Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

En la biblioteca...(Privado Mett)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Lun Nov 26, 2012 2:57 pm

Fecha: 27 de Mayo

Hora: 20: 39

Lugar: Biblioteca Publica de NY


Quién sabe que es lo que la fascinaba a la vampiresa tanto de este nuevo mundo, no parecía un sitio perfecto y además un poco limitado, pero la zona de Manhattan era una zona con encanto para sus sentidos.

Ya había recorrido casi todo el camino hacia la Biblioteca Publica, era uno de los lugares en los que había escondido una parte de sus estudios sobre como el la sangre de otros seres influye en los vampiros y viceversa, además había interesantes datos sobre otra clase de seres que la podían ser muy útiles.

Miro a los lados al llegar al gran edificio, y se paro ante el, contemplando el color grisáceo de sus paredes, era increíble…tanta belleza!!! Ahora el edificio parecía una autentica obra de arte y no cuando lo recién levantaron, pero la vampiresa observo sorprendida que el edificio ya era mucho mas grande de lo que podía recordarlo.

-Increíble…esto también ha sido cambiado! Tsk….-
hizo un suspiro como símbolo de su desagrado y molestia.

Empezó a caminar tranquila hacia el interior del edificio, cada paso era lento y provocador, ella quería desafiar este mundo.

Entro por una de las ventanas y apareció en la gran entrada, sus ojos se agrandaron….

-Es el sitio perfecto!...-susurro…

Y se quito la capucha para contemplar la grandeza del edificio y la estructura, además la cantidad de libros tirados por todos los sitios. Era impresionante…

La vampiresa se acerco a uno de los libros tirados y lo contemplo, las tapas estaban destrozadas, pero aun se podía leer el titulo: “Ana Karenina”.

Evan no pudo resistir la tentación de abrirlo y sentarse en una de las esquinas mas oscuras, y hojearlo. Disfrutando de la prosa y la tranquilidad de la entrante noche. Era el momento perfecto, para ella.

Además, no percibía a ningún demonio cerca, ni llamadas de la sangre oscura, asique se relajo y se perdió en la oscuridad y la imaginación del autor. Aun tenía tiempo para buscar su investigación, más tarde.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Dom Dic 09, 2012 8:15 am

Estaba caminando por las calles de la ciudad, pero en realidad estaba un poco perdida, me habia metido primero en un bosque a ver algunas plantas y leer un libro que habia conseguido en donde me estaba quedando con el señor Volkov, el señor que era mi verdadero padre, era realmente extra e incomodo vivir con el no solo por el hecho de que era mi padre biologico sino porque eran muchos militares los que se encontraban en ese lugar y ademas tenian algunas personas apresadas, pensaba que finalmente de ese estilo de vida no me libraria, venia de una familia militar y aun seguia en las mismas, solo que con el señor Volkov no tenia porque sentir miedo cada dia de ser golpeada por un ser borracho, este tambien se emborrachaba pero no actuaba como el otro señor del cual tenia su apellido.

No me habia dado cuenta que estaba oscureciendo por que la lectura estaba demasiado interesante y me habia quedado tan inspiradada que no vi el cielo. Cuando lo note mire los pies de los arboles con sombra y observe al cielo que tenia un tono mas violaceo- oh por dios es muy tarde-me levante rapidamente y sali corriendo de ese bosque, igual no estaba tan lejos de la entrada de ese pequeño bosquecillo, cuando sali pude pasar por una carretera y alli si me encontre finalmente perdida, comence a caminar hasta donde mis pies me llevaran.

Me abrazaba a mi misma, hacia un tremendo frio, yo solo llebaba unas botas desgastada mas un vestido y chaqueta del mismo semblante, eso no me ocultaba mucho del clima, pero no tenia mucha ropa que ponerme, asi que tenia que aguantarme-¿Por donde estoy?-pregunte a mi misma con susto, la voz me temblaba, tenia miedo de que llegaran esos seres del que todo el mundo estaba ocultandose , no queria ser capturada por ninguno de ellos. Llegue a un lugar todo solitario y medio oscuro solo brillaba por los faroles de las calles.

Mire un edificio muy alto y grisaceo me llamo la atencion porque tenia un letrero que decia "Biblioteca" me imaginaba que aun adentro tuviera sus libros adentro, me entro la curiosidad y me acerque a la puerta para poder abrirla pero estaba cerrada, me encogi de hombros y me acerque a las ventanas que algunas de ellas estaban entre abierta y con los vidreos rotos, saque mi lampara y alumbre hacia adentro para ver que se podia observar al parecer no se encontraba nada malo adentro. Salte al alfeizar de una que tenia a mi alcance, lanzando mi mochila hacia adentro, pase mis piernas hacia adentro para luego caer yo tambien sosteniendo firme mi lampara y recogiendo mi mochila luego.

Empece a alumbrar todo, se veia viejo, estaba todo lleno de telarañas y empece a caminar con sigileza observando hacia todos lados teniendo mucho miedo, creo que en ese lugar por ahora me mantendria a salvo de esos seres, pero igual no estaba segura, mire algunas lamparas de gasolina y busque mi yesquero las prendi con cuidado y woala se hizo un poco la luz, no era tan potente pero se podia observar mas el sitio-Que hermoso-digo observando todos los estantes llenos de libros.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Lun Dic 10, 2012 9:43 am

Evangeline ya estaba terminando el libro cuando sintió como alguien mas terminaba de entrar en el edificio. Cerró los ojos y tan solo escaneo el edificio con sus sentidos, era un humano, lo sabía por su corazón acelerado y el tamaño del mismo la decía que no era alguien muy mayor. Sus sentidos la hicieron notar un olor a naturaleza.

Con cuidado la mujer se levanto y de un salto se poso sobre una de las librerías más altas, quería ver primero quien era esa pequeña invitada y después valorar la situación. Además aun no ha ido a coger su preciado “tesoro” y es que era la segunda caja metálica por recoger y sin ella, la vampiresa no pensaba salir de aquél sitio.

La vampiresa con su visión pudo encontrar sin ningún problema el foco de aquel bombeo de sangre, además la linterna hacían de ella una victima demasiado sencilla. Pero la chica no tenía hambre, más bien después de probar la sangre de demonio no apetecía de sangres con tan poco poder. Y además, una humana mas podría hacer la diferencia en los planes que llevaba la joven científica. Tenía que repoblar a la humanidad, necesitaba sangre, aunque realmente esta ya no la agradaba.

Observo a la preciosa joven, tan frágil, tan llena de vida…además su mente, era una delicia ver que era bipolar. Los ojos de la vampiresa brillaron un poco mas y decidió conocerla mejor, quien sabe igual la servia para algo más.

Con un rápido movimiento, descendió de la estantería y se empezó a andar en dirección de la joven, sabiendo que ella no se ha percatado en absoluto de su presencia hasta entonces, ni de su pequeña intrusión en la mente de la misma…

Al tenerla más cerca, podía oler el magnifico olor a sangre joven. Pero la sed no la dominaba, asíque no la costó hacer el primer paso.

-Buenas lunas….quien anda ahí?


Pregunto, conociendo ya la respuesta y teniendo claro quien era la que tenía en frente. Pero su educación y su curiosidad siempre podían con ella y considero importante presentarse ante la joven y puede que hasta intimar, para usarla después en alguno de sus planes o juego de marionetas. Parecía una interesante candidata. Y más porque su mente era como un regalo para alguien como Evangeline.

La vampiresa se movía como un felino, sin hacer casi nada de ruido a pesar de la cantidad tremenda de libros y demas cosas tiradas por el suelo. Su atención estaba centrada en el rostro de aquella bella muchacha de ojos azules y cabellos dorados. Hasta las gafas la parecían un curioso detalle.

La ropa de Evangeline, era la de otras ocasiones, es decir, algo moderno que no tapaba mucho su cuerpo, aunque ella deseaba de volver a su casa y al fin poder vestirse a la vieja usanza, no la parecía bueno esta expuesta con esta ropa. Pero reconocia que era la mas comoda. Su nueva capa se ondulo un poco, mientras caminaba hacia Mitti, haciendo que su figura sea poco clara. Aun llevaba el libro con ella, marcando con uno de los dedos por donde se había quedado, no podía dejar de leerlo, necesitaba terminar lo que empezo.

-Me llamo Evangeline…

Volvió ha hablar, para dar algo de confianza a la humana, para que esta no salga despavorida al verla. No deseaba un enfrentamiento y menos una cacería.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Jue Dic 20, 2012 3:56 pm

Me acerque a una estanteria a observar los libros viejos y llenos de telarañas mas el polvo que hacia que me diera un poco de alergia y ganas de estornudar pero me aprete la nariz para que no saliera aquel ruido y si alguien estuviera en el sitio no me descubriera, aunque tener la linterna encendida no era muy inteligente de mi parte pero tenia que usarla porque la oscuridad no era normal y podia caerme o perderme en ese gran edificio lleno de libros, papeles y otros objetos rotos y viejos. Mire la luz de la linterna que alumbraba unos cuantos libros de Stephen King y sonrei acercandome a ellos para luego sentir como si alguien me estuviera observando, note un frio en la nuca y me comence a poner nerviosa, mirando hacia todos los sitios pero no veia a nadie, asi que volvi a voltear mi cabeza en direccion a aquellos libros, arreglando mis desgastadas gafas.

Tome el libro de Psicosis y empece a ojearlo mientras que la linterna se paseaba por las paginas del libros aunque realmente mi vista no estaba fijada en las letras de las hojas sino veia por los perfiles de mi lente por si algo se aparecia, pero trataba de parecer serena y tranquila, ademas se habia quedado derepente todo silencioso "No es nada" me doy confianza a mi misma pero mentalmente pasando otra pagina, mientras mordia mi labio suavemente y mi pies derecho se tambaleaba de un lado a otro temblorosamente, tic que me sucedia cuando estaba nerviosa.

Iba a voltearme para ver otros libros pero escuche la brisa que pasaba por la ventana y me quede escuchando la brisa, aveces mi madre decia que el viento nos hablaba, por eso cerraba los ojos y se quedaba esperando las palabras de eso, en esta ocasion hice lo mismo pero los abri rapidamente sin esperar que alguien me hablara, en ese momento podria hablarme era otra cosa. Coloque el libro en la estanteria con fuerza haciendo que el polvo se arremolinara en frente de mi y me causara un estornudo, lo solte pero derepente me tape la boca y en ese mismo acto escuche una voz que preguntaba "¿Que quien estaba ahi?" me asuste toda, me habian escuchado, no respondi sino decidi irme del lugar.

Tome mi mochila y la linterna en mi mano mas fuerte y al voltearme para salir corriendo observe a una figura esbelta, alta pero de buen cuerpo, se le veia afeminado y me quede un poco paralizada en el mismo lugar, no sabia si salir corriendo o quedarme, pero ella en ese preciso momento se presento ante mi, pense que me iba a atacar o algo, a lo mejor era otra humana como yo, pero se le veia la piel demasiado palida, me heche hacia atras, mirandola de arriba hacia abajo con mas cautela, pero me recompuse rapidamente, notandome seria-Schemetterling-me presento entre dientes con valentia, pasando mis lentes mas hacia atras de mi nariz debido a que se resbalaban-¿Que hace por aca? ¿Que hace espiandome?-pregunte con sorna y acusacion.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Vie Dic 21, 2012 2:09 am

Evangeline observo con tranquilidad aquel ambiente tan tranquilo y pacifico, mientras veía a la preciosa chica de cabellos dorados con aquellas gafas algo grandes para su cara, se veía inocente y tierna…era diferente la vampiresa podía notarlo…el olor de su sangre no era normal…era similar a ella, no exactamente igual, pero por alguna razón había algo oscuro y fuera de lo normal de aquella humana. La vampiresa podía sentir a la oscuridad husmear a su lado, no era un demonio como el que tenía otro seres que ha conocido y no era como lo de su sangre, era algo incorpóreo y que manaba de la muchacha rubia.

La vampiresa observo con mucha curiosidad el tomo que tenía aquella muchacha en la mano, podía leer en su mente que también amaba los libros como ella y que era diferente a todos los demás. La mente de Mitti estaba abierta, se notaba que no tenía ningún conocimiento sobre la protección y advertencia de que los vampiros son capaces de leer la mente. Asíque tan solo hecho una ojeada por encima, porque esa oscuridad hacia que la atención de ella crezca. Vio como la mente de la chica se dividía, era un ser con duplicidad y eso la parecía digno de un estudio y una investigación por su parte…quería saber que es lo que esconde esa muchacha y quien es realmente. Pero aun así, ya sabía de su enfermedad mental y podía ver la oscuridad dos puntos de interés, al menos para ella.

Todo estaba en mas extrema oscuridad y tranquilidad, la luz de la linterna dibujaba un halo luminoso que hacia ver el polvo de los tomos, apilados en las estanterías de forma desordenada y caótica. El polvo volaban en espiral hacia el suelo, el mismo que Mitti dejo salir al tocar aquel tomo, pero eso daba un aspecto casi mágico a la imagen de la humana…cuyo corazón hacia de música para los oídos de Evangeline…y es que estaba acelerado y segregando adrenalina…también percibía miedo y agitación en ese ser tan joven…su mente no callaba pero era curiosa fuerte y débil a la vez. Evangeline vio como una brisa agito el cabello y la ropa de aquella humana. Hace tiempo, que ella no veía a un humano que no sirva a un vampiro, y esto hacía que Mitti la parezca aun más curiosa. Sabía que para responder a sus palabras la humana ha tenido que usar toda su valentía.

-Schemetterling, vaya que nombre mas curioso, de hecho complicado y bello…como tu…-la vampiresa proyecto su encanto y tranquilidad sobre Mitti, quería que se relajará al menos de momento…quien sabe lo que las depararía ese encuentro…de primeras tenía que ir a por su caja metálica y la verdad que la humana era el valor añadido a esta pequeña excursión. Y puede que sea algo magnifico y que el azar de nuevo jugaba al favor de la vampira.

-Realmente, no te he seguido, ni siquiera sabía que alguien mas estaba aquí, pero creo que es un placer conocerte…y lo que hago aquí, bueno, simplemente he venido a recordar mis viejos tiempos…antes este sitio gozaba de mucho cuidado por parte de la humanidad y aquí hay mucho conocimiento útil escondido….además los libros siempre han sido mi “amor”…
-la respondió con una suave sonrisa en el rostro…que la transmitía seguridad y tranquilidad.

-Pero yo si que tengo una pregunta para ti, señorita Mitti, espero que no la importe que la llame así? …y mi pregunta es que hace aquí?....digamos que no es una zona en la que una chica sola ha de estar paseando y mas a estas horas….y ya no digo solo por los demás seres…sino por la cantidad de demonios que hay alrededor…


Comentaba la vampiresa, mientras no dejaba de ver los bellos ojos de aquella joven, era inocente y pura…pero la oscuridad la rondaba y estaba con ella, casi como un aura que se puede tocar y percibir…La vampiro, acogió el libro que llevaba en su pecho, mientras seguía viendo a la mujer y con otra mano recorriendo los viejos tomos, corroídos y sucios…que olían a tiempo pasado y a la celulosa húmeda y tocada. Sus dedos podían sentir la textura y la saturación de lo que tocaba…pero esto no era lo más interesante, sino ver como el corazón de la chica latía de esa forma tan viva…y tan humana….

La mente de Evangeline dejo por un momento de analizar a aquella humana y es que algo mas estaba requiriendo su atención…y es que algunos demonios se estaban acercando a la zona…un dolor peculiar la avisaba de ello, pero era aun muy lejano y tenía tiempo de sobra para hablar con esta joven, coger la caja y salir de ahí, con tranquilidad…o es lo que creyó…


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Vie Dic 28, 2012 9:55 am

Todo mi cuerpo estaba temblando, de la punta de los pies hasta la punta de cada cabello, no sabia si era una vampira o una cazadora, una loba, quizas pero igual no habia de confiarse de nadie. Los ojos d ela chica me miraban mucho ademas sentia que me estaba analizando con un aparato con lo que hacen los rayos X en el doctor porque sentia que me miraba hasta los huesos e incluso podria decir exageradamente que hasta el alma, pero no sabia como podia sentir todas aquellas sensaciones juntas. Ademas tenia un cabello blanco muy bonito no creo que fuera una simple humana como yo. Mi cuerpo se daba consuelo cuando me abrazaba a mi misma aunque tuviera en las manos la linterna y el libro que habia cogido de aquel escritor que me gustaba mucho, pero sobarme los brazos hacia que me calmara y pasaran esos escalofrios que tenia en el cuerpo.

Hizo una brisa muy fuerte que hizo mover todos mis rizos, mi vestido y mis lentes, de veras que tenia que cambiarlos, pero no sabia con quien, pero por los momento me servian. Mire que tambien todo el lugar se movia por la brisa, los papeles del suelo y los objetos parecian tener vida propia debido aquella brisa, mire que todo se arejuntaba en un sitio y luego la voz de la mujer hizo que mi distraccion se fuera, alumbrandola con la linterna a la cara. Cuando dijo mi nombre me asombre de tal manera que mi boca se abrio en una perfecta "O"-Oiga ¿como sabe mi nombre?-pregunte arrugando el ceño algo preocupada aunque me sentia un poco relajada a la vez pero eso no quitaba el hecho de que esa señora supiera mi nombre, eso me hacia tener mucha curiosidad sobre ella, "¿como hacia para adivinarlo?" pense mordiendome el labio.

Miro la sonrisa de la chica que resultaba ser muy bonita y angelical,pero las apariencias engañaban, aun no me movia de mi sitio-Tiene que decirme como sabe mi nombre-pedi entre dientes-tampoco es que dijera que me estuviera siguiendo, solo espiando, desde hace rato siento aca en la nuca-me la toco-que alguien me esta observando, es muy obvio si escucha que entra alguien en donde usted esta se levanta a curiosear quien es, ademas como esta todo ahora...-suelto respirando hondamente, asintiendo con la cabeza por lo del "amor a los libros"-a mi tambien me gustan-comento derepente y no sabia porque, esta chica me hacia sentir algo confuso en el cuerpo, no era normal, no era humana, estaba segura, por lo blanca que se veia, se notaba que era una vampira, de seguro me queria chupar la sangre, pero no se lo dejaria tan facil, llevaba el crucifijo en el cuello junto a la medalla que me habia regalado mi madre.

Camino hacia atras sin dejar de ver a la señorita o señora y coloco el libro en la superficie de una mesa toda polvorienta y llena de telarañas. Mi mano no deja de mostrarla con la linterna-No no me llame asi, no la conozco como para darle tal confianza de acortarme el nombre-murmuro firme mordiendome otra vez los labios-Ademas tampoco se su nombre y deberia de decirmelo, asi nos encontraremos ambas a mano-no sabia como podia soltar tanta palabras idiotas en unos minutos cuando estaba nerviosa, esas palabras podian conseguir mi muerte, pero no sabia controlarme, no sabia callar en ciertas ocasiones.

Sus preguntas me hicieron pensar en que me habia era perdido, porque yo estaba era en otro lugar y pare alli-Eso no es de su incumbencia-digo entre dientes altanera y odiosa, "¿porque tenia ella que saber todo lo que estaba haciendo?", si era vampira que lo descubriera por su propia cuenta, trague saliva cuando dijo eso de demonios-¿Ahora tambien hay demonios?-pregunte en un chillido asustadizo-Demonios-me pego en la frente, casi haciendo caer mis lentes-Joder pero como ¿Que demonios?-pregunto de nuevo-La gente esta loca, realmente loca-comence a murmurar derepente alterada, sintiendo miedo derepente y un frio mayor por algo que se acercaba-Algo viene, lo presiento-digo mirando hacia las ventanas rotas de la biblioteca-No me digas que son ellos!!-le prohibo a la vampira con un dedo indice tembloroso aun sosteniendo la lampara. Yo pensaba que solamente existirian los vampiros y los lobos, ahora con demonios, esto seria mas dificil y temeroso, no sabia que hacer si salir corriendo o quedarme alli con esa vampira, aunque obvio no era una opcion con quedarme con un ser que me estrujaria como un saco de sangre de un hospital.

Tome fuertemente mi mochila y la lampara-Debemos irnos si vienen los demonios, ¿no lo cree asi?-le pregunto inocente-Aunque he leido que los vampiros son creaciones de los demonios de la misma Lilith-comento un poco sabionda mirando las escapatorias posible del lugar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Vie Dic 28, 2012 11:43 am

Los ojos de la vampiresa estudiaban con detalle a aquella joven, los nervios eran claros y es que temblaba por ellos y su sangre corría como loca por las venas, pero aun así ese subidón de miedo y adrenalina, no hacían de ella a alguien apetecible para Evangeline, y es que los humanos ya dejaron de gustarla hace tiempo, ya no eran parte de su dieta a no ser que su mente almacén algo de su interés…

Pero a pesar de todo, era conciente de lo que era mente de aquella joven y realmente era algo extraordinario…un diamante en bruto, por así decir…La mujer observo con curiosidad los movimientos de la joven humana, esos pasos hacia atrás y los brazos en forma de abrazo….se notaba que se sentía incomoda, asustada, perdida y desconfiada…y la verdad que Evan, tenía en su mano el poder de proyectarla seguridad y bienestar, pero no la apetecía..las emociones de la joven eran mucho mas apetecibles así…además de estimulantes y agradables…el miedo de alguien siempre lo es..y mas si es una joven inexperta…que lo manifiesta y lo regala de esta forma tan generosa…los sentidos de la vampiresa se llenaron de satisfacción…

Pero si que había un deje de sorpresa en el rostro de la mujer de platinados cabellos…y es que esta chica ni si quería se acordaba por su nerviosismo de que ella misma se ha presentado a la vampiresa…algo extraño y novedoso, ya que podía ver como el nerviosismo de la joven humana hacia estragos en su mente y en su ser por completo, a caso no era consciente ni si quiera de lo que estaba diciendo…interesante situación y mente…sin duda alguna…además todo este parloteo, era extraordinario, no conseguía callarse, era evidente…que su nerviosismo y su mente hacían que olvide todo lo que estaba balbuceando…

Evangeline caminaba tras la muchacha de cabellos dorados, tranquila y felina, como quien este cazando su presa…mirándola a los ojos y leyendo todo lo que ella dejaba al descubierto de esta forma tan descuidada, mientras sus labios se curvaron en esa suave mueca…el viento empezó a azotar mas este lugar y es que podía los demonios se acercaban y con ellos la tempestad típica de esas noches de invierno…y es que la lluvia empezaba a caer en suaves cascadas por los cristales aun visibles de las ventanas…mientras un suave olor a azufre se hacia mas latente…el sitio entero se agito…y la belleza de la oscuridad y el temor, se hacían mas fuertes a cada instante..la luz que proyectaba esa pequeña linterna era casi imperceptible en la grandeza de aquel edificio…las telarañas se mecían al son de la brisa que llenaba todo el lugar…agitando los papeles que estaban en el suelo y llevando algunos trozos hacia la pared…almacenando ahí todo lo que podía arrastrarse…la vampiresa sentía el aire agitar sus pies….con trozos de la basura…pero no era algo a lo que prestaba atención…ahora era mas importante la venida de los demonios, la joven y la caja….que estaba escondida justo sobre la cabeza de Mitti…en la pared, tras el reloj de enormes dimensiones… que mostraba la hora de 21:05, desde hace mucho tiempo…se notaba por las manecillas llenas de polvo y telarañas…era una especie de pausa en el tiempo…con todo esto…

-Tu misma te has presentado, Schemetterling….de hecho, y he de admitir que tuviste valor…y yo también me he presentado, pero veo que no lo recuerdas…me llamo Evangeline…y es un placer conocerte…y no te he estado espiando…ya que no tengo esa necesidad, pero si que al igual que tu siento que nos están observando desde hace un rato…y ciertamente, oí pasos y ruidos, por eso me acerque a ver quien era…- sonríe a la humana…mientras la observa y estudia todo su comportamiento, gestos y formas…-veo q entiendes que los libros son el mejor amigo de un ser…creo que eres muy inteligente…y con esa afirmación, quiero decir que supongo que ya sabes quien soy, es decir mi raza…ya que veo que observas mis facciones y mi piel….y he de tranquilizarte…no voy a morderte, o matarte…

Comento tranquila, mientras observaba el crucifijo y la medalla que portaba la muchacha…era increíble que crea que algo así podía salvarla, pero la inocencia de los humanos era algo increíble, así que tan solo mantuvo aquella sonrisa en los labios…

-Muy bien, querida Schemetterling, usare tu nombre completo, ya que lo deseas….

Seguía acercándose a la muchacha, pero realmente no era por ella, tan solo que era el sitio idóneo y además no deseaba nada fuera de lo normal de la humana, puede que tan solo una buena conversación, para que no tenían tiempo…pero ahora había otra prioridad…y esta era mas urgente que todo lo demas…Estaba oyendo a Mitti seguir comentando y hablando de demonios y oír como su mente estaba quejándose de la invasión palpable de Evan en ella…

-Si, los demonios siempre han estado entre los humanos, no tan solo vampiros y lycans…de hecho son parte esencial de este mundo, pero con esos portales tan solo su numero ha creído de forma exponencial….y ciertamente, están ya aquí…a tan solo pocos metros de nosotras…pero no tengas miedo….no te pasará nada…además no son demonios peligroso son simples rastreadores…lo sé, porque también puedo sentirles y no solo esto…

Una sonrisa misteriosa apareció en su rostro...mientras se acercaba muy cerca de la humana, dejando solo centímetros entre ellas…mirándola a los ojos y de repente de un salto…Evan se sitúo sobre el reloj de la pared….arrancándolo y tirándolo lejos de las dos….mientras con un puñetazo abría la gruesa pared….gotas de sangre se mostraron en su blanca piel…pero era una nimiedad…de hecho ni si quería se percato de ello….solo metió su mano dentro del hueco oscuro y saco una caja de grandes dimensiones…metálica…cerrada de forma hermética y con precintos de varios tipos…algunos de ellos mágicos, para que nadie encuentre este objeto…tan solo ella…la dueña de su contenido….

Con la agilidad de un gato volvió a posarse en el suelo…y coloco con cuidado los cabellos rebeldes que se posaron en su rostro tras el salto…dedico una sonrisa a la muchacha….

-Creo que sería mejor que apagues esta linterna, te doy mi palabra que los demonios no te harán nada….y que no tienes que temer de que tome tu sangre…


La tendió su mano fría…mientras volvía a acercarse a ella… con un aspecto amistoso y relajado, invitándola a confiar….mientras con la mano ensangrentada sostenía aquella caja de su interés…mientras los ruidos de garras empezaba a oírse en la parte mas alta de la biblioteca…y el viento seguía agitándolas…mientras el sonido de la lluvia aplacaba todo ruido innecesario…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Lun Dic 31, 2012 8:01 am

Totalmente se me habia olvidado que me habia presentado con aquella vampira de cabellos blanquecinos y que ella tambien me habia dicho su nombre, esto si que era extraño debido a mis notorios nervios, no queria quedar tan al descubierto pero simplemente quede. Me dio algo de pena con respecto a la señora por tener ese pequeño despistaje pero es que estaba asustada y nerviosa y todo era tan irreal y fantastico.

Por la cara de la vampira claramente se veia su deje de sorpresa por mi extraño comportamiento algo que me hizo sacar una sonrisita nerviosa de mi rostro por mi tontera pero luego me calme y segui observando todo el lugar sin apartar tampoco mi mirada de la señorita Evangeline. La chica comenzo a acercarse lentamente a mi como si me viniera a cazar o querer comer y me encamine mas hacia atras notando como el viento azotaba todo el lugar nuevamente haciendo que todos los objetos y papeles se movieran otra vez por toda la estancia. Sostuve fuertemente la linterna para que no se me cayera de las manos y note como tanto a ella como a mi se nos movian los cabellos tapandonos el rostro, me los quite de la cara escuchando lo que ella me decia por mi despiste-Oh lo siento no recordaba que le habia dicho mi nombre y que usted tambien se habia presentado señorita Evangeline, tambien es un placer conocerla, es a la primera vampira que conozco en este lugar-me muerdo el labio para sellarme los labios por un momento pero analizando sus palabras, si ella no me estaba observando desde hace rato ¿Quienes serian? de seguro eran los mismos demonios, me dio un escalofrio por todo el cuerpo y asentia ante lo de que soy inteligente y tambien valiente, tambien asentia porque claro que ya me habia dado cuenta de que raza era-Si, soy inteligente y valiente, no es que lo quiera alardear pero asi es-toso un poco-y en tanto a lo de su raza, notoriamente por el color de su piel, sus facciones y sus manera de actuar en estos momentos si se que es una Vampira, aunque aun no me ha aumentado una tranquilidad, esa que dice-tomo mi medalla con una mano-Ahora no me preocupa tanto usted sino los demonios que usted dice-suspiro mirandola fijamente acercandose mas y mas-Pero tampoco puedo confiar en que no probara mi sangre, si he leido de ustedes se que la sangre es su manera de subsistir en este mundo terrenal-comento rapidamente, mordiendome otra vez los labios.

La vampira si que era extraña porque me daba la seguridad de confiar en ella me decia que no me pasaria nada con ella pero no podia creerle del todo, ademas como podia sentir tanto a los demonios, esto si que estaba muy extraño-Si, ciertamente siempre han estados los demonios con nosotros, creo mas su existencia mas que la de ustedes, bueno eso pensaba antes, ahora todo a cambiado mucho, mirame aca hablando con una vampira-digo en tono gracioso alzando las manos como si le hablara a otra persona que no fuera a Evangeline-Bueno ahora creo mas en el dicho de que "Todo puede ser Posible"-suspiro hondamente divagando esas cosas en mi mente cuando derepente observo como la vampira esta mas cerca de mi, me quede con la boca abierta por ver tanta belleza a mis ojos, parecia una muñeca de porcelana ademas tenia un deje de que era una mujer firme y de palabras sabias, entre muchas cosas mas, aun seguia observandola cuando ella sin previo aviso salto y eso hizo que de mis labios se me escapara un grito y no la vi mas en frente de mi.

La linterna se me escapo de las manos y cayo al suelo dando vueltas, yo me tire al suelo a buscarla porque no me gustaba quedarme en completa oscuridad, la consegui tomar nuevamente y apunte hacia donde escuchaba unos sonidos, suspire cuando la vi en la pared arrancando un reloj muy viejo y me sorprendi otra vez cuando enterraba su puño dentro de aquellas paredes-¿Que esta haciendo?-pregunte curiosa, en un momento pense que me habia dejado sola y desamparada para que los demonios me quitaran el alma pero no fue asi, vi como sacaba una caja metalica y con ella volvia a saltar hacia donde estaba yo arreglando sus cabellos.

Me dijo que apagara la linterna y nuevamente me advertia de que no me haria nada y esta vez me decia que tampoco tomaria mi sangre, observe la mano que me daba y me quede un momento pensando en si darsela o no-Te dare la mano pero no quiero apagar la linterna me da miedo estar en plena oscuridad-le tome la mano sintiendola tan fria como un tempano de hielo, hice un sonido extraño como si me fueran metido un hielo por la espalda-Arggg-dije observandola-esta demasiado fria-comento mirando la caja que tiene aferrada hacia ella-¿Que es eso?-pregunto observando a la vampira de arriba hacia abajo con la caja en la mano. Escuche esas cosas que se acercaban y sonidos extraños en la biblioteca y me asuste tanto que abrace a Evangeline rapidamente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Lun Dic 31, 2012 7:45 pm

El aire entro con muchísima violencia a través de algunos cristales rotos arrastrando consigo los jirones de las antaño cortinas de tul blanco, que ahora mas bien tenía un color negruzco…pero aun así se podían apreciar restos de los bordados de aquella tela antaño delicada y de buena calidad…pero el viento no llevo consigo solo esto…una nube de polvo, hojas resecas y pequeños trozos de cristal resonaron por el suelo…haciendo que pequeños remolinos de aquella suciedad se eleven por todo el salón, mientras los ojos azules de la mujer estudiaban la composición del aire y de aquellas piezas que se removían a su alrededor…mientras la lluvia golpeaba las ventanas con un sonido característico…tranquilizador…pero la situación sin duda alguna no era nada tranquila…de hecho, era mas bien todo lo contrario…El azufre era cada vez mas palpable en el aire y es que la llamada de dolor que empezaba a ser cada vez mas palpable en la mente de la vampiresa la indicaba a demonios bastante importantes…de hecho, esta vez la llamada era diferente no era tan física como las veces anteriores….pero aun así seguía siendo dolorosa e incomoda…pero nada que la fuerza de voluntad de aquella mujer no controle…y es que esto era lo que mas la identificaba control y tranquilidad….El aire las agito de nuevo a las dos…dejando el cabello de ambas se arremoline de nievo, dejando los mechones perdidos y descolocados…un aspecto curioso…Evangeline observaba las gafas de aquella chica…y sus ojos aun nerviosos escudriñando su físico y aquellas instancias…era interesante ver la realidad de sus pensamientos, nervios y esa inseguridad…pero lo que mas fascinaba a la vampiresa era la mente tan compleja de la joven…una bipolar…era una “joya” hoy en día y más porque no pensaba como los demas, ni sentía de la misma forma…cosa que había que explotar….

-No te preocupes, querida…no hay problema, supongo que el impacto de ser yo tu “primera vez”….impacta…de hecho, un vampiro siempre es alguien que impacta, aunque no pretendo en absoluto que te asustes de mi o que dudes de tu seguridad…haré todo lo que este en mi mano para protegerte y que salgas de aquí con vida…aunque….

La voz de Evangeline seguía siendo suave y tranquila, con dejes de confianza para que Mitti se sienta lo mejor posible, ya que una histeria o demasiada adrenalina, mezclada con miedo podría atraer más a los demonios a pesar de que ella disfrutaría un montón de algo así…pero ahora tenían que ser prudentes…nada de cosas inseguras…Una sonrisa adorno su rostro al oír el grito de aquella joven humana al caérsele la linterna y buscarla de esa forma casi obsesionada, se notaba que tenía miedo a la oscuridad y a todo lo que la misma escondía y es que hacia bien, ya que había demasiados seres en la noche y todos odiaban la humanidad sin duda alguna…la observo con cierta curiosidad…

Tras recuperar su preciado tesoro…en forma de caja metálica cerrada de forma hermética, no solo con cosas científicas sino de la forma mágica…almacenaba una tercera parte de todo el conocimiento y progresos en los estudios que poseía Evangeline…que estaban realizados con un encriptada único que tan solo ella podía resolver y es que el código era único hecho por ella, para que nada ni nadie pueda romperlo…y ahora tan solo Azuka a parte de ella podía dominar algo así…Y es que dentro había de todo desde reliquias determinadas con connotaciones mágicas o de gran poder de otra índole, como la fe en si misma…hasta muestras de sangre y muchísima documentación…demasiada tal vez…La caja metálica para la vampiresa no estaba pesando nada…de hecho ni si quiera la incomodaba…pero era cierto que era un bulto incomodo…tal vez demasiado aparatoso…pero necesitaba esas cosas y sabía que los demonios también las querían…de hecho la han dado caza desde que la noticia de su regreso llego a los oídos de los jefes de los demonios en la tierra…y es que su despertar con la sangre de ellos y encima el conocimiento y los poderes que estaba desarrollando suponían un problema bastante grande para estos seres por no decir algo mas…sabían quien era y más porque ya se ha atrevido a eliminar a varios de ellos de nivel mas alto, sin que la suponga casi ningún problema este hecho..cosa que era bastante importante para su mundo infernal…ya que sentían la presión de que las cosas se les estaban yendo del control y que había nueva clase de seres que les igualaban y hasta superaban…eso achacaba el miedo creciente en la población de los demonios que se habían unido en grupos eficientes de caza…en los que había de todo….demonios de distracción de niveles mas bajos, entes mas bien etéreas…que lo que hacían es meterse en los objetos inanimados y darles vida…haciendo que todo sea sospechoso y toda cosa sea un peligro latente…después siempre había algunos demonios sobre cabalgaduras y un líder….como es que la vampiresa sabía esto….simple…la mente de ella cada vez estaba mas unida a la de los demonios y empezaba a descifrar las cosas que la llegaban a la mente en forma de dolor y es que cada sonido era peculiar y significaba cosas diferentes…y ella cada vez almacenaba mas conocimiento de ellos…pero no solo esto…y es que aun sin proponérselo conseguía ver através de los ojos de los demonios sueltos…aun no sabía como controlar ese don…pero el tiempo…era su esperanza…y es que necesitaba dominar los poderes al coste que fuera…porque el tiempo de ella se estaba acabando…de hecho, la amenaza constante de que Rowan o alguien mas llegue hasta ella era algo mas serio de lo que nadie se pueda dar cuenta…sabía que esa lycan con poder puro de Gaia, era capaz de hacerla pedazos….como antes de letargo aquel hechicero de magia negra que casi hace pedazos todo su mente y sentidos, obligándola a sentir como una humana mas…o mas bien, los sentimientos humanos triplicados…cosa que casi termina con su cordura y su existencia por completo….y por lo que ha tenido que sacrificar 90 años de su existencia…cosa que no la agradaba en absoluto recordar…y es que era necesario que tenga presente que cualquier cosa que haga puede tener consecuencias irreparables…por ello, andaba con mil ojos siempre, contando con todas las posibilidades y probabilidades…yendo por delante de todo y todos…Y es que la mente de la vampiresa era una maquina de no parar en la que los datos pasaban a velocidad de rayo….para estar por delante de todas las cosas y preverlas a su favor…

-Creo que eres mas inteligente mas de lo que he creído si sabes anteponer los peligros y ciertamente los vampiros toman sangre pero eso no implica que siempre tomen la de los humanos, de hecho no todos gustan de sus sangre débil, querida Mitti…y ahora hablemos de algo serio, es que tenemos un pequeño problema y es que casi son 10 veces mas que nosotras…asíque hazme el favor y mantente a mi lado…no te alejes ni un paso…me has entendido…??? Es decir cuando aparezcan los demonios ni un movimiento fuera….o no podré protegerte…y esto se pondrá mas q feo…además haz de estar preparada para todo, observa hasta los muebles por favor cualquier cosa extraña….grita… has entendido??

Pregunto al vampiresa mientras dejaba la caja bajo una de las mesas de cajones, donde no se podía ver a simple vista, a no se que uno este en el suelo o sepa donde esta de seguro…miro a la joven…y prosiguió hablando, mientras se ponía en un sitio estratégico, junto a la pared donde al menos uno de los flancos estaba protegido…o es lo que creía ya que este grupo de asalto que venía hacia ellas era la primera vez que veía y no podía asegurar que las cosas saldría genial, pero al menos lo intentaría y lucha ría por ella y la humana, que tanto interés la daba…además tenía una misión que llevar a cabo para unir a todos los seres de este mundo contra los demonios…todo estaba preparado para que ella logre sus objetivos y es que esta humana era un punto a favor de este plan…sin duda alguna, necesitaba mantenerla con vida…. La voz de la vampiresa era tranquila y pausada infundiendo tranquilidad a la humana…

-Ciertamente, todo es posible, querida…pero no hay que aceptarlo sin mas, hay que luchar contra el mal, hacer que todos estén juntos y luchen…- miro a la joven que estaba a su lado aun curiosa por las cosas…-lo de la linterna esta bien…pero procura no enfocarme en la cara, sino te importa…y lo que llevo en la caja…son cosas personales de una vida anterior…y ciertamente…son solo papeles con valor emocional…

La voz de ella sonaba convincente y tranquila, con aristas de seguridad y verdad, cualquier humano creería a la primera sus palabras sin preguntarse de porque… Al fin la mano de la chica se poso con calido velo en la mano helada de Evan, sabía lo que pensaba Mitti en aquel momento, y podía ver ciertamente todo lo que pasaba en su cabeza y su sangre que corría como loca por las venas de esta….estaba asustada sin duda alguna…demasiado asustada de hecho….y de repente ese abrazo por parte de la humana…hizo que la vampiresa abra de par en par los ojos…sintiéndose totalmente mal, ya que no estaba acostumbrada a estas muestras de cariño y miedo…aunque esta ultima parte si que la gustaba…de hecho, alimentaba su propia oscuridad… Y es que con ese abrazo, la vampiresa considero varias opciones y al final acogió la cabeza de la joven entre una de sus manos….

-Vamos anímate, querida…antes no has tenido miedo ante un vampiro…ahora ano lo tengas por los demonios…soy mejor que ellos, sin duda alguna…tan solo no te muevas de detrás de mi y avisa si viene algo…es lo único que nos puede mantener con vida…y créeme soy demasiado buena como para perder…


Comento ella convencida, mientras acogía a la joven y la ponía contra la pared, para que nada la alcance tras ella…En este momento el viento volvió a entrar en el salón…levantando de nuevo la nube de la suciedad moviéndola en pequeños tornados por el suelo hacia la oscuridad de las librerías repletas de antiguos tomos…que tenían demasiada humedad acumulada en sus lomos y apestaban a moho….pero esto tan solo era un pequeño detalle…al menos para Evangeline….que saco con delicadeza su katana de doble filo…dejando que caiga la punta de la misma en el suelo…dejando un sonido metálico en el ambiente que hizo que una onda de sonido toque cada pared y cada librería…mientras los demonios avanzaban hacia ellas por el techo…era la primera oleada…los demonios mas sencillos…simples seres de inteligencia limitada, servían como distracción mientras los etéreos tomen posiciones y tomen objetos o seres…para poder conseguir sus objetivos…..pero de momento los ojos de la vampiresa tan solo veían a los simples….

-Mitti…tan solo no grites…

Susurro la vampiresa…mientras removía el filo de su katana capturando la escasa luz de esa noche y llevándola en dirección a aquellas criaturas…era enormes….doblaban el tamaño de ambas….era excitante y para Evan ni si quiera suponían un peligro palpable….así que cerro sus ojos y tan solo hablo consigo misma….usando su voz como conjuro…
-когда ночь меня укроет…
когда день меня накжет…
ты только посмотри в мои глаза..
и скажи что та сила уже во мне…
ты мать темноты...дай мне мою страсть…
(Cuando la noche me tome, cuando el día me castigue…tan solo mira a mis ojos y dime si esa fuerza esta en mi…madre de oscuridad, devuélveme mi pasión…)

Los ojos de la vampiresa tomaron un color morado brillante…que ella abrió despacio y totalmente preparada…a lo que se la venía encima…
Demonios:

Los menos fuertes...q van por el techo...^^


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Dom Ene 06, 2013 7:21 am

Desenvolviéndose en la oscuridad, la esencia del señor fue inundándolo todo. Un dejé de olor a azufre fue apestando la sala, pero fue producido por aquellos demonios inferiores, bestias sin sentido, pero Azael ya no producía ese olor, llevaba demasiado paseándose por el plano físico. Su presencia hacia temblar a todo ser mortal o inmortal que estuviese en los alrededores. Era un señor infernal, un caído de la primera generación, hermano de Satanás y amante del plano terrenal, un pecado capital y aunque fuese la lujuria eso no lo convertía en un demonio mas amable que los demás, simplemente su influencia en los demás se desviaba en temas placenteros. Lo que no quería decir que fuese menos poderoso, al contrario, él su esencia era la que movía a masas enteras, las mas viles y dolorosas traiciones y engaños eran producidos por él, y el sufrimiento mas ardiente lo causaba la lujuria que deshacía al amor.


La situación era muy atractiva, Asmodeus o Azael había estado rodeando a la muchacha Schmetterling durante algunos días, pues los humanos con ciertas taras eran los mas llamativos para un ser de su categoría, si es que algún humano podía resultar atractivo. La chica en cuestión parecía ser dueña de una doble personalidad, o bipolaridad, ¿y como iba a resistirse a aquello Azael? Para el demonio Schmetterling era como para un niño una moneda en el camino, nada importante pero sin embargo era una situación muy agradable. Se fue acercando a las féminas, el aroma de ambas era embriagador y de poder haber sonreído en aquella forma etérea, su sonrisa habría sido gatuna y obscena. La esencia del demonio se concentró alrededor de ellas, atravesó a la humana como si fuese tan etérea como él y dio vueltas sobre la vampiresa inundándose de información sobre esta. Entonces se percato de que aquella vampiresa no era una cualquiera. Alejándose con levedad su cuerpo material comenzó a formarse y entonces despidió levemente su olor a azufre, que parecía estar mezclado con un olor mas dulzón y almizclado, un olor atractivo y llamativo. El olor del deseo, y es que era inevitable generar deseo a las demás criaturas. Esa en concreto era parte de su esencia.


Entonces por mandato del demonio, los inferiores se abalanzaron sobre Evangeline y Schmetterling, mientras tanto este observaba, tanto a la muchacha como a la inmortal. Había escuchado a la vampiresa decir “soy mejor que ellos” y él sonrió ¿de veras? Tantos milenios de existencia para que al final resultase que una simple vampiresa pudiese ser mejor. Hizo una mueca y se recargó sobre una pared, deseaba ver como danzaban ambas en el vals mas macabro que una mujer pudiese soñar. Sin embargo, eso no quería decir que estuviese relajado, ni mucho menos, Dios lo librase . Estaba preparado para intervenir en cualquier momento, y eso, sin duda, era lo que mas deseaba en ese instante.

Los inferiores procedieron pues al ataque, y su ferocidad y agresividad a la par de su fuerza eran dignas de temer, sobre todo para seres como ellas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Dom Ene 13, 2013 9:19 am

Todo se estaba moviendo mas fuerte que antes, la brisa se aproximaba mas y se prolongaba haciendo que todos los objetos ahora formaran pequeños remolinos de objetos, y las ventanas ya ni tenian el vidreo que los protegia tampoco ni las cortinas antiguas que tenian, se estaban saliendo de su materia, despedazandose y saliendo disparadas por el lugar aunque algunas aun quedaban atrapadas en la maderas moviendose. Empezaba hacer frio y simplemente ya mi sueter no me cubria del todo, mi vestido bailaba al son de la brisa, haciendo que sin querer se me vieran mas mis piernas palidas, tenia que sostener la tela del vestido para que no subiera mas, aunque tambien tenia la lampara en las manos.

Ella me habia explicado que no solo los vampiros bebian sangre humana, tenia entendido eso, tambien que tomaban sangre animal, pero habia algo que no me cuadraba en esta situacion, a lo mejor tambien bebian cosas que no debia de otras criaturas, por eso venian esas criaturas tan extraña, solamente suponia eso por el simple hecho de querer ser mas fuerte que otras criaturas,pero no sabia si eso realmente era cierto pero podria averiguarlo con mi astucia y si es que quedaba viva durante ese ataque de demonios. Tambien me decia que me quedara a su lado con ese tono de una madre tranquilizadora cuando protegia a sus hijos para que no le pasaran nada, yo solo asenti confiando en ella, pero aun no del todo-Esta bien tratare de no hacer mucho movimiento si es posible me quedare como piedra a tu lado para que no pase nada, aunque noe stoy segura que no pase nada, son demonios, todo puede pasar-comento quedandome a su lado, pensando en que venian mas de 10 de esas criaturas, empezaba a oler a horrible a putefracto, a azufre pero solo jurungue mi nariz con mi mano para quitar ese olor aunque no consiguiera mi cometido debido a que olia mas fuerte cada vez que se aproximaban. Me quede posicionada en la pared junto a ella mirando tambien como habia guardado aquella caja enigmatica que me daba mucha curiosidad. Espere que todo viniera y que pasara rapido, cerre los ojos un momento suspirando bajando la linterna mientras que escuchaba las palabras de la vampireza, no iba a ponerle la luz en la cara a Evangeline como me lo habia pedido.

Cuando la abrazaba senti que se habia sorprendido me di cuenta que no estaba acostumbrada a esos afectos de cariño, solo sonrei un poco maliciosa y la aprete mas contra mi como si fuera un peluche y vi que finalmente se dejo hacer acariciandome mis dorados cabellos, suspire y solo asentia por sus palabras-Si no me daran miedo aquellos demonios, aunque ciertamente solo por leer de ellos se que son mas fuertes que otras criaturas-comento esto bajo a pesar que ella se daba animo, auto alagandose, no queria molestarla pero eso era cierto y yo era muy sincera.

Me quedo en la pared donde me coloco detras de ella para no ser atacada pero igual me estaba sintiendo ansiosa, me mordi los labios y me rompi los cueritos que de ellos brotaban, rompiendome un poco los labios por los nervios.Sostuve duro mi linterna alumbrandome la cara a mi para no tener que ver mucha oscuridad pero en el momento todo comenzo a moverse otra vez fuertemente, hacia que los olores y el polvo de los libros de la estanteria soltaran aquel olor horrible de moho, arrugue mi nariz porque se combianaba con el olor de azufre y luego vi que algo camino por el techo, era grande y horrible, senti un gran escalofrio por todo el cuerpo y me inquiete toda, bajando la lampara para no ser descubierta aunque ellos tenian nariz y un gran olfato para saber que estaba detras de la vampira y si estaban por el techo podian bajar por las paredes, hasta donde yo estaba, debido que estaba pegada a una pared. Trague saliva pues se me venia el grito y en ese preciso momento Evangeline me dijo que no gritara, solo pude ser un pequeño murmullo cayando mi grito y luego solte un soplido mirando como ella sostenia aquella grande espada que me parecia fantastica a pesar de lo que estabamos viviendo.

Ella empezo a mover la espada en direccion de todos aquellos demonios que se estaban acercando pero solo algunos salian chirriantes y quejumbrosos pero solo simplemente actuaban porque luego se largaban riendo, rondeando aun el lugar y eso era lo que me daba mas miedo, escucharlos, mis manos se pusieron en mis oidos y me baje, escurriendome por la pared quedando agachada en el suelo, entrando en un pequeño trance de miedo dejando caer la llinterna y comence a decir cosas en susurros mientras me balanciaba en el suelo, para calmarme, no queria perder el control, solo me quede escuchando lo que decia Evangeline en una lengua extraña.

De pronto se sintio una presencia mas poderosa en el lugar creo que habia llegado el jefe que controlaba ese pequeño grupo de demonios, porque me comence a sentir mas extraña, mi cuerpo se sentia frio y a la vez caliente en mi cuerpo, pero abri los ojos para ver quien era pero no habia nadie simplemente senti algo que entro dentro de mi clavandose en mi pecho, me senti asfixiada, la vista se me comenzo a nublar no podia ver bien, empece a sentir sensaciones diferentes, de deseo y luego se desaparecio rapidamente, notando ese olor tan diferente a lo que estaba oliendo antes, se olia por el lugar una fragancia a dulce, a azucar y eso me atraia, amaba lo dulce y eso me estaba impregnando la nariz, haciendo quererlo para mi y desearlo, pero de todas maneras no me movi del sitio, ademas me tocaba para sentir que estaba aun viva y no sabia lo que realmente habia sucedido hace escasos minutos.

Puede observar que en frente alguien se estaba formando y me sombre completamente al ver quien era, era un hombre muy guapo demasiado atractivo y elegante, pero luego se desaparecio a otro lugar que no puder ver mas por la oscuridad y vi que los demonios comenzaban ahora atacarnos, no sabia que hacer, no tenia ni una espada que utilizar para atacar y ayudar a Evangeline, simplemente tenia una linterna, nose si la luz le afectaba. Gatie nuevamente hasta el aparato y senti que alguien me tomo de los brazos levantandome del piso y llevandome nose a donde-EVANGELINE!!-grite desesperada moviendome como una lombriz como cuando es agarrada por un anzuelo para darselo a los peces de comer. Mis manos y mis uñas se aferraron a la criatura clavandoselas con fuerza, pero se que eso no le haria daño-SUELTENME MALDITOS!!-empece a insultar con tremendo odio dentro de mi.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Lun Ene 14, 2013 7:27 am

El olor a azufre se hizo demasiado patente, casi se podía tocar esa concentración…pero para un vampiro era algo sin importancia…y es que no tener q respirar hacia muy útil eliminar algunos olores….pero Evangeline era de esa clase de vampiros q aun mantiene las viejas costumbres…de hecho, la respiración siempre la ha servido como una brújula y no solo esto…sino que era como un termómetro de lo que tenía a su alrededor… con tranquilidad ella se mordió el labio inferior….y es que se estaba entregando a la batalla…tal y como se hacia antaño….dejando que la mente domine todo…calculando…y sopesando…no dejando nada sin tener presente….los ojos morados de la mujer…brillaron por la tenue luz…aun estudiando el ambiente…ese ambiente q estaba lleno, en un principio de olores nauseabundos…pero tan sumamente sugerente para la mente macabra de ella…q hacían q sus sentidos se vayan despertando…dándola algo de sed aquella situación y es que alimentarse de demonios…era una ventaja y mas aun ser despertada con su sangre…esa sangre q ella hizo suya…pero no por completo…ya que el dolor…ese atisbo de que algo peor estaba cerca…algo q mandaba aquellos seres hizo q una lagrima de sangre oscura recorra una de sus perladas mejillas….mientras sentía como “algo” estaba escudriñándola…rodeándola…la vampiresa intento buscar con la mirada pero no vio nada…pero estaba segura que un etéreo tenía que estar presente…pero esa sensación de ver quien era y ella no poder protegerse…tan solo lo ha experimentado una vez…y es que fuera lo q fuese esto…no era un simple demonio inferior q ella podía dominar y eliminar en nada…esto no era un ser sin mas…era alguien mucho mas serio y superior….podía sentirlo…y esto la hacia replantearse un poco lo q iba a hacer en un principio…pero realmente no tenía muchas salidas eran muchos….y es que además tenía a cargo a aquella humana…no era momento, de relajarse en absoluto….

Los ojos morados se centraron en uno de los demonios menores haciendo q la obedezca y es que la sangre que ahora era la de ella, resulto ser algo bastante curioso dándola el poder de control sobre los seres inferiores a su mente…y ahora era momento de probar hasta que punto podía controlar…y es que necesitaban tener algún aliado, teniendo en cuanta la situación…la vampiresa estaba sopesando la situación cuando todo esto fue interrumpido haciendo que se pierda en otra sensación mucho mas carnal…algo mas lujurioso, cosas que no sentía desde hace décadas a excepción por aquel lycan que aceleraba su sangre de una forma extraña y única…y es que era alguien bastante dada a placeres carnales…pero no acostumbraba a dejar a ningún testigo que pueda confesar lo verdaderamente fogosa q era…aun nadie ha podido escapar de su mortal destino si deseaba compartir el lecho con ella, pero ahora….mientras su olfato empezó a percibir un olor dulzón… esto hizo que reaccione al olor y vislumbre…había ante ella un hombre, …podía sentir un fuerte deseo…por él…de hecho era algo inevitable…esa atracción y el olor…hacían de el a alguien demasiado irresistible a los sentidos de cualquier ser sin duda…de hecho en la propia Mitti, Evan podía sentir el acelerar de su corazón al verlo… a pesar de q ese desconocido no era exactamente su tipo…aun así, deseaba poseerle… y eso q su visión de él duro tan solo unos instantes…ya que el ataque empezó casi de improviso….y no porque no estaría viendo que vienen a por ellas, sino porque sus sentidos por un momento se había perdido en esa atracción involuntaria….q ahora luchaba por controlar como sea….y es que su control sobre el demonio fallo en ese instante….

Evangeline tuvo que sacrificarse al montón e intentar a asilarse ante semejante provocación de sus sentidos…mientras retomo el control sobre el demonio obligándole a atacar a otro a su lado…mientras ella sacaba la katana… esperando lo inminente…y es que la mujer valoró a quien tenía que atacar primero…haciéndolo sin ningún problema asestan un golpe certero a uno de ellos….e intentando llegar al segundo pero era demasiado tarde a pesar de su veloz movimiento….un zarpazo certero hizo que todo su hombro derecho y el pecho queden marcados por cuatro líneas profundas en las que la sangre oscura brotaba y por las q se podía ver su carne tierna…sollozar…pero a pesar del dolor…la mujer seguía luchando….rematando al primer demonio….y empujando al q la ataco…para lanzarse sobre el después y morderle succionando su sangre para poder curarse con mas rapidez….mientras controlaba al demonio q atacaba a sus hermanos…pero su concentración de nuevo empezó a desviarse y es que Mitti estaba gritando….

Con un movimiento circular Evan acertó en la parte del pecho de uno de los demonios que se estaban acercando…mientras observo a su “protegida” volar por el aire….con su destreza vampírica y movimiento casi felino quedo sobre la humana…mientras intentó vislumbrar al ser etéreo con sus ojos…y es que podía ver lo que él veía….eso hizo que proyectara sobre él todo el horror y dolor de una mente perturbada al máximo…tras ello dejo que la felicidad, amor y paz mas completos dominen esa proyección…sabia q tras el placer, esa sensación haría estragos en una mente demoníaca…haciendo q suelte de golpe a las dos féminas….aterrizando de forma algo brusca en el suelo ella sin dificultad y amarrando a Mitti, que parecía presa de pánico mas absoluto…deliciosa sensación q hizo revitalizar su interés….por la lucha…y es q había dos demonios demasiado cerca de ellas…era una gran ventaja controlar a uno de ellos….distraía a gran numero de sus “amigos”…pero no podía con todos…asíque los “escapados” iban directos a por ellas…la vampiresa sintió un nuevo zarpazo en su espalda…soltó de golpe a Mitti…y se giro para enfrentarlos…mientras las heridas de su pecho y hombro sanaban…las de su espalda hacían q un dibujo macabro de sangre y jirones de ropa sea patente….para los ojos de la humana….ahora era tan solo cosa de q la chica no vuelva a meterse en problemas…si esto pasa ella…podría encargarse de los q quedaban…pero no de todos…había uno q ella no podría vencer…y lo sabía….podía sentir su poder…sus susurros…ese olor a seducción….era demasiado…pero ahora…ni siquiera el sexo podía equiparar el calor de ese enfrentamiento….

-Mitti…no te muevas de donde estas….

Ordeno ella, mientras caía de rodillas ante los dos demonios, esquivando los zarpazos…y asestándoles golpes bajos con esa katana de gran envergadura…amputando uno de los miembros…de uno de ellos y haciendo un gran corte en el otro…mientras la sangre de demonio salía disparada de forma grotescamente bella sobre ella y todo a su alrededor…haciendo q ese olor a azufre se potencie….mientras las heridas de su cuerpo ardían de forma dolorosa…hasta cierto punto agónica…curándose a una velocidad moderada…

Podía sentir q algo de todo esto no estaba yendo bien…y es q un demonio tan poderoso q la haga llorar lagrimas de sangre….q haga q pierda el control absoluto y la concentración…un demonio q tan solo observaba…q la podría escudriñar así…no era alguien sin más…esto causo un cierto respeto en ella…mientras la lucha contra estos demonios inferiores…sin importancia aun estaba en plena acción…mermando cada vez mas y mas sus filas…pero también mermando poco a poco a la mujer, ya q las heridas eran profundas y necesitaba alimentarse de nuevo, para q la sed no la haga estragos….y no pierda del todo el control….por ello, Evan clavo su katana en uno de los dos demonios retorciéndola por completo…mientras mordía al otro sin piedad…succionando su vitae en pocos instantes…. Mientras q con la mente intentaba oír y escudriñar mas al q las estaba observando y llevando a ese extremo lujurioso y poco controlable….

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Miér Ene 30, 2013 7:20 am


El demonio rió, aquellas muchachitas eran como la noche y el día… Ambas sangraron con el impacto de alguno de los ataques de los inferiores Asmodeus se relamió los labios y con las manos entrelazadas comenzó a caminar hacia una de las estanterías de libros apoyándose en ella, pues su esencia se estaba materializándose de manera definitiva, él sabía que eso era lo que la vampiresa buscaba. Podía sentir como escudriñaba, como ponía en pie todos sus sentidos para localizarlo y analizarlo. Y él las amo. Quiso poseerlas, destruirlas, quiso que fuesen de él, rió y su carcajada llenó la sala pues evidentemente ya era carne y hueso, mucha carne. Aquel sonido de carcajeo hubiera hecho temblar al ser mas valiente que pisase la Tierra, era oscuro, profundo y ronco.


Azael, vio como sus demonios caían, evidentemente no todos, pero gran parte de ellos. Los que quedaban en pie se detuvieron a la vez durante 2 simples segundos en lo que el ambiente de la sala cambió. Ya no era tenebroso, frío y oscuro, al contrario era luminoso y caluroso, estaba lleno de deseo. Mas deseo del que cualquier humano pudiese soportar, cuerdo o no. El demonio pues, estaba desatando una pequeña parte de su poder, y los demonios volvieron a atacar, lo diferente fue que ya no se dirigían a Schmetterling, si no a Evangeline. Pero este ataque era distinto al anterior, ya no quería ser un ataque mortal, solo tenia la intención de distraer, era una danza macabra que se desenvolvía con la mejor tonada y la principal danzarina era la Romanova. Schmetterling sin embargo estaba sola, y con aquel poder de atracción enfocándose en ella. Asmodeus salió a la luz delante de ella, abrió sus brazos, como si quisiese recibirla y un oscuro poder comenzó a empujarla a él. Ella lo desearía, con demasiada fuerza, tenerlo dentro de si, que la poseyese. El era lujuria y eso era lo que ella sentiría, pero era algo que ningún humano vivo había experimentado a aquel grado. La cordura de la joven era lo que menos importaba y ni que decir su vida. Caminaría pues entre dos mundos y ella tendría la marca de los seis. La tara de la muchacha la había convertido en objetivo directo de gran parte de la maldad del mas ardiente de los infiernos, y en él, uno jovencita como Schmetterling podía ser presa de cualquier cosa.


La fuerza unió a Schmetterling y a Azael y sus cuerpos físicos se hicieron uno, el se deshizo dentro de ella, inundándola del mayor placer que jamás hubiese sentido, humedeciéndose, lubricando, gimiendo y a la par sufriendo, pues eran emociones que no estaban hechas para la humanidad. Pero querría más y mas… La llevaría a la perdición. Su cuerpo se quedaba en la habitación y yacería con violencia en el suelo. Mientras Evangeline se tendría que ver la cara con aquellos seres del infierno, no era una danza mortal, si luchaba al limite, pero si solo disminuía su ritmo un poco ellos la destrozarían. Y en el mismísimo infierno era donde él había abandonado el plano espiritual de Schmetterling sometiéndola al peor de los sufrimientos, varios demonios que ella vería como espectros comenzaron a profanar y violar su mente y alma, estaban quebrantándola, solo querían alojamiento y el cuerpo de aquella muchacha sería. Para cuando terminaron con ella Schmetterling estaría rota, oscura y en el mundo material habría experimentado el peor de los ataques, semejantes a la epilepsia, quizás para cuando terminó, Evangeline ya había podido librarse de los demonios, pero ya era demasiado tarde para su protegida, que comenzaría a convulsionar con una fuerza brutal.


Jamás Schmetterling seria la misma, todo acababa de comenzar…

Para Ambientar la posesión.:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Dom Feb 03, 2013 6:09 am

Estaba aun volando por los aires gritando desesperada cuando mire que se acercaba a toda velocidad Evangeline con su katana resplandeciendo por las luces que solamente en la estancia entraban de la luna para atacar al demonio que me estaba tomando con sus garras y rasgandome un poco los hombros. En el momento de que estos dos chocaron para quedar liberada, cai al suelo golpeandome un poco la espalda, la cabeza y el trasero,no habia sido un golpe tan fuerte tan solo me sentia mal por el ardor que sentian mis hombros, era insoportable. Observe en frente de mi a aquella vampireza de plateados cabellos toda agitada, le veia las heridas que le habian hecho los demonios y me quede pensando que era una mujer maginifica y si saldria viva de esto se lo agradeceria fuertemente por haberme salvado. La trate de tocar pero ella fue mas rapida que yo y me abrazo amarrandome junto a ella para que no me pasara nada, me estaba sintiendo asfixiada del fuerte apreton, pero solo cerre los ojos calmandome, pues mis nervios se estaban agitando solo y no sabia que hacer, sentia muchas cosas y se me estaba mareando la cabeza hasta tal punto de vomitar, ademas nov eia casi bien nada porque ya no tenia la linterna que hacia que viera mejor y mis lentes se habia caido cuando el Demonio me tenia por los aires, haciendo que estos chocaran contra el suelo y los vidreos del lente quedaran en pedazos.

Me abrace a ella fuertemente para que no me dejara sola, sentia mucho miedo, buscaba calor y confort pero lo que podia recibir de ella era un frio extremante, de todas maneras no me importo me quede alli protegida. Escuche lo que ella me dijo y asenti rapidamente, tratando de enfocarla-Ok ok ok....-repeti varias veces mordiendome los labios-Me quedare aqui en silencio y sin decir nada-le respondi a Evan cuando derepente no la mire mas, alguien la habia atacado, me restrefue los ojos y vi las siluetas caidas en el suelo y que se movian por todos lados a tal rapidez que me perdia toda. Por la desesperacion y el miedo que sentia solo me fui arrastrando hacia atras tomandome con las manos los hombros y notando entre mis dedos la sangre que salia de estas heridas, me quede apoyada de otros estantes de libro acurrucandome toda y empezar a moverme de delante hacia atras en especie de trauma. Me dolian mucho los hombros pero lo aguantaria, si habia aguantado otras cosas, esto era pan comido.

Respiraba hondamente y derepente comence a presenciar un olor en mi nariz horrible, era azufre ligado con hierro y otro olor, me imagino que era por la pelea entre Evan y los demonios ya que estos desbordaban ese liquido y ese olor tan fuerte, me tape la nariz con mis rodillas, dejando reposando mis brazos que aun dolian, cuando empece a escuchar unos pasos acercandose a mi me comence asustar nuevamente y no quise levantar la cabeza para ver quien era pero una fuerza poderosa que no venia de mi cuerpo hizo que la levantara y pudiera ver a ese ser tan perfecto, ni sabia como podia verlo tan perfecto, la ceguera se me habia ido, se habia esfumado y eso me alegro al instante pero a la vez no, me suponia que al que estaba viendo era el supremo demonio de los que estaban alli, era el que mandaba, el jefe, se me abrio la boca asombrada al verlo y tambien por lo que estaba sintiendo, mi cuerpo se sentia atraida hacia el, sentia que mis pelos se levantaban de tal escalofrio que sentia al tenerlo tan serca y no porque tenia miedo sino porque era un escalofrio de lo excitada que me hacia sentir con tan solo verlo.

Pude notar que la habitacion ya no se veia oscura, tenebrosa y mucho menos se sentia fria ahora era todo diferente se sentia mi piel un calor relajante un brillo y habia un olor diferente tambien mas dulce que lo que habia olido antes, hacia que me empalagara pero era muy delicioso.Mi cuerpo sentia que se iba a desbordar en cualquier momento, era un sentimiento extraño que aun no lo habia sentido por nadie queria tambien poder estar con ese chico que se me estaba apareciendo en frente, queria tocarlo todo y tambien tenerlo solo para mi. Mis manos se posaron en mis sienes golpeandolos para que no pensara en esas cosas, pero mi cuerpo decia y queria hacer otra cosa. Me senti como una mujer adulta, con un cuerpo que podia hasta entregarselo a aquel ser que tenia en frente sin importar nada.

Cuando vi que el abrio los brazos senti una fuerza muy poderosa que me hizo levantarme del suelo, ya ni me importaban los demas demonios, ni el dolor, miedo que sentia, mucho menos a la Vampireza, solamente mi objetivo era el. Camine con pasos medio lentos hasta a el con una mirada diferente en mi, era lujuriosa, lo deseaba demasiado, queria que me destrozara pero de placer, aunque igual dentro de mi mente sentia la razon de que esa situacion no podia estar pasando, que no tenia que estar con el porque ni lo conocia, creo que era mi fuerza de voluntad por un momento me detuve observandolo con extrañeza pero pudo mas el que yo y segui caminando hasta a el, ida, ignorando todo lo que tenia a mi alrededor.

Al llegar a el mire su rostro tocandolo, excitada por poder tocarlo con mis manos y notar su piel entre mis dedos hasta que por un impulso lo bese en los labios sintiendo el maximo extasis y mi cuerpo temblo por completo, cerre los ojos disfrutando de aquello. Mi cuerpo comenzo a temblar mas, lo sentia dentro de mi, se habia complementado conmigo haciendome sentir cosas que ni imaginaba que podia experimentar, mi cuerpo se contorsionaba todo y mi mente se perdio derepente a otro lugar. De mis labios se escaparon unos lamentos sensuales y a la vez un pocos extremos por el placer que senta, mis manos se tomaban de mis cabellos dorados tratando de arrancar aquellos rizos tan despeinados por todo lo que me habia afectado en esos escasos minutos.

Me halaba aun los cabezos por sentirme completamente desbordada de ese extasis, sentia como me empapaba entre mis piernas, por la pasion desbordante que el me impregnaba, volviendome totalmente loca,me estaba haciendo delirar y querer mas y mas. Aun no habria los ojos por nada en el mundo, solo comence a sentirme mas extraña, comence a sentir un sufrimiento que me hizo refugiarme en mi misma, abrazandome ahora con fuerza, notando otra vez ese frio, un helado frio en todo mi cuerpo y empece a ver oscuridad, notar miedo.

Se que aun no habia abierto los ojos y empece como a soñar mirandome en otro lugar, en un lugar extremadamente sola, se notaba la oscuridad, intente de hablar de gritar y llamar a alguien pero no veia a nadie, pero algo me asusto, comence a sentir un fuego horrible en mi cuerpo, el olor a quemado se pegaba en mi nariz, me estaba quemando por dentro,unas llamas se encendieron ante mi en toda la habitacion y comence a ver a otras personas, si es que se le podian llamar personas, eran 6, eran mas como unos expectros unas bestias unas feas caras que se acercaban a mi con tal rapidez que no podia hacer nada, mis manos se fueron a mi cara para no ver mas aquello, igual no solamente con tapar mis ojos podia alejar esas imagenes porque en si estaban en mi mente. Tambien note como estos estaban violando mi alma en una azotacion brusca y fuerte.

Mi cuerpo cayo al suelo bruscamente golpeandose completamente contra el frio marmol, empezando a retorcerse todo, mis manos y brazos se doblaban a tal extremo que parecian que se iban a romper, mi cabeza se torcia hacia atras arqueandose, dejando ver mis ojos completamente en blanco, mientras que de mi boca salian varios alaridos fuertes y grotesco que daban mucho miedo, comence a golpearme yo misma contra el suelo por los azotes que estaba sintiendo por dentro en esos momentos.Derepente los libros de los estanteres de la biblioteca empezaron a salir disparados por todas partes de la habitacion, dejando libre tambien una fuerte ventisca en todo a nuestro alrededor, de mi boca empezaron a salir unas risas guturales que hacian eco por todas las paredes.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 05, 2013 9:06 am

Las cosas no pintaban nada bien y es que aun había demasiados demonios….y ella se sentía demasiado febril y excitada…sus sentidos la obligaban a dominarse….cosa que la estaba costando demasiado…y al fin…un hombre de rasgos esculpidos…cabello cuidadosamente peinado de color castaño y reflejos dorados….aquellos labios atractivos y curvados en una sonrisa sensual….su aspecto casi perfecto de un metro noventa...y ojos azules profundos….el cuerpo de la mujer sufrió un escalofrío lleno de placer…pero se controlo….pero reconocía que este hombre hacia en ella mella….demasiado placer con tan solo mirarlo….pero de repente todo el hechizo que la hizo sentir todo aquel placer desapareció con una estridente sonrisa…..que la hizo sentir bastante extraña….se preguntaba si esto era miedo…pero los sentimientos no eran lo suyo…asíque tan solo quedo por unos instantes analizando esa sensación…ese estado diferente a todo lo que ha sentido antes…mientras sentía el corazón asustado de Mitti tras de si…tenía que asegurarse que estos demonios no la toquen….y mas no perder de vista a aquel hombre que la había hecho sentir tanto en tan poco…pero que sin duda era un ser peligroso…demasiado peligroso…..pero ahora mismo no la quedaba de otra que defenderse…ya que los demonios venían a por ella….de hecho, al parecer Mitti no les atraía mas….y todo sus ataques y ojos la miraban solo a ella….No la estaba gustando nada esta situación…de hecho….esto solo significaba que la estaban tratando de entretener o alejar….y no podía hacer nada al respecto….a no ser que fuera demasiado hábil y sus artes en la batalle sean de una perfección insospechada….

La katana de doble filo brillo…..a la luz y calidez que empezaba a adquirir aquel sitio…mientras el liso filo se deslizaba cortando el ambiente sobre la cabeza de la mujer….y es que si aflojaba un poco…tenía claro que terminaría destrozada por las bestias que iba a por ella a una velocidad descomunal….

Evangeline…no se percato de que el hombre desapareció del sitio en el que lo vio…y es que uno de los demonios venia justo a por ella y se lanzaba en ese momento sobre su garganta….lo único que la quedaba…era caer de rodillas sosteniendo aun su katana sobre su cabeza….cosa q hizo….mientras la criatura pasaba sobre ella….la mujer vio todo como a cámara lenta….en la que aquel corte que su katana estaba haciendo en la dura piel…..se abría de forma profunda dejando que las entrañas apestosas y la sangre la salpique por completo….cayendo la criatura de costado sobre el suelo…aun con sus fauces abiertas…mientras el olor a azufre se hacia cada vez mas potente…..Pero la vampiresa no tuvo opción de levantarse…sin percances….ya que mas demonios esta vez incorpóreos la atacaban creando en ella heridas en forma de manos….quemaduras en la piel por contacto…un siseó salio de sus labios….mientras concentraba su fuerza vital y al fin se incorporaba…..escapar de estos sería demasiado complicado….en este momento se dio cuenta de que la habitación se lleno de luz…..y podía ver como la humana se encaminaba hacia el demonio…..un grito desgarrador se hizo con su garganta….

-NO!! NO LO HAGAS….

Pero era sin duda tarde….en ese momento la mujer bajo la mirada…ya que un dolor profundo, lleno de agonía…lleno de adrenalina….hizo que mire hacia su pecho…había una garra atravesando su garra….los ojos de la mujer se habían teñido de color rojo…mientras dejaba de lado a aquella humana por el momento…ya no podía hacer nada por ella….tan solo salvarse ella…Evan saco la daga y la clavo en el costado del ser que la estaba hiriendo….dio dos pasos hacia delante…con gran dolor sacando aquel apéndice ajeno de su carne….la sangre mancho todo su ropaje….pero no prestaba atención al dolor….o sangre ahora mismo solo la sangre la dominaba…aun era racional…pero su mente empezaba a sacar su parte menos racional….la daga aun estaba en su mano…el filo de esta estaba manchado de sangre oscura….y a la par que es demonio retrocedía tres mas se acercaban….la mujer tomo postura de defensa….y con palidez manejo la katana que tenía en la mano…mientras dejaba varios cortes en las criaturas…su cuerpo se giro….para esquivarlos….creando un paso espectacular en el que solo se podía ver el filo de las armas…que tenía en las manos….Rápidamente la mujer miro hacia su espalda donde estaban las criaturas y con un salto se abalanzo sobre dos de ellas…cortando a una de ellas la cabeza con la katana y en la otra clavando el puñal….haciendo como punto de apoyo ese punto…dejando todo su peso sobre el…obligando que caiga al suelo mientras ella aterrizaba con una de las rodillas….movió el filo de su daga…sacándola….para después rematarlo con la katana….El tercer demonio la embistió….pero ella ya le tenía mas que localizado…asíque al hacerlo se encontró con la daga justo dentro de sus fauces apestosas….y es que el hedor a azufre…a las entrañas de los demonios…y la sangre oscura….se mezclaba con el olor de la propia sangre de la mujer……Con rapidez, Evan se deshizo de aquel nuevo cadáver….mientras un par de demonios mas…pretendían atacarla…ya eran mas poderoso…era del tipo del que ella se alimentaba de forma mas habitual….Con una precisión milimétrica…la mujer lanzo su daga justo al cráneo de uno de ellos….viendo como caía de bruces al sucio suelo….mientras que se abalanzaba sobre el segundo…clavando sus colmillos en su cuello….creando en la mente de este el tormento mas atroz que se podía hacer en la mente de un demonio…que chillo de horror e intento defenderse…pero no podía…ella era mas rápida succionando sangre dejándolo seco en pocos momentos…mientras sus heridas se empezaron a cerrar a una velocidad importante….con la katana le corto la cabeza….y al fin pudo ver que es lo que estaba pasando con Mitti….

Los ojos de la vampiresa se agrandaron cuando vio a la muchacha gemir…no sabia si placer o dolor….con la rapidez propia de su raza se acerco a la muchacha y la agito….

-Pero….como puede ser?.....

Sabia que era posesión porque las contorsiones imposibles…esos ojos en blanco….Todos los libros cayeron al suelo y esa risa…la vampiresa no era la primera vez que veía una posesión…pero esta no era algo normal...era muchísimo poder …un poder que desataba una ventrisca a su alrededor…Evangeline acogió la cabeza de la humana para que los golpes que se estaba dando no afecten su integridad….observo la medalla y la cruz que tiene esta al cuello….

-Madre de dios que tenga que hacer yo esto….es ya una locura….

La chica cerro los ojos….y se concentro…su memoria fotográfica la llevo a uno de los antiguos libros de exorcismo…y es que tenía que aplacar al menos los síntomas…tenia que eliminar lo que tenía dentro….se reconocía a si mismo que no era ni creyente ni santa…pero conocía el poder de las palabras y deseos….y esta chica necesitaba ahora de ello…..

El viento y la sensación de deseo aun agitaban no solo su cuerpo, sino su ser…la larga melena plateada la hacia parecer un ser de otro mundo….y mas en constantes agitaciones del aire que la elevaba….una suave voz que salía de sus labios tapo la gutural risa de aquella humana….

-Te ayudaré…lo que pueda…

La siguiente parte Evangeline recito de forma secreta como se manda en los exorcismos….y es que ha leído muchísimo sobre estos….y sabia a la perfección el procedimiento…

-Señor Jesucristo, Verbo de Dios Padre,
Dios de toda criatura
que diste a tus santos Apóstoles la potestad
de someter a los demonios en tu nombre
y de aplastar todo poder del enemigo;
Dios santo,
que al realizar tus milagros
ordenaste: “huyan de los demonios”;
Dios fuerte,
por cuyo poder
Satanás, derrotado,
cayó del cielo como un rayo;
ruego humildemente con temor y temblor
a tu santo nombre
para que fortalecido con tu poder,
pueda arremeter con seguridad contra el espíritu maligno
que atormenta a esta criatura tuya.
Tú que vendrás a juzgar al mundo por el fuego purificador
y en él a los vivos y los muertos.
Amén.

Tras esta introducción…la mujer añadió otras oraciones de forma secreta, como “En el nombre de Jesucristo…” (Apéndice II, 7), “Bajo tu amparo” (Apéndice II, 8 ), “San Miguel Arcángel…” (Apéndice II, 9), “Príncipe gloriosísimo…” (Apéndice II, 6).….mientras apretaba con fuerza el cuerpo de la muchacha….que convulsionaba bajo ella…mientras los ojos de la vampiresa se cerraban con fuerza…recitando cada parte con precisión….
Evangeline se daba perfecta cuenta que no era un sacerdote, y que no tenía ornamentos oficiales…ni adecuados…además que no era el alba….pero aun así…tenía que intentarlo…tenía que al menos amenorar los síntomas….Hizo la señal de la cruz sobre la frente de la humana…y después copio la que tenía ella colgada…y la apretó contra el pecho de Mitti…y empezó a recitar de nuevo en voz alta….

-En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
Amén.

La vampiresa no tenía el sequito que debería haber en un acto como este…pero decidió por optar por decir todas las palabras que dictaban los libros santos…

-Dios, Padre omnipotente
que quiere que todos los hombres se salven
esté con todos ustedes.

Y con tu espíritu.


La mente de la mujer se acordó de que necesitaba agua y sal para que esto sea algo mas eficiente…los ojos azules miraron a su alrededor….había charcos de la lluvia que antes azotaba aquel sitio….y sal…bueno….esto si que se podía encontrar mas fácil….Evan alcanzo una de las tapas de un libro y rápidamente la arranco…creando de aquella superficie resistente un cuenco…con el que tomo agua….mientras soltaba a Mitti…

-Dios, que para la salvación del género humano,
hiciste brotar de las aguas el sacramento de la nueva vida,
escucha, con bondad, nuestra oración
e infunde el poder de tu bendición, sobre esta agua,
para que sirviendo a tus misterios,
asuma el efecto de la divina gracia
que espante los demonios y expulse las dolencias
y así, al ser rociados, tus fieles sean liberados de todo daño;
que en el sitio que será aspegido con esta agua,
no resida el espíritu del mal y se alejen todas las insidias del oculto enemigo;
haz que tus fieles,
manteniéndose firmes por la invocación de tu santo nombre
sean libres de todas las asechanzas.
Te lo pedimos, por Cristo, nuestro Señor.

Amén.

Ahora era el momento de buscar la sal…nada fácil…pero Mitti estaba sudada…cosa que ayudaba porque en el sudor humano había cierta concentración de lo que ella precisaba…asíque recorrió con sus dedos toda la frente…cuello y pecho de la muchacha recogiendo el liquido salada….con suaves y rápidos gestos….mientras….volvía a cerrar los ojos…todas sus palabras y acciones eran precipitadas…porque no sabía donde estaba el demonio que antes se mostró ante ella…y no deseaba verlo…pero dentro de ella sabía que no esta lejos…asíque tenía que darse prisa…y pronunciar las palabras cuanto antes….sabia que no tendrían el efecto si alguien de verdadera fe las diría….pero esperaba que al menos algo…algo aflojará aquellas convulsiones y aquella risa que no paraba de reventarla los tímpanos….

-Te suplicamos, Dios todopoderoso,
que bendigas ? en tu bondad esta sal creada por ti.
Tú mandaste al profeta Eliseo
arrojarla en el agua estéril para hacerla fecunda.
Concédenos, Señor,
que al recibir la aspersión
de esta agua mezclada con sal
nos veamos libres de los ataques del enemigo,
y la presencia del Espíritu Santo nos proteja siempre.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

Con esto la vampiresa mezclo el agua con el sudor de la propia muchacha…. Y la empezó a salpicar con la misma…el cuerpo febril y fuera de si de aquella humana….mientras susurraba con rapidez las palabras….

-Que esta agua nos recuerde que hemos sido bautizados
y con ella, hagamos memoria de Jesucristo,
que nos redimió con su muerte y resurrección.
Amén.


Tras ello, la mujer empezó con las letanías…cerrando los ojos mientras apretaba los ojos….intentando no olvidarse de ninguna parte….dejando que la cruz que ella portaba sobre el pecho de la humana….hiciera efecto…mientras Evangeline la acogía en un abrazo tranquilizador…dejando que la cabeza este quiera…para no hacerse daño…ignorando las acciones de la humana….
- Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Santa María, Madre de Dios, ruega por ella.
San Miguel, Gabriel y Rafael, rueguen por ella.
Todos los santos Ángeles de Dios, rueguen por ella.
San Elías, ruega por ella.
San Juan Bautista, ruega por ella.
San José, ruega por ella.
Todos los santos Patriarcas y Profetas, rueguen por ella.
Santos Pedro y Pablo, rueguen por ella.
San Andrés, ruega por ella.
Santos Juan y Santiago, rueguen por ella.
Todos los santos Apóstoles y Evangelistas, rueguen por ella.
Santa María Magdalena, ruega por ella.
Todos los santos Discípulos del Señor, rueguen por ella.
San Esteban, ruega por ella.
San Lorenzo, ruega por ella.
Santas Perpetua y Felicidad, rueguen por ella.
Todos los santos Mártires, rueguen por ella.
San Gregorio, ruega por ella.
San Ambrosio, ruega por ella.
San Jerónimo, ruega por ella.
San Agustín, ruega por ella.
San Martín, ruega por ella.
San Antonio, ruega por ella.
San Benito, ruega por ella.
Santos Francisco y Domingo, rueguen por ella.
Santos Ignacio (de Loyola) y Francisco (Javier), rueguen por ella.
San Juan María (Vianney), ruega por ella.
Santa Catalina (de Siena), ruega por ella.
Santa Teresa de Jesús, ruega por ella.
Todos los Santos y Santas de Dios, rueguen por ella.
Muéstrate propicio, líbranos líbrala, Señor.
De todo mal, líbranos líbrala, Señor.
De todo pecado, líbranos líbrala, Señor.
De las insidias del diablo, líbranos líbrala, Señor.
De la muerte eterna, líbranos líbrala, Señor.
Por tu nacimiento, líbranos líbrala, Señor.
Por tu santo ayuno, líbranos líbrala, Señor.
Por tu cruz y tu pasión, líbranos líbrala, Señor.
Por tu muerte y sepultura, líbranos líbrala, Señor.
Por tu santa resurrección, líbranos líbrala, Señor.
Por tu admirable ascensión, líbranos líbrala, Señor.
Por la venida del Espíritu Santo, Paráclito, líbranos líbrala, Señor.
Cristo, Hijo de Dios vivo, ten piedad de nosotros.
Tú que por nosotros fuiste tentado por el diablo, ten piedad de nosotros.
Tú que libraste a los atormentados de los espíritus inmundos, ten piedad de
nosotros.
Tú que diste a tus discípulos el poder sobre los demonios, ten piedad de
nosotros.
Tú que sentado a la derecha del Padre intercedes por nosotros, ten piedad de
nosotros.
Tú que vendrás a juzgar a vivos y muertos, ten piedad de nosotros.
Nosotros, que somos pecadores, te rogamos, óyenos.
Para que nos perdones, te rogamos, óyenos.
Para que nos indultes, te rogamos, óyenos.
Para que nos confortes y conserves en tu santo servicio, te rogamos, óyenos.
Para que eleves nuestras mentes hacia deseos celestiales, te rogamos, óyenos.
Para que concedas a tu Iglesia servirte con plena libertad, te rogamos, óyenos.
Para que le concedas la paz y la verdadera concordia a todos los pueblos, te
rogamos, óyenos.
Para que nos escuches, te rogamos, óyenos.
Cristo, óyenos.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos,
Cristo, escúchanos.

Evan se daba cuenta que esto estaba saliendo de sus habilidades….y realmente aunque conocía la practica de estos rituales, nunca había puesto en practica ninguno…y no solo esto….sino que en parte sentía cierto cosquilleo de inseguridad por aquel demonio tan atractivo…sentía cosas contradictorias que la hacían dudar…pero aun así la voz seguía sonando seria, convencida y fuerte…como si la duda no fuera parte ella…Era el momento de empezar con los salmos…..pero algo estaba haciendo que ella se gire….y que su voz se apague….aun se sentía agitada por el viento…aun estaba aguantando el cuerpo de aquella humana que se agitaba con convulsiones…pero algo no iba bien…algo mas estaba pasando….Sus labios se abrieron para empezar con la parte de Salmos….pero ningún sonido salio de ellos…..


Ambientación:



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 16, 2013 9:43 am

Las palabras de la vampiresa, así como sus acciones bien podían empezar a liberar algunos demonios del cuerpo de la joven, demonios menores que empezaban a caminar en una forma física temporal, los demonios tiene una conexión especial, lo mismo que los ángeles del cielo, los atrae el pecado y en cierta forma el dolor entre cada uno de ellos. El hecho de que un exorcismo se llevara a cabo, en sus dominios habia llamado la atención de algunos de ellos, Satán mismo sintió curiosidad, pues la presencia de la vampiresa se sentía como ejecutora de lo que para los demonios seria una herejía, en ese mismo momento uno de los mas antiguos demonios en la tierra tenia sus propios asuntos que resolver, aun así se tomaría el tiempo de indagar en lo que sucedía en este lugar. El ambiente empezó a sentirse mucho mas pesado, como si la oscuridad invadiera cada uno de los rincones del lugar, se escucharon entonces gritos a la distancia como de desesperación, era como si el infierno dejara salir algunas de sus almas condenadas, resonaban sus gritos en las paredes del lugar, eran gritos de dolor y desesperación. En medio de ellos unos pasos se aproximaban, la oscuridad se hacia mas densa así como el ambiente, una voz se escucho a lo lejos retumbar mas que en el lugar en la mente de Evangeline, como intentando introducirse en ella recorriendo cada uno de sus pensamientos.

- No lidias aun con tu maldición … pretendes lidiar con la de la joven frente a ti … la joven esta en mis dominios … creo que elegiste un mal lugar –menciono la voz del mismo Satán, mientras de entre las sombras parecían alzarse cuerpos, figuras de seres humanos, algunas deformes, cuerpos humanos entre mezclados con animales, pareciese que algunas pinturas cobraran vida junto con las sombras. Si esperabas lidiar con los demonios debías tener cuidado con invocarlos pues para ellos una invitación como esta era solo un banquete, la joven Mett sentía entonces algo extraño, como si su cuerpo no fuese el suyo, porque algo mas la inundo, los espíritus en su interior empezaban a levantarse para lugar, por lo que era su dominio. Ideas atroces rondaron la mente de la joven, escenas de almas ardiendo en el fuego, de almas despedazadas, con sus cuerpos hechos girones, eran escenas muy oscuras, de un realismo horrorízate, pues la joven incluso podía percibir el olor de la sangre, sentir parte del dolor de ellos en su propio ser.

El cuerpo de la vampira se estremeció, pues las palabras del demonio eran como el llamado de un padre a su hijo, los gritos que escuchaba de fondo, eran como una forma de fortalecer su propio cuerpo, pero eso fue solamente momentáneo pues tras la revitalización, su cuerpo se sintió pesado, la propia gravedad aumentaba, impulsando a su cuerpo a caer, pues el peso era mayor a pesar de que no habia una diferencia significativa para la misma joven dejante de ella, que lucia normal. La joven tenia que lidiar con sus propias visiones del infierno, mientras Evangeline tenia que lidiar con el peso de su propia maldición incrementada, por la presencia cercana de un demonio mayor y la de los demonios que habitaban el cuerpo de la joven a la que intentaba exorcizar.

Inicio:
Saludos … bien, espero que la intervención sea bien recibida y pues lo único que me quedaría por preguntar es que quieren que haga con el mensaje de Azael … no sabemos que será de el, pero bueno si gustan puedo eliminarlo o lo tomamos como la referencia de otra entidad demoniaca presente.

Alumina
Administrador Adjunto

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: En la biblioteca...(Privado Mett)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.