuando ya habia sentido que se alzaba ante mi un improvisado sendero hacia el oeste...

-Grrrrrrr...


Estaba entrando en molestias hasta que senti el apoyo de un cuerpo femenino, evocando una frase que parecia cierta pero a su vez despertaba pasionalidad en mi interior, producto de lo que habia ocurrido recientemente.

-haaaa....

Exalaba totalmente en silencio, ya que la molestia me gobernaba, pase muchos siglos intentando dominar la ira, por que sabia que este sentimiento desencadenaba en mi algo que me hacia temer a mi mismo. Un misterio que no habia revelado, pero producto de la ira realice un ritual para realizar un pacto satanico, que maldijo mi cuerpo y esa emocion, una emocion iracible que polarizo mi personalidad, aplacandola con la inteligencia emocional a niveles casi de genio.

-Presiento que no sabes donde quedan las calles de lo que solia ser esta parte de NY... solo sigue este sendero hasta el oeste...

`Parecia pronunciar palabra con cierta dificultad, intentando agachar la mirada para ocultar las facciones del rostro, el ceño fruncido, y la sangre ardiendo, pero que parecia incentivar el calor de la sangre agena.

En silencio camine ese trayecto sintiendo por ironia un palpitar de un corazon resonando sobre los oidos a medida que sentia un ambiente basante enrarecido, turbio, suspicaz, alguien observaba de una direccion bastante privilegiada, y los susurros sobre las psiquis, reverberando angustiantes voces por doquier, palabras ilegibles y aplacadas se volvieron indomables mientras se demarcaba en un leve sudor, el trayecto de una demarcada vena.

-Sigue hasta ese edificio caido...y toma el camino hacia el norte... haaa...

Apenas le indicaba hacia el horizonte lo que parecia ser un armatoste similar al Empire State que se ladeaba como la torre de Pizza alejado de todo a lo lejos en el horizonte, rodeado de bruma gris como un leve manto que caia sobre escombros de ciudad muerta y sin vida.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Lun Dic 10, 2012 2:33 pm

El peso de John sobre el hombro de la chica no era importante…pero aun así podía sentir que el se confió a ella y dejaba que ella le ayude ahora en ese momento, tan complicado para él y es q su hombría estaba claro que estaba tocada. Admitir ante ella, semejante debilidad y aceptar la ayuda era duro, sin duda. Y hasta le admiró en parte por ese hecho.

Las presencias se desvanecían poco a poco, pero aun estaban controlados, lo sabía por el movimiento de las sombras y ojos invisibles que no dejaba de sentir sobre su espalda. Realmente, no sabía porque no aprovechaba este momento para asestar al lobo un golpe de gracia, dejándole ahí moribundo, arrebatándole las cosas q la podían servir y encerrarlo en alguna de las habitaciones de su laboratorio para experimentar con su sangre y eliminar ese lazo q les unía o al menos estudiarlo. Pero por alguna razón no lo hacia…a caso se ha vuelto blanda?...bajo su mirada, mientras analizaba la situación. Podía oír los quejidos del lycan y es que estaba bastante débil y más. Su voz sonó con un suave eco por la soledad de las calles. Y es que tenía razón ella estaba totalmente perdida por las nuevas calles y edificios desconocidos. Asíque siguió tranquila las indicaciones de el…

La carretera era irregular, dañada por todas las cosas que pasaron, además del tiempo y corrosión q sufría por lo que representaba tener azufre ene el aire. La chica observaba con curiosidad todas las cosas desconocidas por ella, tan solo podía apoyarse en su mente, que tenía los conocimientos de los seres que ya ha probado y ha matado, pero algunas cosas no son suficientes y verlas por uno mismo es una experiencia diferente. El camino se estaba grabando en su memoria….ya no se olvidaría de esta parte nunca, y no se perdería en conjeturas. Y aunque no todos sus sentidos estaban puestos en lo que la rodeaba, aun su curiosidad hacia croquis mentales de lo que significaba y era este sitio ahora.

Evangeline, estaba al pendiente de John, ya que no notaba recuperación rápida en el, además esa sensación de calor sobre su hombro y la cercanía de el. No se, había algo que la hacia sentirse incomoda, extraña….además la mente de el era tan accesible ahora, pero ella no deseaba mirarla…no quería saber más de determinadas cosas. Además ya sabía que John era uno de los que vio las tumbas que ella había programado que se hagan y que antes de dormir dejo ese proyecto abierto para su Sire…una estrella de cinco puntas invertida. Una leve sonrisa apareció en su rostro, porque al parecer sus caminos ya se habían cruzado sin que si quiera ellos lo sepan.

Y al fin, tomaron la dirección norte, podía ver el edificio inclinado, parecía que la gravedad no le influía, eso la llamo demasiado la atención, pero no dijo nada y es que no quería molestar más al lobo, ya le costaba bastante hablar como para andar con más bromas.

-Espero que lleguemos pronto, porque necesitas descansar…además no soy enfermera de “perros” pero no tienes buena pinta.


Y es que de verdad, John estaba preocupándola, pero no lo admitiría sin mas. Tan solo podía darle esto, perdonarle la vida y ayudarle a llegar a su escondite.

Sus ojos vislumbraban la belleza de la noche, la suave bruma gris…los reflejos de lo que era antaño un sitio lleno de gente y vida…ahora era un cementerio yendo de “vida” diferente…una vida que ella podía hasta considerar, pero sin pactos con los humanos, ni lycans…ni nada por el estilo. Tan solo quería tenerlo ella y como mucho compartirlo con Azuka. Realmente, ella era la única que podía comprenderla a la perfección y no se metería en su terreno. Y este “perro” aun no la ha dejado bien claro que se trae con ella, por ello, en cierta medida aun seguía vivo.

El aire se volvía turbio, en la zona que estaban cruzando, tenían que darse prisa, porque una llamada a lo lejos hacia que su mete se percate de que hay posiblemente más demonios en la zona que los estaban buscando esperando venganza o cualquier otra recompensa de ellos. Asíque le obligo a poyarse mas en ella y aceleró el paso, obligándole a sufrir algo mas…y ciertamente, eso la encantaba, porque negarlo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Miér Dic 12, 2012 4:53 pm

Estaba reincorporandome poco a poco, habia algo dentro de su propia existencia astral de mujer que parecia rellenar y resistir la vigorosidad e una anturaleza tan destructiva y oscura, no sabia describirlo, era una ambiguedad perfecta entre maldicion y bendicion que destacaba una conexion creciente entre, no solo con los actos de ella, sino con su propio interior, me daba la impresion de que fuera un ser duplicado en un perfecto doble opuesto, un reflejo destacado de la nada al verla alli campante, indomita, con un temple determinado para caminar paso a paso sobre aquellos senderos que demarcaban un paisaje tenebroso y desolado, algo en que no me cabia duda de que se escondian los hijos de la noche y del averno en perfecta convivencia.

-Alli...

Appunte en una esquina, era la fachada mediana de un templo cristiano cuyo interior poseia desgastada infraestructura de monasterio, basado en bloquetas de cemento superpuestas una de otras sobre habitaciones de madera, pasillos helados donde algunas ventanas en mosaico con figuras eclesiasticas se conservavan intactas. Parecia ser un espacio de retiro espiritual para sacerdotes cristianos en NY, una moderna abadia, la Abadia de Carfax.

Su fachada era tenebrosa a pesar de haber sido un sitio sagrado, la sala central donde deberia estar el rezatorio y el altar a Cristo fue removido por escombros y una improvisada habitacion... Habian runas y escritos ilegibles marcados sobre la amdera de cada umbral de las puertas de toda la Abadia, era un escondite digno de un ser de las tinieblas. La habitacion improvisada sobre el altar del rezatorio estaba cubierta por escombros y tierra negra de cementerio, algunas cajas de madera montadas una sobre otras poseian solo tierra pero que no era proveniente de alli, era Tierra de los bosques de Oregon y de los campos de Pensilvannia...

Habian crucifijos de diferentes tamaños y diseños superpuestos uno sobre toros rodeado de velas negras sin encender, como si fuera un tumulto de aquellos objetos puestos y pintados con sangre desconocida y rasguñados en el centro, habia un saco similar de 40 kgs de azufre concentrado, que por suerte estaba cerrado ya que si no hubiera dejado un olor insoportable y pestilente en el lugar, habia una pequeña estanteria de libros en el otro extremo, bastante vieja y casi vacia, solo rellena con carpetas y folios en algunas repisas, a su lado un escritorio con una pequeña lampara encendida, parecia un estudio modesto, con algunos portaretratos sobre este y algunas armas de fuego bajo un baul en la esquina adyacente, al lado del baul habia una cama, hecha con la madera de un ataud antiguo, era un lecho improvisado por aquella madera como si fuera modificado para transformrse en un catre resistente con respaldares de fierro bajo, colchas desgastadas, un perchero para colgar prendas a los pies, el colchon viejo y amarillento, y una almohada desaseada dejaba poco cuidado a su presencia, habia un bolso militar de verde musgo color con las letras en leyenda impresas en su superficie cuyo color de cada una era de un negro de tinta desgastada que decia "U.S. Army" bajo la tipografia de un aguila calva emprendiendo vuelo.... Quizas lo mas sorprendente era que habia una pequeña caldera avibada aun por un fuego que parecia arder dentro de su camara de hierro, y junto a esta pequeña caldera habia un centenar de Craneos de forma antropomorfica... Tenian colmillos bastante grandes y aserrados si uno viera el tiempo suficiente de contemplarlos, algunas sabandijas y cucarachas se paseaban entre cada cuenca, trizadura y agujero de estos craneos amarillentos, algunos todavian tenian piel de color verdosa cubriendo su estructura, otros no tan podridos conservaban las facciones deformadas de terror en ojos desorbitados y miradas descolocadas y apagadas, craneos vampiricos en descomposision y otros... quemandose dentro de aquella caldera, como si estuvieran actuando de leños para dar calor, cuya chimenea de escape cruzaba toda la fachada de castillo que tenia ese lugar...

-Dejame aqui...

Apuntaba con cansancio hacia el lecho, una especie de cama-ataud amplia cuando apoyaba mi peso sobre el pequeño cuerpo de la muchacha sobre la fachada de aquella "acogedora" habitacion....

La Abadia:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Invitado el Miér Dic 12, 2012 10:19 pm

Off:
mmm asíque el escondrijo de Drácula…interesante..

Una gran fachada se abrió ante la pareja…pero John ni presto atención a ello, sin embargo Evangeline recorrió con los ojos curiosos todo el edificio. Lo artístico primaba en ella, había varios diseños con ángeles y demonios, los capiteles adornados y apilados a ambos lados con diseños vegetales y aquellas pequeñas representaciones de santos o más bien lo que quedaba de ellos. Un exquisita fachada para los ojos de cualquier ser, hasta ahora que era ya medio destruida, aun mantenía ese aire solemne e inquisidor que todas las iglesias pretendían tener a los ojos de sus feligreses. Evan podía percibir las diferentes tonalidades de gris en cada figura latente en aquella pared. La estructura del edificio era de una sola nave, y una especie de pequeño torreón coronaba la estructura. La chica no podía ver más ventanas o entradas desde el camino, pero presentía que teniendo en cuenta de quien era el escondite, no dejaría demasiados huecos para que alguien se cuele. La voz del lycan era débil, sabía que necesitaba descansar y algo de cuidados, porque su fuerza vital estaba casi agotada, podía sentirlo sin si quería proponérselo, algo sorprendente dada la situación.

Al fin, llegaron al final a la única puerta visible, en apariencia era de madera, además bastante tocada por el tiempo…se podían apreciar las pequeñas grietas en la madera. La chica tiro al suelo la capa con sus “recuerdos” de la “excursión” y con cuidado tiro de la manilla, en ese momento un sonido chirriante resonó en el silencio de la noche, haciendo que todo se sobresalte…hasta el aire…que agito a los dos seres en una leve “caricia”. Observo que la puerta no era lo que parecía a primera vista, estaba reforzada y aunque ella no ha usado toda su fuerza, era pesada. Miro de reojo a John, después se agacho para recoger el bulto que antes tiro sin piedad al suelo, sin dejar que él pierda el equilibrio y apoyo de ella. Con un paso tranquilo y suave se adentro en los aposentos de él.

Una sonrisa apareció en su rostro…Cada detalle de aquel sitio era de interés para ella, además aquella tierra, los crucifijos…todo el ambiente hacia que ella se pregunte cosas y más aun quería respuestas, pero él no estaba en condiciones de dárselas, al menos no de momento. La chica escucho la petición del lobo y observo aquella cama. Despacio se acerco a ella y dejo que el cuerpo del hombre…al fin tome distancia del de ella, una sensación de “vacío” de repente, hizo que mirara a los ojos del lycan, que estaba acomodándose en aquella cama improvisada y hecha a mano, probablemente por él mismo. La calidez y aquella aceleración de la sangre parecían disminuir un poco.

Al sentirse tan extraña de nuevo, la vampiresa se apresuro a dejar la capa sobre una de las sillas cercanas, que tenía un aspecto desgastado y roñoso, pero eso no la importaba mucho. Después se acerco a la puerta que antes atravesaron y tiro de ella, cerrándola con un nuevo chirrido. Acomodando la cerradura, que daba sensación de que él mismo había construido. La muchacha, alzo la cabeza hacia arriba, al techo, podía vislumbrar la altura imponente de la torre, que se aguantaba gracias a unas vigas fuertes, pero ya carcomidas por el tiempo, todas las ventanas y ventanales parecían estar asegurados con maderas y demás cosas que no se sabía ni lo que eran en su vida pasada. Evangeline se giro, quedando de cara al lobo, pero aun con la cabeza en alto…estudiando cada detalle. Y es que el ambiente de aquella “cueva” era sorprendentemente cogedor y tranquilo. Las manos de ella, recorrieron las runas talladas, concia casi todas ellas, pero no en ese orden, había algo en ellas que no la estaba cuadrando, además de otra escritura que desconocía por completo, pero ahora no era el momento de preguntar por ello, tan solo las recorrió con sus finos dedos, memorizándolas y el tacto de la madera roída.

La muchacha bajo poco a poco su mirada de nuevo hacia el altar, mientras dejaba que sus manos se posen en la parte baja de su espalda…con un paso suave, que parecía ni si quiera tocar el suelo se acerco a aquella pila de tierra y demás escombros…acercándose a ellos y dejando que sus blancos dedos los examinen a voluntad en un rápido movimiento. Una leve sonrisa apareció en su cara, ahora entendía de porque el lycan tenía esa “peste” a cementerio que la ofendió en el primer momento. No podía saber de donde era exactamente esa tierra, pero si él la tenía ahí era porque algo se traía entre manos y para algo le servía. Sin mas se tomo su tiempo sin preguntarle siquiera para recorrer muchos de los espacios….dejando q sus manos toquen con curiosidad algunos de los objetos, sin moverles de su sitio.

Eve, se acerco después a la estantería de los libros…era curioso, que un hombre como él, no tenga más lectura, siendo bastante inteligente, se sorprendió…mientras dejaba que una nueva sonrisa se escape de sus labios por unos instantes…acaricio los archivadores y paso hacia los cráneos….se agachó un poco para verlos mejor y estudiar esas dentaduras, entendía a quien pertenecían, pero no las toco…tan solo quedo ahí prendada observándolos por unos instantes, mientras el crujir del fuego la avisaba de que había más de ellos por ahí. Pero esto ni la asusto, no la hizo alarmarse, ya que el “perro” no estaba en condición alguna de hacerla ningún daño y menos aun ella estaba dispuesta a permitírselo…más que desconcertarla con las sensaciones de su propio cuerpo….Ella, sabía que él la estaba observando…mientras ella invadía de forma descarada su espacio…pero de todas, era “amable” ya que decidió por el momento no invadir su mente más a no ser que sea totalmente necesario.

Poco a poco sus pasos la llevaron de nuevo cerca de la cama, pero antes se detuvo para ver la caldera que la llamó la atención…pero menos de lo que debería, quizás…Se acerco al escritorio y observo los portarretratos…era curioso ver la vida de alguien através de unas fotos y sus cosas…pero ella tenía claro que quería saber porque era tan especial y porque ella no conseguía convencerse para matarlo sin mas. Vio el baúl y las armas…aun no había tenido ni una de aquellas armas modernas en la mano y aunque sabía como funcionaban y había visto en la mente de todos los que sacrifico en el despertar y a posteriori, aun no se atrevía del todo a usarlas…por el hecho de que necesitaba que alguien la enseñe y en el laboratorio aunque había quien lo haga, ahora estaban demasiado ocupados sintetizando la “anomalía” de la sangre de un bersherker y depurando las muestras que ella pidió. Asíque no era momento de pedirles nada más.

Al fin termino, cerca de la cama en la que estaba John, miro a los ojos del hombre y quedo ahí parada por unos segundos pensando que hacer y analizarlo algo más. Después se acerco a él con un paso tranquilo…

-Vamos a ver…y que no sirva de precedente…te voy a ayudar a recuperarte….

Susurro, mientras ponía sus brazos en los hombros de él y le obligaba a acomodarse, para que ella pueda quitarle la gabardina…después le obligo a tumbarse, acomodándole la almohada, posando una de sus rodillas en la cama, ya que no llegaba por la altura sin mas a las cosas. Recogió el abrigo y lo dejo no muy lejos de su capa, donde el pájaro parecía volver en si y moverse de nuevo. Evan lo noqueo de nuevo, para que no haga ruido y no llame a sus “hermanos”. Y volvió a acercarse a la cama, mirándole fijamente, mientras se detenía a tan solo pocos centímetros de la madera sobe la que estaba el colchón….no podía evitar sentir una intimidad y una estado algo extraño en su ser…su sangre volvía a acelerarse…pero ella controlo todo lo que pudo su expresión y su mente…evitando delatar esas cosas…a pesar de que suponía que el podía percibirlo…al igual, que ella podía percibir los cambios de él.

-Donde tienes algo de alcohol…??...-le pregunto, mientras miraba a los lados buscando una posible botella con lo que deseaba…y es que algo de ello haría que su espíritu este al menos más animado…y para recuperar energías tan solo tendrían que sintonizar de nuevo…para que ella pueda pasarle parte de la suya…


Era consciente que en parte no debía hacerlo, revelarle que también poseía algún conocimiento de magia mas antigua, que tanto escondía de este mundo y de la que solo su amiga era conocedora y claro esta su Sire, que la dio ese don….. y no solo eso sino que sabía como canalizar energía y más esa energía oscura que tenía ahora, aun no había tenido tiempo de probar y ver hasta donde alcanzaba y que consecuencias tendría no solo en ella sino en el lycan, podría ser un gran error, pero…a pesar de todo no podía dejarlo así…y más porque el tenía respuestas y ella preguntas…y aun no estaban solucionadas…además aquel libro que él uso la llamo mucho la atención…ya que poseía alguno muy parecido…y restos de los rituales de invocación que tenía por todo este sitio…además, era el ejemplar perfecto para alguno de sus planes…

Ahora que el lobo estaba tan débil, ella podía percibir mejor en él muchas de las cosas que escondía estando con todas sus fuerzas. Y es que sabía de su control y podía sentir el poder dentro de él, sabía de los demonios…una de las cosas mas curiosas que la sangre de él, la llamaba y no solo por la posible sed, sino que era como si fuera algún “manjar” prohibido…sus ojos brillaron con la idea de probarle…pero desecho ese pensamiento al instante, al menos de momento…ya que si tomaba de él...puede que le agotaría demasiado y no le quería sin sentido…sus ojos volvieron a posarse en las calaveras…demasiados vampiros estaban muertos ahí….tétrico, poético y hasta seductor….en cierta medida, ella misma mataba a los de su propia especie sin contemplación en ataques de sed o de rebeldía…no se podía aclarar…pero para ella era un placer matar a un vampiro o cualquier ser de cierto poder, ya que el poder hacia que fueran mas interesantes para ella, al igual que su conocimiento….y más deliciosos a su paladar…y que John tenga cráneos como trofeos…hacia que de nuevo una pequeña sonrisa vuelva a sus labios…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Night, Privado John Creed

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:03 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.